6 tipos de terapias psicológicas

Existen múltiples tipos de terapias psicológicas que varían en sus objetivos, elementos que enfatizan durante el proceso y características fundamentales. En este artículo hemos seleccionado 6 de las más importantes.

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana en 30 Enero, 2021.

Última actualización: 30 Enero, 2021

La psicoterapia es un tratamiento de naturaleza psicológica en el que se trabaja con una persona para lograr remitir su sufrimiento emocional, a través de cambios en su comportamiento, pensamiento y emoción. Existen muchos tipos de terapias psicológicas.

Estas varían en función de qué elementos se enfatiza en cada una de ellas, cuáles son sus objetivos, desde qué perspectiva se trabaja, cómo se entienden las alteraciones y problemas psicológicos.

Puede que hayas oído a hablar del enfoque cognitivo, el conductual, el psicoanalítico… Estas son solo algunas de las corrientes psicológicas y aunque existen más, hemos seleccionado 6 tipos que varían en su abordaje y características fundamentales. ¿Cómo se trabaja con el paciente desde cada una de estas perspectivas? ¡Vamos a conocerlo!

“La ciencia termina con el diagnóstico. El tratamiento no es más que arte”.

-Unamuno-

6 tipos de terapias psicológicas

Hemos seleccionado 6 tipos de terapias psicológicas muy utilizadas en el contexto psicoterapéutico. Sin embargo, existen algunas más. ¿Quieres conocer sus características fundamentales y cuáles son sus objetivos?

1. Terapia cognitivo-conductual

Uno de los tipos de terapias psicológicas más utilizada en la actualidad (al menos en Europa) es la cognitivo-conductual (TCC). Este enfoque se basa en el principio de que, si un comportamiento inadaptado o inadecuado puede ser aprendido, también puede ser desaprendido.

A través de este enfoque se trabaja con las ideas y los pensamientos del paciente, porque estos tienen una gran repercusión en sus emociones y en sus acciones. Por otro lado, según la TCC, las actitudes, los pensamientos negativos y los hábitos disfuncionales son respuestas aprendidas.

De este modo, la mejor manera de desaprenderlas es intentar nuevas formas de pensar, actuar y sentir. Las mismas debiesen ser más adaptativas y constructivas.

Mediante la TCC se pretende modificar los patrones de pensamiento y de actuación del paciente, a fin de modificar sus emociones y su estado anímico. Algunas de las técnicas que se utilizan son la reestructuración cognitiva (por ejemplo, la técnica de las tres columnas), las de modificación de conducta (por ejemplo, la extinción) y la exposición.

Existen muchas modalidades de terapias psicológicas y no solo 6. A su vez, se siguen desarrollando nuevos abordajes.

2. Terapia cognitiva

Entendemos por cognitivos a  todos aquellos procesos de pensamiento de la persona, es decir, la atención, la planificación, el juicio, la toma de decisiones, el aprendizaje y la memoria. Este enfoque, también muy utilizado en psicoterapia, parte de la idea fundamental de que los pensamientos influyen en los sentimientos y en las respuestas.

A su vez, esa situación es una construcción subjetiva que hacemos de la realidad. Por lo tanto, el objetivo de este tipo de terapia es ahondar en estos pensamientos para modificarlos y hacerlos más adaptativos.

Es decir, es un enfoque que trabaja mucho con las ideas, las creencias, los pensamientos disfuncionales y los pensamientos automáticos del paciente, a fin de mejorar su sintomatología emocional. Así, se pretende ayudar a las personas a que conozcan las distorsiones cognitivas que tienen.

3. Psicoanálisis

El psicoanálisis o enfoque psicodinámico no se utiliza tanto en Europa, pero sí en Argentina, por ejemplo. En sus orígenes encontramos al famoso neurólogo y psicoanalista Sigmund Freud, considerado el padre del psicoanálisis. Aunque después de él vinieron otros y se introdujeron pequeñas variaciones.

El psicoanálisis es un enfoque terapéutico que otorga mucha importancia al inconsciente, a la infancia, al establecimiento de los primeros vínculos afectivos y a la relación que tuvimos con la familia, así como la sexualidad. Se trata de una terapia intensiva basada en el presupuesto de que las personas, muchas veces, desconocen los factores que determinan sus emociones y comportamientos.

Así, a través de este enfoque se explora de qué manera estos elementos inconscientes de la psique están afectando nuestras relaciones y patrones de pensamiento, emoción y comportamiento. Según el psicoanálisis, el origen de muchos sufrimientos y trastornos mentales está en los deseos reprimidos, en ansiedades infantiles inconscientes y mecanismos defensivos que utilizamos para protegernos.

4. Terapia Gestalt humanista

Este enfoque es de tipo existencial-humanista y se basa en la relación terapéutica como principal herramienta de cambio. Deriva de la escuela de pensamiento Gestalt, una terapia fenomenológica-existencial.

Dicha terapia se guía por la idea de que cada persona es un todo (mente, cuerpo y alma) y que puede ser comprendida de mejor forma teniendo en cuenta su situación actual y cómo la experimenta. ¿Por qué es una terapia fenomenológica? Porque se centra en cómo el paciente percibe e interpreta su realidad.

