Eritritol: qué debes saber sobre el aditivo de moda

El consumo excesivo de edulcorantes artificiales, como el eritritol, podría generar un incremento de la producción de gas a nivel intestinal. Esto se relaciona con molestias y dolores abdominales.
Eritritol: qué debes saber sobre el aditivo de moda
Saúl Sánchez

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez el 28 mayo, 2021.

Última actualización: 28 mayo, 2021

El eritritol es un edulcorante que se ha comenzado a utilizar de forma habitual en el contexto de la industria alimentaria. Esto se debe a que funciona como sustituto del azúcar, elemento que ha demostrado impactar de forma negativa sobre el organismo. De este modo se puede reducir su consumo.

Hay que tener en cuenta que los aditivos generan mucha controversia en la actualidad, sobre todo dentro de la comunidad científica. La mayor parte de los expertos afirman que su uso excesivo puede ser contraproducente, ya que alteran parámetros fisiológicos y reducen la densidad de la microbiota intestinal.

Eritritol, un edulcorante sano

El eritritol es un edulcorante poco dañino
Este edulcorante es poco conocido y no tan dañino como el resto.

Normalmente se utilizan los polialcoholes como principales sustitutos del azúcar. Sin embargo, estos elementos podrían generar una reducción de la diversidad de las bacterias que habitan en el tubo digestivo, sobre todo cuando se consumen de forma frecuente. Así lo evidencia un estudio publicado en Nutrients.

A partir de aquí puede verse afectada la capacidad metabólica de la persona, lo que genera un mayor riesgo de desarrollar algún tipo de obesidad. También la absorción de algunos nutrientes podría disminuir, incrementando el riego de déficit. Hay que destacar que las alteraciones en la composición corporal pueden afectar negativamente a la salud.

Es importante destacar que las bacterias que conforman la microbiota son las responsables de la formación de los ácidos grasos de cadena corta, con carácter inflamatorio. Estos elementos están relacionados con un menor riesgo cardiovascular, según una investigación publicada en Clinica Chimica Acta.

Sin embargo, el eritritol parece tener un impacto mucho menor sobre la flora o microbiota intestinal, comparado con otros elementos pertenecientes a su mismo grupo. Esto eliminaría muchos de los riesgos asociados a su consumo, lo que no quiere decir que pueda ingerirse en cantidades excesivas.

Cabe destacar que se trata de un compuesto que aporta solamente 0,2 calorías por cada gramo. Por ello no consigue incrementar la densidad energética de la dieta. Además, una buena parte del elemento se excreta sin metabolizar, por lo que no altera parámetros fisiológicos clave. Todo ello con la capacidad de aportar un dulzor similar al del azúcar.

Este es uno de los motivos por los que la industria lo emplea de forma habitual. Gracias al aditivo se consiguen elaborar productos de buena calidad organoléptica con un contenido calórico mucho menor. Sobre el papel podrían no alterar la composición corporal, aunque en la práctica sí pueden hacerlo, afectando al metabolismo de los nutrientes.

Seguridad del eritritol

Es posible encontrar algunas investigaciones científicas, como la publicada en la revista Applied Microbiology and Biotechnology, que afirman que el eritritol no es capaz de generar alteraciones en las glucemias ni en el perfil lipídico. Por ello podría considerarse seguro para la salud, incluso a medio plazo.

De todos modos, otros ensayos, como el publicado en la revista Critical Reviews in Food Science and Nutrition, con fecha más reciente, duda acerca de su metabolismo. Expone que es necesario investigar más acerca de esta clase de elementos, sobre todo cuando se usan como sustitutos del azúcar en casos de productos destinados para diabéticos.

Por este motivo se recomienda la prudencia en cuanto a su uso. Incluso algunos autores han comentado que la propia estimulación de los receptores del sabor dulce a nivel bucal podría generar cambios en la respuesta insulínica, lo que incrementa el riesgo de diabetes.

Es importante cambiar la tendencia de consumo actual. La sociedad está acostumbrada a un excesivo sabor dulce en la mayor parte de los alimentos de consumo habitual. Este suele estar provocado por la adición de edulcorantes o de azúcar, siendo cualquiera de las dos vías antinaturales.

