Cómo superar la muerte de tu mascota

Superar la pérdida de una mascota es un proceso que te llevará tiempo. Te ofrecemos 7 consejos que puedes tener en cuenta para transitar por el duelo que conlleva su muerte.
Cómo superar la muerte de tu mascota
Laura Ruiz Mitjana

Revisado y aprobado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana.

Última actualización: 02 agosto, 2022

Las mascotas se han convertido para muchos en un integrante más de la familia. Interactuamos con ellas todos los días, están en circunstancias difíciles y nos ofrecen una compañía incondicional. Por tanto, es natural que sea difícil superar la muerte de tu mascota; ya que al igual que sucede con otro tipo de pérdida, atraviesas por un periodo de duelo. Hoy te ensañamos algunos consejos que pueden ayudarte en el proceso.

De acuerdo con el modelo propuesto por Kübler-Ross, todo periodo de duelo atraviesa por 5 etapas bien definidas: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Es muy probable que tengas que transitar por todas estas antes de superar la muerte de tu mascota por completo, algo que puede tomarte meses e incluso años. Si tienes en cuenta nuestras recomendaciones, podrás hacer frente al proceso de manera saludable y sin generar traumas.

7 consejos para superar la muerte de tu mascota

Los investigadores han encontrado que el duelo que se genera ante la muerte de una mascota es casi idéntico al que se produce por la muerte de un ser querido. Hay muchas explicaciones para esto, pero los especialistas estipulan que el grado de apego y la cercanía con la mascota determina en gran medida la asimilación de la pérdida. A mayor apego y cercanía, mayores son los síntomas de duelo que se manifiestan.

Todo esto es útil para comprender que el proceso por el duelo de una mascota es muy complejo. No se trata de un episodio trivial ni mucho menos, tanto así que puede derivar en cuadros de depresión. Te dejamos con algunos consejos para superar la muerte de tu mascota que puedes usar como referencia para acompañar este suceso.

1. No intentes ocultar la tristeza

Los expertos han encontrado que el duelo privado de derechos tiene un impacto negativo directo al momento de lidiar con la pérdida de una mascota. El duelo privado de derechos es aquel que se reprime, omite o evita expresar debido a prejuicios sociales. Normalmente se teme que no sea comprendido o legitimado por los demás, o que se infravalore en relación con la causa (en este caso la muerte de la mascota).

Dado que te expones a repercusiones negativas en relación con la asimilación de la pérdida, nunca debes reprimir tu tristeza por esta. No la ocultes por miedo al qué dirán, tampoco por pensar que esta no es legítima. Llora lo que tengas que llorar, hacerlo es de gran ayuda al momento de canalizar sentimientos y emociones. Es lo mejor que puedes hacer para evitar traumas causados por la represiones de emociones intentas.

2. Crea recuerdos de tu mascota

Recordar los buenos momentos para superar la muerte de tu mascota
Recordar los momentos familiares que se vivieron al lado de la mascota ayuda mucho a darle un cierre signiticativo al ciclo de duelo.

Crear recuerdos físicos puede ser una estrategia útil para tener presente los buenos momentos que pasaste con tu mascota. Hay varias formas en que puedes hacer esto, aunque te sugerimos un collage con las fotos emblemáticas de ella. Puedes hacerlo de manera física o virtual, siempre y cuando selecciones aquellas imágenes que te traen mayores recuerdos o que asocias con la felicidad.

Recordar que pasaste buenos momentos con tu mascota te ayudará a asimilar que esta fue feliz compartiendo contigo, de manera que no tienes nada de qué reprocharte al respecto. Es una estrategia útil para preparar el proceso de cierre del duelo, que no acelerarlo. Cualquier acción que te permita crear recuerdos de ella puede serte de gran ayuda, de manera que no te cierres a probar alternativas.

3. Conecta con grupos de apoyo

Superar la muerte de tu mascota es tan difícil como superar la pérdida de una persona de tu círculo íntimo. Para muchos contactar con grupos de apoyo es de gran ayuda, en especial quienes han desarrollado síntomas de duelo especialmente graves. Los grupos de apoyo presenciales o en línea te permitirán relacionarte con otras personas que han pasado lo mismo que tú, de manera que saben qué estás sintiendo y qué puedes hacer para reponerte en el futuro.

