Los 15 tipos de psicópatas

La psicopatía es menos evidente de lo que muestran las películas y otros medios de comunicación. En realidad, se trata de un trastorno psiquiátrico que requiere atención profesional y comprensión por parte del entorno. Conoce los 15 tipos de psicópatas.
Los 15 tipos de psicópatas
Samuel Antonio Sánchez Amador

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador.

Última actualización: 11 diciembre, 2021

El término psicópata suele utilizarse bastante a la ligera para describir a las personas que muestran una falta de empatía y desdén por los demás. De todas formas, este concepto engloba un cuadro psicológico anormal que va mucho más allá de un mal gesto o de una respuesta poco acorde con la situación social del momento. ¿Quieres conocer los 15 tipos de psicópatas?

Puede parecer sorprendente, pero fuentes que veremos con posterioridad estiman que hasta el 4 % de las personas del mundo presentan rasgos acordes con la psicopatía en algún momento de su vida. Sin duda, este desajuste tanto biológico como psicológico está más presente en nuestra sociedad de lo que creemos. No dejes de leer, pues aquí te contamos cuáles son los tipos de psicópatas a nivel general.

¿Qué es la psicopatía?

La Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA) define la psicopatía como ‘un sinónimo del trastorno antisocial de la personalidad’. Aunque este término se utilizaba en otros tiempos para designar una enfermedad mental, a día de hoy engloba a un patrón de conducta constante de naturaleza antisocial, falta de empatía y remordimiento y rasgos egocéntricos y desinhibidos.

Se han propuesto muchas definiciones de la psicopatía a lo largo de la historia, algunas de ellas tan confusas que se desvían del término inicial. Incluso, en muchas fuentes se emplea de manera intercambiable con el término sociopatía, generando así aún más confusión. Por ello, a nivel diagnóstico es mucho mejor recurrir al concepto trastorno de personalidad antisocial (TPA).

El TPA, sinónimo de psicopatía a día de hoy, se define como ‘la presencia de una disposición crónica y generalizada de ignorar y violar los derechos de los demás’. A nivel práctico, esto se traduce en el quebrantamiento de leyes continuado, la impulsividad, la agresividad, el uso de técnicas de engaño, la irresponsabilidad y una ausencia clara de empatía, remordimientos y arrepentimiento.

La fuente médica Statpearls estima que la prevalencia del TPA en la sociedad general a lo largo de la vida es de un 1 a un 4 %. Se estima que un 6 % de los varones presentan esta condición, mientras que en mujeres la cifra disminuye a un 2 %. El género parece jugar un papel clave en su desarrollo, ya que los hombres son de 3 a 5 veces más proclives.

Criterios diagnósticos

Decir que una persona es una psicópata cuando se comporta mal es un error. Como cualquier otro trastorno, el TPA requiere una serie de criterios diagnósticos para ser detectado en el paciente. El Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth Edition (DSM-5), editado por la APA en el año 2013, recoge los siguientes signos clínicos:

  • Un patrón generalizado de desprecio y violación de los derechos de los demás, a partir de los 15 años de edad, como lo indican 3 (o más) de los siguientes signos:
    • Fallos a la hora de atenerse a la legislación, lo cual fomenta el ingreso en prisión. 
    • Tendencia al engaño, uso de mentiras y manipulación para alcanzar beneficio o bienestar personal.
    • Impulsividad y fallos a la hora de planear.
    • Irritabilidad y agresividad, lo cual conlleva tendencia a involucrarse en peleas.
    • Falta de responsabilidad a la hora de mantener la integridad ajena.
    • Irresponsabilidad constante, no mantener un comportamiento laboral constante o cumplir con las obligaciones monetarias.
    • Falta de remordimiento, ser indiferente o racionalizar haber lastimado, maltratado o robado a otra persona.
  • El paciente tiene 18 años o más.
  • Las evidencias del trastorno comienzan a observarse antes de los 15 años de edad.
  • La conducta citada no puede explicarse sola por otros trastornos, como la esquizofrenia o la bipolaridad.

Son muchos los requerimientos que hacen a un psicópata ser considerado como tal. La presencia de signos clínicos desde una edad muy temprana es uno de los más importantes.

Los 15 tipos de psicópatas según diversos criterios clasificatorios

El término psicópata no reporta mucho interés a nivel diagnóstico, razón por la cual se han ideado muchas variantes “no oficiales” que tratan de categorizar a las distintas personas con los rasgos citados. Ten en cuenta que estos criterios no siempre son brindados por organizaciones psiquiátricas, así que tómalos con cierta reserva.

1. Los tipos de psicópatas según Kurt Schneider

Kurt Schneider fue un psiquiatra alemán que se especializó en el estudio de la esquizofrenia. En el año 1923, este profesional publicó la obra The Psychopathic Personalities, en la que categorizaba a estas personas problemáticas según varios rasgos. Te mostramos cuáles son.

