Endometriosis: síntomas, causas y tratamientos

Cuando se diagnostica, las opciones terapéuticas para la endometriosis incluyen tratamiento hormonal y quirúrgico, aunque las recidivas son frecuentes. Conoce sus causas posibles aquí.
Endometriosis: síntomas, causas y tratamientos
Diego Pereira

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 30 Diciembre, 2020.

Última actualización: 30 Diciembre, 2020

La endometriosis puede ser inadvertida por muchas pacientes, motivo por el que se considera una condición poco diagnosticada. Desde el punto de vista clínico se caracteriza por dolor pélvico de moderada a fuerte intensidad, el que puede desencadenarse en algunas situaciones particulares.

El diagnóstico involucra la combinación de elementos clínicos e imagenológicos, aunque la exploración por laparoscopia está bastante aceptada. ¿Quieres saber un poco más sobre esta interesante condición? A continuación encontrarás un breve artículo sobre sus principales características.

Definición y epidemiología de la endometriosis

La endometriosis es la presencia de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina (de forma ectópica). Este tejido conforma el revestimiento interno del útero y tiene fuerte actividad hormonal. Además, parte del endometrio se desprende durante las menstruaciones, algo que pudiese estar relacionado con la aparición de la patología.

Este tejido anormal posee glándulas que liberan hormonas, por lo que podría clasificarse al trastorno como dependiente de estrógenos e inflamatorio. Debido al difícil diagnóstico su prevalencia exacta se desconoce.

Diversos estudios apuntan a que entre un 6 y un 10 % de las mujeres en edad reproductiva podrían sufrir la condición. La gravedad es variable y no siempre se producen síntomas.

Esta cifra puede aumentar hasta un 50 % en las pacientes con problemas de infertilidad. De hecho, como parte del plan de estudios de estas pacientes es necesario el uso de técnicas de imagen para determinar la presencia de tejido endometrial ectópico.

Síntomas

El dolor es el síntoma principal de esta condición. Este se corresponde con la localización del tejido ectópico, en general en la pelvis. Puede presentarse de forma espontánea, durante la menstruación (dismenorrea), con las relaciones sexuales (dispareunia) o durante la defecación (disquecia).

La disquecia y la dispareunia son menos frecuentes, aunque posibles. No se presentan siempre y tienden a ser de moderada intensidad. A menos que la sensación sea muy molesta, muchas pacientes pueden vivir sin tener un diagnóstico adecuado.

La infertilidad se considera un trastorno adicional y no un síntoma. A veces puede ocurrir por problemas mecánicos, como la obstrucción de una de las trompas de Falopio por el tejido ectópico. En otros casos se debe a fenómenos hormonales.

Dolor abdominal por endometriosis.
El dolor es el síntoma principal de la patología y puede asociarse al ciclo menstrual.

Causas de la endometriosis

Hoy en día se acepta que la endometriosis tiene un origen multicausal. Las hipótesis más aceptadas son la de la menstruación retrógrada, de las células madre y de los restos müllerianos.

La menstruación retrógrada no es un fenómeno extraño, ya que puede producirse en mujeres sin endometriosis. Se trata del paso de flujo menstrual en sentido contrario al de la vía vaginal, por lo que el contenido puede subir hacia las trompas uterinas. De ahí es posible que las células endometriales se diseminen al resto de la cavidad abdominal.

El caso de las células madre es un poco más complejo. Estas pueden encontrarse en varios lugares del organismo y durante el desarrollo fetal son abundantes y se desarrollan para dar origen a los distintos tejidos. Los estímulos hormonales podrían influenciar la diferenciación de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina.

Los conductos de Müller son estructuras embrionarias capaces de originar parte del aparato reproductor masculino y femenino. Durante el desarrollo fetal, algunas de sus células deben migrar desde su ubicación original para lograr tal objetivo. Esta teoría postula que algunos remanentes de esa migración pudiesen quedar alojados en la pelvis.

Diagnóstico de la endometriosis

El método diagnóstico más preciso es la biopsia de las lesiones, a las que solo se puede acceder mediante cirugía, salvo excepciones. Sin embargo, a menos que sea imprescindible la resolución quirúrgica, basta con la combinación de elementos clínicos e imagenológicos.

Historia clínica y examen físico

Como parte de la evaluación, se podría requerir un examen físico vaginal. Esto puede hacerse mediante la observación con un espéculo estéril o la palpación por tacto manual. Si bien es posible que el examen sea normal, también hay alteraciones inespecíficas que podrían sugerir la presencia de endometriosis.

Algunos de los hallazgos que el médico podría encontrar son los siguientes:

  • Hipersensibilidad durante el tacto o movilización del cuello uterino.
  • Palpación de nódulos blandos en cualquier ubicación.
  • Masas en los anexos uterinos.
  • Lateralización del cérvix.

Técnicas de imagen

Las ventajas del ultrasonido o ecosonograma son el bajo costo, la ausencia de radiación y la posibilidad de obtener imágenes de forma rápida. Sin embargo, la efectividad del estudio depende del operador. Por fortuna, existen características muy particulares que permiten a los médicos identificar los endometriomas.

La resonancia magnética nuclear tampoco utiliza radiación, a pesar de que su costo es bastante mayor al del ecosonograma. Tiene la ventaja de permitir observar lesiones con mejor detalle, en especial aquellas que están fuera de la cavidad pélvica.

Estudios de laboratorio

Es menos común el uso de exámenes de laboratorio para el diagnóstico de esta enfermedad. En los últimos años se han invertido muchos recursos en conseguir un biomarcador sanguíneo específico de la endometriosis.

