¿Qué es la hipoglucemia neonatal?

La hipoglucemia neonatal es una alteración metabólica que afecta a millones de recién nacidos en el mundo. Por fortuna, el tratamiento oportuno garantiza un buen pronóstico.
¿Qué es la hipoglucemia neonatal?
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 21 junio, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 21 junio, 2021

Última actualización: 21 junio, 2021

Las alteraciones metabólicas son comunes en las primeras etapas de la vida. Por lo general, las mismas son resultado de un desequilibrio entre el aporte de los nutrientes y los requerimientos del recién nacido. ¿Te interesa conocer qué es la hipoglucemia neonatal?

La hipoglucemia neonatal se produce cuando los niveles de azúcar en la sangre del recién nacido se encuentran por debajo de lo que el organismo necesita. El azúcar o glucosa es la principal molécula de energía para el cerebro y otros órganos, por lo que su depleción se asocia con diversos trastornos en el neonato.

Esta problemática se presenta en 4 de cada 1000 nacidos vivos. De igual forma, se reconocen varias patologías y factores de riesgo maternos y fetales que aumentan la probabilidad de desarrollar la hipoglucemia.

Síntomas de la hipoglucemia neonatal

Por lo general, los recién nacidos con esta afección suelen ser asintomáticos. Las manifestaciones clínicas de la hipoglucemia neonatal están determinadas por una glucosa en sangre inferior a los 45 miligramos por decilitro.

En la mayoría de los pacientes, los signos clínicos son poco específicos y la severidad puede variar de un recién nacido a otro. Los más comunes en la hipoglucemia neonatal son los siguientes:

  • Piel y mucosas pálidas o azuladas.
  • Irritabilidad y llanto anormal o débil.
  • Temperatura corporal baja o hipotermia.
  • Musculatura flácida o hipotónica.
  • Nerviosismo y temblores.
  • Succión pobre y vómitos.
  • Respiración acelerada e irregular.
  • Pausas espontáneas en la respiración.
  • Letargo y estupor.

Además, en algunos casos pueden presentarse convulsiones y coma cuando la glucemia esta por debajo de 10 miligramos por decilitro. Por su parte, es vital la determinación temprana para reducir el riesgo de secuelas neurológicas.

Llanto en recién nacido con hipoglucemia neonatal.
El llanto y la irritabilidad son signos de la hipoglucemia neonatal.

Causas y factores de riesgo

En la mayoría de los casos, la hipoglucemia neonatal se produce por una falla en el mecanismo natural de adaptación metabólica después del nacimiento. El bebé dentro del útero absorbe todos los nutrientes que requiere de la madre, a través de la placenta. Al momento de nacer esa conexión se pierde.

Por ende, si el recién nacido no logra estabilizar los niveles de azúcar en sangre terminará con hipoglucemia. La Asociación Española de Pediatría (AEP) establece que las causas más comunes son el incremento de la utilización de glucosa, el aporte inadecuado endógeno o exógeno, o la combinación de ambas.

Aumento en la utilización periférica de azúcar

En los recién nacidos, el hiperinsulinismo es el principal responsable del aumento del empleo periférico de glucosa. El mismo puede presentarse en forma de hiperinsulinismo transitorio o persistente. El primer caso es común en los hijos de madres diabéticas no controladas durante las primeras horas de vida.

Por otro lado, el hiperinsulinismo persistente es resultado de una alteración directa en el funcionamiento de las células del páncreas encargadas de la secreción de insulina. Se caracteriza por persistir luego de 3 a 5 días posteriores al nacimiento.

Existen varios factores de riesgo que estimulan el incremento en la utilización de glucosa y la hipoglucemia en el neonato. Dentro de ellos se encuentran los siguientes:

  • Uso de drogas y cierto medicamentos durante el embarazo.
  • Enfermedad hemolítica Rh.
  • Síndrome de Beckwith-Wiedemann.
  • Adenomas de células beta pancreáticas.
  • Hiperplasia de los islote de Langerhans o nesidioblastosis.

Aporte insuficiente de azúcar interno o externo

La depleción en los niveles de azúcar en sangre puede ser resultado de un déficit en el aporte oral o endovenoso, así como de la conversión inadecuada de la glucosa por afecciones metabólicas. La restricción de crecimiento dentro del útero es una de las principales patologías que afectan la adaptación metabólica del recién nacido.

De igual forma, es común encontrar otras situaciones que intervienen en el origen de la hipoglucemia neonatal o empeoran la condición. Algunos de los principales factores que originan un aporte deficiente de glucosa al recién nacido son los siguientes:

  • Neonato pretérmino con menos de 37 semanas.
  • Ayuno prolongado en el recién nacido. 
  • Sufrimiento fetal durante el parto.
  • Policitemia.
  • Insuficiencia adrenal.
  • Deficiencias enzimáticas y endocrino metabólicas.

