¿Es bueno ducharse todos los días?

La frecuencia del baño depende del estilo de vida, la edad e incluso las estaciones. Descubre si bañarse a diario está bien, así como sus posibles efectos para la salud.
¿Es bueno ducharse todos los días?

Escrito por Daniela Andarcia, 22 Febrero, 2021

Última actualización: 22 Febrero, 2021

De una cosa no se puede dudar, la ducha proporciona muchos beneficios; alivia los dolores y molestias corporales, aumenta el flujo sanguíneo, mejora la concentración, disminuye la fatiga y el estrés y, dependiendo del tipo de baño, hace que sea más fácil respirar. A pesar de esto, la cuestión es ¿conviene ducharse todos los días?

Muchos países mantienen esta tradición, aunque desde una visión médica podría no ser necesario que las personas se duchen con tanta frecuencia. Sin embargo algunos tipos de trabajos hacen imprescindible la ducha diaria, más allá de los estándares sociales de limpieza y apariencia personal.

La norma es que no es necesario bañarse todos los días, por lo que saltarse la ducha diaria no está mal. Continúa para saber sobre los hábitos de ducharse demasiado, no ducharse lo suficiente y otros asuntos relacionados con el baño.

¿Cuánto es demasiado?

Una consecuencia de ducharse todos los días es tener la piel seca.
Ducharse varias veces al día, en especial si es con agua caliente, podría provocar resequedad cutánea.

A pesar de la recomendación del dermatólogo, el baño depende en gran medida de la persona. Ten en cuenta que todos somos diferentes y, además, el cambio de temperatura corporal o clima varía, por lo que bañarse seguido o no puede ser diferente durante el año.

En realidad no existe una regla estricta para saber cuánto es demasiado, la observación y la intuición te indicarán hasta dónde es necesario y el cuerpo te dará las señales. Considera que ducharse todos los días o con demasiada frecuencia podría causar:

  • Piel seca y escamosa.
  • Picor o aumento de la sensibilidad.
  • Cabello opaco, quebradizo y seco.
  • Posibles brotes en la piel como sucede en el eccema.

Si eres de los que no les gusta saltarse las duchas diarias, The American Academy of Dermatology recomienda que te quedes con una ducha por día, ya que con eso es suficiente. Si exageras con las duchas, podrías eliminar los aceites naturales del cuerpo y provocar resequedad, inflamación y eccema. La piel también tiende a agrietarse, descamarse y enrojecerse.

En caso de padecer de psoriasis, tener más de una ducha al día puede ser contraproducente dado que corres el riesgo de desencadenar un brote. Otra de las razones por las que bañarse todos los días podría no ser conveniente es que tienden a eliminarse las “bacterias buenas" de la piel, por lo que aumenta el riesgo de contraer infecciones.

Otra razón es que esta costumbre disminuye el consumo de agua. A la hora de bañarnos podemos no estar conscientes de cuánta agua gastamos.

Tomar duchas cortas podría reducir el gasto de agua y, además, disminuir el monto de la factura de servicio.

La ducha varía según las estaciones

La llegada de las estaciones es imparable. Dependiendo del país, el invierno es más frío y seco y el verano más caluroso y húmedo, por lo que el clima podría afectar la frecuencia de la ducha.

Las temperaturas frías del invierno hace necesario el uso de la calefacción en la casa y la oficina, lo que conlleva a que la piel se torne más seca. Del mismo modo se debe cambiar la rutina del baño para proteger la piel de la resequedad. Por esta razón, se recomienda tomar los siguientes consejos:

  • Las duchas deben ser más cortas. No sobrepases los 5 minutos.
  • Toma el baño con la puerta cerrada para atrapar el vapor y aumentar la humedad.
  • Evita las duchas de agua caliente y jabón. Se recomienda un baño con agua tibia y un limpiador suave.
  • No exageres con los limpiadores para asear la piel. Con un poco es suficiente.
  • Sécate a palmaditas y con un movimiento suave.
  • Luego de los 3 minutos de haber tomado el baño, aplícate de forma generosa crema humectante en todo el cuerpo para atrapar la humedad en la piel.

Ducharse de acuerdo a la edad

Las duchas varían a medida que crecemos y envejecemos. Te recomendamos tomar en cuenta lo siguiente:

En bebés

No es necesario bañar a los bebés a diario. De acuerdo con The American Academy of Pediatrics el momento adecuado para los lavados corporales en un lactante es cuando comienzan a gatear y abandonan la lactancia materna.

En niños

A pesar de que el baño diario en niños de 6 a 11 años es seguro, The American Academy of Dermatology sugiere que solo necesitan ducharse cada pocos días. Al llegar la pubertad, se necesita más intuición, debido a que esto varía de una persona a otra y puede que sea necesario ducharse todos los días.

