Azitromicina

Por defecto del sitio · 25 febrero, 2019
La azitromicina es un antibiótico de amplio espectro. Fue uno de los fármacos más vendidos en los EE.UU tras su comercialización.

La azitromicina es un fármaco antibiótico de amplio espectro utilizado para diferentes infecciones. Este principio activo, además de venderse bajo este nombre, está comercializado bajo el nombre de otras marcas como Zithromax, Acimut o Koptin.

La azitromicina pertenece al grupo de los antibióticos macrólidos y, dentro de ellos, a la subclase azólidos. Se trata de un antibiótico semisintético que, a pesar de tener el mismo mecanismo de acción que los macrólidos, tiene algunas particularidades que le diferencian de los macrólidos convencionales.

Historia de la azitromicina

Fue la empresa farmacéutica croata Pliva quien a finales de los años 70 descubrió este antibiótico. Sin embargo, no fue hasta el 1981 cuando presentó la solicitud, a pesar de que el medicamento seguía en etapa de experimentación.

pfizer

Patentar el antibiótico demostró ser la calve del su éxito comercial. Cuando los científicos de la gran multinacional Pfizer buscaban en la base de datos de la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos, encontraron la patente de Plival y le ofrecieron un cauce ideal para su comercialización.

En 1986, las conversaciones entre las dos empresas farmacéuticas culminaron en un acuerdo de licencia, gracias al cual ambas empresas y el público en general pudieron beneficiarse de la comercialización de este antibiótico.

En virtud del acuerdo, Pfizer adquirió el derecho a vender la azitromicina en todo el mundo. No obstante, Pliva conservó el derecho a vender el producto en Europa central y oriental.

El Zithromax, el nombre bajo el que Pfizer comercializa la azitromicina, fue uno de los antibióticos más vendidos en los EE.UU y en todo el mundo. A continuación, veremos las siguientes características de este fármaco tan conocido a nivel mundial:

  • Mecanismo de acción.
  • Farmacocinética.
  • Indicaciones y posología.
  • Reacciones adversas y contraindicaciones.
  • Resistencia a antibióticos.

Mecanismo de acción

macrólido eritromicina antibiótico

La azitromicina, al pertenecer al grupo de los antibióticos macrólidos, deberá su acción antibacteriana a la capacidad que tienen para inhibir la síntesis de proteínas de la bacteria.

El fármaco penetra la pared celular de la bacteria y se fija en la subunidad 50S del ribosoma. Con otras palabras, se une a una parte de una estructura celular encargada de la síntesis de proteínas. Al inhibirse, bloquea el funcionamiento de esta estructura que se conoce como ribosoma y, por lo tanto, no se permite la síntesis de proteínas.

Al inhibir este proceso, la azitromicina funciona como un bacteriostático, es decir, impide el crecimiento de la bacteria, porque sin proteínas la bacteria no se puede desarrollar. Además, a dosis superiores, puede presentar una acción bactericida (mata a la bacteria) sobre algunos gérmenes como S.pneumoniae, S.pyogenes y H. influenzae.

¿Antibiótico de amplio espectro?

Hemos comentado al principio del artículo que este antibiótico es de amplio espectro, pero, ¿qué es eso exactamente? Los antibióticos pueden ser de amplio espectro o de espectro reducido. Los primeros son los que presentan su acción ante bacterias gram positivas y gram negativas, mientras que los de espectro reducido solamente son eficaces frente a un tipo de bacterias.

gram positivas gram negativas

Ahora bien, las bacterias gram positivas y las gram negativas se diferencian por las características que tienen sus membranas celulares. Las primeras presentan una membrana celular compuesta por péptidoglucano y una membrana citoplasmática interna formada por una doble capa de lípidos.

Por otro lado, las gram negativas, que además de la membrana interna citoplasmáticas tienen otra bicapa de lípidos en la membrana más externa. Entre ambas membranas hay un espacio que se denomina espacio periplasmático.