Es importante aclarar que el uso de edulcorantes artificiales en grandes dosis puede generar un cierto efecto laxante. Por ello está desaconsejado su consumo en los individuos que suelen sufrir este problema de forma frecuente. Incluso en personas con alteraciones de la motilidad intestinal o con patologías inflamatorias digestivas se ha de evitar.

Es importante reducir el consumo de edulcorantes

Más allá de debatir si el eritritol es más o menos sano que otros edulcorantes artificiales, es necesario dejar clara la necesidad de reducir el consumo de este tipo de productos. Normalmente son compuestos elaborados en laboratorio, que no están presentes en la naturaleza como tal.

Por este motivo, su adaptación a la fisiología humana no es buena. A pesar de que muchos se puedan excretar sin sufrir apenas modificaciones, podrían estar relacionados con alteraciones en el funcionamiento de los órganos.

Otros, sin embargo, generan un incremento del riesgo de cáncer en animales, pero no en humanos. Es el caso del aspartamo, según un estudio publicado en Environmental HealthSu consumo es seguro en personas a nivel teratogénico. No obstante, puede generar otros problemas.

Por este motivo, la principal recomendación consiste en moderar la presencia de eritritol y edulcorantes o aditivos en la dieta. Es fundamental priorizar la ingesta de alimentos frescos sobre los ultraprocesados industriales.

El eritritol y la microbiota

Microbiota intestinal y eritritol
Esta sustancia podría tener un efecto positivo sobre la microbiota intestinal, aunque hacen falta más estudios al respecto.

Una de las desventajas de los polialcoholes en general es que generan un impacto negativo sobre la microbiota. Son capaces de afectar a su diversidad y densidad, poniendo en riesgo el metabolismo de los nutrientes.

Sin embargo, el eritritol no cuenta con este efecto. Incluso se ha destacado que puede presentar una cierta capacidad prebiótica, alimentando a las bacterias del tubo digestivo. De este modo podría resultar beneficioso para aumentar la cantidad de las mismas, aunque sobre esto hay cierta controversia.

No obstante, hay que destacar que sobre esta afirmación no existen evidencias sólidas, es una teoría propuesta por algunos fisiólogos que ha de ser contrastada por la ciencia. Asimismo, la principal recomendación es evitar su uso en el caso de problemas intestinales crónicos, sobre todo si son de tipo inflamatorio o relacionados con una disbiosis.

En estos casos lo recomendable es asegurar que la microbiota se encuentra lo más funcional posible. Para ello se puede recurrir a diferentes estrategias dietéticas. Una de ellas es la suplementación con probióticos. Aun así, es determinante también eliminar ciertos comestibles de la dieta, ya que podrían generar el efecto contrario y alterar la diversidad del tubo digestivo.

¿Cómo se referencia el eritritol?

Se puede identificar la presencia de eritritol en un alimento si aparece en la etiqueta el aditivo E-968. De todos modos, hay que destacar que es un edulcorante que se suele utilizar en las bebidas y en los productos light. Se comienza a usar cada vez más en detrimento de otras sustancias que generan más controversia, como el ya mencionado aspartamo.

Asimismo, se pueden encontrar muy pequeñas cantidades de la sustancia en algunas frutas, de forma natural. El melón, la uva y la pera pueden concentrar una dosis del elemento. Por otra parte, es habitual que las salsas lo contengan, normalmente la de soja. De este modo se consigue una potenciación del sabor.

Sea cual sea su procedencia, no se recomienda en ningún caso ingerir una dosis superior a 50 gramos al día. De lo contrario se podrían producir efectos secundarios. En concentraciones inferiores parece seguro, ya que se absorbe en el intestino delgado y se elimina a través de la orina. En el caso de exceder la dosis marcada se incrementa el riesgo de padecer diarreas.

El consumo en dosis demasiado grandes de eritritol podría aumentar la producción de gas a nivel intestinal. Este efecto, aunque fisiológicamente se considera inocuo, podría incomodar a quien lo sufre, causando dolores o malestares abdominales.

