La preconcepción y el embarazo

Gilberto Sánchez · 28 octubre, 2019
El embarazo es una de las fases más importantes en la vida de una mujer. Es por ello que la futura mamá estaría dispuesta a hacer cualquier cosa por conseguirlo. ¡Conoce en qué consiste el periodo de la preconcepción!

El embarazo es una de las etapas más importantes en la vida de una mujer. Es por ello que la futura mamá estaría dispuesta a hacer cualquier cosa por conseguirlo. Ante dicho deseo, se imponen inicialmente una serie de cambios durante el periodo de la preconcepción.

La responsabilidad es lo primero que una mujer acumula cuando se queda embarazada. La responsabilidad de saber que una vida se gesta en su interior y que debe hacer todo lo que esté en su mano para que todo salga correctamente.

La mayoría de las mujeres saben que necesitan ver a un médico y realizar modificaciones en su estilo de vida cuando quedan embarazadas, pero no solo al concebir sino cuando desean llegar a hacerlo. Los cambios previos a la concepción están destinados a optimizar las condiciones propicias para lograr el embarazo, el desarrollo de un bebé saludable y que dicho embarazo llegue a feliz término.

Durante los nueve meses que dura un embarazo, el cuerpo de la mujer se transforma constantemente para poder cubrir las necesidades del bebé que crece en su interior. En este sentido, la salud del pequeño y de la futura mamá pasa a ser la clave fundamental.

Generalmente, para conseguirlo, la madre tenga que evitar algunos hábitos durante y después de la gestación. Sin embargo, en esta etapa, renunciar a ellos y comenzar otros específicos para que todo se desarrolle bien es algo que hace feliz a la futura mamá.

Es por ello que te proporcionamos algunos consejos útiles que toda futura mamá necesita saber y tener presente antes de convertirse en madre.

¿Que es la preconcepción?

No existe una definición exacta para la palabra preconcepción, ya que esta no forma parte del diccionario que elabora la Real Academia Española (RAE). Sin embargo, el término suele utilizarse para señalar la etapa previa al embarazo.

Podemos definir, entonces, la preconcepción como el proceso en el que la pareja se educa y reúne información cuando decide planificar la concepción de un hijo. De este modo, la preconcepción incluye estudios para determinar el estado de salud de la mujer, con vistas a un posible embarazo..

En el momento de la preconcepción, se hace necesario e imprescindible que la mujer tome una serie de medidas para que su cuerpo y su mente estén lo más preparadas posible para el momento del embarazo.

¿Qué es la fertilidad?

La fertilidad es la capacidad que tiene el ser humano para concebir. Esto se lleva a cabo cuando el óvulo se fusiona con un espermatozoide. La fusión de gametos tiene lugar en las trompas de Falopio.

La fertilidad de las mujeres está estrechamente relacionada con su edad. A partir de los 40 años, el porcentaje de fertilidad de la mujer disminuye. Los hombres cuentan con un índice mayor de fertilidad, aunque la edad también afecta a su probabilidad fértil. En general, llevar una vida sana implica buenos niveles de fertilidad.

Lee también: Psicología de la salud: definición y características

Parámetros de fertilidad

Dependiendo de si se trata de un hombre o de una mujer, se llevan a cabo cierto tipo de exámenes o pruebas para determinar la calidad y capacidad de sus órganos sexuales.

fecundación

Evaluación Femenina

Algunas de las pruebas para evaluar la fertilidad de las mujeres son las siguientes:

  • Examen física.
  • Ecografía vaginal: permite visualizar estructuras como los ovarios y el útero y detectar algunas anomalías que pueden dificultar la evolución del embarazo.
  • Análisis hormonal: la determinación de los niveles de las hormonas implicadas en el ciclo menstrual permite evaluar la reserva ovárica y si existe alguna alteración hormonal que pueda afectarla.
  • Cariotipo: consiste en el estudio de los cromosomas de la mujer.
  • Histerosalpingografía: se realiza mediante la inyección de medio de contraste por vía vaginal. Con esto se evalúa la permeabilidad de las trompas de Falopio.
  • Histeroscopia: consiste en introducir una cámara a través del cuello uterino para visualizar el interior del útero.

