El método de los 6 sombreros para pensar

Los 6 sombreros para pensar es una estrategia perfecta para canalizar ideas y pensamientos en una organización. Te enseñamos cómo se pone en práctica y sus beneficios.
El método de los 6 sombreros para pensar
Laura Ruiz Mitjana

Revisado y aprobado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana.

Última actualización: 23 abril, 2022

El método de los 6 sombreros para pensar, también conocido como los 6 sombreros de Bono o simplemente como los 6 sombreros, es una técnica creada por Edward de Bono para fomentar el pensamiento paralelo, la creatividad y la toma de decisiones. Sus ideas están expuestas en el libro Six Thinking Hats publicado originalmente en 1985.

El pensamiento paralelo consiste en aquellos procesos de pensamiento en los que se ofrecen ideas paralelas sin que estas se enfrenten de manera dialéctica entre sí. El término lo promovió el propio Bono, y el método de los 6 sombreros para pensar es una de las técnicas para ponerlo en marcha. Te enseñamos cómo se lleva a cabo esta estrategia y cuáles utilidades puede tener en la práctica.

¿En qué consiste el método de 6 sombreros para pensar?

La premisa de los 6 sombreros para pensar de Edward de Bono consiste en afirmar que el cerebro es capaz de pensar en varias direcciones paralelas.

En el día a día no podemos apreciar estas líneas de pensamiento equidistante, en parte porque no obligamos al cerebro a pensar de esta manera. El método de los 6 sombreros para pensar lo hace, y se traduce de esta manera en varios beneficios en relación con los procesos de pensamiento.

Este método ha sido probado por los investigadores con efectividad en la gestión de recursos humanos, en la toma de decisiones en situaciones críticas, en la resolución de problemas organizacionales, para fomentar la creatividad en la lluvia de ideas y para fomentar el pensamiento crítico. Esto es solo un ejemplo de cómo el método de los 6 sombreros para pensar tiene innumerables aplicaciones prácticas.

Se han ideado muchas dinámicas inspiradas en este modelo. La dinámica tradicional consiste en el uso de 6 sombreros de colores que ejemplifican roles o procesos de pensamiento. El sombrero es un objeto simbólico, de manera que se puede usar cualquier otra cosa (un gafete, camisetas, lazos y demás).

Está ideada para aplicarse en grupo, aunque por supuesto puede desarrollarse por una sola persona. Los sombreros son de colores y los sugeridos por el propio Bono son los siguientes:

  • Blanco.
  • Amarillo.
  • Negro.
  • Rojo.
  • Verde.
  • Azul.

Cada color encarna un rol, uno que debe ser orientado por el portador a través de ideas, pensamientos y acciones que sigan la línea de las características de dicho color. A continuación te dejamos con el significado de los 6 sombreros para pensar, con detalles sobre qué papel debe asumir el portador de cada color.

Sombrero blanco

El método de los 6 sombreros para pensar es útil en empresas
Para lograr ser el sombrero blanco, es necesario disponer de los datos más actualizados para emitir una opinión objetiva de la situación a discutir.

El sombrero blanco se enfoca en los hechos y en la perspectiva objetiva de la información que se presenta. Quien lo use debe suministrar información neutral, de manera que también se le conoce como sombrero fáctico.

No se hacen juicios de valor subjetivos, tampoco se trabajan con suposiciones, teorías no probadas o información que no está sobre la mesa. El lema de este sombrero es Los hechos son los hechos.

De una u otra manera el sombrero blanco también se enfoca en procesar la información que se discute y diseccionar entre toda esta los postulados más objetivos.

Verter solo información neutral es muy complicado, de manera que el portador debe hacer un esfuerzo para dejar por fuera elementos subjetivos, emociones y sentimientos. Los datos, las estadísticas, las probabilidades, las encuestas y las investigaciones se tienen en cuenta en esta alegoría.

Sombrero amarillo

El sombrero amarillo se concentra en valorar la información o el problema solo desde un punto de vista positivo. Por este motivo también se le conoce como sombrero del optimista, y su portador se enfocará en presentar los beneficios, las ventajas, los puntos fuertes, las razones a favor y el provecho de una idea presentada. No se hace de manera subjetiva o ciega, sino que se basa en argumentos y con un rigor analítico.

Las ideas, las soluciones y los pensamientos que se expresan girarán en torno a aspectos positivos, sin que esto implique tergiversar la realidad. El portador debe ser riguroso al respecto, ya que debe existir cierta objetividad al momento de presentar la información. El sombrero amarillo suministra luz, brillo y esperanza frente a su contracara: el sombrero negro.

