Estado de flow: en qué consiste y cómo potenciarlo

La aparición de este estado depende mucho de la persona. Por ejemplo, algunos lo alcanzan tocando un instrumento mientras que otros lo logran al estar meditando en silencio.
Estado de flow: en qué consiste y cómo potenciarlo
Laura Ruiz Mitjana

Revisado y aprobado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 28 mayo, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 17 febrero, 2021

Última actualización: 28 mayo, 2021

El estado de flow, fluidez o flujo ocurre en el momento en el que te sumerges en una actividad o tarea que te lleva a perder la noción del tiempo. Hace referencia a ese placer que produce realizar algo que hace que olvides todo a tu alrededor, solo estás tú y aquello que estás haciendo.

Es un concepto muy usado y propuesto por el psicólogo Mihály Csikszentmihályi en 1975 que ha sido usado en diferentes campos, en especial en la psicología positiva.

Para este profesor el estado de flow es una “sensación de que las propias habilidades son adecuadas para enfrentarse con los desafíos que se nos presentan, una actividad dirigida hacia unas metas y regulada por normas que, además, nos ofrece unas pistas claras para saber si lo estamos haciendo bien”.

¿Cómo se siente el estado de flow?

Como bien lo describe su precursor, el estado de flow lleva a las personas a experimentar una sensación de placer y liberación mientras realizan una actividad que por lo general estimula sus capacidades y talentos. Además de generar esa distorsión del tiempo, esta fluidez exacerba la creatividad y productividad.

A este punto, ya debes saber de qué estamos hablando. Sin embargo, te dejamos unos tips que te llevarán a identificar mejor aquellas veces que has alcanzado este estado:

  • Centras tu atención en la actividad que estás realizando.
  • Sientes un alto grado de concentración.
  • Sea cual sea la actividad que realizas, sientes que esta es gratificante y placentera.
  • El tiempo pasa sin que te des cuenta.
  • Sientes que eres el mejor realizando esa actividad.
  • Tienes la sensación de que a pesar de que el esfuerzo puesto en la tarea es escaso o nulo, aún así lo haces mejor que nadie.
  • No hay lugar a la fatiga o agotamiento mental.
Algunos alcanzan el estado de flow tocando instrumentos.
No es raro que algunos alcancen el estado de flow cuando se encuentran bajo la influencia de la música y otros ambientes tranquilos.

¿Cuáles son los beneficios de alcanzar el estado de flow?

Aunque hasta el momento parezca que el estado de flow puede alcanzarse solo en aquellas actividades que generan interés, resulta que no. El mayor beneficio de aprender a alcanzar el estado de flujo radica en potencializar nuestro estado de concentración en cualquier actividad. Todo radica en dejar que ese nivel de concentración controle nuestra mente.

Un claro ejemplo de esto son los deportistas de élite que, de hecho, han sido participantes de diversos estudios sobre la manifestación de este estado. Este tipo de personas deben lograr un estado de concentración tal que les permita obtener buenos resultados a través de su desempeño.

Los futbolistas, por ejemplo, sienten que los 90 minutos en cancha son solo segundos valiosos que deben aprovechar para anotar goles, dejando de lado al adversario e, incluso, a su apoyo que grita desde las gradillas.

Además de dominar tu mente para concentrarte y realizar con mayor eficiencia las tareas propuestas, también podrás obtener otros beneficios como:

Consejos para potencializar el estado de flow

Hay que partir de una realidad y es que es muy difícil para cualquier persona disfrutar algo que no le gusta hacer. Este estado está relacionado con el bienestar de las personas y con su felicidad. Por ejemplo, es difícil que se den estas sensaciones en una persona que odia escribir y es obligada a hacerlo.

Esta persona no se sentirá satisfecha con la tarea que desarrolla. Todo lo contrario, lo único que logrará es sentirse estresada, frustrada y ansiosa por terminar algo que considera que está tomando su tiempo sin éxito. Así que lo primero que debes hacer para alcanzar el estado de fluidez es realizar algo que de alguna u otra manera despierte tu interés.

Traza objetivos reales

Lo más importante a la hora de trazarse objetivos, en cualquier ámbito de la vida, es que estos sean reales, alcanzables y específicos. Así que, para alcanzar el estado de flow, proponte objetivos fáciles de alcanzar mientras realizas tus actividades.

Por ejemplo, si estás aprendiendo a tocar piano, proponte aprender una canción fácil, pero que ponga a prueba tus habilidades. Así será más fácil fluir.

Si, por lo contrario, te trazas el objetivo de tocar una canción para expertos, mientras apenas eres un principiante, lo único que conseguirás es estresarte y frustrarte al no alcanzar tu objetivo irreal. De esta forma será imposible fluir y mantener la concentración mientras disfrutas de esta acción.

Ahora bien, procura que tu objetivo tampoco sea demasiado fácil y te lleve a aburrirte. La idea es que logres establecer y alcanzar objetivos en un nivel adecuado para tus habilidades.

Elige un lugar agradable

Sin duda alguna, realizar nuestras actividades diarias en un lugar agradable facilita su disfrute. Pues bien, este también es un factor determinante a la hora de alcanzar el estado de fluidez. Procura que este sea un lugar sin distracciones y cuyas condiciones te permitan concentrarte y disfrutar de lo que estás haciendo.

