Vareniclina: ¿qué es y para qué sirve?

La vareniclina es un fármaco relativamente nuevo que ayuda a las personas a dejar de fumar. Su tasa de éxito general es reservada y el paciente debe poner mucho de su parte para abordar la adicción.
Vareniclina: ¿qué es y para qué sirve?
Samuel Antonio Sánchez Amador

Escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador el 17 agosto, 2021.

Última actualización: 17 agosto, 2021

La vareniclina es un fármaco que se utiliza para tratar la adicción al tabaco. Reduce la necesidad de consumir nicotina, pero también disminuye el efecto de recompensa que esta droga —y otros componentes del cigarrillo— generan a corto plazo.

Vareniclina es el principio activo, pero el medicamento se pone a disposición del público con los nombres comerciales Champix ® y Chantix ®. Sirve como una opción alternativa al tratamiento sustitutivo con nicotina en forma de parches o chicles y al bupropión (Zyntabac ®).

¿Para qué se usa la vareniclina?

Para entender el mecanismo de acción de la vareniclina, antes debemos de repasar de forma somera cómo actúa el tabaco a nivel  neurológico. En primer lugar, cabe destacar que la nicotina es el principal componente del tabaco que causa adicción.

Tal y como indica la BBC, la nicotina del tabaco pasa rápidamente a los pulmones y llega al cerebro en solo 7 segundos, donde estimula los receptores cerebrales. Como resultado, se aumenta la liberación de dopamina y noradrenalina, unos neurotransmisores que actúan como mecanismos de recompensa conductuales.

Para parar este ciclo adictivo se han utilizado de forma histórica los parches de nicotina y el bupropión, con un efecto mínimo a largo plazo. De todas formas, desde el año 2006 se comenzó a probar la acción de la vareniclina en el ámbito clínico y a día de hoy está a disposición del público.

Mecanismo de acción

La nicotina estimula los receptores dopaminérgicos para generar adicción. Los componentes del cerebro que juegan un rol esencial en este mecanismo son aquellos situados en el área tegmental ventral (ATV), pues la liberación de dopamina en esta zona posibilita que aparezca la dependencia.

La vareniclina actúa inhibiendo los efectos de la nicotina en el cerebro, tal y como indican en Statpearls. Es un agonista parcial y bloquea los subtipos de receptores de acetilcolina nicotínicos alfa-4-beta-2, inhibiendo así la liberación de dopamina descrita con anterioridad. Esto reduce el bienestar al consumir tabaco y la sensación de dependencia cuando se deja de consumir.

Dejar el tabaco con vareniclina.
Abandonar el tabaco requiere mucho esfuerzo y un abordaje multidisciplinar.

¿Funciona este fármaco?

Es necesario esclarecer un par de puntos en lo que a utilidad del fármaco se refiere. Según estudios publicados en la revista American Family Physicianla vareniclina ayuda a 1 de cada 11 personas a dejar el tabaco, al menos por un periodo de 6 meses.

Por otro lado, investigaciones señalan que es más útil que el bupropión y que los parches nicotínicos, específicamente 1,4 y 1,56 veces más, respectivamente. De todas formas, se hace especial hincapié en que menos del 20 % de aquellos que se tratan con este medicamento soportan su abstinencia por más de un año.

Con estos datos no queremos decir que la vareniclina sea inútil, sino que dejar el tabaco requiere de un abordaje multidisciplinar. Es posible que sigas el tratamiento y no superes tu adicción, pero no te desanimes. Alguno de tus intentos para dejar de fumar será el último.

Según seguimientos estadísticos, una persona fumadora puede intentar dejar el tabaco hasta 30 veces antes de conseguirlo.

¿Cómo se administra la vareniclina?

Este medicamento se prescribe solo en pacientes de 18 años o mayores. Su presentación es sencilla, pues se trata de una caja con pastillas de ingesta oral.

Nos basamos en el prospecto de Champix ® para contarte las generalidades de su posología en la siguiente lista:

  1. Antes de empezar el tratamiento, debes decidir cuándo vas a dejar de fumar. Generalmente, entre el día 8 y el día 14 del mes, si es que comienzas a consumir el fármaco a principios de mes —como se indica—. Escribe esta fecha en el envase como recordatorio.
  2. Las presentaciones son en comprimidos blancos (0,5 miligramos de vareniclina) y azules (1 miligramo de vareniclina). El color de la pastilla es importante, pues indica en qué punto del tratamiento está el paciente.
  3. Dosificación del día 1 al día 3: tomar una pastilla blanca (0,5 miligramos) al día.
  4. Días 4-7: tomar 2 comprimidos blancos al día. Idealmente, uno por la mañana y el otro al atardecer.
  5. Días 8-12: debes cambiar a los comprimidos azules (1 miligramos), pero seguir tomando 2 pastillas al día con la misma rutina.
  6. Día 12-final del tratamiento: mantener las 2 pastillas azules al día.

Si has dejado de fumar durante las 12 primeras semanas del tratamiento, el profesional puede indicarte que sigas tomando las 2 pastillas azules al día durante un tiempo para no recaer. Por otro lado, si no puedes dejar el tabaco, trata de reducir el consumo durante las 12 primeras semanas de tratamiento con vareniclina.

El tratamiento debe empezarse 1 o 2 semanas antes de dejar de fumar. De todas formas, el paciente puede reducir gradualmente el consumo de cigarros mientras se medica, pero el tratamiento durará más.

