Cómo explicar la muerte a los niños

¿No sabes cómo explicar la muerte a los niños? Te damos algunas ideas y te enseñamos qué cosas debes evitar.
Cómo explicar la muerte a los niños
Laura Ruiz Mitjana

Revisado y aprobado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana.

Última actualización: 13 junio, 2022

La asimilación de la idea de la muerte es una de las más importantes en la vida de un ser humano. Lo que se piensa sobre ella determina en gran medida el bienestar psicológico, la manera en que se procesa el duelo y la pérdida de seres queridos. El concepto se descubre durante la infancia, de manera que hoy exploraremos cómo explicar la muerte a los niños.

Ciertamente, los expertos han encontrado que la comprensión madura de la muerte se asimila entre los 4 y los 7 años. Además, está determinada por variables culturales y religiosas. A pesar de este rango de edad, y de acuerdo con los estudios, la mayoría de los padres tienen sus primeras conversaciones sobre la muerte cuando sus hijos tienen entre 3 y 3,5 años de edad. Veamos qué debes considerar al respecto.

La idea de la muerte en los niños

Explicar la muerte a los niños sigue siendo un tabú. El cine, la televisión, los libros educativos y los propios padres muchas veces no utilizan las palabras y las ideas adecuadas para enseñar este concepto. Tomemos como ejemplo las películas animadas de Disney. Los especialistas señalan que muchas escenas relacionadas con la muerte eclipsan muchos conceptos claves.

Entre otras cosas, pueden no dar hincapié a la idea de permanencia e irreversibilidad de la muerte, al término que dejan sin reconocer emocionalmente la muerte del villano. Esto ocurre también con series y programas de televisión orientadas para los más pequeños. Aunque es cierto que se debe ser sutil al momento de explicar esta idea, esto no implica obviar la esencia de la misma.

Al igual que los adultos, la evidencia señala que los niños también desarrollan el duelo anticipado. La pérdida de una mascota, de una familiar o de un amigo cercano por lo general desencadena las preguntas y las incertidumbres al respecto. Téngase en cuenta que, aunque es cierto que es una idea que tardan en asimilar por completo, el ser humano está programado para hacerlo tarde o temprano.

Otro aspecto que se debe tener en cuenta es que, en general, las actitudes que el pequeño desarrolla hacia ella siguen la línea de las de sus padres. Si estos son temerosos hacia la muerte, sienten ansiedad hacia su llegada y la relacionan solo con tristeza, oscuridad y catástrofe; entonces es natural que sus hijos asimilen estas mismas creencias.

¿Cómo explicar la muerte a los niños?

Para explicar la muerte a los niños basta con una conversación
Tener una conversación tranquila, libre de tabúes y adecuada a la edad y comprensión del niño/a es fundamental.

Con base en las ideas anteriores ya estás preparado para explicar la muerte a los niños. Los expertos advierten que existen 4 componentes esenciales al momento de enseñar este concepto a los más pequeños. Solo bastan 4 ideas para que el margen de ambigüedad sea muy bajo, y a través de estos se puede comprender la idea central de la muerte. Los componentes son los siguientes:

  • Irreversibilidad: los niños deben comprender que la muerte es permanente. Por motivos biológicos no se puede revertir este estado, de manera que todo lo que muere no puede regresar a la vida. Este principio avanza en la dirección contraria de pensar que la muerte es temporal, la primera idea que tienen los pequeños sobre ella.
  • Finalidad: la muerte implica el final de la vida, y por tanto el cese de todo funcionamiento. No hay estímulo y respuesta después de ella, así que todo acto que se haga para lograr esto es improductivo. Así como el nacimiento es el principio, la muerte es el final.
  • Inevitabilidad: la muerte es una circunstancia universal a todos los seres vivos. Los humanos, los animales y las plantas perecen, y no hay algo que se pueda hacer al respecto para evitarlo.
  • Causalidad: por último, la muerte no ocurre sin ninguna razón. Toda muerte tiene una causa. Estas son muy variadas y dependen del contexto. No existe solo una de ellas y por esta razón la muerte no es algo exclusivo de los adultos mayores o de las personas enfermas.

