Muy Salud
 

Hipertiroidismo: síntomas, causas y tratamiento

El hipertiroidismo se origina por un exceso en la producción de hormonas tiroideas y puede causar pérdida de peso, presión arterial alta y poca tolerancia al calor. Te mostramos todo lo que hay que saber sobre esta enfermedad.
Hipertiroidismo: síntomas, causas y tratamiento

Escrito por Daniela Andarcia, 27 Noviembre, 2020

Última actualización: 16 Diciembre, 2020

El hipertiroidismo es una de las enfermedades más conocidas de la glándula tiroides. La misma tiene forma de mariposa y está ubicada en el cuello. Se encarga de producir las hormonas tetrayodotironina (T4) y triyodotironina (T3) que intervienen en la regulación del metabolismo.

Cuando se presenta un exceso en la producción de hormonas tiroideas (más de las que el cuerpo necesita) estamos ante hipertiroidismo. Descubre cuáles son los síntomas, causas y tratamiento de esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas del hipertiroidismo?

Un exceso en las hormonas T4 y T3 es el causante de una tasa metabólica demasiado alta que, a su vez, produce el denominado estado hipermetabólico. Durante el mismo se pueden experimentar síntomas como aumento de la presión arterial y la frecuencia cardíaca, temblores en las manos, mucha sudoración, baja tolerancia al calor, evacuaciones frecuentes, pérdida de peso y ciclos menstruales irregulares.

Asimismo, la glándula tiroides puede mostrar signos de hinchazón y evolucionar a bocio. En los ojos también se producen cambios que presentan una apariencia más prominente, relacionado con la enfermedad de Graves.

Otros síntomas del hipertiroidismo que no son infrecuentes son los siguientes:

  • Aumento del apetito.
  • Nerviosismo, inquietud y dificultad para concentrarse.
  • Arritmias con aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Problemas para dormir.
  • Caída del cabello con pelo fino y quebradizo
  • Desarrollo de senos en los hombres.

Existen una serie de síntomas que requieren atención médica inmediata. Estos son los mareos y las dificultades para respirar, así como la pérdida de la consciencia y la frecuencia cardíaca irregular o rápida. De acuerdo a un estudio publicado en Indian Heart Journal, esta enfermedad también se encuentra entre las causantes de la fibrilación auricular (FA), un tipo de arritmia capaz de provocar accidentes cerebrovasculares e insuficiencia cardíaca congestiva.

Consulta médica por hipertiroidismo.
El hipertiroidismo reviste urgencia en algunas situaciones que ponen en riesgo la vida, como las arritmias.

¿Qué causa el hipertiroidismo?

El hipertiroidismo es causado por varias razones y trastornos, entre los que destacan los siguientes:

  • Enfermedad de Graves: según un estudio publicado en Therapeutic Advances in Endocrinology and Metabolism, esta afección autoinmune es una de las causas más comunes de hipertiroidismo. Es capaz de hacer que los anticuerpos estimulen la glándula tiroides aumentando la secreción de sus hormonas. Del mismo modo, tiende a ser hereditario.
  • Exceso de yodo: de acuerdo a un estudio publicado en Endocrinology and Metabolism, el yodo es un compuesto clave de las hormonas tiroideas, por lo que consumir demasiado puede generar un aumento en su producción.
  • Tiroiditis o inflamación de la tiroides: existe evidencia científica de que la tiroiditis puede derivar en hipertiroidismo.
  • Nódulos tiroideos: son tumores benignos en la glándula tiroides que, según estudios, pueden ser hiperactivos e incrementar la producción de hormonas. Además, tienden a desollarse con más frecuencia en adultos mayores.
  • Ingesta excesiva de medicamentos para la tiroides: suele ocurrir cuando los pacientes con hipotiroidismo toman cantidades excesivas de su medicina.
  • Tumores: los tumores de los ovarios o de los testículos, así como los de la glándula pituitaria pueden originar el padecimiento.

¿Quiénes son más propensos a desarrollar hipertiroidismo?

Ya que esta enfermedad puede estar sujeta a factores como la edad, el sexo y los hábitos alimenticios, deben tener especial cuidado de desarrollarla las mujeres, los mayores de 60 años, las embarazadas, los que poseen antecedentes familiares o si se consumen cantidades excesivas de yodo.

También están en riesgo de padecer hipertiroidismo quienes han tenido problema de tiroides previos, como el bocio, o pacientes con anemia perniciosa, diabetes tipo 1 e insuficiencia suprarrenal primaria (enfermedad de Addison).

¿Cómo se diagnostica la tiroides hiperactiva?

La primera parte del diagnóstico consiste en revisar el historial médico y hacer un examen físico. Estos pueden revelar los síntomas más conocidos, como la pérdida de peso, el pulso acelerado y la presión sanguínea alta.

Luego se indican algunas pruebas que permiten confirmar y conocer más a fondo la naturaleza de la enfermedad. Entre ellas destacan las mediciones de TSH, T4, T3 y T4 libre. Como complemento se analizan el colesterol y los triglicéridos.

En cuanto a las imágenes de la glándula, las más solicitadas son las siguientes:

  • Gammagrafía y captación de iodo de la tiroides.
  • Ultrasonido o ecografía.
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética.

¿Cuáles son los tratamientos para el hipertiroidismo?

En la actualidad son varios los medicamentos y terapias recomendadas para tratar esta enfermedad. Te contamos cuáles son.

Medicamentos

Existen dos tipos de medicamentos recomendados para esta enfermedad: los antitiroideos y los betabloqueantes. En primer lugar, los antitiroideos reducen la producción de hormonas y suelen tomarse entre uno a dos años. El metimazol, por ejemplo, es uno de los más recetados.

