Síntomas de la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 tiene síntomas más frecuentes y otros más raros. Todos pueden derivar en complicaciones severas que pongan en riesgo la vida. Conócelos aquí.
Síntomas de la diabetes tipo 2
Leonardo Biolatto

Escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto el 08 Junio, 2021.

Última actualización: 08 Junio, 2021

La diabetes tipo 2 tiene síntomas que, en un principio, pueden confundirse o pasar desapercibidos. Esto representa un retraso en el diagnóstico y en la primera consulta para establecer un plan terapéutico.

Estamos frente a una enfermedad con alta prevalencia en todo el mundo. Algunas personas se encuentran en mayor riesgo de padecerla y los hábitos de vida ejercen una influencia importante. La obesidad y el sobrepeso, por ejemplo, son dos circunstancias que facilitan la resistencia a la insulina.

Los síntomas de la diabetes tipo 2 se vinculan a la elevación de la glucosa en la sangre por encima de los valores normales y de forma persistente. Ello determina que las alteraciones y las complicaciones estén en relación al balance metabólico. Por lo tanto, se hace evidente que determinadas prácticas del estilo de vida incrementan los signos de la patología y la posibilidad de desarrollar complicaciones, ya que afectan este equilibrio metabólico.

Síntomas más frecuentes de la diabetes tipo 2

Así como la diabetes tipo 1 tiene una tríada de signos que es clásica (polidipsia, polifagia y poliuria), los síntomas de la diabetes tipo 2 los comparten, pero no de la misma manera. En este caso son menos notorios y se combinan con otras manifestaciones que completan el cuadro clínico característico.

Es recomendable que las personas que presentan alguna sospecha del padecimiento hagan una consulta y reciban una prescripción para medir la glucosa sanguínea. Del mismo modo, un rastreo anual en un control rutinario no está de más.

Polifagia

La polifagia es el apetito aumentado en demasía. Los pacientes descompensados con diabetes tipo 2 tienden a tener hambre casi todo el tiempo. Esto acelera la ganancia de peso y contribuye a una obesidad que complica la enfermedad de base.

El mecanismo que explica la polifagia es la insensibilidad a la insulina. Como esta hormona no está ejerciendo su función, las células detectan menor ingreso de glucosa y envían señales al cerebro para activar mecanismos de ingesta, considerando que no tienen combustible para producir energía.

Poliuria

La poliuria es el aumento de la cantidad de orina que se excreta. Es uno de los síntomas de la diabetes tipo 2 que más llaman la atención y que son capaces de iniciar la consulta médica. Para establecer su presencia hay que contabilizar más de 2 litros de orina en 24 horas de manera continuada en distintas jornadas.

El líquido expulsado aumenta en los riñones porque la glucosa excedente que circula en la sangre tiene que ser eliminada. Uno de los mecanismos de los que dispone el organismo para hacerlo es a través de la orina. La molécula atraviesa el filtro renal y arrastra agua con ella.

Riñones en la diabetes tipo 2.
Los riñones se ven afectados en la diabetes tipo 2, lo que lleva a la poliuria y luego a la insuficiencia renal.

Polidipsia

De la mano del síntoma anterior tenemos el incremento de la sed. No es solo una sensación pasajera. Los pacientes con diabetes tipo 2 padecen una intensa necesidad de ingerir líquidos en cualquier momento.

Al orinar de más, el cerebro envía señales para estimular la sed, intentando prevenir una deshidratación. Un problema agregado es cuando las personas intentan saciarse con bebidas distintas al agua, pues pueden caer en refrescos azucarados que eleven más la glucemia.

Retardo en la cicatrización

A veces una persona consulta a su médico porque el síntoma de diabetes tipo 2 que le llama la atención es la lentitud con la que cicatrizan sus heridas. Sufre un corte o un traumatismo y la piel no logra cerrar por completo en poco tiempo, así como los hematomas se reabsorben sin prisa.

Esto se explica por dos mecanismos. Por un lado, las fallas circulatorias en los pequeños vasos son frecuentes en la enfermedad. Al llegar menos sangre hay menor actividad de las células encargadas de hacer las reparaciones. Por otro lado, estudios estipulan que la glucemia elevada impide a los glóbulos blancos viajar como deberían y trasladarse a las zonas lastimadas.

Parestesias

Las parestesias son sensaciones de cosquilleos, hormigueos, cambios de temperatura o anormalidades percibidas en la piel, pero que no responden a un estímulo real. Es decir, podemos notar como si hormigas caminaran por los pies, aunque los insectos no estén ahí.

Esto se hace evidente como uno de los síntomas de la diabetes tipo 2 en pacientes que ya tienen alteraciones circulatorias o nerviosas, sobre todo en los miembros. La glucosa elevada de manera persistente disminuye el flujo sanguíneo en los capilares y altera la transmisión del impulso nervioso en los nervios periféricos.

El resultado son las parestesias y hasta la pérdida de sensibilidad. En los pies, por ejemplo, este segundo signo es peligroso porque favorece lesiones que no son detectadas a tiempo y que derivan en infecciones y en el cuadro conocido como pie diabético.