Sin embargo, según un reciente metaanálisis, ninguna de las sustancias hasta ahora estudiadas (más de una docena) son útiles para el diagnóstico. Por lo tanto, las opciones no invasivas se reducen a la suposición clínica y a las técnicas de imagen.

Diagnóstico quirúrgico

A pesar de ser un procedimiento invasivo, la cirugía y posterior biopsia de las lesiones son el método diagnóstico definitivo que existe en la actualidad. La cirugía suele realizarse mediante laparoscopia, a menos que la endometriosis se encuentre en la vagina y sea de acceso no quirúrgico.

La laparoscopia es una técnica mínimamente invasiva que se basa en la introducción de herramientas a través de pequeños orificios en la cavidad abdominal. La ventaja es que puede usarse con fines diagnósticos y no solo terapéuticos.

Tratamiento de la endometriosis

Existen dos modalidades terapéuticas para abordar el problema. La más efectiva es la quirúrgica.

Tratamiento médico

ACO para endometriosis.
El uso de anticonceptivos para la endometriosis es parte del abordaje médico que tiende a estabilizar los cambios hormonales.

Para disminuir el dolor pueden usarse antiinflamatorios no esteroideos, al menos de forma inicial. Estos incluyen, por ejemplo, al ibuprofeno. A pesar de que son muy utilizados, no existe suficiente evidencia que confirme su efectividad.

El resto de los medicamentos generan cambios hormonales en el organismo con el objetivo de modificar la dinámica de la endometriosis. Los anticonceptivos orales (ACO), los progestágenos y los agonistas de la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH) son los más usados. Los ACO más efectivos son aquellos que contienen etinilestradiol y progestina combinados.

El uso de progestágenos vía oral se asocia con la atrofia (disminución del tamaño de las células) del tejido endometrial ectópico. A pesar de ello, tienden a generar efectos adversos como el sangrado uterino anormal y cambios comportamentales.

Los agonistas de la GnRH logran suprimir la liberación hipofisaria de sustancias que se relacionan con hormonas sexuales femeninas. Si bien puede resultar útil para el tratamiento de esta enfermedad, las pacientes podrían desarrollar disminución de la libido y sequedad vaginal.

Tratamiento quirúrgico

Cuando el tratamiento médico ha fallado, el dolor es de fuerte intensidad o no hay otra opción disponible la resolución quirúrgica es la más adecuada. La laparoscopia, además de ser el método diagnóstico por excelencia, también se utiliza como terapia.

Esta permite eliminar de forma parcial o total el tejido endometrial y es un procedimiento poco invasivo que disminuye mucho la posibilidad de complicaciones. La reducción del dolor luego de la intervención es bastante considerable, a pesar de que es posible la aparición de recidivas.

La endometriosis es benigna, pero complicada

La endometriosis puede pasar desapercibida hasta que el dolor pélvico se vuelve muy molesto o existen casos de infertilidad. Cuando se detecta las opciones de tratamiento son limitadas, pero en general resultan efectivas.

En caso de duda o sospecha de enfermedad, es preferible planificar una consulta con el médico, quien se encargará de realizar las recomendaciones pertinentes. Se trata de un cuadro que no es maligno, pero puede afectar con gravedad el desarrollo normal de la vida de la mujer.

Te podría interesar...
Ovulación
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Ovulación

La ovulación es un proceso fisiológico del ciclo menstrual. Durante el mismo, la pared del folículo ovárico se rompe y se libera un óvulo maduro.



  • González R, et al. Endometriosis. Medicina Legal de Costa Rica Edición Virtual 2018;35(1):1-20.
  • Gupta D, Hull ML, Fraser I, Miller L, Bossuyt PM, Johnson N, Nisenblat V. Endometrial biomarkers for the non-invasive diagnosis of endometriosis. Cochrane Database Syst Rev. 2016 Apr 20;4(4):CD012165.
  • Moini A, Malekzadeh F, Amirchaghmaghi E, et al. Risk factors associated with endometriosis among infertile Iranian women. Arch Med Sci. 2013;9(3):506-514.
  • Singh, Sukhbir S., and Michael WH Suen. "Surgery for endometriosis: beyond medical therapies." Fertility and sterility 107.3 (2017): 549-554.
  • Ulett Araya, Nathaniela María. "Actualización en los puntos clave de la endometriosis." Revista Médica Sinergia 4.5 (2019): 35-43.
  • Muñoz J. La endometriosis: formas de presentación y manejo. Todo un mundo de posibilidades [Tesis doctoral] Madrid: Universidad Complutense de Madrid; 2017.
  • Soto, Enrique, et al. "Laparoscopy vs. Robotic Surgery for Endometriosis (LAROSE): a multicenter, randomized, controlled trial." Fertility and Sterility 107.4 (2017): 996-1002.
  • Parasar P, Ozcan P, Terry KL. Endometriosis: Epidemiology, Diagnosis and Clinical Management. Curr Obstet Gynecol Rep. 2017;6(1):34-41.

Graduado en Medicina en la Universidad Central de Venezuela (2020). Ha participado en proyectos de atención médica humanitaria en comunidades rurales desatendidas con distintas ONG locales, y tiene experiencia en proyectos de investigación básica y clínica relacionados con la leishmaniasis, malaria y antropometría infantil. Fue miembro titular de la Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina de su casa de estudios (2017-2020) y coordinador del comité científico en la quinta edición del Campamento Universitario Multidisciplinario de Investigación y Servicio (2018). Obtuvo un grado académico con honores (mención investigación) y mención honorífica cum laude por rendimiento académico. Actualmente se desempeña como médico interno y creador de contenido web relacionado al área de la salud.