Cómo afecta el calor al embarazo

El calor afecta de muchas formas a las embarazadas. Veamos qué dicen los expertos sobre ello.
Cómo afecta el calor al embarazo
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 24 agosto, 2022

Tradicionalmente, los niños menores de 5 años y los adultos mayores de 65 se han incluido como parte de la población más vulnerable al calor. En 2017, y de manera formal, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC) incluyó a las mujeres embarazadas dentro de la población vulnerable. Esto debido a la creciente evidencia de cómo el calor afecta al embarazo.

De manera general, tanto las embarazadas como la población no están al tanto de los riesgos que supone la elevación de la temperatura en la gestación. Los programas de concienciación son relativamente recientes, en parte debido los veranos intensos y a las olas de calor de los últimos años. Veamos qué dicen los expertos sobre la relación entre el calor y el embarazo.

6 formas en las que el calor afecta al embarazo

La producción interna de calor aumenta de manera natural durante la gestación. Lo hace debido a una variedad de factores, como lo son el metabolismo fetal y placentario, el aumento de la masa corporal y el esfuerzo físico de la madre para lidiar con el proceso.

Dado que la capacidad de termorregulación se compromete durante este periodo, las gestantes son susceptibles a los cambios de temperatura exógenos. Analizamos 6 formas en las que el calor afecta el embarazo de acuerdo con la evidencia científica.

1. Insolación y agotamiento por calor

Como bien nos recuerda la Asociación Estadounidense del Corazón, la insolación y el agotamiento por calor son los principales problemas asociados con el calor en el embarazo. También lo es para la deshidratación, la cual puede ocasionar lo que se conoce como contracciones de Braxton Hicks. Los mareos y los desmayos también con complicaciones en la gestantes ante la exposición prolongada al calor intenso.

2. Problemas en el desarrollo del feto

Un estudio publicado en Environmental Health Perspectives en 2019 evalúo la relación entre la temperatura del ambiente y los marcadores de crecimiento fetal. Los investigadores analizaron casi 30 millones de nacimientos en EE. UU. entre 1989 y 2002. Encontraron que las altas temperaturas se asocian con un mayor riesgo de nacer pequeño para la edad gestacional y un menor peso al nacer a término. En especial, durante el segundo y tercer trimestre de embarazo.

Si bien el riesgo es bajo, es lo suficientemente alto para poder establecer una relación causal. Esta es más aparente en mujeres embarazadas que viven en climas fríos o templados y que se exponen a temperaturas inusualmente altas en el verano. Hay muchas variables que entran en juego, como ya hemos dicho, de manera que estos resultados deben asumirse con cuidado.

3. Mayor riesgo de parto prematuro

El calor y embarazo pueden llevar a complicaciones
La deshidratación y los cambios en el organismo por el exceso de calor pueden llevar a un episodio de parto prematuro.

Un metaanálisis publicado en The BMJ en 2020 encontró que las probabilidades de un parto prematuro aumentan en 1,05 % por cada elevación de 1 °C en la temperatura ambiental. Las olas de calor y los veranos particularmente intensos aumentan ligeramente el riesgo. Este se manifiesta ante la exposición prolongada al calor, como por ejemplo al interactuar en espacio abiertos.

4. Defectos cardíacos congénitos

Un trabajo publicado en Environmental Health Perspectives en 2016 encontró que la exposición al calor ambiental al inicio del embarazo aumenta el riesgo de defectos cardíacos congénitos. En principio, se relaciona con defectos no críticos, como por ejemplo los del tabique auricular.

Estudios posteriores han confirmado esta asociación, la cual a pesar de ser baja se debe tener en cuenta en conjunto con otras variables (fumar, tener diabetes, la alimentación y demás) que aumentan el riesgo de dichas anomalías.

5. Mayor riesgo de preeclampsia

Se ha sugerido que la temperatura ambiental alta puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de preeclampsia. Aunque no se conocen muy bien los mecanismos, se piensa que la temperatura exterior podría asociarse con perturbaciones en la homeostasis del calor materno.

Esto ocasionaría una reasignación de recursos energéticos endógenos y la disponibilidad de estos para el feto. Como consecuencia, los cambios fisiológicos podrían derivar en preeclampsia.