Además de elegir un lugar tranquilo, te resultará útil identificar en que momento del día eres más productivo. Así podrás realizar las actividades en este lapso y alcanzar el flow con mayor facilidad.

El estado de flow puede aparecer en muchos entornos laborales.
En el trabajo también se puede encontrar el estado de flow, ¡pero ocúpate de tener un buen ambiente!

Enfócate en mantener la atención

Aquí vas por tu primer objetivo: enfocarte en mantener la atención en tu actividad sin distraerte. Pero mantén la calma, será normal si las primeras veces te desconcentras, la idea es que avances con el tiempo y en el dominio de la actividad. Te funcionará muy bien satisfacer necesidades como comer, beber agua e ir al baño antes de enfocarte en lo que vas a hacer.

Sintoniza tu nivel de habilidad con el nivel de complejidad

Como ya lo mencionamos antes, es muy importante que tu nivel en el dominio de la habilidad esté en sintonía con la actividad que vas a realizar. De esta forma, te sentirás más pleno y satisfecho con cada logro que alcances.

Añadir un poco de complejidad a cada objetivo hará que la motivación se mantenga y sea más fácil alcanzar el estado de flow.

Busca la satisfacción en el proceso y no en sus resultados

Sin importar el resultado final, la ideal es que disfrutes el proceso de aprendizaje y dominio de la actividad que realizas. Eso es el estado de flow, disfrutar lo que haces sin necesidad de pensar en el final. La idea es que te concentres en aprender, mejorar y sentirte satisfecho con cada avance, no en presionarte para cumplir con algún estereotipo o necesidad ajena.

Medita o practica Mindfulness

Aunque aún falta indagar mucho más, diferentes autores han planteado a través de diferentes estudios la relación entre el mindfulness y el estado de flow, el primero como un medio que facilita experimentar el segundo.

Y es que no es para menos, la meditación, como el mindfulness, tiene destacados beneficios. Un estudio reveló que meditar puede modificar la red neuronal asociada a la distracción mental y, de esta manera, estimula las regiones cerebrales que reducen la actividad distractora.

¿Te animaste a estimular el estado de flow?

Ahora que conoces más sobre el estado de flow, seguro habrás identificado las veces que lo has alcanzado. Lo mejor y más importante es que ahora tienes las herramientas para estimular este estado de fluidez. Recuerda que la regla general es disfrutar la actividad que elegiste realizar, allí nacerá tu voluntad para concentrarte y mejorar tus habilidades.

Te podría interesar...
10 beneficios de la meditación, según la ciencia
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
10 beneficios de la meditación, según la ciencia

La ciencia ha logrado develar los beneficios de la meditación, encontrando que su impacto no es solo emocional, sino también corporal. ¡Hablemos de...



  • Mesurado, Belén. (2010). La experiencia de Flow o Experiencia Óptima en el ámbito educativo. Revista latinoamericana de psicología.
  • Pascale, P. (2005). ¿Dónde está la creatividad? Una aproximación al modelo de sistemas de Mihaly Csikszentmihalyi. Arte, Individuo Y Sociedad, 17, 63 - 86. Recuperado a partir de https://revistas.ucm.es/index.php/ARIS/article/view/ARIS0505110063A
  • López-Torres, Miguel, & Torregrosa, Miguel, & Roca, Josep (2007). CARACTERÍSTICAS DEL "FLOW", ANSIEDAD Y ESTADO EMOCIONAL, EN RELACIÓN CON EL RENDIMIENTO DE DEPORTISTAS DE ELITE. Cuadernos de Psicología del Deporte, 7(1),25-44.[fecha de Consulta 30 de Enero de 2021]. ISSN: 1578-8423. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=2270/227017553002
  • Jenny Pizarro Ruz, Dailet Fredes Collarte, Carolina Inostroza Peña, Elisa Torreblanca Urbina. Motivación, satisfacción laboral y estado de flow en los trabajadores de la salud. Revista Venezolana de Gerencia, vol. 24, núm. 87, 2019. Disponible en: https://www.redalyc.org/jatsRepo/290/29060499013/html/index.html
  • Antonia M. Martínez. Revisión teórica sobre el estado positivo del flow. Universidad de Jaén, 2015. Disponible en: http://tauja.ujaen.es/bitstream/10953.1/1940/1/Martinez_Martinez_Antonia_Maria_TFG_Psicologia.pdf
  • Palmi, Joan, & Solé, Silvia (2016). Intervenciones basadas en Mindfulness (Atención Plena) en Psicología del Deporte. Revista de Psicología del Deporte, 25(1),147-155.[fecha de Consulta 30 de Enero de 2021]. ISSN: 1132-239X. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=2351/235143645019
  • Judson A. Brewer, Patrick D. Worhunsky, Jeremy R. Gray, Yi-Yuan Tang, Jochen Weber, Hedy Kober. Meditation experience is associated with differences in default mode network activity and connectivity. Proceedings of the National Academy of Sciences Dec 2011, 108 (50) 20254-20259; DOI: 10.1073/pnas.1112029108