Opresión en el pecho: 7 causas y tratamiento

¿Experimentas de manera ocasional opresión en el pecho? Te mostramos cuáles son sus principales causas y qué puedes hacer para hacerle frente a los episodios.
Opresión en el pecho: 7 causas y tratamiento

Última actualización: 01 abril, 2022

La opresión en el pecho es un síntoma que la mayoría de las personas asocian inmediatamente con un ataque cardíaco. Aunque es verdad que este es uno de sus signos más característicos, en realidad el dolor en el pecho puede tener múltiples causas. Muchas de ellas son benignas, de manera que no siempre son la antesala de una condición que puede poner en riesgo tu vida.

También es importante considerar la frecuencia con la cual se manifiesta y el estado de salud. En todo caso, la opresión en el pecho es algo que nunca debes ignorar. No importa que su intensidad sea leve o grave. Debes buscar asistencia médica, ya que existe un catalizador que está provocando estos episodios.

7 causas de la opresión en el pecho

Lo primero que tienes que saber es que existen muchas posibles causas para la opresión en el pecho.

Su desencadenante puede encontrarse en alteraciones musculoesqueléticas, procesos infecciosos, condiciones pulmonares, problemas del corazón, afecciones gastrointestinales e incluso trastornos mentales. El panorama es muy amplio, aunque recogemos algunos de sus catalizadores más comunes.

1. Ataque de pánico

La Asociación Americana de Psicología (APA) define al ataque de pánico como una ‘oleada repentina de miedo abrumador que llega sin previo aviso y sin ninguna razón obvia’. Muchos pacientes que experimentan un episodio de este tipo lo confunden con un ataque al corazón.

Los latidos acelerados, la dificultad para respirar, la asfixia, los escalofríos repentinos y la sensación de que se está a punto de morir son algunos de sus signos característicos.

2. Asma

Los expertos apuntan que muchos cuadros de asma se pueden presentar con opresión en el pecho. Se trata de una patología muy común, tanto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que más de 260 millones de personas la padecen en todo el mundo. Se caracteriza además por tos, sibilancias y dificultad para respirar.

3. Contracturas musculares

La opresión en el pecho por problemas musculares
Algunas afecciones neuromusculares pueden provocar una sensación de opresión torácica bien delimitada y que empeora a la palpación.

Una contractura muscular es un acortamiento o endurecimiento de las fibras musculares que reduce la flexibilidad, ocasiona dolor y limita el rango de movimiento. Los traumas, las lesiones y la falta de uso pueden provocarlas.

Si desarrollas una contractura muscular en el área del pecho manifestarás un intenso dolor. Los expertos advierten que estos casos son más comunes de lo que se piensa, de manera que deben considerarse antes de realizar procedimientos invasivos para tratar la opresión en el pecho.

4. Costocondritis

La costocondritis es la inflamación del cartílago que sirve de unión entre la costilla y el esternón. También se conoce como síndrome costoesternal y sus episodios se asemejan bastante a un ataque cardíaco o a diversos problemas en el corazón.

Lo que diferencia a ambas condiciones es que aquí la opresión en el pecho empeora al moverse, al estirarse o al respirar. No existe un desencadenante aparente para esta condición, de manera que se tratan los síntomas hasta que la inflamación desaparece por sí sola.

5. Hipertensión pulmonar

La hipertensión pulmonar se caracteriza porque la presión sanguínea de los vasos que conectan al corazón con los pulmones es demasiado alta. Es una condición poco común, una que como advierten los expertos puede derivar en muerte prematura.

Además de opresión en el pecho,  los pacientes desarrollan dificultad para respirar, fatiga y mareos. No existe una cura para ella, aunque se puede tratar.

6. Enfermedad de arteria coronaria

La opresión en el pecho por enfermedad coronaria
Los pacientes con síndrome coronario suelen padecer aterosclerosis. Se trata de la acumulación de “placas de grasa” en las paredes arteriales.

La enfermedad de arteria coronaria es la principal causa de la angina de pecho. También se conoce como cardiopatía coronaria o cardiopatía isquémica. Se caracteriza por la obstrucción de los vasos sanguíneos que suministran sangre al corazón.

Sus síntomas son dolor o malestar en el pecho, dolor en los brazos o en el hombro, dificultad para respirar, mareos y debilidad. Si no se trata puede derivar en insuficiencia cardíaca, una condición potencialmente mortal.

7. Prolapso de válvula mitral

Los investigadores estiman que hasta el 3 % de la población padece de prolapso de la válvula mitral. Ocurre cuando al menos una de las dos aletas (valvas) de la válvula mitral no se cierra como debería.

Su principal causa son válvulas anormalmente elásticas. Muchos de los casos no generan síntomas, aunque cuando sí lo hacen se manifiesta opresión en el pecho, dolor en el brazo izquierdo o en el hombro, ritmo cardíaco irregular y dificultad para respirar.

Hay otras condiciones que pueden causar este síntoma tan característico: la pericarditis, la enfermedad por reflujo gastroesofágico, la hernia hiatal, la embolia pulmonar, el neumotórax y la pleuritis son algunos ejemplos.

Tratamiento para la opresión en el pecho

Existen múltiples causas de la opresión en el pecho. Estas requieren de un diagnóstico médico, de manera que debes buscar asistencia profesional para poder determinarla. Es muy importante que lo hagas de inmediato ante el peligro de que se trate de un problema grave.

Muchas de las afecciones requieren de tratamiento farmacológico, el cual se determina con base en la gravedad, la edad, las enfermedades subyacentes y otras variables. Otras requieren solo descanso prolongado, así como diferentes cambios en los hábitos de vida. Solo un diagnóstico preciso puede orientar sobre qué hacer para tratar la opresión en el pecho, de manera que debes evitar automedicarte.

Aunque no siempre es así, debes actuar frente al dolor en el pecho como una emergencia potencialmente mortal. Trasládate a un centro médico para que te valore un profesional, así este controlará un posible episodio cardíaco. También te someterá a varias pruebas para determinar su posible desencadenante. No te cohíbas en caso de que sea un dolor pasajero, recuerda que tu salud puede estar en juego.

Te podría interesar...
Angina de pecho
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Angina de pecho

La importancia del diagnóstico y tratamiento de la angina de pecho radica en que, en la mayoría de estos pacientes se puede evitar el infarto y la ...



  • Arroyo, JF, Jolliet, P. y Junod, AF. Disfunción de la articulación costovertebral: otra causa mal diagnosticada de dolor torácico atípico. Revista médica de posgrado. 1992; 68 (802): 655-659.
  • Basso, C., Iliceto, S., Thiene, G., & Perazzolo Marra, M. Mitral valve prolapse, ventricular arrhythmias, and sudden death. Circulation. 2019; 140(11): 952-964.
  • Levine, D. J. Pulmonary arterial hypertension: updates in epidemiology and evaluation of patients. The American journal of managed care. 2021; 27(3 Suppl): S35-S41.
  • Zhong, N. Chest tightness variant asthma: deja vu all over again. Journal of Thoracic Disease. 2014; 6(5): 407.

Los contenidos de esta publicación se redactan solo con fines informativos. En ningún momento pueden servir para facilitar o sustituir diagnósticos, tratamientos o recomentaciones provenientes de un profesional. Consulta con tu especialista de confianza ante cualquier duda y busca su aprobación antes de iniciar o someterse a cualquier procedimiento.