6. Mayor riesgo de muerte fetal

Un trabajo publicado en American Journal of Epidemiology en 2012 sugirió que el calor eleva el riesgo de muerte fetal en las embarazadas. Especialmente, el riesgo es mayor durante las últimas 4 semanas de embarazo. En 2014, un grupo de investigadores encontró una asociación positiva entre la elevación de la temperatura en Japón y el número de muertes fetales explicables por esta vía.

Consejos para evitar los efectos del calor en el embarazo

El calor y embarazo no se llevan de la mano
Establecer una correcta hidratación en los meses más calurosos del año es fundamental para evitar complicaciones de salud.

Las consecuencia citadas anteriormente se manifiestan ante elevaciones intensas de la temperatura. Incluso cuando la temperatura se eleva solo unos grados por encima de lo habitual pueden aparecer complicaciones, como el ya citado golpe de calor. Frente a ello se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Evita hacer ejercicio al aire libre durante los momentos del día más calurosos. Hazlo por la mañana o por la noche.
  • Limita la exposición directa a los rayos del sol en el exterior.
  • Utiliza prendas de ropa holgadas y que fomenten la transpiración.
  • Evita el esfuerzo excesivo en las tareas cotidianas.
  • Bebe abundante agua en el transcurso del día.
  • Lleva un atomizador con agua para refrescarte cuando sea necesario.
  • Tomar varias duchas a lo largo del día.

En caso de que se detecten síntomas como fatiga, mareos, aturdimiento o sed excesiva en el exterior se debe buscar un lugar fresco de inmediato. Si los signos persisten no dudes en recurrir a un centro médico. Consulta con tu especialista sobre qué otras cosas puedes hacer para minimizar los riesgos asociados del calor en el embarazo.

Te podría interesar...
La alimentación en el embarazo: consejos y recomendaciones
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
La alimentación en el embarazo: consejos y recomendaciones

Cuidar la alimentación en el embarazo se considera determinante para conseguir alcanzar un buen estado de salud.



  • Auger N, Fraser WD, Sauve R, Bilodeau-Bertrand M, Kosatsky T. Risk of Congenital Heart Defects after Ambient Heat Exposure Early in Pregnancy. Environ Health Perspect. 2017 Jan;125(1):8-14.
  • Chersich MF, Pham MD, Areal A, Haghighi MM, Manyuchi A, Swift CP, Wernecke B, Robinson M, Hetem R, Boeckmann M, Hajat S; Climate Change and Heat-Health Study Group. Associations between high temperatures in pregnancy and risk of preterm birth, low birth weight, and stillbirths: systematic review and meta-analysis. BMJ. 2020 Nov 4;371:m3811.
  • Fukuda M, Fukuda K, Shimizu T, Nobunaga M, Mamsen LS, Yding Andersen C. Climate change is associated with male:female ratios of fetal deaths and newborn infants in Japan. Fertil Steril. 2014 Nov;102(5):1364-1370.e2.
  • Lin S, Lin Z, Ou Y, Soim A, Shrestha S, Lu Y, Sheridan S, Luben TJ, Fitzgerald E, Bell E, Shaw GM, Reefhuis J, Langlois PH, Romitti P, Feldkamp ML, Malik S, Pantea C, Nayak S, Hwang SA, Browne M; National Birth Defects Prevention Study. Maternal ambient heat exposure during early pregnancy in summer and spring and congenital heart defects - A large US population-based, case-control study. Environ Int. 2018 Sep;118:211-221.
  • Sun S, Spangler KR, Weinberger KR, Yanosky JD, Braun JM, Wellenius GA. Ambient Temperature and Markers of Fetal Growth: A Retrospective Observational Study of 29 Million U.S. Singleton Births. Environ Health Perspect. 2019 Jun;127(6):67005.
  • Shashar S, Kloog I, Erez O, Shtein A, Yitshak-Sade M, Sarov B, Novack L. Temperature and preeclampsia: Epidemiological evidence that perturbation in maternal heat homeostasis affects pregnancy outcome. PLoS One. 2020 May 18;15(5):e0232877.
  • Strand LB, Barnett AG, Tong S. Maternal exposure to ambient temperature and the risks of preterm birth and stillbirth in Brisbane, Australia. Am J Epidemiol. 2012 Jan 15;175(2):99-107.
  • UNFCCC, & Advice, SBFSAT. Human Health and Adaptation: Understanding Climate Impacts on Health and Opportunities for Action.