Alexitimia: ¿qué es y cómo impacta en las relaciones?

Por lo general, el perfil de la persona alexitímica se caracteriza por una gran dificultad para utilizar el lenguaje apropiado.
Alexitimia: ¿qué es y cómo impacta en las relaciones?
Paula Villasante

Escrito y verificado por la psicóloga Paula Villasante el 10 mayo, 2021.

Última actualización: 10 mayo, 2021

La alexitimia es un rasgo de la personalidad que se define como un déficit emocional comunicativo. Está asociado con el pensamiento operacional, la impulsividad y con sensaciones corporales copiosas. En su etiología (es decir, sus causas) participan factores sociales, psíquicos y orgánicos.

Se trata de un constructo que surge del pensamiento psicoanalítico. La alexitimia significa ‘sin palabras para emociones’. Por así decirlo, se refiere a un estilo cognitivo y afectivo marcado por dificultades para describir el afecto y para diferenciar estados mentales de sensaciones corporales, pensamiento utilitario y escasez de fantasía.

El tratamiento que suele utilizarse cuando la alexitimia se torna un problema es la psicoterapia, aunque todavía se necesita más información e investigación acerca de cómo abordar este problema en lo que a las relaciones interpersonales se refiere.

La alexitimia: ¿qué es?

La alexitimia afecta más a los hombres.
Este trastorno de la personalidad se caracteriza por dificultad para establecer relaciones sociales.

La alexitimia es una palabra con raíces griegas. La a tiene un sentido de negación, de ‘ausencia o falta’. Por su parte, lex hace referencia a ‘palabra’, y thymos significa ’emoción o sentimiento’. Alexitimia se puede traducir como ‘sin palabras para sentir’.

Historia del concepto “alexitimia”

Cuando trabajaban en Boston, en la Facultad de Medicina de Harvard en la década de 1960, los psiquiatras John Nemiah y Peter Sifneos se dieron cuenta de que algunos pacientes psicosomáticos mostraban gran dificultad para hablar sobre sus emociones y sentimientos, dando la impresión de que no entendían el significado de estas palabras.

Tras esto, Sifneos creó la palabra alexitimia para explicar este comportamiento. Así, la alexitimia es un constructo que involucra tres componentes principales:

  • Una capacidad pobre para fantasear e imaginar.
  • Una gran dificultad para usar el lenguaje apropiado para expresar y describir sentimientos y diferenciarlos de sensaciones corporales.
  • Un estilo cognitivo utilitario, basado en lo concreto y orientado al exterior, también conocido como pensamiento operacional.

También se han descrito estos comportamientos por parte de otros investigadores. En 1948, Jürgen Ruesch citó a pacientes sin imaginación, que usaban acciones y canales corporales para expresar sus emociones, carecían de comunicación afectiva y mostraban un nivel excesivo de comportamiento social.

En 1949, Paul MacLean escribió: “Una de las observaciones notables sobre el paciente psicosomático que debe tenerse en cuenta es su aparente incapacidad intelectual para verbalizar sus sentimientos”.

Por su parte, en 1963, el psicoanalista francés Marty mencionó que algunos pacientes eran incapaces de producir fantasías y durante las entrevistas estaban “atascados” con los aspectos mundanos y operativos de su realidad, lo que llamaron “pensamiento operativo”.

Los alexitímicos

Los alexitímicos han sido descritos como robots humanos con una especie de analfabetismo emocional.

Aunque la alexitimia ya constituye un constructo clínico de por sí, esta no constituye como una enfermedad diagnosticada, sino como un aspecto clínico asociado a otro problema médico. Algunos de estos problemas pueden ser la anorexia nerviosa, el trastorno de estrés postraumático u otro trastorno psiquiátrico.

El perfil de la personalidad alexitímica

El concepto de alexitimia fue tomando un sentido más global. En forma de perfil de personalidad, la alexitimia puede abarcar datos cognitivos, psicomotores, afectivos y somáticos.

Rasgos clave de las personas alexitímicas

  • Falta de captación de las emociones o los sentimientos ajenos (trastorno de la empatía).
  • Incapacidad de identificar, reconocer, describir o nombrar las emociones o los sentimientos propios, con especial dificultad para hallar palabras para describirlos.
  • Reducción o anulación de los sueños o ensueños, la fantasía y la vida imaginativa.
  • Psicomotilidad rígida, austera, áspera o desequilibrada y poco expresiva.
  • Pobreza en la expresión gestual, mímica o verbal de las emociones o los sentimientos.
  • Tendencia a recurrir a la acción para afrontar los problemas o los conflictos.
  • Descripción prolija de los hechos.
  • Maestros en esgrimir la defensa proyectiva.
  • Descarga de las emociones o los sentimientos a través de los canales vegetativos corporales, lo que provocaría la lesión o disfunción tisular de los órganos somáticos más vulnerables.
  • Reducción del porcentaje de sueño REM.
  • Dificultades para distinguir las sensaciones corporales de las emociones.
  • Falta de capacidad para la creatividad y la introspección.

Otras características de las personas alextímicas

Lo más característico de la personalidad alexitímica parece residir en la afectividad. Este tipo de personas presentan una incapacidad para identificar, reconocer, nombrar o describir las emociones o los propios sentimientos.