¿Quién no debe tomar vareniclina?

La Food and Drug Administration (FDA) ha reconocido que, en algunos casos, la vareniclina puede fomentar las tendencias suicidas y los comportamientos anormales en personas psicológicamente inestables.

Esto no quiere decir que el medicamento no deba usarse en personas con condiciones psiquiátricas, pero sí que se requiere una monitorización estricta. También es necesario informar al profesional médico en los siguientes casos:

  1. Personas con síntomas cardíacos: la administración de vareniclina puede empeorar los problemas cardiovasculares, sobre todo en los pacientes más envejecidos.
  2. Pacientes con convulsiones: la vareniclina puede provocar convulsiones. Consulta con tu médico si tienes un historial al respecto.
  3. Niños y adolescentes: no se ha demostrado la eficacia de este medicamento en menores de 18 años.
  4. Embarazo y lactancia: aunque no se ha confirmado la toxicidad fetal del fármaco, es mejor evitar el uso de este fármaco durante el embarazo.

¿Cuáles son sus efectos secundarios?

Al igual que todos los medicamentos, la vareniclina reporta ciertos efectos secundarios. Te los presentamos con base en el porcentaje de pacientes afectados en cada caso:

  • Efectos secundarios muy frecuentes (más de 1 de cada 10 personas): inflamación de la nariz y la garganta, sueños anormales, dificultad para dormir, dolor de cabeza y náuseas. Las náuseas se pueden evitar comenzando el tratamiento a dosis más bajas.
  • Síntomas frecuentes (hasta 1 de cada 10 personas): inflamación de los senos nasales, aumento de peso, aumento de apetito, mareos, cambios en el sentido del gusto, tos, acidez, vómitos, estreñimiento, diarrea, erupción cutánea y dolor articular.
  • Síntomas poco frecuentes (hasta 1 de cada 100 personas): convulsiones, temblor, menos sensibilidad en el tacto, pánico, dificultad para pensar, inquietud, zumbidos en los oídos, sangre roja en las heces, altos niveles de azúcar en sangre, pensamientos suicidas.
  • Efectos secundarios raros (hasta 1 de cada 1000 personas): sed excesiva, pensamiento lento, ictus, sangre en el vómito, heces anormales, lengua saburral, perdida de contacto con la realidad e incapacidad para pensar o juzgar (psicosis), reacciones cutáneas y alérgicas graves.

Aunque todos estos signos clínicos parezcan alarmantes, cabe destacar que la mayoría de los pacientes no los llegan a experimentar nunca. Lo más común es que se presenten náuseas y dolores de cabeza, sobre todo al inicio del tratamiento.

Estado psicótico por vareniclina.
Los efectos adversos neurológicos del fármaco se han reportado, pero no representan una frecuencia elevada.

¿Qué sucede si olvido una dosis?

Es importante que tomes el fármaco regularmente a la misma hora del día. Como hemos dicho, si ingieres un comprimido solo tiene que ser por la mañana. Si tomas dos, repártelos entre el desayuno y la merienda.

En caso de olvidar una dosis, tómala en cuanto puedas. Pero si quedan menos de 3 horas para la siguiente, lo mejor es que te la saltes. Nunca tomes 2 pastillas para solventar un olvido.

¿Cómo debo actuar en caso de una sobredosis con vareniclina?

Es muy difícil llegar a una sobredosis por vareniclina. Este fármaco siempre está compartimentado según el día y momento de ingesta, así que con seguir las instrucciones es suficiente. De todas formas, si has tomado más pastillas de las que debes, acude inmediatamente a urgencias con el envase.

Si manifiestas cualquiera de los síntomas raros citados —aunque no haya tenido lugar una sobredosis—, es necesaria la descontinuación inmediata del tratamiento. El cese de la toma no reporta efectos secundarios, así que se puede detener de forma drástica.

¿Cómo almacenar o desechar este medicamento?

Si las pastillas se presentan en forma de blísteres, no se deben almacenar por encima de los 30 grados centígrados. Por otro lado, si están en un frasco no se necesita ningún trato especial. Solo hay que tener mucho cuidado con mantener el medicamento fuera del alcance de los niños.

Si quieres deshacerte de este medicamento, no lo tires a la basura o por el váter, pues esto puede provocar un gran daño en el entorno natural. Si eres residente de España, acude con el fármaco embalado al punto SIGRE más cercano y tíralo allí.

Vareniclina: una ayuda más para dejar de fumar

La veriniclina puede ayudarte a dejar de fumar. Aún así, debes recordar que los estudios indican que solo 1 de cada 11 personas (menos del 10 %) abandonan del todo su hábito después de varios meses de tratamiento.

Esto no quiere decir que el fármaco no funcione, sino que el paciente debe aportar constancia, fuerza de voluntad, perseverancia y mucho autocontrol.

Por otro lado, te recomendamos que busques ayuda psicológica para abordar tu adicción desde un enfoque emocional. Con el soporte de un terapeuta y de los fármacos adecuados, algún intento será el definitivo.

Te podría interesar...
Los 10 beneficios de dejar de fumar
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Los 10 beneficios de dejar de fumar

Aunque dejar de fumar puede ser todo un desafío, se deben considerar los beneficios que tiene para la salud física y mental. ¡Descúbrelos!