Diagnóstico de la hipoglucemia neonatal

La identificación de la patología se basa en la sintomatología y en los niveles de glucosa en sangre del recién nacido. En este sentido, se realiza una prueba de glucemia mediante una pequeña punción y extracción de sangre en el talón del bebé. Esta prueba es esencial en hijos de madres diabéticas y en los recién nacidos pretérminos o con bajo peso al nacer.

La medición de la glucemia se realiza en las primeras horas de vida en los neonatos con múltiples factores de riesgo. En caso de alguna alteración en los resultados, se debe mantener un seguimiento médico y control estricto en las siguientes 24 horas.

Por otro lado, el diagnóstico de la hipoglucemia neonatal se confirma por la desaparición de la clínica ante la administración de glucosa y la estabilización de la glucemia. En algunos pacientes se requiere la realización de un grupo de pruebas de laboratorio para identificar la causa específica de la afección:

  • De orina: evidencia de cuerpos cetónicos, sustancias reductoras, proteínas y ácidos orgánicos.
  • En sangre: niveles de cortisol, insulina, adenocorticotropina, glucagón, aminoácidos y ácidos grasos libres en plasma.
Sangre de talón de recién nacido.
Una extracción de sangre del talón del neonato puede ser suficiente para realizar las pruebas bioquímicas.

Tratamiento

El abordaje terapéutico depende los síntomas presentados y de las características de la lactancia materna. Es fundamental la lactancia temprana para reducir el riesgo de esta afección. Por lo general, en neonatos hipoglucémicos sintomáticos es necesaria la corrección rápida de la glucemia con glucosa o dextrosa al 10 %, administrada por vía endovenosa.

Una vez instaurado el tratamiento intravenoso se deben realizar controles de glucemia sucesivos cada 20 a 30 minutos para confirmar o descartar la mejoría del paciente. Si la glucosa en sangre se repone por encima de 45 miligramos por decilitro, se continúa el tratamiento con glucosa oral o con alimentación enteral hasta la estabilización.

En algunos pacientes es necesario el empleo de glucagón vía intramuscular como medida temporal para la estabilización. Si hay hipoglucemia persistente se puede iniciar terapia con otros medicamentos, como diazóxido, hidroclorotiazida, epinefrina y análogos de hormona de crecimiento y somatostatina.

Por su parte, en los neonatos con hiperinsulinismo por exceso en la secreción pancreática de insulina, el médico puede sugerir un pancreatectomía total o parcial.

Prevención y pronóstico de la hipoglucemia neonatal

La prevención y la anticipación son claves en el abordaje y control de la hipoglucemia neonatal. La principal medida preventiva es la alimentación precoz durante las primeras 2 horas de vida, con intervalos de 2 a 3 horas. En los recién nacidos con factores de riesgo maternos o fetales se deben realizar pruebas de glucemia de forma rutinaria.

El pronóstico es bueno en los neonatos afectados. Algunos recién nacidos pueden padecer secuelas neurológicas y cardíacas si no son tratados a tiempo. Por tal motivo, si se sospecha o evidencia algún síntoma extraño es preferible tomar las precauciones.

Te podría interesar...
Cómo se diagnostica la hipoglucemia
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Cómo se diagnostica la hipoglucemia

La forma precisa en la que se diagnostica la hipoglucemia es a través de las pruebas de laboratorio. Descubre más a continuación.



  • Gardner SL, Carter BS, Enzman-Hines MI, Niermeyer S. Merenstein & Gardner's Handbook of Neonatal Intensive Care. 9th ed. St. Louis, MO: Elsevier; 2020. 435-436.
  • Pertierra Cortada Á, Iglesias Platas I. Hipoglucemia neonatal. Anales de Pediatría Continuada. 2013;11(3):142-151.
  • Fernández Lorenzo J, Couce Pico M, Fraga Bermúdez J. Hipoglucemia neonatal. Protocolos Diagnóstico Terapeúticos de la AEP: Neonatología. 2008: 159-168.
  • Thompson-Branch A, Havranek T. Neonatal Hypoglycemia. Pediatr Rev. 2017 Apr;38(4):147-157.
  • Puchalski ML, Russell TL, Karlsen KA. Neonatal Hypoglycemia: Is There a Sweet Spot? Crit Care Nurs Clin North Am. 2018;30(4):467-480.
  • Alsaleem M, Saadeh L, Kamat D. Neonatal Hypoglycemia: A Review. Clin Pediatr (Phila). 2019;58(13):1381-1386.