En adolescentes

Esto depende de qué tan activos son. Los adolescentes que mantienen una rutina de ejercicios por algún deporte podrían necesitar que las duchas sean diarias.

Adultos mayores

Los adultos mayores pueden no necesitar bañarse todos los días. En ese sentido, dos o tres duchas por semana podría ser suficiente para mantener y proteger la piel. Para el resto de los días pueden usar paños tibios para asearse y mantenerse frescos si así lo requieren.

Si tienes un adulto mayor en casa ayudarlo a bañarse podría ser de gran ayuda, ya que cada año que pasa su movilidad se ve reducida.

Las duchas diarias podrían depender de tu trabajo

Ducharse todos los días es necesario en algunas profesiones.
Los recolectores de basura son un ejemplo claro de personas que requieren duchas constantes.

La frecuencia con la que necesitas ducharte depende del tipo de trabajo que tengas. Las personas que trabajan en oficinas o lugares cerrados no tienen la misma necesidad de ducharse que aquellas que laboran con sustancias químicas, animales o en lugares considerados antihigiénicos.

Los oficios o profesiones que podrían tener baños más frecuentes son los de portero, minero, recolector de basura, carnicero y fumigador. Se hace necesario ducharse al final de cada turno si laboras con sustancias peligrosas, agentes patógenos, materiales radioactivos o corrosivos.

Podrías reducir el riesgo de sufrir lesiones cutáneas al ducharte apenas llegues a casa si pasas gran parte del tiempo alrededor de una variedad de plantas. Los horticultores, los arbolistas y los jardineros aficionados deben tomar en cuenta esta recomendación.

De acuerdo a un estudio publicado en Harvard Business Review las duchas frías reducen los días de enfermedad. El estudio reveló que las personas que tomaron al menos 30 segundos de ducha fría tuvieron una probabilidad del 29 % de estar menos enfermos en comparación con aquellas personas que no lo hicieron.

¿Qué sucede si no te duchas lo suficiente?

No debes excederte, tanto ducharse demasiado como ducharse muy poco podría ser contraproducente. Encuentra un equilibrio para mantener la salud de la piel y la higiene corporal en óptimas condiciones.

Omitir las duchas por mucho tiempo puede permitir que el mal olor se apodere de ti. Las glándulas sudoríparas recubren gran parte de tu cuerpo, lo que genera mucho sudor cuando está sobrecalentado. Es inevitable que en cierto tiempo empiece a oler mal.

También aumenta la acumulación de células muertas, suciedad y sudor en la piel que a la larga obstruyen los poros. En resumen, si no te bañas lo suficiente podrías experimentar las siguientes condiciones:

  • Acné.
  • Mal olor corporal.
  • Para casos extremos, parches gruesos y escamosos conocidos como dermatitis neglecta.

¿Cómo bañarse?

Algunos consejos para proteger y cuidar la piel en lo que concierne a las duchas son los siguientes:

  • No te bañes con agua caliente, lo más idóneo es usar agua tibia o templada, ya que está demostrado que puede irritar la piel.
  • Solo toma una ducha al día, si te gusta bañarte a diario. Cada dos días podría estar bien y, en los días que no lo hagas, lávate la cara, las axilas y la ingle con un paño o un poco de agua.
  • No dures más de 10 minutos bajo la ducha.
  • Usa limpiador y jabón suave, asegúrate de enjuagar este último lo suficiente luego de usarlo.
  • Sécate a palmaditas, no se recomienda frotar la piel con el paño. De esta manera puedes retener mejor la humedad.
  • Recuerda usar hidratante luego de cada ducha.

¿Qué recordar sobre ducharse todos los días?

Bañarse con demasiada frecuencia puede ser contraproducente. Algunos tipos de trabajo requieren ducharse todos los días o con mayor regularidad que otros, por ejemplo, aquellos que tienen contacto con sustancias tóxicas o espacios pocos higiénicos.

No hay una receta estricta que indique cuánto es demasiado, debe ser un poco intuitivo para mantener en equilibrio el cuidado de la piel y la higiene corporal.

Evita el agua caliente en invierno por muy tentador que sea. Consulta a tu dermatólogo si a pesar de tener un cuidado de piel ella luce seca, inflamada o irritada.

Te podría interesar...
8 hábitos de higiene íntima muy recomendables
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
8 hábitos de higiene íntima muy recomendables

La higiene íntima es un tema que parece preocupar a muchas mujeres. Descubre 8 hábitos recomendados para el cuidado y la salud genital.