Además, presentan dificultades para captar los estados emocionales ajenos. Así, por lo general, este tipo de personalidad se caracteriza por una “conciencia emocional precaria”.

Es por eso que este tipo de personas también han sido denominadas “analfabetos emocionales” o “afásicos afectivos”. Sin embargo, presentan un pensamiento detallista, concreto, desprovisto de fantasías, dudas y abstracciones.

Este también se encuentra apegado a lo inmediato y conduce con rapidez a la acción, por lo que se define como un pensamiento instrumental u operativo, enmarcado en un estilo cognitivo directo y pragmático.

En la expresividad de este tipo de personas sobresale la penuria en la gesticulación, la mímica y la palabra. Además, tienden a utilizar un lenguaje aprosódico (sin cambios en la voz) y lento, reiterativo y detallista, lo que se traduce en pobreza comunicacional.

Etiología de la alexitimia

Al parecer, según la investigación, podría considerarse que existe la alexitimia primaria y la alexitimia secundaria. Luego ha podido determinarse que la alexitimia puede dividirse entre alexitimia estructural y alexitimia funcional.

La clave neurobiológica de la alexitimia parece residir en una conexión funcional insuficiente entre ambos hemisferios cerebrales. Y es que el funcionamiento global del cerebro se encuentra asentado en la coordinación interhemisférica. Así, este se desarrolla de forma normal a través del cuerpo calloso.

Es por eso que se considera que las personas que padecen alexitimia se consideran “comisurectomizados funcionales u orgánicos” o “individuos de dos cerebros”.

¿Cómo impacta la alexitimia en las relaciones?

La alexitimia es un tipo de personalidad que puede perturbar la interacción social. Así, esta puede llegar a actuar como una fuente de problemas en las relaciones interpersonales debido a la falta de empatía, penuria emocional o trastorno comunicacional que pueda implicar.

Se trata de un trastorno masculino, que afecta del 8 al 10 % de los hombres. Por lo general, son las mujeres quienes han de convivir con un hombre alexitímico.

En este tipo de parejas heterosexuales en las que el hombre es alexitímico, él suele presentar un comportamiento reservado, independiente y serio por lo general. Esto puede resultar frustrante para la mujer.

En lo que se refiere al trabajo, el trabajador alexitímico suele destacar como una persona antipática y distante. Suele ser también la persona con más probabilidades de perder su empleo. Además, parece haber una relación bidireccional entre el nivel socioeconómico medio-bajo y la influencia de la alexitimia.

La insuficiencia financiera impone una limitación cultural o instructiva, lo que resulta potenciador para presentar alexitimia. Además, en muchas ocasiones la alexitimia es origen del fracaso laboral.

Por otro lado, una persona que trabaja como jefe y presenta alexitímica suele ser una figura laboral no demasiado estimada por sus subordinados. Se trata de una persona que por lo general suele ejercer su labor con desafecto y despotismo. Además, suele ser poco competente al ser incapaz de desarrollar y asumir proyectos de largo alcance.

La persona alexitímica

La alexitimia se caracteriza por problemas sociales.
Los pacientes con alexitimia tienden a desarrollar conductas de aislamiento.

La alexitimia interviene como una variable de riesgo que precipita o determina para:

  • La expresión o somatización de las emociones o los sentimientos mediante signos somáticos.
  • La degradación de las experiencias interaccionales con los demás.
  • El predominio de la experiencia emocional elemental negativa, como hostilidad.

A partir de observaciones clínicas del funcionamiento interpersonal de pacientes alexitímicos y algunos estudios empíricos sabemos que los pacientes alexítimicos tienen una tendencia a la conformidad social y la evitación de conflictos. Además, tienden a acercarse a los demás de una manera fría, poco empática o distante.

Estos pacientes evitan las relaciones sociales cercanas. Si se relacionan con los demás, tienden a posicionarse como dependientes o impersonales, de modo que la relación sigue siendo superficial.

También se han observado patrones de relaciones interpersonales caóticas, así como una diferenciación inadecuada entre uno mismo y los demás. En este caso, la investigación sobre el apego por evitación-rechazo es más típico para este grupo de pacientes.

En resumen, la alexitimia puede predecir los problemas interpersonales de asertividad, sociabilidad, intimidad, sumisión y responsabilidad entre quienes la sufren. Estos factores impactan en la manera que presentan las personas alexitímicas de relacionarse.

Te podría interesar...
10 rasgos psicológicos de las personas narcisistas
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
10 rasgos psicológicos de las personas narcisistas

Aún no existe análisis de sangre que permita detectar a un narcisista. Por ello, descubre 10 rasgos que caracterizan a este trastorno.



  • Vanheule, S., Desmet, M., Meganck, R., & Bogaerts, S. (2007). Alexithymia and interpersonal problems. Journal of clinical psychology, 63(1), 109-117.
  • Alonso-Fernández, F. (2011). La alexitimia y su trascendencia clínica y social. Salud mental, 34(6), 481-490.
  • Freire, L. (2010). Alexitimia: dificuldade de expressão ou ausência de sentimento? Uma análise teórica. Psicologia: teoria e pesquisa, 26(1), 15-24.
  • Taylor, G. J., & Bagby, R. M. (2012). The alexithymia personality dimension.