Resistencia a los antibióticos: ¿por qué aparece?

La resistencia a los antibióticos es un problema de salud a nivel mundial que afecta a millones de personas causando infecciones difíciles de tratar. ¿Deseas saber por qué aparece? ¡Sigue leyendo!
Resistencia a los antibióticos: ¿por qué aparece?

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 04 Diciembre, 2020

Última actualización: 04 Diciembre, 2020

Las bacterias son uno de los agentes patógenos más frecuentes en la práctica médica, siendo capaces de causar una gran cantidad de infecciones. El tratamiento más efectivo es la administración de antibióticos, no obstante, diversas especies han sido capaces de desarrollar resistencia a los mismos.

Los antibióticos son medicamentos descubiertos en el siglo XX, eficaces para tratar diversas infecciones. Estos fármacos se valen de múltiples mecanismos para eliminar a las bacterias, los que van desde la destrucción de su pared celular hasta la alteración de la membrana plasmática.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la resistencia a los antibióticos es una de las mayores amenazas a nivel planetario. La misma ha causado la aparición de enfermedades más difíciles de curar, además de alargar la permanencia de los pacientes en los hospitales.

¿Qué es la resistencia a los antibióticos?

Esta grave situación ocurre cuando las bacterias desarrollan la habilidad de sobrevivir a los fármacos diseñados para eliminarlas. En este sentido, los microorganismos cambian en respuesta al medicamento, siendo capaces de resistir su efecto.

En la actualidad, la resistencia a los antibióticos alcanza cifras alarmantes en todas partes del mundo. Un ejemplo tangible de esta situación ocurre con una bacteria llamada Staphylococcus aureus, capaz de causar infecciones en la piel y neumonía. Dichas patologías fueron tratadas con penicilina durante muchos años.

En el año 1940 se descubrió una cepa de Staphylococcus aureus que era capaz de resistir el efecto de la penicilina. La situación con esta bacteria en especial ha empeorado con los años y estudios afirman que el 90 % de las cepas aisladas en la actualidad son resistentes al fármaco.

Los efectos de la resistencia a los antibióticos en las bacterias son muy variados. Este problema causa la aparición de patologías más graves y duraderas. Además, también puede generar tiempos de contagio mayores y efectos secundarios más severos.

Bacterias varias.
Las bacterias desarrollan mecanismos para resistir la acción de los antibióticos a través de mutaciones.

Tipos de resistencia a los antibióticos

Desde que los antibióticos fueron descubiertos se ha estudiado su mecanismo de acción con el objetivo de describir cómo los compuestos son capaces de eliminar a las bacterias. En este sentido, se encontró que los mismos fármacos no eran eficaces en todos los casos.

Por otro lado, también se descubrió que podían perder su efectividad con el pasar de los años. De esta manera, se han descrito dos tipos de resistencia a los antibióticos:

  • Resistencia intrínseca: esta es la propia de la bacteria, la que posee características físicas o químicas que hacen que el fármaco utilizado no surja efecto.
  • Resistencia adquirida: ocurre cuando una bacteria previamente sensible a un antibiótico desarrolla la capacidad de protegerse del mismo, inactivando e inutilizando su principio activo.

La resistencia adquirida es la más peligrosa de todas, ya que la información puede ser transmitida a una nueva cepa. Este tipo es la que ha causado estragos en el sistema de salud a nivel mundial.

¿Por qué ocurre la resistencia a los antibióticos?

Este gran problema de salud ocurre por una exposición frecuente y prolongada al efecto de los antibióticos, según narran las investigaciones. En este sentido, cuando las bacterias están en contacto constante con un fármaco son capaces de desarrollar diversos mecanismos para su defensa.

Por otro lado, se debe saber que las bacterias tienen una parte llamada pilus, la que es la encargada de transmitir información. De esta manera, las cepas resistentes son capaces de pasar el mecanismo de defensa a otras, lo que empeora la situación.

Es importante recordar que las bacterias se encuentran de forma habitual en el organismo, tanto en la piel como en algunos órganos, siendo conocidas como microbiota en dicha presentación. Teniendo esto en cuenta, diversas prácticas aumentan el riesgo de desarrollar resistencia a los antibióticos. Las comentamos a continuación.

Consumir antibióticos cuando no son necesarios

Algunas personas ingieren antibióticos de amplio espectro para tratar enfermedades como las placas en la garganta sin consultar al especialista. Muchas de ellas son causadas por un virus, por lo que la administración de estos fármacos no es necesaria.

Este problema ocurre sobre todo con los antibióticos de amplio espectro que no necesitan prescripción médica. Los mismos eliminan a todas las bacterias sensibles cuando son consumidos, aumentado así la resistencia de los gérmenes que permanecen en el organismo.

En este sentido, lo más recomendable ante cualquier proceso infeccioso es acudir al profesional. Solo él se encuentra en la capacidad de recetar los fármacos necesarios para curar la afección.

