Sinusitis: síntomas, causas y tratamiento

La sinusitis es una enfermedad de las vías respiratorias superiores muy frecuente en niños y adultos jóvenes. ¿Deseas saber cuáles son sus síntomas, causas y tratamiento? Descúbrelo a continuación.
Sinusitis: síntomas, causas y tratamiento

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 25 noviembre, 2020

Última actualización: 16 diciembre, 2020

La congestión nasal es un síntoma muy frecuente en algunas épocas del año. En muchas ocasiones, esta congestión es producto de una condición médica llamada sinusitis, la que no es más que la inflamación de la mucosa que recubre a los senos paranasales.

Los senos paranasales son estructuras pares huecas que se encuentran en los huesos frontal, etmoides, esfenoides y maxilar, próximos a la nariz. Estos espacios están recubiertos por una capa de células mucosas, las que segregarán fluidos que desembocan en las fosas nasales.

En condiciones normales, el aire es capaz de circular por estas estructuras y todas las secreciones pueden salir sin problemas. No obstante, cuando un paciente sufre de sinusitis el orifico de los senos se obstruirá, originando así la sintomatología.

¿Por qué se produce?

Esta enfermedad es producto de una inflamación en el tejido que recubre a los senos paranasales. Dicha inflamación puede ser causada por bacterias, virus, hongos o alergias. Todas estas partículas y organismos microscópicos son capaces de alojarse en el tejido y causar la afección.

La Asociación Española de Pediatría estima que la sinusitis forma parte de la complicación de una infección respiratoria en aproximadamente el 10 % de los niños, siendo los virus el agente causal más frecuente. Por otro lado, en los adultos las alergias tienen una gran incidencia.

Cuando se produce el contacto con el agente patógeno, el cuerpo segregará diversas sustancias que propician la inflamación. Esto hará que el tejido circundante aumente de tamaño, obstruya el orificio e impida la circulación de aire y secreciones. Aunado a ello, se incrementa la extravasación de plasma haciendo que haya más fluido en la cavidad.

Dolor de cabeza por sinusitis.
La sinusitis genera dolor de cabeza por la inflamación de los senos paranasales y la acumulación de secreciones.

Tipos de sinusitis

La sinusitis puede dividirse en tres tipos distintos de acuerdo a la duración de la sintomatología presentada. Son los siguientes:

  • Aguda: es aquella forma de presentación en la que los síntomas suelen durar menos de 1 mes y los agentes causales más comunes son los virus.
  • Subaguda: este tipo de sinusitis está caracterizado por tener una duración entre 1 y 3 meses. Los agentes patógenos abarcan desde virus hasta bacterias.
  • Crónica: por último, la sinusitis crónica cursa con una sintomatología mayor a 3 meses, originada con frecuencia por bacterias y hongos.

Existe una forma de presentación muy particular denominada sinusitis recurrente, caracterizada por la aparición de episodios repetitivos de cualquiera de los tipos de sinusitis ya descritos. Por lo general hay una separación entre 10 y 20 días entre episodios y suele deberse a la presencia de alergias.

¿Cuáles son las causas?

Todas las situaciones que generen la obstrucción del orificio de drenaje de los senos paranasales o aumenten la secreción de fluidos en los mismos pueden causar sinusitis. En este sentido, la patología puede deberse a alguna alteración anatómica.

La presencia de un tabique nasal desviado, un espolón óseo o pólipos nasales son factores desencadenantes. Además, las células de este tejido tienen pequeñas estructuras y mecanismos de aclaramiento para evitar la adherencia bacteriana, los que pueden verse alterados por ciertas afecciones.

Por otro lado, existen diversos factores predisponentes que pueden favorecer a la aparición de esta enfermedad, entre los que  destacan los siguientes:

  • Rinitis alérgica.
  • Sistema inmune deficiente.
  • Exposición al humo del cigarrillo.
  • Resfriados anteriores o gripe.
  • Asistencia a guarderías.

Síntomas de la sinusitis

Los síntomas que pueden presentar las personas con sinusitis suelen ser los mismos, sin importar la forma de presentación. La principal diferencia recae en la duración de la enfermedad. Es muy frecuente que inicie entre 3 y 7 días posteriores a un resfriado, como parte de una complicación.

El síntoma más característico de la enfermedad es el dolor en la zona de los senos paranasales afectados, sobre todo en los frontales y maxilares. El dolor se presenta de forma continua y suele sentirse como una presión o puntada.

Otras de las manifestaciones más frecuentes son la congestión y la secreción nasal, ya que al haber una mayor cantidad de fluidos estos tienden a salir por las fosas nasales. La secreción suele ser transparente, aunque puede tornarse de color verde al haber una infección bacteriana.