1.1 Psicópata depresivo

Los tipos de psicópatas incluyen los depresivos
Hay algunos tipos de psicópatas que sufren más que otros por su condición. Es el caso de aquellos con rasgos depresivos.

Es una persona que, aparte de los rasgos citados (dificultad para atenerse a la ley, falta de empatía y más), muestra claras tendencias melancoloides. Tiene un rango de humor por debajo de lo esperado para su situación y comparte con los pacientes melancólicos algunos signos clínicos (aunque atenuados). Estos son los siguientes:

  1. Falta del sentido de placer.
  2. Sentido de proyección pesimista del futuro.
  3. Falta de alegría. 

Estas personas suelen tener dificultad para expresar sus sentimientos, así que buscan otros métodos de escape para paliar sus emociones. Por esta razón, se postula que tienden a las adicciones como el alcoholismo.

1.2 Inseguro

Los psicópatas inseguros se escinden en 2 subtipos más: el sensitivo y el obsesivo-compulsivo. El primero se considera muy impresionable, mientras que el segundo canaliza su malestar con obsesiones. Algunas de las más frecuentes en este último grupo son las siguientes:

  • Agresivas.
  • Necesidad de simetría y precisión.
  • Duda o responsabilidad patológica.
  • Coleccionistas.
  • De naturaleza sexual.
  • Somáticas.
  • Religiosas.

1.3 Hipertímico

El término hipertímico hace referencia a una personalidad excesivamente positiva, hasta el punto de considerarse anormal. Se caracteriza por una presencia muy notable de energía, entusiasmo para realizar actividades, periodos cortos de sueño, voluntad excesiva y tendencia a hablar mucho, entre otras cosas.

Los psicópatas hipertímicos son alegres, extrovertidos e impulsivos. Pueden utilizar su forma de ser aparentemente agradable para engañar a otras personas, manipularlas y cometer transgresiones leves.

1.4 Fanático

Los psicópatas fanáticos se dividen de nuevo en 2 subtipos: los combativos, que son muy insistentes sobre sus falsas nociones y activamente pendencieros, y los excéntricos, que son pasivos, secretistas y desconfiados de los demás.

Esta tipología suele ser bastante más común en hombres que en mujeres.

1.5 Egocéntrico

Los psicópatas son egocéntricos por definición, ya que solo les importa su propia vida y no tienen ningún problema a la hora de pisar a los demás para alcanzar su bienestar propio. De todas maneras, los pacientes con una tendencia más marcada al egocentrismo (attention-seeking en inglés) destacan por su vanidad. Esto es, creen “demasiado” en sí mismos y expresan arrogancia y engreimiento.

Los psicópatas con este rasgo marcado están constantemente resaltando lo mucho que valen, a pesar de que esto no vaya acompañado de hechos tangibles. Tienden a buscar atención y a mentir para generar una imagen de sí mismos que no se corresponde con la realidad.

1.6 Explosivo

El trastorno explosivo intermitente (IED) está presente en el 5-6 % de las personas estadounidenses. A pesar de que la conducta agresiva se asocia mucho a los psicópatas, cabe destacar que estos últimos tienden a presentar rasgos más proactivos que reactivos. Dicho de otro modo, los psicópatas explosivos reaccionan de manera desmedida a situaciones no tan graves, pero también buscan el conflicto.

Estas personas son rebeldes, problemáticas y una mala influencia para su entorno. Como podrás imaginar, representan a uno de los tipos de psicópatas más difíciles de gestionar a nivel tanto físico como emocional.

1.7 Lábil

Los psicópatas lábiles son similares en lo que a signología se refiere a los depresivos, pero guardan ciertas distancias. En este caso, los periodos de tristeza o desasosiego son repentinos y vienen y van. Estas personas suelen ser adictas a sustancias (como alcohol, marihuana y otros) y tienen cierta tendencia a cometer crímenes de índole emocional.

1.8 Sin afecto (affectionless)

Este representa uno de los tipos de psicópatas clásicos. Tal y como indican organizaciones profesionales, la psicopatía sin afecto se define como ‘la incapacidad para sentir amor o preocupación hacia los demás’. Múltiples teorías indican que este rasgo podría deberse a una falta de afecto maternal durante la infancia (entre otras muchas cosas más).

Estos psicópatas actúan de manera impulsiva sin importarles las consecuencias de sus acciones. También tienden a ser antisociales, reclusivos y fríos emocionalmente. Suelen cometer todo tipo de crímenes, incluyendo aquellos que implican brutalidad física.

1.9 Asténico

El término astenia hace referencia a la sensación de falta de energía o vitalidad, mantenida, percibida en reposo y que se incrementa con el ejercicio. Los psicópatas asténicos pueden mostrar síntomas tanto físicos como emocionales de cansancio. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Inestabilidad emocional.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Pérdida de memoria.
  • Sensación de extrañeza en la propia compañía.
  • Hipervigilancia.

