7 beneficios de escuchar música para el cerebro

El cerebro es el órgano que filtra todos los beneficios de escuchar música. La melodía llega directamente a él a través de los oídos e impacta de formas sorprendentes.
7 beneficios de escuchar música para el cerebro
Laura Ruiz Mitjana

Revisado y aprobado por Laura Ruiz Mitjana el 02 junio, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 23 diciembre, 2020

Última actualización: 02 junio, 2021

Son múltiples los beneficios de escuchar música. Hay algunos estímulos musicales que tienen mayor influencia en ciertos aspectos como la memoria, la función cognitiva y el desarrollo de ciertas habilidades. Sin embargo, su principal objetivo, sin importar el ritmo, es hacernos sentir felices.

Esto ocurre porque escuchar música, al igual que comer y tener sexo, genera placer al liberar dopamina en el cerebro, siendo esta hormona que nos genera sensaciones positivas. ¿Pero por qué hay canciones que nos dan tristeza?

Teniendo en cuenta que el cerebro tiene varias estructuras responsables de decodificar los estímulos musicales y no solo estimula la secreción de dopamina, sino también de otras hormonas y neurotransmisores, una melodía puede activar diferentes lugares y terminar relacionándola con un suceso triste que nos lleve a sentirnos de esta manera.

Los beneficios de escuchar música para el cerebro

La música ha hecho parte del hombre, casi que a la par con su existencia. Desde las civilizaciones más antiguas hasta la actualidad. Uno de los primeros conceptos que se conoció sobre los beneficios de escuchar música se denominó efecto Mozart.

Esta teoría fue acuñada por el médico francés Alfredo Tomatis y otros investigadores como Frances H. Rauscher y Gordon Shaw y se fundamenta en una serie de estudios en los que se comprobó que escuchar música de Mozart contribuye a mejorar la capacidad de concentración y el rendimiento en las escuelas.

1. Influye en los estados de ánimo

Como lo explicamos al principio, los impulsos musicales influyen en el estado de ánimo de las persona. El mismo Pitágoras la usaba para atenuar las emociones negativas de sus alumnos y Platón la consideraba un gimnasio para el cerebro.

Diversas investigaciones han revelado que la música estimula, entre muchas partes del cerebro, al sistema encefálico compuesto por estructuras como la amígdala, el hipotálamo, el hipocampo y el tálamo. Este sistema, también conocido como cerebro emocional, nos permite expresar todo tipo de emociones.

Esto se debe a que la música también impacta en las zonas del cerebro encargadas del movimiento y las emociones primarias. Se resalta también que minimiza los síntomas de ansiedad y estrés, pues estimula la secreción de neurotransmisores como la dopamina, las endorfinas y la oxitocina, que nos hacen sentir más alegres.

Mujer feliz.
Los estados de ánimo se vinculan a la música porque las melodías son capaces de cambiar la secreción hormonal.

2. Estimula la memoria

La música tiene la inmensa capacidad de estimular la memoria de muchas formas. Cuando de enfermedades degenerativas se trata, estudios han demostrado que puede ser un buen tratamiento para mantener más activa la memoria de las personas que padecen alzhéimer.

No solo se trata de escuchar música, sino de estimularlos a hacer música con instrumentos o a escribir letras. Sin embargo, los estudios que buscan evidenciar un mayor impacto siguen avanzando.

De otro lado, se ha comprobado que las personas que han dedicado parte de su vida a la música tienen mejor memoria auditiva de corto plazo, así como una mayor habilidad para manipular información de corto y mediano plazo. Estos efectos están relacionado con la capacidad memorística que se requiere para interpretar instrumentos.

Finalmente, la música estimula la memoria cuando escucharla nos lleva a evocar momentos pasados. Es como si algunas canciones dieran acceso a tu archivo de recuerdos para traerlos al presente. De esta forma, estimulas esa parte cerebral en la que tienes guardadas tus memorias.

Esto se comprobó en un estudio en el que se concluyó que este fenómeno no solo aplica cuando escuchas música que a ti te gusta, sino cuando oyes la que escuchan tus padres o abuelos.

3. Fortalece la función cognitiva

La música es fundamental para el desarrollo cognitivo de los seres humanos. Su influencia puede iniciar, incluso, en estado de gestación. Específicamente, un estudio reveló que en la etapa escolar la música contribuye a mejorar el rendimiento académico de los alumnos.

De otro lado, también se ha comprobado que la música influye en el proceso creativo. Un estudio identificó que la música alegre estimula el pensamiento divergente, es decir, aquel que nos impulsa a generar nuevas ideas.

4. Te permite aprender nuevos idiomas

Es muy común que las personas escuchen música en otros idiomas, así no sepan hablarlos. Lo que no impide que, si te gusta mucho la canción, intentes cantarla, llevando a tu cerebro a concentrarse en la letra para poderla repetir.

Un estudio encontró, haciendo una prueba en el idioma húngaro, que es más fácil aprender un nuevo idioma mientras cantas que mientras intentas memorizar frases sin melodía. Esta capacidad se relaciona con los estímulos y la activación cerebral que ocurre.

Tocar un instrumento también estimula al cerebro a generar diversas formas de comunicación relacionadas con una mejor comprensión de idiomas extranjeros.

5. Ayuda a conciliar el sueño

Como lo hemos mencionado antes, la música estimula la secreción de ciertas hormonas que no solo nos hacen sentir felices, sino que también ayudan a relajar el cuerpo y a estabilizar el ritmo cardiaco. Estas cualidades, sin duda alguna, permiten conciliar con mayor facilidad el sueño.