Esta última idea es muy importante, ya que por lo general se enseña que la muerte ocurre solo en la vejez. Aunque puede ser una idea práctica para enseñar lo que la muerte es, cuando esta se presenta en otros contexto genera dudas, incertidumbre e incluso rechazo por parte del niño, del joven o el adulto. Explicar la muerte a los niños debe tener en cuenta estos 4 factores en todo momento.

Pasos para explicar la muerte a los niños

Para explicar la muerte a los niños hay que encontrar el momento adecuado
Explicar bien en qué consiste la muerte ayuda a prevenir situaciones más desagradables que con el tiempo causen daños psicológicos.

Lo primero que de seguro te estás preguntando sobre cómo explicar la muerte a los niños es en qué momento hacerlo. La respuesta es muy fácil: cuando surjan las dudas en forma de preguntas o cuando un suceso así lo demande (la pérdida de una mascota, de un abuelo y demás). No es algo que se debe forzar antes de tiempo, y como ya expusimos la mayoría de las dudas surgen en torno a los 3,5 años.

Por supuesto, estas conversaciones son muy simples y para nada profundas; pero esto no debe impedir que se descuiden los 4 pilares anunciados. Incluso en este momento, y con palabras adecuadas y metáforas elementales, se debe tener en cuenta que la muerte es irreversible, que implica el final de la vida, que es inevitable y que tiene una causa. Las siguientes pautas pueden ser muy útiles:

  • Evitar términos ambiguos: frases como “ya no está con nosotros”, “se fue al cielo”, “está con las estrellas” y otras pueden resultar comprensibles para los adultos, no así para los niños. Además, no explican nada sobre lo que es; y deja a un lado las 4 ideas que presentamos. Mejor opta por “murió” o “ha muerto”.
  • Ser honesto: la muerte forma parte de la realidad, de manera que edulcorarla no es más que maquillar a la realidad misma. Se deben evitar las mentiras para no tener la conversación. Por ejemplo, decir que esa persona se fue de viaje, se mudó de país y similares no resuelve nada. La honestidad debe estar siempre presente.
  • No fomentar la represión emocional: algo muy importante y a menudo olvidado. La muerte a menudo despierta emociones y sentimientos intensos, y esto está bien. Está bien sentirse triste, está bien llorar, está bien experimentar dolor. Lo anterior no es síntoma de debilidad o de poca fortaleza.

Se debe encontrar el equilibrio entre términos simples e ideas directas. Ser muy directo puede resultar traumático, pero no serlo también. Los pequeños pueden crecer con una idea ingenua de lo que la muerte es, de manera que esto se traducirá en inestabilidad en su vida adulta cuando la experimenten con familiares y amigos.

Por último, ten en cuenta que las ideas que hemos reseñado sobre cómo explicar la muerte a los niños se pueden compaginar con las ideas religiosas. Lo importante es abordar sus interrogantes, sus dudas e inquietudes. Es mejor que un padre enseñe estas ideas por su propia cuenta a que delegue esta responsabilidad a las series animadas, las películas o lo que el pequeño puede asimilar por otras vías.

Te podría interesar...
El duelo patológico
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
El duelo patológico

El duelo es un proceso normal, pero el duelo patológico se define como un duelo muy intenso, prolongado o con una reacción retardada.



  • Cox, M., Garrett, E., & Graham, J. A. Death in Disney films: Implications for children's understanding of death. Omega-journal of Death and Dying. 2005; 50(4): 267-280.
  • Karns, J. T. Children's understanding of death. Journal of Clinical Activities, Assignments & Handouts in Psychotherapy Practice. 2002; 2(1): 43-50.
  • Panagiotaki, G., Nobes, G., Ashraf, A., & Aubby, H. B ritish and P akistani children's understanding of death: Cultural and developmental influences. British Journal of Developmental Psychology. 2015; 33(1): 31-44.
  • Renaud, S. J., Engarhos, P., Schleifer, M., & Talwar, V. Children's earliest experiences with death: circumstances, conversations, explanations, and parental satisfaction. Infant and Child Development. 2015; 24(2): 157-174.
  • Willis, C. A. The grieving process in children: Strategies for understanding, educating, and reconciling children's perceptions of death. Early childhood education journal. 2002; 29(4): 221-226.