El psicópata asténico típico es aquel que sufre por su trastorno. Siempre se muestra cansado, es metódico, tiene tendencias obsesivas y se preocupa mucho por su salud. Es más probable que él acabe en el hospital antes que cometa un crimen.

1.10 De voluntad débil

El psicópata de voluntad débil es fácilmente influenciable. De todas formas, no se atañe mucho a las variantes típicas, ya que se muestra como una persona agradable y razonable, aunque moldeable. Estas personas suelen cometer crímenes menores, sobre todo si han sido coaccionadas por otros miembros de su grupo social para ello.

Este es de los tipos de psicópatas que más se expresan en la población joven.

2. Los tipos de psicópatas según Schoeman

En medios profesionales, la psiquiatra Renata Schoeman subraya 5 tipos más de psicópatas que difieren un poco de la clasificación propuesta. Te los mostramos en la siguientes líneas.

2.1 Primario

El psicópata primario es aquel carente de emociones, manipulativo, vengativo y que experimenta muy poca empatía o ansiedad a la hora de cometer sus crímenes. A diferencia de otras de las variantes citadas, mantiene su impulsividad bajo control (aunque no deja de serlo) y no toma riesgos. En este grupo se encuentran rasgos histriónicos, narcisistas y antisociales. 

Los psicópatas primarios son aquellos que se conciben como típicos en el terreno audiovisual y profesional. Son metódicos y muy inteligentes, por lo que llevan a cabo su manipulación muchas veces por caminos socialmente aceptados. Por esta razón, es difícil detectarlos.

2.2 Secundario

Los psicópatas secundarios se caracterizan por ser emocionalmente inestables. Son hostiles, impulsivos, agresivos, socialmente ansiosos, aislados a nivel social, malhumorados y con una autoestima muy baja. A diferencia de los primarios, estos se caracterizan por su desorden y dificultad a la hora de tomar decisiones coherentes.

Las personas con esta variante patológica son capaces de sentir algo de malestar y remordimiento cuando cometen sus crímenes, pero su disfuncionalidad emocional les impide canalizar bien estos sentimientos. Por ello, las malas acciones y los crímenes acaban dilapidando las posibles buenas intenciones.

2.3 Destemplado

Los tipos de psicópatas agresivos
Aquellos pacientes con rasgos agresivos tienden a representar un peligro para las personas que los rodean.

El psicópata destemplado busca excitación constante y tiene una tolerancia muy baja al aburrimiento. Por ello, es proclive a practicar deportes y actividades en entornos riesgosos poco controlados. Es el prototipo de persona impulsiva, agresiva, violenta e impredecible.

2.4 Carismático

El psicópata carismático guarda ciertas similitudes con la variante hipertímica ya descrita. Como su propio nombre indica, las personas pertenecientes a esta variante son extremadamente carismáticas, además de mentirosas patológicas. Son capaces de hacer que una persona influenciable realice casi cualquier actividad. 

2.5 Egocéntrico-impulsivo

Este es uno de los tipos finales de psicópatas y, además, se solapa con varias de las variantes que ya hemos expuesto en líneas previas. Las personas englobadas en este grupo son manipuladoras, mentirosas y egocéntricas hasta un punto patológico. Además, destacan por su narcisismo marcado y la tendencia a victimizarse. El mundo es el hostil y el culpable de la violencia, no ellos.

Este tipo de psicópata se asocia a menudo al trastorno límite de personalidad.

Los tipos de psicópatas y su aplicación social

Aquí te hemos presentado 15 tipos de psicópatas según profesionales en el ámbito, pero recordamos que no debes tomar estas líneas como un criterio diagnóstico oficial bajo ningún concepto. La única guía fehaciente es la brindada por el documento de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría (APA), y aun así solo un profesional en el ámbito será capaz de interpretar los signos citados.

Más allá de esto, es necesario destacar que el término psicópata está cada vez más en desuso y se emplea más como un insulto que como una entidad clínica. El concepto adecuado es trastorno de personalidad antisocial (TPA), una enfermedad que debe tomarse como tal, y al que la sufre como un paciente. Por mucho que sus rasgos sean desagradables, nunca hay que estigmatizarlo.

Una persona con TPA está enferma, igual que alguien que se ha roto un brazo o un paciente con un cáncer. Aunque esto no implique que se deba participar en sus juegos o ser manipulado, sí que es necesario entender que se trata de una condición y tratarla como tal. La psicopatía, mejor conocida como TPA, también requiere de comprensión y aceptación por parte del entorno del paciente.

Te podría interesar...
Los 10 tipos de acoso
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Los 10 tipos de acoso

Existen muchos tipos de acoso y todos ellos son nocivos para la víctima. Si te encuentras en esta situación, no dudes en pedir ayuda.