Este espacio de las bacterias gram negativas está formado por péptidoglucano, que es mucho más grande y ancho que en las bacterias gram positivas. Como podemos observar, la membrana celular de las gram negativas es más compleja que la de las de signo opuesto.

Para saber si se trata de un tipo u otro se deben realizar una serie de pruebas en el laboratorio que nos permiten clasificar a las bacterias. La técnica más conocida es la tinción de Gram.

Farmacocinética

Dentro de la farmacocinética que, como mostramos en el título son los diferentes procesos por lo que pasa el fármaco dentro del organismo, veremos los siguientes puntos: absorción, distribución, metabolismo y eliminación.

Absorción

La azitromicina se administra por vía oral. Tras ello, la biodisponibilidad, es decir, la cantidad de fármaco que realmente tiene capacidad para realizar el efecto, es de aproximadamente el 37%. Esta biodisponibilidad es tan baja porque la absorción es incompleta.

biodisponibilidad

Además, la absorción se compromete todavía más si la presentación en forma de tabletas se ingiere con las comidas. También disminuye de manera importante si se administra simultáneamente con un antiácido que contenga aluminio o magnesio. El tiempo hasta alcanzar las concentraciones plasmáticas máximas es de 2-3 horas.

Distribución

Cuando se administra por vía oral, el medicamento se distribuye ampliamente por todo el organismo. Algunos estudios sobre la farmacocinética de este fármaco han demostrado mayores concentraciones de la azitromicina en los tejidos que en el plasma.

Este resultado indica que el fármaco se une mucho a los tejidos, parámetro a tener en cuenta para la toxicidad. Sin embargo, a dosis terapéuticas no se produce acumulación en los tejidos.

La azitromicina se concentra dentro de las células, especialmente dentro de los fagocitos. Estas células son un tipo de célula del sistema inmunitario que puede rodear y destruir microorganismos, ingerir material extraño y eliminar células muertas.

Metabolismo

Entendemos por metabolismo o biotransformación a las reacciones químicas que sufre un fármaco en el organismo con el fin de hacerlo más soluble y favorecer su eliminación. De este modo, se han encontrado concentraciones de hasta 237 mg/ml de azitromicina en la bilis humana junto con otros 10 metabolitos.

Los metabolitos son las moléculas resultantes de las reacciones químicas del fármaco de origen. Ninguno de estos 10 metabolitos ha demostrado un papel importante en la actividad microbiológica del macrólido.  Sin embargo, la mayoría se elimina sin haber sufrido transformaciones.

Eliminación

orina muestras análisis

Aproximadamente el 12% de una dosis administrada por vía intravenosa se excreta sin haber sufrido ningún cambio por orina durante un periodo de 3 días; la mayor proporción en las primeras 24 horas.

Sin embargo, la mayoría se elimina por las heces sin haber sufrido transformaciones. El promedio de media de eliminación plasmática es de 68 horas, mientras que la vida media tisular, es decir, de los tejidos, varía entre 1 y 4 días. Este dato nos indica la capacidad que tiene la azitromicina para acumularse en los tejidos.

Indicaciones y posología

La azitromicina está indicado para las siguientes infecciones causadas por los microorganismos sensibles. Dentro de estas infecciones encontramos:

  • Infecciones en el pecho como el empeoramiento de la bronquitis crónica y neumonía.
  • Infección de los senos paranasales, garganta, amígadalas u oídos.
  • Infecciones de leves a moderadas de la piel y tejidos blandos. Por ejemplo, la foliculitis, celulitis o erisipelas (infección de la piel con hinchazón y color rojo brillante).
  • Eritrema migratorio (primera fase de la enfermedad de Lyme), cuando otros antibióticos no se pueden usar.
  • Infección por Chlamydia trachomatis, Mycoplasma pneumoniae, Treponema pallidum y Mycobacterium avium complex.
dolor garganta infección amigdalitis

La dosis del fármaco varía de acuerdo con la indicación. La mayoría de los casos (en la población pedriátrica de más de 45 kg de peso y adultos) se requiere una dosis total de 1,5 g, distribuidos en 500 mg cada día durante 3 días. Otra opción es administrar 500 mg el primer día y, luego, 250 mg diarios durante 4 días. Existen otras presentaciones disponibles para los distintos regímenes posológicos.

