Dermatitis del pañal: síntomas, causas y tratamiento

La dermatitis del pañal es una afección muy incómoda caracterizada por la irritación de la zona genital. Por fortuna, el tratamiento suele ser sencillo, se realiza desde el hogar y tiene una recuperación rápida.
Dermatitis del pañal: síntomas, causas y tratamiento
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 18 noviembre, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 18 noviembre, 2021

Última actualización: 18 noviembre, 2021

Los bebés recién nacidos y lactantes tienen una piel más delgada y delicada que la de los adultos. Por tal motivo, son más susceptibles a padecer afecciones cutáneas por fricción como la dermatitis del pañal. ¿Te interesa conocer más acerca de esta patología? A continuación te contamos.

La dermatitis del pañal o pañalitis es un tipo de dermatitis irritativa caracterizada por la inflamación y el enrojecimiento de la zona del pañal. Esta se asocia con pañales húmedos que se cambian con poca frecuencia. Además, se reconocen condiciones especiales de maceración, fricción y contacto con orina, heces u otras sustancias.

Estudios estiman que entre un 7 % a un 35 % de los bebés padecen este tipo de dermatitis en cualquier momento de la lactancia. De igual forma, es más común en los niños entre los 6 y los 12 meses de edad, con una incidencia 3 a 4 veces mayor en casos de diarrea.

Síntomas

La dermatitis del pañal suele alarmar a los padres y causar gran molestia en los niños, por lo que es un motivo de consulta frecuente en pediatría. Esta afección suele presentarse como una mancha enrojecida y sensible en las áreas con mayor contacto con el pañal, como los genitales, los glúteos y los muslos.

Por lo general, los pliegues de la ingle no se ven afectados, ya que muestran menor contacto con el pañal, la orina y las heces. Sin embargo, la dermatitis puede evolucionar a formas más graves y acompañarse de los siguientes síntomas:

  • Áreas descamativas a nivel los genitales externos.
  • Sarpullido que se hace más grande cubriendo los pliegues inguinales.
  • Secreción brillante y escasa que cubre la piel afectada.
  • Vesículas, ampollas y protuberancias superficiales.
  • Ulceración superficial en casos graves.

De igual forma, esta entidad puede presentarse como una dermatitis de contacto en las áreas del pañal que carecen de material absorbente. Se manifiesta como una erosión o enrojecimiento lineal en los laterales de los muslos del infante. En los casos crónicos pueden aparecer lesiones verrugosas y protuberancias de gran tamaño.

Causas de la dermatitis del pañal

La dermatitis del pañal provoca lesiones importantes
Son muchas las causas que pueden provocar dermatitis del pañal, pero generalmente se debe a problemas con el recambio de los pañales.

Hoy en día, se considera a la dermatitis del pañal como una afección de causa multifactorial. En este sentido, existen diversos factores irritativos que pueden actuar sobre la piel, originando el daño a la epidermis y promoviendo los síntomas clásicos de la enfermedad.

La causa más frecuente de pañalitis es el recambio de pañal con poca frecuencia. Estudios sugieren que este hecho promueve la humedad, la maceración y la sobrehidratación de la piel, aumentando su sensibilidad a la fricción y alterando su función de barrera. Otras causas habituales de dermatitis del pañal son las siguientes:

  • Exposición prolongada a heces y orina.
  • Falta de higiene y cuidado de la piel.
  • Pañales pequeños y ajustados.
  • Uso de productos de químicos, como antisépticos, detergentes y perfumes.
  • Diarrea.
  • Dermatitis atópica.
  • Dermatitis seborreica.
  • Uso de antibióticos de amplio espectro.

Complicaciones

La principal complicación de la dermatitis del pañal es la sobreinfección por hongos o bacterias. Es común la infección por Candida albicans, un hongo levaduriforme que suele habitar en la mucosa oral y genital. Este se manifiesta como una erupción intensa de color rojo violáceo acompañado de pápulas y pústulas.

Por otro lado, el granuloma glúteo infantil es otra de las complicaciones de la pañalitis. El mismo está asociado al uso de corticosteroides tópicos potentes. Se presenta con nódulos violáceos de menos de 3 centímetros. Además, las manchas blanquecinas y la cicatrización son otros efectos adversos de esta dermatitis.