Eritritol y salud bucal

En los últimos años se han estudiado los efectos del eritritol sobre la salud bucal. Es posible encontrar investigaciones que afirman que una ingesta moderada del aditivo genera una protección frente a las caries. Ahora bien, el consumo ha de ser prolongado y en dosis bajas.

De acuerdo con un estudio publicado en Advances in Dental Research, el aditivo es capaz de reducir la placa bacteriana a nivel dental. Así se consigue eliminar una buena parte de las bacterias capaces de generar la caries a medio plazo. Se tratan sobre todo de microorganismos que sobreviven fermentando azúcares.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que una buena higiene bucal será clave a la hora de prevenir problemas de este tipo. Es importante seguir las indicaciones del especialista y lavarse los dientes de forma oportuna tras las comidas. El consumo de eritritol no está indicado como tratamiento preventivo al uso.

Evitar el consumo de ultraprocesados excesivamente dulces también puede resultar una alternativa eficaz de cara a disminuir la incidencia de las caries y de la placa bacteriana dental.

Eritritol, un edulcorante aparentemente saludable

El eritritol podría ser un edulcorante más saludable que la mayor parte de los que se utilizaban hasta ahora para la confección de productos lights o similares. Cuenta con la ventaja de no metabolizarse y de excretarse de forma sencilla a través de la orina. El no impactar sobre la microbiota es un punto muy a favor.

De todos modos, es importante no abusar de esta clase de aditivos. Al fin y al cabo son sustancias químicas poco presentes en la naturaleza, por lo que el cuerpo humano no está diseñado para enfrentarse a ellas en grandes cantidades. Una ingesta excesiva podría generar problemas a medio plazo.

Hay que destacar que faltan ensayos y estudios con muestras poblacionales grandes que identifiquen de forma precisa los posibles riesgos derivados del consumo frecuente de eritritol. En la actualidad la literatura solo menciona algunos casos de diarreas, aunque desaconseja su uso si existen patologías intestinales.

Te podría interesar...
¿Qué es el plato de Harvard?
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
¿Qué es el plato de Harvard?

El plato de Harvard es un método nutricional para la elaboración de comidas principales que mejora la salud a mediano plazo.



  • Plaza-Diaz J, Pastor-Villaescusa B, Rueda-Robles A, Abadia-Molina F, Ruiz-Ojeda FJ. Plausible Biological Interactions of Low- and Non-Calorie Sweeteners with the Intestinal Microbiota: An Update of Recent Studies. Nutrients. 2020 Apr 21;12(4):1153. doi: 10.3390/nu12041153. PMID: 32326137; PMCID: PMC7231174.
  • Chen W, Zhang S, Wu J, Ye T, Wang S, Wang P, Xing D. Butyrate-producing bacteria and the gut-heart axis in atherosclerosis. Clin Chim Acta. 2020 Aug;507:236-241. doi: 10.1016/j.cca.2020.04.037. Epub 2020 May 4. PMID: 32376324.
  • Regnat K., Mach RL., Mach Aigner AR., Erythritol as sweetener - wherefrom and whereto? Applied Microbiology and Biotechnology, 2018.
  • Wölnerhanssen BK, Meyer-Gerspach AC, Beglinger C, Islam MS. Metabolic effects of the natural sweeteners xylitol and erythritol: A comprehensive review. Crit Rev Food Sci Nutr. 2020;60(12):1986-1998. doi: 10.1080/10408398.2019.1623757. Epub 2019 Jun 16. PMID: 31204494.
  • Landrigan PJ, Straif K. Aspartame and cancer - new evidence for causation. Environ Health. 2021 Apr 12;20(1):42. doi: 10.1186/s12940-021-00725-y. PMID: 33845854; PMCID: PMC8042911.
  • de Cock P. Erythritol Functional Roles in Oral-Systemic Health. Adv Dent Res. 2018 Feb;29(1):104-109. doi: 10.1177/0022034517736499. PMID: 29355425.