Algunas poblaciones requieren un ajuste de las dosis. Éstas son:

  • Población pediátrica de menos de 45 kg de peso: los comprimidos no están indicados para este grupo de pacientes. Se pueden usar otras formas farmacéuticas como las suspensiones.
  • Pacientes de edad avanzada: pueden tomar la misma dosis que los adultos. Los que sean arrítmicos, se les recomiendan una especial precaución debido al riesgo de desarrollar una arritmia cardíaca y torsades.
  • Pacientes con insuficiencia renal y hepática: si es de leve a moderada no es necesario un ajuste de dosis.

Reacciones adversas y contraindicaciones

La gran mayoría de los efectos adversos son leves o moderados. Además, al suprimir el tratamiento cesan. Los más frecuentes ocurren a nivel gastrointestinal e incluyen:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Dolor abdominal.

Su frecuencia es mayor cuando se utilizan dosis más altas y, su tolerabilidad gastrointestinal, puede mejorar su el fármaco se administra con las comidas.

Por otro lado, también se pueden dar otros efectos adversos como el rash, la urticaria o prurito. No obstante, ocurren en un 1 y 5% de los casos. Algunos problemas dermatológicos serios como el síndrome de Stevens-Johnson, eritema multiforme o necrólisis epidérmica tóxica se han descrito muy raramente. También se ha visto algún caso de problemas alérgicos.

diarrea efectos adversos

No hemos recogido todas las reacciones adversas ya que son muchas a pesar de su baja frecuencia de aparición. Hemos mencionado algunas de las más comunes.

Por otra parte, la azitromicina, al igual que cualquier otro antibiótico macrólido o alguno de los excipientes incluidos en la formulación, está contraindicada en pacientes alérgicos.

Resistencia a antibióticos

antibióticos antibiograma placa petri resistencia

Los antibióticos como la azitromicina no funcionan para combatir resfriados, influenza y otras infecciones virales. Usar antibióticos cuando no son necesarios, aumenta el riesgo de contraer una infección más adelante que se resiste al tratamiento con antibiótico.

Un gran problema que tenemos hoy en día en el ámbito de la salud es la resistencia a los antibióticos. Que las cepas sean resistentes a antibióticos quiere decir que este antibiótico ha dejado de ser eficaz contra esa bacteria, ¿y eso cómo puede pasar? Pues bien, hay diversos mecanismos que desarrollan estos microorganismos para defenderse del efecto del fármaco.

Generalmente, la resistencia de diferentes especies bacterianas a los macrólidos se produce mediante mecanismos asociados a la:

  • Alteración del lugar de acción.
  • Modificación del antibiótico.
  • Alteración del transporte del antibiótico.

Por otra parte, se puede pensar que, si ese fármaco ha dejado de ser eficaz frente a esa bacteria, podremos usar otro y se acaba el problema. Sí, es la solución que tenemos hoy en día, pero el problema reside en que abusamos del uso de los antibióticos y esas bacterias que están siendo tratadas con el otro antibiótico también pueden hacerse resistentes a él.

Por lo tanto, cada vez son menos los antibióticos que tenemos como arsenal contra las bacterias patógenas y podríamos quedarnos sin cura. El desarrollo de nuevos fármacos es un proceso complejo, largo y muy costoso, por lo que debes automedicarnos ni abusar del uso de estos medicamentos.

  • MedlinePlus. (2014). Azitromicina. https://doi.org/10.1001/jama.2013.284427.
  • Máiz Carro, L., & Cantón Moreno, R. (2004). Tratamiento con azitromicina en la fibrosis quística. Medicina Clinica. https://doi.org/10.1157/13058679
  • Garcia Lomas, G. (2002). Mecanismo de accion de los antibioticos. 31o Curso Intensivo Sobre Antibioticoterapia.Hospital Del Mar. https://doi.org/10.1007/s11406-008-9168-y