¿Qué es la dermatitis de contacto?

A lo largo de su vida, una persona puede experimentar diversas reacciones inflamatorias de la piel. Por ende, la dermatitis de contacto no es infrecuente. Te contamos lo más importante sobre ella.
¿Qué es la dermatitis de contacto?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 14 agosto, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 14 agosto, 2021

Última actualización: 14 agosto, 2021

En ocasiones nos apetece probar nuevos productos y, sin pensarlo demasiado, vamos a por ello. Sin embargo, cuando probamos ese cosmético que tanto nos llamó la atención (como puede ser un tinte, un removedor de esmalte, una loción, etc.), notamos que nos deja la piel enrojecida, sensible, inflamada… Esto es lo que se conoce como dermatitis de contacto.

La dermatitis de contacto es una reacción inflamatoria de la piel que, como su nombre lo indica, está causada por el contacto directo con una sustancia irritante o alérgeno. Por esto último, puede clasificarse como dermatitis de contacto alérgica o dermatitis de contacto irritante.

Si bien cualquier persona puede sufrir de dermatitis de contacto en algún momento de su vida, quienes tienen antecedentes de alergias (de cualquier tipo) tienen mayor riesgo, según indican los expertos.

Síntomas

La dermatitis de contacto ocasiona síntomas molestos
La dermatitis por contacto puede afectar prácticamente a cualquier parte de la piel, incluyendo los grandes pliegues.

La dermatitis de contacto no es una enfermedad que ponga en riesgo la vida, pero sí puede llegar a ser muy molesta y angustiante, sobre todo por el impacto estético que tiene.

En líneas generales, afecta las partes del cuerpo que estuvieron expuestas a la sustancia causante. Por ejemplo, si el causante fue una loción, afectará los lugares donde se aplicó (brazos, piernas, torso, etc.) y si el causante fue una barra de labios, afectará los labios.

Entre los primeros síntomas que pueden presentarse (a los pocos minutos o incluso horas después del contacto) se encuentran el enrojecimiento y el sarpullido. Estos pueden durar de 2 a 4 semanas, según indica Mayo Clinic.

Otros de los síntomas más comunes de la dermatitis de contacto son los siguientes:

  • Prurito.
  • Piel seca.
  • Inflamación.
  • Picazón, ardor o sensibilidad.
  • Ampollas y bultos (en casos más graves).

Debido al tipo de síntomas que produce, a menudo llamamos “erupción” a lo que puede ser una dermatitis de contacto.

Causas

Como explican los expertos de Mayo Clinic, “la sustancia causante puede ser una de miles de alérgenos e irritantes conocidos”. Llegado a este punto, hay que tener en cuenta que lo que puede causar la reacción en una persona, en otra no, pero esto no significa que en algún momento no pueda afectarle.

Desde la American Academy of Allergy, Asthma & Immunology nos indican que la dermatitis de contacto puede ser de dos tipos, según sea el tipo de sustancia que la causa. En vista de ello, tenemos lo siguiente:

  • La dermatitis de contacto alérgica (DCA) suele estar causada por productos cosméticos (incluyendo esmaltes de uñas), protectores solares, medicamentos (cremas antibióticas, antihistamínicos orales, etc.), tinturas de ropa, níquel (presente en la joyería de fantasía), alimentos, caucho, hiedra venenosa.
  • La dermatitis de contacto irritante (DCI) está comúnmente causada por jabones, productos para el cabello, alcohol rectificado, aserrín, polvo de lana, detergentes, ácidos, bases, solventes, plantas, fertilizantes, pesticidas, saliva, orina y materia fecal.

De acuerdo con un estudio reciente, si bien los parabenos y las fragancias de los productos cosméticos se han señalado como causantes comunes de la dermatitis de contacto alérgica, estos no son los únicos que deben tenerse en cuenta. Los cosméticos que tienen ingredientes naturales no están exentos de causar reacciones en la piel.

“Entre los pacientes con sospecha de DAC a cosméticos existe una alta prevalencia de sensibilización a extractos de plantas, siendo las más frecuentes la alergia al aceite del árbol de té y los derivados de la familia Compositae o asteráceas“.

Diagnóstico

Para llegar al diagnóstico de la dermatitis de contacto, el médico necesita hacer una entrevista y un examen físico. Lo más probable es que te haga varias preguntas sobre el tipo de productos que utilizas habitualmente, el que consideras que fue el causante de la reacción, si tienes antecedentes de alergia, etc. Toda la información que puedas proporcionarle será de ayuda.

Aunque hay casos en los que se puede llegar al diagnóstico a través de la entrevista y el examen físico, en otros puede ser necesario solicitar algunas pruebas, como un test de alergia, por ejemplo.

Tratamiento

La dermatitis de contacto tiene tratamiento
Además de evitar la exposición al presunto desencadenante de la dermatitis, puede ser necesario el uso de cremas con medicamentos antiinflamatorios.

El tratamiento para la dermatitis de contacto varía según sea su causa. Sin embargo, en ambos casos implica evitar volver a tener contacto con la sustancia irritante o el alérgeno, así como evitar rascarse y manipular la zona (para evitar lesionarla aún más y que luego le queden cicatrices).

Los autocuidados son importantes a la hora de obtener alivio y prevenir que las molestias empeoren. En este sentido, lavarte la zona con agua fresca y el jabón o producto que el médico recomiende, secarte con suavidad con una toalla limpia y colocarte compresas frías son algunas medidas que pueden ser beneficiosas.

Antes de probar cualquier remedio natural o producto de venta libre para las erupciones o el cuidado de la piel en general, lo ideal es que consultes con el dermatólogo. De no hacerlo, puedes exponerte a sufrir reacciones adversas en lugar de obtener el alivio.

Ten en cuenta que no todas las erupciones son iguales ni todas las pieles reaccionan igual, y es preferible conocer primero cuáles son las opciones más adecuadas para tratarlas, que probar alguna y empeorar.

Te podría interesar...
¿Qué es la dermatitis atópica?
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
¿Qué es la dermatitis atópica?

Una de las enfermedades más frecuentes en la infancia es la dermatitis atópica. Sin embargo, esta puede recurrir varias veces en la vida.