Cómo se usa el ácido glicólico para el cuidado de la piel

El ácido glicólico se suele emplear para corregir los problemas de la piel, que abarcan desde el acné hasta los signos del envejecimiento. Te lo explicamos a detalle a continuación.
Cómo se usa el ácido glicólico para el cuidado de la piel
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 10 junio, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 09 junio, 2021

Última actualización: 10 junio, 2021

El ácido glicólico es un producto que, si hemos tenido alguna vez acné, es probable que lo hayamos oído mencionar o que incluso nos lo hayan recomendado. Ahora, ¿qué es exactamente lo que hace y cómo contribuye con la salud de la piel?

Se trata de un exfoliante que, según sea su concentración, puede penetrar en la capa más externa de la piel o bien llegar hasta la capa media de esta, para facilitar la eliminación de todo aquello que causa las impurezas: cúmulos de células muertas, la suciedad y el exceso de grasa o sebo.

Veamos más al respecto a continuación.

Mecanismo de acción

El ácido glicólico es bueno para la salud de la piel
Dependiendo de la concentración del ácido glicólico, este es capaz de actuar sobre capas más profundas de la piel y generar beneficios.

En líneas generales, podemos decir que el ácido glicólico es una sustancia exfoliante muy empleada en fórmulas cosméticas y dermatológicas porque estimula la actividad celular para renovar la piel y así mejorar su salud. Se considera apto para casi todos los tipos de piel, aunque es especialmente favorecedor para las pieles más grasas.

El ácido glicólico se extrae de la caña de azúcar principalmente. Aunque también se puede extraer de frutas como la uva, la manzana y la naranja. Forma parte de un conjunto de moléculas hidrosolubles que se conocen como alfahidroxiácidos (AHA) y que contribuyen con la renovación epidérmica.

Está demostrado que tiene propiedades hidratantes, ya que estimula la producción de ácido hialurónico y optimiza la hidratación de la capa más externa de la epidermis (estrato córneo). A su vez, promueve un aumento de la elasticidad, pues estimula la generación de glicosaminoglicanos y colágeno, y aporta luminosidad a la piel.

De acuerdo con una revisión reciente titulada Glycolic acid peel therapy – a current review, su mecanismo de acción es el siguiente:

“El ácido glicólico se dirige al corneosoma potenciando la ruptura y disminuyendo la cohesividad, provocando la descamación. La intensidad del peeling viene determinada por la concentración del ácido, el vehículo utilizado para transportarlo, la cantidad de ácido aplicada y la técnica empleada”.

Beneficios del ácido glicólico para la piel

Según los expertos, el uso del ácido glicólico no solo puede ayudar a tratar el acné de forma eficaz, sino que también puede brindar los siguientes beneficios:

  • Aporta mayor elasticidad.
  • Mejora la textura de la piel.
  • Brinda mayor luminosidad.
  • Ayuda a disimular los poros dilatados.
  • Previene el desarrollo de impurezas.
  • Atenúa las líneas de expresión y las arrugas.
  • Brinda mayor uniformidad a la piel en cuanto a tono.
  • Favorece la eficacia de los productos que se usen en la piel posteriormente.

Por todo lo anterior, además de utilizarse en el tratamiento del acné, se utiliza como parte de estrategias terapéuticas relacionadas con las manchas, las estrías, el melasma y los signos del envejecimiento prematuro.

Dónde encontrarlo

El ácido glicólico está presente en una amplia variedad de productos para la limpieza y el cuidado de la piel y, por supuesto, el tratamiento del acné. Algunas de las marcas que lo incluyen son las siguientes: Glicoderm, Novaderm, Neutrogena, entre otras.

Modo de uso

El ácido glicólico no debe aplicarse en exceso
Es importante aplicar una fina capa sobre la piel y no caer en los excesos. Esta última práctica podría aumentar la incidencia de efectos adversos.

El ácido glicólico se utiliza en concentraciones que van del 20 al 70 % en todo tipo de pieles. Dependiendo de qué es lo que se quiera tratar y la gravedad del problema, se utiliza una concentración u otra. Así, puede proporcionar un peeling muy superficial o uno más profundo.