¿Y por qué existencial? Porque considera a las personas dentro de un proceso de devenir y de redescubrimiento constante de sí mismas. La figura del psicólogo en el contexto de una terapia Gestalt humanista es auténtica, comprensiva y que acepta incondicionalmente a su paciente.

A través de la terapia, el terapeuta acompaña a su paciente a descubrir quién es, qué quiere en la vida, qué sentido le otorga y cómo potenciar todas sus fortalezas. Este enfoque está centrado en el presente, en el famoso aquí y ahora.

5. Terapia sistémica breve

Otro de los tipos de terapias psicológicas más utilizados es la sistémica breve. Este enfoque pone el énfasis en los recursos, las competencias y las fortalezas de la persona, que serían las que permitirían el desarrollo y movilización de sus potencialidades.

Además, pone también el acento en los aspectos emocionales y cognitivos de las posibles dificultades que sufre el paciente. En este sentido, la terapia sistémica breve considera las problemáticas como fruto de las relaciones que mantiene la persona consigo mismo y con su entorno.

Es decir, a través de este enfoque se da un gran peso al contexto y a las dinámicas en las que está inmerso el paciente en su vida. Un psicólogo sistémico intenta ayudar a desarrollar nuevas maneras de interactuar con los demás.

En definitiva, se considera que el contexto y el entorno (entendido como un conjunto de sistemas, relaciones y actuaciones) contribuyen a mantener (y también a resolver) los problemas psicológicos.

La elección del tipo de terapia depende del terapeuta y del trastorno de base, ya que hay técnicas más adecuadas para cada caso.

6. Terapia racional-emotiva-conductual (TREC)

La terapia racional-emotiva-conductual (TREC) fue desarrollada por el psicólogo Albert Ellis (1913-2007). A través de este enfoque se considera que los problemas conductuales y emocionales de la persona pueden tener su origen en tres fuentes diversas: el pensamiento, las emociones y las acciones (comportamiento).

Ellis enfatizó en cómo los pensamientos pueden incidir en los problemas psicológicos. Así, demostró que pensamiento y emoción se relacionan. Además, afirmó que lo que causa el sufrimiento emocional muchas veces no es lo que nos sucede (hechos), sino qué nos decimos sobre lo que nos sucede (interpretaciones y creencias).

Podemos entender mejor el funcionamiento de la TREC a través de un esquema: en su origen encontramos las expectativas, pensamientos y creencias de las cosas. Después vendría el acontecimiento y la interpretación que hacemos.

Esto último sería lo que generaría un sentimiento y finalmente una acción. Así, a través de la TREC se trabaja mucho en esas creencias que hace el paciente de los hechos.

¿Hay terapias psicológicas mejores que otras?

Hemos visto algunas de las terapias psicológicas más utilizadas y cómo cada una de ellas le da un peso a uno u otro elemento de la psique y de la vida de la persona. Muchos terapeutas optan cada vez más por incluir en sus intervenciones elementos de diferentes corrientes.

En la actualidad no está demostrado que un tipo de terapia sea más eficaz que otra. Sin embargo, sí podemos decir que hay tipos de terapias psicológicas más eficaces para determinados trastornos. Por ejemplo, una terapia de exposición (conductual) para las fobias específicas o la reestructuración cognitiva para la depresión con distorsiones cognitivas.

“Conozca todas las teorías. Domine todas las técnicas. Pero al tocar un alma humana, sea apenas otra alma humana”.

-Carl G. Jung-

Te podría interesar...
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
10 claves para ser feliz, según la ciencia

Según la ciencia, hay algunas claves para ser feliz que nos pueden guiar para alcanzar este deseo. Sin embargo, es una decisión propia.



  • Caballo, V. (2010), Manual de técnica y Modificación de conducta.
  • Lega, Leonor, Francesc Sorribes, and Montserrat Calvo. "Terapia Racional Emotiva Conductual." Editorial Paidós: Psicología, psiquiatría, Psicoterapia (2017).
  • Traverso, Gabriel. "La terapia Gestalt:¿ un enfoque humanista o existencial?." (2009).
  • Ellis, A. (2003), Manual de Terapia Racional Emotiva, Editorial Desclée.
  • Pérez, M., Fernández, J.R., Fernández, C. y Amigo, I. (2010). Guía de tratamientos psicológicos eficaces I y II. Madrid: Pirámide.
  • González Pescador, Marta. "Intervención sistémica breve." (2017).

Graduada en Psicología por la Universidad de Barcelona en el año 2015. Máster en Psicopatología Clínica Infantojuvenil por la Universidad Autónoma de Barcelona (2017). Se ha especializada en trastornos del neurodesarrollo (autismo y discapacidad intelectual). Actualmente, trabaja como psicóloga infantojuvenil en la Associació Catalana del Síndrome X Fràgil y en el centro multidisciplinar, Món Pediàtric (Barcelona). También trabaja como psicóloga en un Centro Ocupacional, en la Fundació Asproseat Proa Esplugues, donde atiende a jóvenes y adultos con discapacidad intelectual y trastornos mentales asociados. Ha escrito para revistas digitales como Psicología y Mente, La Guía Femenina, AZsalud y Mirial. Número de colegiada: Catalunya COPC 26993.