6 beneficios de madrugar y consejos para lograrlo

Entre los beneficios de madrugar a destacar está el tiempo extra que tenemos para cumplir con todas nuestras tareas. Además, tiene un impacto positivo en la salud física y mental.
6 beneficios de madrugar y consejos para lograrlo
Laura Ruiz Mitjana

Revisado y aprobado por Laura Ruiz Mitjana el 31 mayo, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 11 enero, 2021

Última actualización: 31 mayo, 2021

Aunque hablar de los beneficios de madrugar no es nada nuevo, pues hace parte de los sabios consejos de los padres, la ciencia ha hablado y ha investigado en mayor profundidad. El dicho popular de que “al que madruga Dios le ayuda” es cierto, pues es innegable que el día rinde mucho más.

Además, teniendo en cuenta que durante las primeras horas se presenta un aumento en la presión arterial, sube la temperatura corporal y también llega a su pico más alto el cortisol y la glucosa, hay más energía para cumplir con las tareas.

Esto es fundamental teniendo en cuenta que una de las quejas más comunes en trabajadores y estudiantes es que el tiempo no alcanza para cumplir con todos los deberes, dedicarle tiempo a la familia o a sí mismo. La solución también parece estar en madrugar.

Sí, suena sencillo, pero a la hora de la acción para muchos es un némesis difícil de derrotar. Por eso, en este artículo también incluimos algunos consejos que pueden facilitarle a las personas despertar temprano.

Los beneficios de madrugar

Para aumentar la motivación de madrugar vamos a describir con un poco más de profundidad aquellos beneficios que por muchos años nos han dicho que trae el levantarse más temprano cada día.

Reloj para despertar temprano.
Permanecer despierto durante la noche afecta la productividad al día siguiente.

1. Aumenta la productividad

El cuerpo humano es inteligente y posee una especie de reloj biológico que emite señales que indican cuándo dormir y cuándo despertar. A este reloj se le conoce como ciclo circadiano y está influenciado por las fases de luz.

Como lo mencionamos, en la mañana se activan ciertas funciones vitales y aumenta la presión arterial, la temperatura corporal y el cortisol. En particular, el cortisol es una hormona vital para el organismo que se activa al despertar y aumenta a lo largo del día, alcanzando su mayor nivel hacia el mediodía.

El aumento de esta hormona, así como la activación de las demás funciones vitales, hacen que estemos más predispuestos a ser productivos en horas de la mañana. Por el contrario, al ir terminando la jornada estas funcionen empiezan a disminuir porque el cuerpo se prepara para el descanso nocturno.

De hecho, un estudio publicado en Sleep Research Society y realizado por la Universidad de Oxford señaló que, en las personas que tienden a permanecer despiertas en la noche, las funciones cognitivas a lo largo del día se ven reducidas. Esto en comparación con las que mantienen hábitos saludables de sueño.

2. El día rinde más

Hay que partir de la realidad. El día no puede durar más de 24 horas. Ese es el tiempo que tenemos para realizar los deberes laborales y personales. Pero para hacer que este tiempo rinda mucho más podemos organizarnos.

Por esto es que se considera que uno de los beneficios de madrugar es que el día se convierte en una jornada aprovechable. Al despertar a las 6 a.m. se contaría con alrededor de 12 horas productivas, suponiendo que a las 6 p.m. nos dispongamos a descansar.

Entonces, si empezamos el día a las 10 a.m. tendremos solo 8 horas productivas, a no ser que usemos tiempo nocturno para completar, lo que puede alterar el ciclo circadiano y causar alteraciones en el sueño que, según estudios, afectan el rendimiento académico.

3. Lleva a las personas a ser más organizadas

Este beneficio está muy relacionado con el anterior. Las personas que madrugan más, tienen más tiempo al día para realizar sus actividades, siempre y cuando las planifiquen bien. Por ello, es recomendable establecer un orden del día que incluya todo aquello que debemos y queremos hacer. Así, se convertirá en un hábito.

Recuerda dejar tiempo para realizar actividades como el ejercicio y meditar. Ambas contribuyen a conciliar el sueño, descansan tu mente y te permitirán despertar mucho más temprano sin sentirte cansado.

4. Mejora los hábitos de sueño

De acuerdo con diversos estudios, los problemas del sueño tienen relación directa con algunas enfermedades como las cardiovasculares. Además, se afecta la salud mental, provocando desmotivación y un regular funcionamiento cognitivo.

Teniendo en cuenta que al madrugar se aprovechan los picos de energía y se realizan más actividades, se sincroniza el ciclo circadiano, lo que contribuye a conciliar el sueño luego.

5. Aumenta las emociones positivas

Las personas que madrugan tienen mejores emociones positivas en comparación con aquellas que despiertan mucho más tarde. Además, las madrugadoras tienden a tener personalidades más estables y mejor salud general.