Evaluación Masculina

La evaluación de la infertilidad masculina debe comenzar con una consulta al urólogo, el cual puede utilizar algunas de las siguientes pruebas:

  • Conteo de espermatozoides.
  • Análisis de orina: busca la presencia de células blancas, lo cual indicaría una posible infección.
  • Ensayo de hemizona: mediante esta prueba se puede determinar si los espermatozoides son capaces de penetrar la capa protectora más externa del óvulo.
  • Aglutinación del esperma: bajo visión de microscopio, se puede determinar si los espermatozoides están adheridos entre sí.
  • Reacción de acrosoma: ayuda a determinar si las cabezas de los espermatozoides pueden pasar por los cambios a través de la dura cubierta exterior de un óvulo.
  • Prueba hipoosmótica: es una prueba de laboratorio que usa una solución especial de azúcar y sal para evaluar la cola del esperma y la habilidad del esperma para penetrar el óvulo.
  • Biopsia de los testículos: una pieza pequeña de tejido es retirado de los túbulos de los testículos y es evaluada para determinar cómo se están produciendo los espermatozoides.
  • Vasografía: es un examen radiográfico usado para determinar si hay una obstrucción o fuga en los conductos deferentes.
  • Ecografía: se utiliza un examen de imágenes para determinar si hay obstrucción o fuga de espermatozoides en los conductos deferentes.

Quizá te interese: Trastornos de la sexualidad: características principales

¿Qué es el control prenatal?

embarazo mujer embarazada

Son aquellas acciones que se llevan a cabo antes y durante el embarazo, encaminadas a lograr el correcto desarrollo del bebé. El principal objetivo del control prenatal es la vigilancia del bebé durante y después del embarazo, incluso antes, es decir, cuando apenas se esté planeando concebirlo.

Las acciones de control que hay que llevar a cabo son las siguientes:

  • Evaluar el estado de salud de la madre y su hijo.
  • Determinar la edad gestacional.
  • Identificar y corregir los riesgos o complicaciones que se puedan presentar durante el embarazo

Durante la consulta prenatal, el médico y la madre interactúan para lograr determinar el estado de salud de la madre y su hijo. Las actividades que comprenden las consultas prenatales suelen ser:

  • Medición de peso, talla y presión arterial.
  • Diagnóstico del embarazo.
  • Evaluación de patologías preexistentes.
  • Determinación del P.A.P. (pruebas de Papanicolaou, para prevenir contraer cáncer de cuello uterino)
  • Análisis de sangre.
  • Detección de enfermedades de transmisión sexual, toxoplasmosis o diabetes gestacional.
  • Análisis de orina, al inicio del control y cuando la paciente lo necesite.
  • Vacunación antitetánica en dos dosis, en las primeras consultas.
  • Examen clínico general y gineco-obstétrico, al inicio y al final de las consultas.
  • Examen odontológico, al inicio de las consultas.

¿Cuáles son los factores de riesgo durante la etapa de la preconcepción?

La mayoría de los factores de riesgo que tienen mayor prevalencia durante esta etapa tienen que ver con la salud y costumbres de la madre:

  • Edad de la madre: mujeres mayores de 36 años y menores de 16 presentan mayores riesgos.
  • Atención prenatal: la falta de atención prenatal puede ocasionar un mayor riesgo de ruptura antes de tiempo las membranas amnióticas, entre otras cosas.
  • Problemas de salud de la madre. Existen algunas enfermedades de la madre que aumentan considerablemente el riesgo del bebé:
  • Salud y nutrición de la madre.
  • Consumo de tabaco, alcohol u otras drogas durante el embarazo.
  • Infecciones. Las cinco infecciones congénitas más comunes son:
    • La toxoplasmosis.
    • La rubéola.
    • El citomegalovirus.
    • El herpes.
    • La sífilis.

Conclusión

El periodo del embarazo es una gran responsabilidad. Todo lo que debe ocurrir para que este se de es igual de importante o, incluso, más. El periodo de la preconcepción es vital para que el embarazo pueda realizarse y llegar a buen término.

Es en este periodo en el que la futura madre prepara su cuerpo y mente para los próximos nueve meses. Es fundamental, ya que podría marcar el inicio de un embarazo sano y sin complicaciones.

  • Vogel, J. P., Habib, N. A., Souza, J. P., Gülmezoglu, A. M., Dowswell, T., Carroli, G., … Oladapo, O. T. (2013). Antenatal care packages with reduced visits and perinatal mortality: A secondary analysis of the WHO Antenatal Care Trial. Reproductive Health. https://doi.org/10.1186/1742-4755-10-19
  • Aguilera, S., & Soothill, P. (2015). Control Prenatal-Guía de Practica Clínica. Ministerio de Salud Pública Del Ecuador. https://doi.org/10.1016/S0716-8640(14)70634-0
  • De Roos, A. J., Yamamoto, K. T., Hsu, C. W., Henry, R. K., & Flynn, J. T. (2014). Prenatal Risk Factors for Childhood CKD. Journal of the American Society of Nephrology. https://doi.org/10.1681/asn.2013060582
  • Raevuori, A., Linna, M. S., & Keski-Rahkonen, A. (2014). Prenatal and perinatal factors in eating disorders: A descriptive review. International Journal of Eating Disorders. https://doi.org/10.1002/eat.22323