Fatiga

El cansancio en los diabéticos tiene múltiples causas. La deshidratación por el desbalance renal, el sobrepeso que se asocia a la patología, la neuropatía que está detrás de las parestesias, las fallas circulatorias, son todos factores que contribuyen a producir cansancio notorio.

A nivel celular, la ineficiencia de la insulina para ingresar glucosa a las células determina que no se produzca energía suficiente en los músculos. Ante un esfuerzo menor es posible que la persona se perciba agitada, incluso con pinchazos o calambres musculares por agotamiento repentino y atrofia del tejido.

Síntomas infrecuentes de la diabetes tipo 2

Así como hemos analizado los síntomas más frecuentes de la diabetes tipo 2, existen otros signos menos habituales, pero que en combinación con los anteriores orientan el diagnóstico. De todas maneras, siempre se impone la realización de una medición sanguínea para encuadrar al paciente en los criterios internacionales y los protocolos.

Acantosis nigricans

La acantosis nigricans es la presencia de parches en la piel de color oscuro que se suelen localizar en el cuello, en los pliegues y en algunas regiones de la espalda. En los pacientes diabéticos es habitual, aunque otras patologías también pueden presentar la misma manifestación.

Estos parches oscuros se han detectado en obesos, por ejemplo, en los pliegues que se forman por el exceso de tejido graso. Debido a la asociación entre la condición y la diabetes tipo 2, las personas con ambos trastornos incrementan el riesgo de acantosis nigricans.

En específico, la resistencia a la insulina sería la culpable directa de la pigmentación. Al no detectar el cuerpo un ingreso celular de glucosa adecuado, estimula al páncreas a una mayor producción de la hormona, lo que redunda en fabricación excesiva de pigmentos en la piel.

Infecciones

El sistema inmunitario es otro de los afectados por la diabetes tipo 2. Como ya explicamos antes, la glucosa elevada es capaz de enlentecer la respuesta de los glóbulos blancos, lo que reduce la capacidad de defensa.

Algunos pacientes debutan en su diagnóstico con infecciones de difícil curación, en la piel o en sus riñones. Las dermatitis bacterianas o por hongos y las infecciones urinarias a repetición o de baja respuesta a los antibióticos y antifúngicos pueden elevar la sospecha.

Un caso particular también lo representan las onicomicosis y los panadizos. Las primeras son colonizaciones por hongos o levaduras en las uñas. Los segundos son inflamaciones por la penetración bacteriana de microorganismos debajo de las uñas, en la piel de las extremidades de los dedos.

Sequedad de piel y mucosas

Como consecuencia de la deshidratación, entre los síntomas de la diabetes tipo 2 podemos mencionar la boca seca y la piel con resequedad. Y es que a pesar de ingerir más agua por la polidipsia, algunos cambios intrínsecos de las células superficiales no se pueden evitar solo con agua.

La sequedad de la piel ocasiona prurito. Si el paciente se rasca demasiado o no usa cremas hidratantes, corre el riesgo de lastimarse y favorecer el ingreso de microorganismos que causarán dermatitis infecciosas. Esas infecciones no se curarán de inmediato ni tampoco cicatrizarán en el tiempo esperado.

Complicaciones de la diabetes tipo 2

Los síntomas de la diabetes tipo 2 pueden pasar desapercibidos o generar molestias que las personas prefieren pasar por alto. En dicho caso, la patología avanza por años y se desencadenan complicaciones graves que ponen en riesgo la vida o que alteran en demasía la calidad de la existencia.

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es una complicación severa. La glucosa lastima las pequeñas arterias de la circulación, atacando con predilección las de la retina. Esta parte del ojo es clave para la visión, por lo que la ceguera es una complicación temida.

La visión borrosa alerta sobre la necesidad de un control oftalmológico. De todas maneras, no siempre la retina es la única culpable, ya que la acumulación de glucosa elevada también afecta el cristalino, favoreciendo su opacidad en una patología conocida como cataratas.

Disfunción eréctil

Las fallas circulatorias no dejan exentos a los órganos sexuales. En los varones, una de las complicaciones de la diabetes tipo 2 es la incapacidad para sostener una erección al querer tener relaciones sexuales.

El abordaje es complejo y no solo el control metabólico generará resultados. Hay que considerar que la depresión y la ansiedad se vinculan a los cuadros de las disfunciones sexuales, por lo que muchas veces se necesita un acompañamiento psicológico.

Neuropatía diabética

La neuropatía diabética es el conjunto de síntomas de la diabetes tipo 2 que acontecen por el daño en los nervios periféricos, producto de la glucosa elevada tanto tiempo dentro del cuerpo. Si bien las parestesias son signos habituales de este trastorno, también puede haber pérdida de sensibilidad y falta de fuerzas.

Es difícil revertir el daño neuronal por la diabetes. Por eso se hace hincapié en la prevención de la evolución para no llegar a situaciones que demanden abordajes complejos.

Dolor neuropático por diabetes tipo 2.
La neuropatía diabética tiende a localizarse en los miembros inferiores, sobre todo en los extremos distales.