6. Podría disminuir la depresión

Una gran parte de los pacientes diagnosticados con depresión y ansiedad sufren de insomnio. Por esto, madrugar puede contribuir a mejorar los hábitos de sueño y disminuir los episodios de desvelo.

De esta forma, se está contrarrestando uno de los denominados factores de riesgo de la depresión, como algunos estudios han catalogado al insomnio.

Consejos para aprovechar los beneficios de madrugar

Ahora que conoces algunos beneficios de madrugar y estarás pensando cómo empezar a hacer de éste un hábito. Sin duda alguna, seguir estos consejos podría contribuir.

Levántate en cuanto suene la alarma

Dormirse temprano y tener una buena noche de sueño facilitará que te despiertes con la primera alarma. Aunque no hay estudios concretos sobre las afectaciones de posponerla una y otra vez, se recomienda programar el despertador a una hora específica y levantarnos en cuanto suene.

Un truco es colocar el despertador en una mesa lejos de tu cama, así tendrás que ponerte de pie cuando suene. Aprovechando esto, antes que todo tiende tu cama y ve a ducharte. De esta forma habrá menos posibilidades de volverte a acostar.

Lee antes de dormir

Se ha comprobado que leer antes de dormir contribuye a conciliar el sueño, pues disminuye el estrés y relaja el cuerpo para disponerlo al descanso. Así que si eres de las personas que tiene problemas para dormir y, por ende, para madrugar, puedes empezar a leer en las noches.

Además, leer tiene otros beneficios, como disminuir el estrés, ejercitar la memoria y aumentar la creatividad. Estas habilidades te permitirán tener un gran día al despertar.

Leer en la cama para conciliar el sueño.
La lectura es de ayuda para mejorar el descanso nocturno, según lo revelan investigaciones.

Escucha música

Los impulsos musicales estimulan al cerebro, segregando una serie de hormonas que relajan el cuerpo y estabilizan el ciclo circadiano. Es por esta razón que escuchar música en las noches aporta a conciliar el sueño con mayor facilidad.

Una investigación reveló que el impacto de la música es tal, que puede ser usada como un tratamiento muy útil en pacientes con trastornos del sueño relacionados con el padecimiento de enfermedades mentales. Así que, si leer en la noche no es lo tuyo, intenta escuchando música suave y tranquila.

Acuéstate más temprano

Si eres de las personas que se duerme pasadas las 11 p.m., procura sincronizar tu ciclo circadiano acostándote cada vez una hora más temprano hasta lograr establecer un horario fijo de sueño. De esta forma podrás levantarte en las mañanas mucho más descansado y sin mayor problema.

¡Anímate y disfruta de los beneficios de madrugar!

Como puedes darte cuenta, la ciencia ha respaldado varios de los beneficios de madrugar. Este hábito contribuye a que tengas un mejor día en el que no haya excusas para realizar actividades que pueden mejorar tanto tu estado físico como mental, social y familiar.

It might interest you...
7 beneficios de escuchar música para el cerebro
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
7 beneficios de escuchar música para el cerebro

El cerebro es el órgano que filtra todos los beneficios de escuchar música. La melodía llega a él a través de los oídos y lo impacta.



  • Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés) (2007). Sleep and circadian rhythms In Brain basics: Understanding sleep. Disponible en: https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Understanding-Sleep
  • Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development (NICHD) (2018). ¿Qué son los ritmos circadianos?
  • Elise R Facer-Childs, Brunno M Campos, Benita Middleton, Debra J Skene, Andrew P Bagshaw, Circadian phenotype impacts the brain’s resting-state functional connectivity, attentional performance, and sleepiness, Sleep, Volume 42, Issue 5, May 2019, zsz033, https://doi.org/10.1093/sleep/zsz033
  • Diana Paola Gutiérrez (2012). Privación crónica de sueño en adolescentes universitarios y su influencia en el rendimiento académico. (Tesis de maestría). Universidad Militar Nueva Granada, Bogotá. Disponible en: https://repository.unimilitar.edu.co/bitstream/handle/10654/9960/GutierrezDiazDianaPaola2012.pdf?sequence=2&isAllowed=y
  • Sueño saludable: evidencias y guías de actuación. Documento oficial de la Sociedad Española de Sueño. Vol. 63, Supl. 2, Octubre  2016. ISSN 0210-0010.
  • Erick Chan-Chan, Carmela Cisneros-Dorantes, Susana Martín-Arceo, Astrid Reyes-León. El insomnio como factor de riesgo para la depresión en mujeres embarazadas. Perinatol Reprod Hum 2013; 27 (3): 171-176. Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/inper/ip-2013/ip133f.pdf
  • Consejos para dormir: seis pasos para dormir mejor. Mayo Clinic.