Tratamiento de la dermatitis del pañal

El tratamiento de la dermatitis del pañal está orientado a corregir la causa subyacente y aliviar los síntomas en el niño. En este sentido, se debe procurar una higiene suave del área del pañal, evitar el contacto con productos químicos y revisar cualquier otra enfermedad asociada al cuadro clínico como la diarrea.

En los casos leves es recomendable mantener la zona afectada expuesta al aire y hacer cambios de pañales frecuentes. Estudios recomiendan el uso de cremas y ungüentos a base de óxido de zinc o vaselina como método de barrera.

Por otro lado, en pañalitis moderadas o severas se suele indicar el uso de corticosteroides tópicos de baja potencia como la hidrocortisona al 1 %. Estos actúan reduciendo y eliminando tanto la inflamación como el enrojecimiento. Los mismos deben aplicarse máximo por 2 semanas o hasta que la erupción haya desaparecido.

En las dermatitis del pañal complicadas por candidiasis se indica el uso de medicamentos tópicos antifúngicos. Tal es el caso de la nistatina, el clotrimazol y el miconazol. La terapia suele combinarse con un corticosteroide suave para facilitar la resolución de los síntomas.

Solo está indicado el uso de antibióticos tópicos en caso de infección bacteriana demostrada, debido a que los mismos pueden actuar como irritantes y astringentes empeorando el cuadro clínico. Su uso es exclusivo de indicación médica y supervisión continua.

Prevención

La dermatitis del pañal puede prevenirse
Las medidas higiénicas básicas son suficientes para prevenir la dermatitis del área del pañal.

La dermatitis del pañal es una afección que se puede prevenir siguiendo diferentes pautas en el cuidado y la higiene de los recién nacidos. Dentro de las recomendaciones para evitar esta enfermedad se encuentran las siguientes:

  • Cambiar el pañal con frecuencia, al menos 2 a 3 veces al día.
  • Airear la zona por 5 a 10 minutos en cada recambio del pañal.
  • Limpiar la piel con agua sin frotar de forma excesiva.
  • Utilizar toallas de higiene sin alcohol.
  • Secar muy bien al área del pañal.
  • Emplear cremas de barrera con vaselina u óxido de zinc.
  • Usar pañales con gran capacidad de absorción.

Un problema común en los niños pequeños y recién nacidos

La dermatitis del pañal es una dermatitis de contacto irritativa que afecta a muchos niños durante la lactancia. Esta es una afección que puede evitarse mediante una adecuada higiene del niño y cambios frecuentes de pañales. La manifestación clásica es una macha enrojecida y sensible en el área del pañal que cubre genitales, glúteos y muslos.

Ante la evidencia de los síntomas de pañalitis es ideal buscar atención médica lo antes posible. Algunos signos de alarma incluyen el sangrado, la supuración y la fiebre. Por lo general, esta afección se soluciona con tratamientos simples en el hogar bajo la guía de un profesional de salud.

Te podría interesar...
Eccema en bebés: todo lo que debes saber
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Eccema en bebés: todo lo que debes saber

El eccema en bebés es un motivo de consulta frecuente y su prevalencia ha ido en aumento en las últimas décadas en países occidentales.



  • Wolf R, Wolf D, Tüzün B, Tüzün Y. Diaper dermatitis. Clin Dermatol. 2000 Nov-Dec;18(6):657-60.
  • Zambrano Pérez E, Torrelo Fernández A, Zambrano Zambrano A. Dermatitis del pañal. En: Moraga F, editor: Protocolos de Dermatología (I). 2007. 137-140.
  • Shin HT. Diaper dermatitis that does not quit. Dermatologic Therapy. 2005 Mar-Apr;18(2):124-35.
  • Gupta AK, Skinner AR. Management of diaper dermatitis. Int J Dermatol. 2004 Nov;43(11):830-4.
  • Larralde M, Raspa ML, Silvia H, Lamas F. Diaper dermatitis: a new clinical feature. Pediatr Dermatol. 2001 Mar-Apr;18(2):167-8.
  • Coughlin CC, Eichenfield LF, Frieden IJ. Diaper dermatitis: clinical characteristics and differential diagnosis. Pediatr Dermatol. 2014 Nov;31 Suppl 1:19-24.