En segundo lugar están los betabloqueantes. Se indican para reducir síntomas de esta enfermedad (temblores, frecuencia cardíaca rápida y nerviosismo). Además, son de efecto inmediato, por lo que se alternan con otros tratamientos más duraderos. Un ejemplo es el propanolol.

Terapias con yodo radiactivo

De acuerdo a una investigación publicada en Saudi Medical Journal, las terapias con yodo radiactivo se han consolidado como un tratamiento eficaz contra el hipertiroidismo. Estas consisten en tomarlo líquido o en cápsulas, ya que la sustancia es capaz de destruir las células de la glándula tiroides que producen las hormonas.

Aunque no afecta otros tejidos del cuerpo, este tratamiento puede desarrollar hipotiroidismo. No obstante, eso sería mucho más fácil de tratar que la tiroides hiperactiva. Asimismo, se evidencian otros efectos secundarios, como boca y ojos secos y cambios en el gusto.

Iodo radiactivo para la tiroides.
El tratamiento con iodo radiactivo cada vez gana más terreno por las mejoras en su seguridad.

Cirugía

Las cirugías para extirpar una sección o toda la glándula tiroides no son frecuentes. Por lo general se realizan en pacientes con bocios de un tamaño excesivo o mujeres embarazadas que no están aptas para recibir una medicación con fármacos antitiroideos.

Si se extirpa una parte, se deben tomar suplementos para evitar el hipotiroidismo (causado por una glándula tiroides que ahora produce muy pocas hormonas). Si se extirpa por completo, la medicación debe ser crónica.

Una enfermedad que afecta toda la vida

La dieta juega un papel fundamental en el tratamiento y prevención de esta enfermedad. Se debe consultar con el médico para crear un plan alimenticio saludable, tomar suplementos y hacer ejercicios.

Ahora bien, dado que el hipertiroidismo está caracterizado por reducir y debilitar la masa ósea, se debe cuidar de forma especial la ingesta de calcio y vitamina D durante el tratamiento. El hipertiroidismo es una enfermedad vinculada con la regulación del metabolismo y eso es clave para entender sus signos.

Por fortuna, hay tratamientos efectivos comprobados por la ciencia, como los medicamentos antitiroideos y los betabloqueantes, las terapias de yodo radiactivo y, en última instancia, la cirugía. Cada caso dependerá de su evolución para ser abordado.

Hipotiroidismo

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es una enfermedad glandular y endocrina que afecta, de manera principal, a las mujeres. Su tratamiento es con levotiroxina artificial.



  • Reddy, V., Taha, W., Kundumadam, S., & Khan, M. (2017). Atrial fibrillation and hyperthyroidism: A literature review. Indian heart journal, 69(4), 545–550. https://doi.org/10.1016/j.ihj.2017.07.004
  • Girgis, C. M., Champion, B. L., & Wall, J. R. (2011). Current concepts in graves' disease. Therapeutic advances in endocrinology and metabolism, 2(3), 135–144. https://doi.org/10.1177/2042018811408488
  • Sun, X., Shan, Z., & Teng, W. (2014). Effects of increased iodine intake on thyroid disorders. Endocrinology and metabolism (Seoul, Korea), 29(3), 240–247. https://doi.org/10.3803/EnM.2014.29.3.240
  • CORRALES-HERNÁNDEZ, Juan José, et al. "Tratamiento médico del hipertiroidismo." Revista ORL: 8p.
  • Fariduddin MM, Singh G. Thyroiditis. [Updated 2020 Aug 10]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK555975/
  • Zamora EA, Khare S, Cassaro S. Thyroid Nodule. [Updated 2020 Aug 10]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK535422/
  • Nagai, K., Yoshida, H., Katayama, K., Ishidera, Y., Oi, Y., Ando, N., & Shigeta, H. (2017). Hyperthyroidism due to struma ovarii: Diagnostic pitfalls and preventing thyroid storm. Gynecology and minimally invasive therapy, 6(1), 28–30. https://doi.org/10.1016/j.gmit.2016.05.002
  • Pérez, Juan Antonio, and Francisco Venturelli. "Complicaciones de la cirugía tiroidea." Cuadernos de cirugía 21.1 (2018): 84-91.
  • GARCÍA-TALAVERA, Paloma, et al. "Medicina Nuclear. Diagnóstico de la patología de tiroides y paratiroides." Revista ORL: 13p.
  • Ghadban, W. K., Zirie, M. A., Al-Khateeb, D. A., Jayyousi, A. A., Mobayedh, H. M., & El-Aloosy, A. S. (2003). Radioiodine treatment of hyperthyroidism. Success rate and influence of thyrostatic medication. Saudi medical journal, 24(4), 347–351.
  • PÉREZ, RAFAEL PILA, et al. "Manifestaciones poco frecuentes de la enfermedad de Graves." Revista Cubana de Medicina 21.4 (2020).

Graduada en Gestión del Talento Humano por el Colegio Universitario José Lorenzo Pérez Rodríguez (Venezuela) en 2011. Redactora profesional con más de 5 años de experiencia. Ha trabajado como creadora de contenidos para diversos medios digitales enfocados en temáticas variadas. En los últimos años, ha colaborado en páginas web especializadas en salud, nutrición y entrenamiento. Cuenta con una amplia experiencia en SEO y creación, edición y maquetado de contenido en WordPress. Ha realizado cursos de marketing en Instagram y otras redes sociales en las que ha colaborado como gestora y administradora. Del mismo modo, se ha desempeñado en el diseño y manejo de contenido interactivo e-Learning en plataformas como H5P y Moodle para cursos de idiomas.