Los cambios de humor durante la menopausia

Los altibajos no son infrecuentes a lo largo de la vida de una mujer. Sin embargo, parece que en la menopausia resultan aún más notorios. ¿Se los puede tratar?
Los cambios de humor durante la menopausia
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por Leonardo Biolatto el 22 junio, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 22 junio, 2021

Última actualización: 22 junio, 2021

Los cambios de humor durante la menopausia son uno de los síntomas más asociados a esta etapa de la vida, junto con los sofocos. Por lo general, se tienden a definir como una mezcla entre irritabilidad y bajones del estado del ánimo. Ahora bien, ¿es esto realmente así?

Teniendo en cuenta que no todas las mujeres son iguales, podemos decir que los cambios de humor no siguen un patrón fijo. Eso quiere decir que, si bien hay una cifra alta de mujeres que parecen más propensas a mostrarse hostiles e irritables y con bajones más intensos a menudo, otras pueden presentar cambios más relevantes que estos, o bien de maneras distintas.

Causas de los cambios de humor en la menopausia

La gran mayoría de los cambios que ocurren en el organismo tienen un impacto global. Esto quiere decir que, aunque no lo parezca (o no lo percibamos), un síntoma físico no solo afecta a este nivel, sino que puede derivar en modificaciones en el estado de ánimo.

¿Alguna vez recuerdas haberte sentido más irritable porque tenías un dolor de cabeza intenso? Quizás sí. Y aunque este es un ejemplo muy puntual y resumido, nos permite entender cómo una molestia puede alterar el estado de ánimo.

La transición a la menopausia es un momento de cambio físico y psicológico para muchas mujeres de mediana edad. A menudo, los síntomas que se experimentan durante la perimenopausia, como los sofocos y los sudores nocturnos, pueden coincidir con los síntomas de la depresión, lo que dificulta su diagnóstico.

The North American Menopause Society

Sensibilidad a los cambios hormonales

Aunque existen diversas opiniones en la comunidad científica, hay expertos que consideran que, al igual que otros síntomas físicos, los cambios de humor durante la menopausia guardan relación con las fluctuaciones hormonales. Más concretamente, con la disminución progresiva de los estrógenos y las variaciones de la progesterona, tal y como confirman diversos estudios publicados en la última década.

Los estrógenos no solo cumplen un rol clave en el aparato reproductor femenino, sino que también contribuyen con la regulación de los neurotransmisores. De acuerdo con un estudio titulado Cognition, mood and Sleep in menopausal transition: the role of menopause hormone therapy(2019), los síntomas neurológicos (trastornos del sueño, niebla cerebral o brain fog y cambios de humor) son una de las principales quejas de las mujeres en la transición a la menopausia, con un impacto significativo en su calidad de vida, productividad y salud física.

Insomnio en la menopausia.
El insomnio en la menopausia responde a diferentes motivos, desde las hormonas hasta las preocupaciones mentales.

Problemas de sueño

¿Quién no se siente sensible e irritable después de una o varias noches sin poder dormir bien o no haber podido pegar un ojo en absoluto? El hecho de no disfrutar de un sueño reparador (porque se producen múltiples despertares a lo largo de la noche o porque no se consigue conciliar el sueño fácilmente), puede dar pie a cambios en el humor durante la menopausia.

Por supuesto, no de manera aislada, sino en combinación con otras molestias. Aquí podemos sumar a los sofocos, el dolor de cabeza y el cansancio generalizado.

Una apnea del sueño no diagnosticada y otros problemas de salud que impidan disfrutar de un descanso nocturno adecuado pueden influir negativamente en la salud mental. Dormir menos de 7 horas al día por largas temporadas puede aumentar el riesgo de sufrir trastornos del estado del ánimo.

La ansiedad y la depresión, sobre todo en mujeres con tendencia sensible, son cuadros asociados. Así lo exponen los expertos de la Australasian Menopause Society.

Circunstancias de la vida

La circunstancias de la vida siempre pueden influir en la salud de distintas maneras. Así, dependiendo de cuál sea la dinámica familiar o la actitud que se tenga hacia el trabajo o la jubilación, y la manera en que se gestione el estrés, una mujer puede tener más o menos cambios de humor durante la menopausia.

Las inquietudes suelen girar en torno a los siguientes tópicos:

  • Vida social.
  • Trabajo o jubilación.
  • Economía del hogar.
  • Adolescentes que vivan en casa.
  • Cuidado de los padres en la tercera edad.
  • Evolución del matrimonio o relación de pareja.
  • Actitud hacia el envejecimiento.

Los cambios de humor pueden estar infundidos por varios de los puntos anteriores y agravarse por el sedentarismo. Es por ello que la actividad física resulta indispensable en esta etapa.

Terapia hormonal para la menopausia.
Los medicamentos para la menopausia se prescriben solo cuando los beneficios superan a los riesgos, por lo que siempre debe mediar una consulta profesional.

Estrategias de afrontamiento para los cambios de humor en la menopausia

Para enfrentar los cambios de humor durante la menopausia lo más recomendable es mantener un estilo de vida saludable, según las indicaciones del médico. En este sentido, una buena rutina de ejercicios (de al menos 150 minutos a la semana) junto con una dieta adecuada pueden contribuir con el bienestar.

Por supuesto, hay casos que pueden requerir otros abordajes más puntuales:

  • Terapia hormonal: consiste en la prescripción de fármacos que reemplazan a los estrógenos naturales que redujeron su presencia.
  • Medicamentos antidepresivos: si se diagnostica depresión se podrán utilizar medicamentos acordes.
  • Tratamiento para los problemas de sueño: el insomnio puede abordarse desde la farmacología y desde la implementación de conductas que favorezcan la higiene del sueño.
  • Tratamientos para los sofocos: los sofocos en la menopausia pueden ser intensos, al punto de molestar en la realización de actividades cotidianas. La misma terapia hormonal y los antidepresivos son opciones que se emplean para reducir la sintomatología.

Aplicar técnicas para manejar el estrés, practicar regularmente hobbies, hacer actividad física y cultivar las relaciones sociales y los vínculos afectivos puede contribuir con el éxito. Esto se traduce en una mayor facilidad para sobrellevar los cambios de humor durante la menopausia.

La terapia psicológica es otra ayuda a la que se puede recurrir. Hoy por hoy es más accesible que nunca, ya que existen incluso modalidades de consulta en línea.

It might interest you...
Osteoporosis y menopausia: lo que debes saber
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Osteoporosis y menopausia: lo que debes saber

Osteoporosis y menopausia es un binomio común. Especialmente entre mujeres blancas y asiáticas, según afirman algunos autores.