Eventos cardiovasculares

La diabetes aumenta el riesgo cardiovascular. Los pacientes con esta enfermedad tienen más probabilidad de padecer infarto agudo de miocardio, accidentes cerebrovasculares y tromboembolismos.

Los cambios circulatorios, la hipertensión arterial asociada con frecuencia, la obesidad que también se vincula y las alteraciones renales forman un conjunto de factores que, en combinación, establecen el riesgo aumentado. Cualquiera de estos eventos necesitan un tratamiento de urgencia en clínicas y hospitales.

Insuficiencia renal

A largo plazo, el daño renal de la diabetes tipo 2 puede derivar en insuficiencia del sistema urinario. Esto se entiende como la incapacidad de los riñones para filtrar la sangre de manera adecuada y producir una orina acorde a los requerimientos del organismo.

La diálisis como tratamiento de la insuficiencia renal es una opción disponible, pero con grave afectación de la calidad de vida. Luego de este procedimiento, si la falla no se estabiliza hay que valorar el trasplante. Por ello no hay que demorar el diagnóstico ni pasar por alto los estudios de rutina que evalúan la función urinaria.

Los síntomas de la diabetes tipo 2 siempre deben llevar a la consulta

Retrasar una consulta ante la sospecha de la enfermedad resulta dramático. Aunque parezca que no hay problemas inmediatos o que se puede vivir compensando los síntomas de la diabetes tipo 2, lo cierto es que las consecuencias a mediano y largo plazo son fatales si hay desidia.

Si te has sentido identificado con alguno de estos signos y síntomas que comentamos en el artículo, programa un encuentro con un profesional. Del mismo modo, si este año todavía no estableciste fecha para medir tu glucemia, no pierdas el tiempo y contacta con un proveedor de salud para hacerlo.

Te podría interesar...
Tipos de diabetes: características y tratamiento
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Tipos de diabetes: características y tratamiento

En la actualidad se han identificado distintos tipos de diabetes, por lo que el tratamiento de esta patología puede variar en gran medida.



  • Khan MAB, Hashim MJ, King JK, Govender RD, Mustafa H, Al Kaabi J. Epidemiology of Type 2 Diabetes - Global Burden of Disease and Forecasted Trends. J Epidemiol Glob Health. 2020 Mar;10(1):107-111. doi: 10.2991/jegh.k.191028.001. PMID: 32175717; PMCID: PMC7310804.
  • Doshi SM, Friedman AN. Diagnosis and Management of Type 2 Diabetic Kidney Disease. Clin J Am Soc Nephrol. 2017 Aug 7;12(8):1366-1373. doi: 10.2215/CJN.11111016. Epub 2017 Mar 9. PMID: 28280116; PMCID: PMC5544517.
  • Barry E, Roberts S, Oke J, Vijayaraghavan S, Normansell R, Greenhalgh T. Efficacy and effectiveness of screen and treat policies in prevention of type 2 diabetes: systematic review and meta-analysis of screening tests and interventions. BMJ. 2017 Jan 4;356:i6538. doi: 10.1136/bmj.i6538. PMID: 28052845.
  • Frydrych LM, Bian G, O'Lone DE, Ward PA, Delano MJ. Obesity and type 2 diabetes mellitus drive immune dysfunction, infection development, and sepsis mortality. J Leukoc Biol. 2018 Sep;104(3):525-534. doi: 10.1002/JLB.5VMR0118-021RR. Epub 2018 Aug 1. PMID: 30066958.
  • Perry BD, Caldow MK, Brennan-Speranza TC, Sbaraglia M, Jerums G, Garnham A, Wong C, Levinger P, Asrar Ul Haq M, Hare DL, Price SR, Levinger I. Muscle atrophy in patients with Type 2 Diabetes Mellitus: roles of inflammatory pathways, physical activity and exercise. Exerc Immunol Rev. 2016;22:94-109. PMID: 26859514; PMCID: PMC5545118.
  • Bahadursingh S, Mungalsingh C, Seemungal T, Teelucksingh S. Acanthosis nigricans in type 2 diabetes: prevalence, correlates and potential as a simple clinical screening tool - a cross-sectional study in the Caribbean. Diabetol Metab Syndr. 2014 Jul 9;6:77. doi: 10.1186/1758-5996-6-77. PMID: 25031628; PMCID: PMC4099386.
  • Kautzky-Willer A, Harreiter J, Pacini G. Sex and Gender Differences in Risk, Pathophysiology and Complications of Type 2 Diabetes Mellitus. Endocr Rev. 2016 Jun;37(3):278-316. doi: 10.1210/er.2015-1137. Epub 2016 May 9. PMID: 27159875; PMCID: PMC4890267.
  • Berbudi A, Rahmadika N, Tjahjadi AI, Ruslami R. Type 2 Diabetes and its Impact on the Immune System. Curr Diabetes Rev. 2020;16(5):442-449. doi: 10.2174/1573399815666191024085838. PMID: 31657690; PMCID: PMC7475801.
  • Wang W, Lo ACY. Diabetic Retinopathy: Pathophysiology and Treatments. Int J Mol Sci. 2018 Jun 20;19(6):1816. doi: 10.3390/ijms19061816. PMID: 29925789; PMCID: PMC6032159.