ETS

María Vijande · 12 octubre, 2019
Las ETS son muy comunes y, generalmente, no presentan ningún síntoma. Debido a esto, muchas personas desconocen que tienen una. Aprende más sobre ellas en este artículo.

Las ETS son las enfermedades de transmisión sexual, es decir, son infecciones que se pueden transmitir durante el sexo vaginal, anal u oral. Algunas ETS son transmitidas a través del semen, del fluido preseminal, de los fluidos vaginales y de lasangre. Otras pueden transmitirse con solo un contacto genital, piel con piel.

Las ETS son muy comunes y, generalmente, no presentan ningún síntoma. Debido a esto, muchas personas desconocen que tienen una. Lo mejor que se puede hacer para prevenir las ETS es tener un sexo seguro.

Tener sexo más seguro significa utilizar condones, condones femeninos y barreras bucales cada vez que tengamos sexo vaginal, anal u oral. Estas barreras bloquean los fluidos corporales y parte del contacto piel con piel que puede diseminar las ETS. Al utilizar estas barreras, puedes mejorar tus relaciones sexuales.

Es recomendable hacerse un análisis de detección cada cierto tiempo para asegurarse, ya que es la única manera de saber si se tiene una ETS o no. Estas enfermedades pueden asustar, pero la mayoría se pueden curar con ciertos fármacos.

No suelen causar muchos problemas si se tratan de forma temprana. También existen tratamientos sintomáticos para las ETS que no tienen cura. Estos alivian los síntomas y reducen las posibilidades de contagio a otra persona.

Principales ETS

A continuación, veremos las características de las ETS más comunes entre la población.

sexualidad sexo pareja ETS

Clamidia

La clamidia se produce por la infección de una bacteria. La mayoría de los pacientes no presentan síntomas, por lo que no saben si están infectados.

Se resuelve fácilmente con la administración de antibióticos. Si no se trata, puede acarrear graves problemas en el futuro.

Lee también: Enfermedades infecciosas

Verrugas genitales

Las verrugas genitales pueden aparecer por la infección de ciertos tipos del virus del papiloma humano o VPH. Son manifestaciones molestas, pero si se tratan correctamente no son peligrosas. Se trata de la ETS más común, aunque la mayoría de las veces desaparece sola.

La infección por VPH es una ETS que puede resultar difícil de entender. En muchas ocasiones, se asocia a la aparición del cáncer de útero, pero, al haber diferentes serotipos, no siempre es así.

A veces, algunas infecciones provocadas por tipos de VPH de ‘alto riesgo’ pueden convertirse en cáncer si no se tratan correctamente. Otros tipos de VPH de ‘bajo riesgo’ pueden provocar verrugas en la vulva, vagina, cuello uterino, recto, ano, pene o escroto.

Gonorrea

Es una infección bacteriana que afecta principalmente a adolescentes y personas de entre los 20 y los 30 años. También se le conoce como blenorragia.

Esta ETS se cura fácilmente mediante el uso de antibióticos. No obstante, si no se cura adecuadamente, aparecerán problemas más graves de salud en un futuro.

Quizá te interese: Amoxicilina

Hepatitis B

Esta enfermedad afecta al hígado. Para prevenirla, se deben utilizar medidas de prevención a la hora de tener relaciones sexuales, como hemos dicho. También existen vacunas.

La infección la causa un virus llamado el virus de la hepatitis B o VHB. Es una ETS grave que no tiene cura. No obstante, al tener a nuestra disposición la vacuna, es fácil de prevenir. Sin embargo, nunca dejes de practicar sexo seguro.

Hepatitis

Herpes

Es una ETS que infecta la boca y/o los genitales. En las zonas infectadas provoca llagas y puede ser muy molesto y doloroso. A pesar de ello, no suele acarrear graves problemas de salud.

El herpes es una infección muy común que permanece en el organismo de por vida. Lo provocan los virus VHS-1 y VHS-2. Al igual que otras ETS, no tiene cura, pero se pueden tratar los síntomas y reducir las probabilidades de contagio.

VIH

El VIH o virus de la inmunodeficiencia humana es el responsable de la enfermedad conocida como SIDA. Afecta al sistema inmunitario, debilitándolo. Debido a ello, es mucho más fácil enfermar.

Por esta razón, hay que tener claro que el SIDA no produce la muerte, si no que debilita las defensas de tu cuerpo y cualquier infección o enfermedad, como puede ser un catarro, puede hacer que el paciente muera, porque no tiene defensas para protegerse.

Hoy en día no existe cura contra el SIDA, pero hay tratamientos combinados que retrasan los síntomas, aumentando la esperanza de vida considerablemente.

Molluscum contagiosum

Es una infección que cursa con pequeñas protuberancias en la piel. Desaparece por sí sola y, normalmente, no es una enfermedad peligrosa para la salud del paciente.

Se contagia simplemente con el contacto con la piel. Los bultos que aparecen pueden ser del tamaño de una cabeza de alfiler hasta como una goma de borrar. En cuanto a la apariencia, suelen ser de color rosáceos, blancos o del color de la piel.

Pueden aparecer solos o en grupo y, por lo general, son indoloros, aunque también es cierto que pueden provocar otros síntomas como:

  • Picazón.
  • Irritación.
  • Hinchazón.
  • Enrojecimiento.

En cuanto al tratamiento, el médico suele erradicar los bultitos con frío, desecación o usando un láser. También puede recetarte algún tipo de pomada. Si no se trata la infección, los síntomas pueden tardar en desaparecer entre 6 y 12 meses.

Sífilis

La sífilis es otra ETS de carácter bacteriano que se contagia a través de las relaciones sexuales. Se cura fácilmente con la administración de antibióticos.

Esta enfermedad provoca llagas en el área genital, denominadas chancros. Estas lesiones no suelen ser dolorosas, pero pueden propagar la infección fácilmente a otras personas.

  • Andrés Domingo, P. (2017). Infecciones de transmisión sexual. Pediatria Integral.
  • Guhl, F. (2009). Enfermedad de Chagas : Realidad y perspectivas. Revista Biomédica.
  • OMS. (2005). Guías para el tratamiento de las infecciones de transmisión sexual. Organizacion Mundial de la Salud.