A medida que la concentración de ácido glicólico sea más alta y el pH sea más bajo en un producto, más intenso será el peeling. Este se reserva para las afecciones que alcanzan capas más profundas de la piel.

Como se indica en la revisión anteriormente citada:

  • Antes de aplicar ácido glicólico, un dermatólogo debe evaluar la piel.
  • Una vez aprobado como tratamiento, se puede proceder a su aplicación. Para ello, la piel debe estar limpia.
  • Según los expertos, lo ideal sería que la piel también estuviera previamente tratada (con retinoides tópicos o hidroquinona, por ejemplo) para que el ácido glicólico sea más eficaz.
  • Se aplica el producto con bastoncillos de algodón o con un cepillo en forma secuencial, comenzando por la frente, la mejilla izquierda, la barbilla y la mejilla derecha para cubrir todo el rostro.
  • Se deben evitar las áreas de alrededor de los ojos, la mucosa nasal y los labios.

Recomendaciones finales

Si nunca has utilizado ácido glicólico y tienes dudas sobre cómo hacerlo de forma segura, a pesar de lo que indiquen las instrucciones de los productos o lo que pueda indicarte el farmacéutico, lo mejor es que acudas al dermatólogo.

El especialista podrá indicarte la opción más adecuada para tu caso e indicarte qué más debes tener en cuenta para conseguir que el producto brinde los resultados deseados.

Por otra parte, si ya has empezado a utilizar algún producto con ácido glicólico desde hace un tiempo y aún no notas mejoría, consulta con el especialista. Quizás requieras una concentración distinta a la que estás usando o bien debas aplicar el producto en combinación con algún otro tratamiento.

Finalmente, ten en cuenta que, independientemente de cuál sea tu caso, lo más importante es que seas paciente con los tratamientos que te apliques. Ten en cuenta que algunos pueden tardar más de 3-4 semanas en brindar resultados y que su eficacia también depende de la adherencia a las instrucciones del especialista.

Te podría interesar...
Ácido salicílico: ¿qué es y para qué sirve?
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Ácido salicílico: ¿qué es y para qué sirve?

El ácido salicílico es uno de los fármacos con fines cosméticos más usados, siendo ideal en el tratamiento de verrugas y otras lesiones.



  • Guerra Tapia, Aurora, Raúl de Lucas Laguna, José Carlos Moreno Giménez, Montserrat Pérez López, Ii Miquel Ribera Pibernat, Elena Martínez Prats, Rosa Senan Sanz, José Casas Rivero, and Universitario La Paz Madrid. 2015. “Consensus in the Topical Treatment of Acne.” Med Cutan Iber Lat Am. Vol. 43. www.medigraphic.com/medicinacutaneawww.medigraphic.org.mxwww.medigraphic.org.mx.

  • Rosa María Coro-Antich, Nelvys Subirós Martínez, and Varela y Carlos Domínguez-Álvarez. 2000. “Dermoabrasión con ácido glicólico sobre la piel facial.” Comunicaciones | Congreso Virtual Hispanoamericano de Anatomía Patológica. https://conganat.uninet.edu/IVCVHAP/PDF/C006.pdf.

  • Sharad J. Glycolic acid peel therapy - a current review. Clin Cosmet Investig Dermatol. 2013 Nov 11;6:281-8. doi: 10.2147/CCID.S34029. PMID: 24399880; PMCID: PMC3875240.
  • Varios. 2019. “Tratamiento Del Acné.” Boletín Terapéutico Andaluz 34 (4): 38–48.

  • Zaenglein, Andrea L., Arun L. Pathy, Bethanee J. Schlosser, Ali Alikhan, Hilary E. Baldwin, Diane S. Berson, Whitney P. Bowe, et al. 2016. “Guidelines of Care for the Management of Acne Vulgaris.” Journal of the American Academy of Dermatology 74 (5): 945-973.e33. https://doi.org/10.1016/j.jaad.2015.12.037.