Las personas que cursan con sinusitis también pueden presentar fiebre, tos que empeora durante la noche, pérdida del sentido del olfato, dolor de cabeza y de garganta, mal aliento y hasta molestias en los dientes.

Diagnóstico

El diagnóstico de la sinusitis es sencillo y suele basarse en la clínica presentada por el paciente. Para confirmar la presencia del dolor el médico deberá palpar las zonas de los senos paranasales. Además, también puede realizar una prueba llamada transiluminación para confirmar la presencia de obstrucción.

Los exámenes de imagen no suelen ser necesarios en los casos de sinusitis aguda, sin embargo, cuando exista cronicidad pueden ser necesarias radiografías o tomografías. Esto se indicará con la finalidad de detectar la presencia de alguna complicación, como un absceso periapical.

La solicitud de un cultivo es muy rara en los casos de sinusitis y solo se indica en aquellos pacientes en los que ha fallado el tratamiento o que se encuentren inmunocomprometidos. La toma de la muestra es un proceso muy invasivo al ser necesaria la punción y extracción del tejido, por lo que se prefiere obviarla.

Consulta médica por sinusitis.
El abordaje médico es sintomático, pudiendo optarse por antibióticos en casos crónicos.

¿Cuál es el tratamiento de la sinusitis?

El tratamiento es sintomático, por lo que el mismo está destinado a reducir la repercusión de los síntomas. De esta manera, es recomendable el uso de paracetamol para reducir la fiebre, descongestionantes nasales y antialérgicos.

En términos generales, los antibióticos no son necesarios para tratar estas infecciones, ya que las mismas remiten por sí solas al cabo de unos días. Sin embargo, en algunos casos de sinusitis en necesaria la administración, ya que se ha demostrado que suprimen las variantes crónicas.

También es posible realizar diversas terapias en casa con la finalidad de aumentar la ventilación y lograr que mejore la respiración. Entre las medidas más eficaces destacan las de inhalar vapor varias veces al día y aplicar paños con agua tibia en la zona de los senos afectados.

¿Es posible prevenir la patología?

Esta condición es más frecuente durante ciertas estaciones del año, como invierno y primavera, por lo que durante esta época es posible tomar medidas para prevenir su aparición. Una buena idea es usar humidificadores en casa y evitar el contacto con personas resfriadas.

En el caso de los niños, las vacunas contra la influenza y el neumococo les otorgan cierto grado de protección. Además, se debe evitar la exposición prolongada al humo del cigarrillo.

La sinusitis no es una enfermedad que represente un peligro para la vida. Sin embargo, se debe tener sumo cuidado en pacientes con enfermedades respiratorias existentes. En estos casos, el cuadro puede empeorar la enfermedad de base y traer consecuencias.

Te podría interesar...
Las principales causas de EPOC
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Las principales causas de EPOC

La EPOC o la enfermedad obstructiva crónica es una enfermedad progresiva que causa dificultad para respirar adecuadamente.



  • Martínez Campos L, Albañil Ballesteros R, Flor Bru J, Piñeiro Pérez R, Cervera J, Baquero Artigao F. et al. Documento de consenso sobre etiología, diagnóstico y tratamiento de la sinusitis. Revista Pediátrica de Atención Primaria. 2013;15( 59 ):203-218.
  • Méndez Hernández M, Gonzalo de Liria C. Sinusitis aguda. Celulitis periorbitaria. Protocolos diagnóstico-terapéuticos de la AEP: Infectología pediátrica. 89-93.  Documento disponible online en: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/sinusitis.pdf.
  • García, Jenny Badilla. "Sinusitis en Pediatría." Medicina Legal de Costa Rica 35 (2018).
  • American Academy of Pediatrics. Subcommittee on Management of Sinusitis and Committee on Quality Improvement. Clinical practice guideline: management of sinusitis. Pediatrics. 2001;108(3):798-808.
  • Dykewicz M, Hamilos D. Rhinitis and sinusitis. Journal of Allergy and Clinical Immunology. 2010;125(2):S103-S115.
  • Slavin R, Kaliner M, Kennedy D, Virant F, Wald E. The diagnosis and management of sinusitis: A practice parameter update. Journal of Allergy and Clinical Immunology. 2005;116(6):S13-S49.
  • Gómez, René Maximiliano. El consumo de tabaco empeora la inflamación nasal y la calidad de vida en pacientes con rinitis alérgica. Diss. Universidad Católica de Córdoba, 2016.
  • Fried M. Sinusitis - Trastornos otorrinolaringológicos [Internet]. Manual MSD versión para profesionales. 2019.