De hecho, una investigación identificó el impacto de la música en el tratamiento de los trastornos del sueño relacionados con pacientes con enfermedades mentales. Se encontró que la música es una buena terapia, ya que relaja a estos pacientes.

Claro está que si el objetivo es conciliar el sueño, lo mejor es evitar la música alegre o fuerte que nos estimule a estar despiertos. En el caso de la migraña, aunque algunos tratamientos incluyan el silencio, resulta muy útil escuchar música relajante.

6. Estimula el rendimiento físico

¿Quién no ha escuchado su playlist más alegre y motivador mientras hace ejercicio? Seguramente la mayoría. Pues bien, algunos tipos de música estimulan el rendimiento físico.

Se cree que esto ocurre porque los impulsos musicales minimizan la sensación de fatiga y promueven la concentración en los movimientos que se están realizando. Algunos estudios han buscado determinar el tipo de música que tiene mayores efectos en el rendimiento físico, encontrando que la rápida estimula mayor potencia en algunos ejercicios, como el pedaleo.

Beneficios de escuchar música para hacer ejercicio.
Escuchar música rápida durante ciertos ejercicios los potencia.

7. Controla el dolor

La musicoterapia para tratar dolores agudos y crónicos es conocida. Los impulsos musicales estimulan el cerebro para liberar hormonas que generan sensación de bienestar, para minimizar los niveles de estrés y ansiedad en los pacientes.

De hecho, se ha establecido que la musicoterapia es una alternativa de bajo costo que puede mejorar la calidad de vida de personas que experimentan dolor a causa de enfermedades como el cáncer y las epilepsias.

¿Conocías todos los beneficios de escuchar música?

Lo más probable es que ya supieras sobre algunos de los beneficios de escuchar música para tu cerebro, los que no solo impactan en tu mente, sino también en el cuerpo. Pero seguro con este artículo aprendiste de dónde provienen y por qué se dan dichos estímulos.

Ahora puedes elegir con mayor propiedad tu playlist y darle prioridad a aquellas melodías que identifiques que te hacen sentir mejor al evocar grandes e importante momentos. Esto resulta muy benéfico en tiempos de estrés y ansiedad.

It might interest you...
Serotonina y depresión: ¿cómo se relacionan?
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Serotonina y depresión: ¿cómo se relacionan?

La serotonina influye en nuestro estado de ánimo. Por lo tanto, su deficiencia se asocia a estados depresivos. Afortunadamente, podemos aumentarla



  • Osvaldo Fustinoni. La música: química, emoción y cerebro. Revista QuímicaViva ‐ Número 1, año 15, abril 2016. Disponible en: http://www.quimicaviva.qb.fcen.uba.ar/v15n1/fustinoni.pdf
  • Ileana Mosquera Cabrera. Influencia de la música en las emociones: una breve revisión. Realitas: revista de Ciencias Sociales, Humanas y Artes, ISSN-e 2346-0504, ISSN 2346-0504, Vol. 1, Nº. 2, 2013, págs. 34-38. Disponible en:  https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=4766791
  • D. Barcia-Salorio. Musicoterapia en la enfermedad de Alzheimer. Viguera Editores SL 2009. PSICOGERIATRÍA 2009; 1 (4): 223-238 223. Disponible en: https://www.viguera.com/sepg/pdf/revista/0104/0104_223_238.pdf
  • Custodio, Nilton, & Cano-Campos, María (2017). Efectos de la música sobre las funciones cognitivas. Revista de Neuro-Psiquiatría, 80(1),61-71.[fecha de Consulta 13 de Diciembre de 2020]. ISSN: 0034-8597. Disponible en: https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=3720/372050405008
  • Krumhansl CL, Zupnick JA. Cascading Reminiscence Bumps in Popular Music. Psychological Science. 2013;24(10):2057-2068. doi:10.1177/0956797613486486
  • Article Source: Happy creativity: Listening to happy music facilitates divergent thinking. Ritter SM, Ferguson S (2017) Happy creativity: Listening to happy music facilitates divergent thinking. PLOS ONE 12(9): e0182210. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0182210
  • Lucila Martínez Lozano, Armando Lozano Rodríguez. La influencia de la música en el aprendizaje: un estudio cuasi experimental. Memorias del IX Congreso Nacional de Investigación Educativa. Mérida, México. Disponible en: http://www.ruv.itesm.mx/convenio/catedra/recursos/material/cn_04.pdf
  • Cabello Fernández, Mª Encarnación; Martínez Cabello, Verónica; Quinta Aguza, Cristina; Sánchez Moreno, Rosario; Jiménez García, Ángela; Payán Rivera, Patrocinio. Musicoterapia en el deterioro del sueño de personas con Esquizofrenia en una Unidad de Rehabilitación de Salud Mental. Biblioteca Lascasas, 2014; 10(3). Disponible en http://www.indexf.com/lascasas/documentos/lc0792.php
  • Sanjuán Naváis M, et al. Efecto de la música sobre la ansiedad y el dolor en pacientes con ventilación mecánica. Enferm Intensiva. 2013. http://dx.doi.org/10.1016/j.enfi.2012.11.003
  • Guillén, F. y Ruiz-Alfonso, Z. (2015) Influencia de la música en el rendimiento físico, esfuerzo percibido y motivación / Influence of Music on Physical Performance, Perceived Exertion and Motivation. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte vol. 15 (60) pp. 701-717. Http://cdeporte.rediris.es/revista/revista60/artinfluencia653.htm DOI: http://dx.doi.org/10.15366/rimcafd2015.60.006