4. Incluye un hábito relajante en tu rutina

Los hábitos relajantes deben permitirte aislarte de la tormenta de sentimientos y emociones que estás manifestando. Cualquier actividad sirve, pero de ser posible elige una que permita liberar tu mente. Andar en bicicleta, correr, practicar meditación, yoga o senderismo son solo algunos ejemplos. Puedes hacerlo tanto solo como en grupo, todo depende de cómo te sientas y qué grado de interacción quieras tener en esos momentos.

5. Trata de no abandonar tus acciones diarias

Superar la muerte de tu mascota no es fácil
Es fácil caer en el aislamiento durante un duelo. Para evitarlo, es importante mantenerse en distintas actividades en la medida de lo posible.

Como en todo duelo no es infrecuente que las personas que intentan superar la muerte de una mascota descuiden su vida en diferentes aspectos. La tristeza y los signos de depresión pueden llevar al aislamiento, a reducir la ingesta de comida, a evitar la interacción con los demás, a desatender el trabajo y la higiene personal. Trata de no abandonar tus acciones diarias, así como el cuidado de tus otras mascotas (si las tienes).

6. Honra la memoria de tu mascota

Ya te hemos mencionado que adelantar el cierre del duelo es la mejor forma de superar la muerte de tu mascota. Por diversos motivos puedes sentir que nunca hubo un último adiós, bien porque este fue muy repentino o porque si lo hubo fue demasiado corto. Puedes hacer una pequeña ceremonia simbólica para lograr este despido formal, de manera que no quede una espina dentro de ti al sentir que no la has honrado como es debido.

7. Espera el tiempo necesario

Los especialistas sugieren que superar la muerte de una mascota toma en promedio un año. Los síntomas relacionados con el duelo disminuyen gradualmente en el transcurso de 12 meses, hasta el punto en el que se logra la aceptación total. Aceptar la muerte de tu mascota no implica que no desarrolles sentimientos de tristeza o melancolía en relación con la pérdida de ella, sino que puedes controlar los signos debido a que son menos intensos.

Todo esto sirve para entender que para superar la muerte de tu mascota debes esperar el tiempo necesario. Como estipulamos al inicio, digerir su pérdida es un proceso, uno que no debes reprimir o acelerar debido a las recriminaciones externas. Date un espacio para sentir lo que sientes y comprende que las emociones se apaciguarán cuando tengan que hacerlo. Si así lo haces podrás reponerte sin traumas o problemas de por medio.

Esperamos que estas recomendaciones sirvan de referencia para que no sientas algún tipo de incomodad sobre tu experiencia emocional tras la pérdida, también para que puedas hacer frente a esta de la mejor manera. Contar con el apoyo de amigos y familiares es de gran ayuda, de manera que no te cierres a contar cómo te sientes frente a estos. Procura quedarte con los buenos momentos y recordar cuán feliz fue tu mascota en vida.

Te podría interesar...
El duelo patológico
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
El duelo patológico

El duelo es un proceso normal, pero el duelo patológico se define como un duelo muy intenso, prolongado o con una reacción retardada.



  • Eckerd, L. M., Barnett, J. E., & Jett-Dias, L. Grief following pet and human loss: Closeness is key. Death Studies. 2016; 40(5): 275-282.
  • Cordaro, M. Pet loss and disenfranchised grief: Implications for mental health counseling practice. Journal of Mental Health Counseling. 2012; 34(4): 283-294.
  • Cleary, M., West, S., Thapa, D. K., Westman, M., Vesk, K., & Kornhaber, R. Grieving the loss of a pet: A qualitative systematic review. Death Studies. 2021;1-12.
  • Messam, L. L. M., & Hart, L. A. Persons experiencing prolonged grief after the loss of a pet. In Clinician's Guide to Treating Companion Animal Issues. 2019; 267-280.