No ingerir las dosis recomendadas

Los medicamentos deben ser administrados en dosis precisas para que puedan producir el efecto deseado y los antibióticos no son la excepción. En este sentido, el fármaco no eliminará por completo a la bacteria cuando no se ingiere la dosis recomendada, lo que aumenta la probabilidad de desarrollar resistencia adquirida.

Por ello, es necesario seguir al pie de la letra las instrucciones del especialista, tanto en dosis como en horario de administración. Solo así será posible erradicar la infección y evitar futuras complicaciones.

Exposición en alimentos y animales

Los antibióticos también son usados en la agricultura y la veterinaria para eliminar las bacterias que afectan a las plantas y animales. Estos microorganismos tienen la misma capacidad de desarrollar resistencia ante la exposición prolongada. Además, algunos de ellos son capaces de infectar a los humanos.

Cultivo de bacterias resistentes a los medicamentos.
Las colonias bacterianas pueden desarrollar resistencia y transmitirla a otras cepas.

Mecanismos de resistencia a los antibióticos

Las bacterias han sido capaces de desarrollar múltiples mecanismos para resistir la acción de los antibióticos más comunes, como la azitromicina. Uno de estos mecanismos es la restricción de la entrada del fármaco, ya que algunos medicamentos deben ingresar al citoplasma para actuar.

Por otro lado, los microorganismos pueden permitir la entrada del antibiótico, pero con la capacidad de expulsarlo luego. Otro de los procesos más estudiados es la inactivación enzimática, por la que la bacteria es capaz de producir enzimas que destruyen al fármaco antes de que ejerza su acción. Las bacterias también son capaces de alterar la parte específica en que el antibiótico actuará.

Un problema de salud que se debe combatir

La resistencia a los antibióticos afecta a millones de personas alrededor del mundo. De acuerdo con los datos publicados por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), al menos 2,8 millones de estadounidenses presentan infecciones por bacterias resistentes al año. Este hecho destaca la importancia de tomar medidas al respecto.

De esta manera, dichos fármacos solo deben ser ingeridos bajo previa autorización médica y con las dosis recomendadas. Además, el contenedor y los medicamentos vencidos siempre se deben desechar de forma segura.

Este es un problema de salud que afecta a todas las personas sin hacer distinciones de ningún tipo. Por ello hay que tomar consciencia sobre el uso de antibióticos y los graves efectos que puede causar su ingesta inadecuada.

Te podría interesar...
Enfermedades infecciosas
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Enfermedades infecciosas

Las enfermedades infecciosas se desarrollan por microorganismos patógenos, como son los virus, las bacterias, los hongos o los parásitos.



  • Rincón S, Panesso D, Díaz L, et al. Resistencia a antibióticos de última línea en cocos Gram positivos: la era posterior a la vancomicina [Resistance to "last resort" antibiotics in Gram-positive cocci: The post-vancomycin era]. Biomedica. 2014;34.
  • Bengtsson-Palme J, Kristiansson E, Larsson DGJ. Environmental factors influencing the development and spread of antibiotic resistance. FEMS Microbiol Rev. 2018;42(1).
  • Troncoso, Claudia, et al. "Implicancias estructurales y fisiológicas de la célula bacteriana en los mecanismos de resistencia antibiótica." International Journal of Morphology 35.4 (2017): 1214-1223.
  • Medina-Morales, Diego Alejandro, Manuel Enrique Machado-Duque, and Jorge E. Machado-Alba. "Resistencia a antibióticos, una crisis global." Revista Médica de Risaralda 21.1 (2015): 74-74.
  • Lázaro E, Oteo J. Evolución del consumo y de la resistencia a antibióticos en España. Información Terapéutica del Sistema Nacional de Salud 2006; 30: 10-19.
  • World Health Organization. Antibiotic resistance [Internet]. Who.int. 2020. Available from: https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/antibiotic-resistance.
  • Monge, Karla Marcela Moreno. "Carbapenémicos: tipos y mecanismos de resistencia bacterianos." Revista médica de Costa Rica y centroamérica 70.608 (2013): 599-605.
  • What Exactly is Antibiotic Resistance? [Internet]. Centers for Disease Control and Prevention. 2020. Available from: https://www.cdc.gov/drugresistance/about.html.

Estudiante de Medicina en la Universidad de Oriente Núcleo Bolívar (Venezuela) y Técnico en Atención Médica Prehospitalaria graduado en el año 2015. Miembro de la Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina (SOCIEM UDO BOLIVAR) en el Comité Permanente de Derechos Humanos y Paz (SCORP). Entre los cursos realizados destacan Webinar’s Med - Urgencias Médicas y cuenta con participación en el II Congreso Internacional de Actualización en Medicina Enfoque Quirúrgico organizado por ACOME capítulo Cauca. Se ha desempeñado por más de 3 años como redactor y editor de diversos blogs alrededor del mundo, entre los cuales se han publicado artículos de temáticas variadas, muchos de ellos con enfoque en salud.