Sombrero negro

El portador del sombrero negro se encargará de valorar los riesgos, las dificultades, los peligros, las desventajas y los problemas relacionados con las ideas que se discuten. Por todo esto también se le denomina el sombrero del juez o sombrero del pesimista.

Las críticas que hace este sombrero deben ser constructivas y basadas en la realidad, de manera que no se deben aportar críticas sin ideas o fundamentos.

Es uno de los sombreros más poderosos, ya que es el encargado de identificar los flancos débiles de la información que se discute. Es por tanto un sobrero muy analítico y, lejos de aportar pesimismo banal, es imprescindible para discutir los contras de llevar a cabo determina acción.

Quien lo use también deberá explorar las dudas o las inquietudes que han quedado sobre la mesa, de manera que se fomente la explicación de estas.

Sombrero rojo

El sombrero rojo, también conocido como sombrero del corazón, es el encargado de suministrar ideas e información desde el punto de vista de las emociones y los sentimientos.

Su portador expresará sus corazonadas e intuiciones, al margen de parámetros objetivos o muy analíticos. Primará en este sentido los sentimientos, de manera que estos determinarán las ideas que se viertan sobre la mesa.

A diferencia de sus pares, al sombrero rojo se le debe dar un tiempo corto para responder. Así se garantiza que las ideas sugeridas son las más viscerales. En el proceso se usa todo el catálogo de emociones, de manera que en parte recoge un poco de todos los sombreros: se expresan miedos, dudas, gustos, disgustos y demás emociones relacionadas con las ideas que se están discutiendo.

Sombrero verde

Los 6 sombreros para pensar para optimizar las organizaciones
Proponer nuevos proyectos y alternativas en la forma de hacer las cosas requiere mucha creatividad. Este es uno de los atributos de un buen líder.

El sobrero verde es el sombrero de la creatividad. Su función es presentar nuevas ideas, información, pensamientos o procesos de acción alternativos a los que se están discutiendo.

Quien lo use debe identificar nuevas posibilidades y procesos paralelos que hasta el momento no se han tenido en cuenta. Al hacerlo puede cambiar por completo la metodología de la discusión, lo que se traduce en modificar las estrategias de los demás sombreros.

Como de seguro ya intuyes, este es el sombrero más importante para fomentar el pensamiento paralelo. Su portador dejará a un lado la zona de confort y buscará nuevas hojas de ruta para resolver problemas. Consiste en abandonar el convencionalismo, y abrazar así ideas alternativas que son poco ortodoxas. Por todas estas características se le conoce también como sombrero creativo.

Sombrero azul

Por último, el sombrero azul se encarga de gestionar todo el proceso de pensamiento. Opera como un árbitro o un director de orquesta, de manera que es el encargado de conducir las ideas, gestionar el tiempo y distribuir las intervenciones de los demás sombreros.

También tiene la función de hacer valer las reglas y asegurarse de que las ideas presentadas se ajustan al rol que debe asumir cada portador de acuerdo con el color.

Para ejecutar la dinámica de los 6 sombreros para pensar no existe límite de tiempo alguno, aunque al final todos deben haber usado al menos una vez todos los sombreros. En función de la cantidad de personas disponibles se pueden crear grupos, de manera que un sombrero/color se comparta por varios.

Las ideas deben ser anotadas en una pizarra, de manera que se haga un seguimiento de ellas. Es una alternativa ideal para la gestión del pensamiento, una que tiene múltiples beneficios en la práctica.

Te podría interesar...
10 claves para despejar la mente
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
10 claves para despejar la mente

Estas claves para despejar la mente te ayudarán a enfrentar los momentos en los que el estrés te sobrepasa y abruma, sin dejarte disfrutar.



  • Aithal, P. S., & Kumar, P. M. Using six thinking hats as a tool for lateral thinking in organizational problem solving. International Journal of Engineering Research and Modern Education (IJERME). 2016; 1(2): 225-234.
  • Aithal, P. S., & Kumar, P. M. Ideal analysis for decision making in critical situations through six thinking hats method. International Journal of Applied Engineering and Management Letters (IJAEML). 2017; 1(2): 1-9.
  • Göçmen, Ö., & Coşkun, H. The effects of the six thinking hats and speed on creativity in brainstorming. Thinking Skills and Creativity. 2019; 31: 284-295.
  • Patre, S. Six thinking hats approach to HR analytics. South Asian Journal of Human Resources Management. 2016; 3(2): 191-199.
  • Setyaningtyas, E. W., & Radia, E. H. Six Thinking Hats Method for Developing Critical Thinking Skills. Journal of Educational Science and Technology (EST). 2019; 5(1): 82-91.