Tratamiento del VIH

La infección por VIH se puede tratar con resultados muy positivos. Descubre las opciones disponibles y resuelve algunas interrogantes frecuentes en torno a la terapia.
Tratamiento del VIH
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 23 julio, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 23 julio, 2021

Última actualización: 23 julio, 2021

El VIH es una infección para la cual no se ha encontrado una cura. Sin embargo, en la actualidad existe un método efectivo y seguro para controlar la progresión de la enfermedad y reducir las probabilidades de contagio. El tratamiento del VIH debe empezar cuanto antes, ya que este factor afecta considerablemente el pronóstico de la enfermedad.

Una adherencia completa a las opciones de tratamiento permite alargar la vida de las personas, evitar que desarrollen sida, contrarrestar la epidemia y reducir los síntomas y complicaciones que se producen de por medio. Se trata de un método insustituible que controla el virus en unos seis meses, como bien nos reseñan los Centers for Disease Control and Prevention (CDC).

Tratamiento del VIH con antirretrovirales

El tratamiento del VIH incluye el uso de antirretrovirales
El uso regular de antirretrovirales ha disminuido de forma drástica la mortalidad asociada al VIH. Por tal motivo, es un pilar fundamental en el tratamiento de la enfermedad.

De acuerdo con los lineamientos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tratamiento del VIH consiste en una terapia antirretroviral. También conocida como TAR, es el único método disponible en la actualidad para hacer frente a la evolución de la infección.

Los estudios al respecto avalan el uso de una terapia combinada de tres fármacos, de preferencia de dos grupos diferentes.

Siguiendo a la NHI´s Office of AIDS Research existen seis clases de medicamentos que combaten el virus de formas diferentes:

  1. Inhibidores de la transcriptasa inversa no nucleósidos (NNRTIs).
  2. Inhibidores de la transcriptasa nucleósidos (NRTIs).
  3. Inhibidores de la transferencia de cadenas de la integrasa (INSTIs).
  4. Antagonistas del receptor CCR5.
  5. Inhibidores de la fusión.
  6. Inhibidores de la proteasa (IPs).

El especialista utilizará una combinación de estos fármacos en una terapia que debes mantener de forma permanente. Es muy importante que te adhieras a la frecuencia y el horario indicado por el médico, ya que, como nos señala Stanford Health Care, de lo contrario podrías desarrollar resistencia a los medicamentos. Esto sucede cuanto no sigues el tratamiento del VIH de manera correcta.

Aunque cada fármaco tiene un accionar distinto, podemos resumir su funcionamiento de la siguiente manera: evitan que el virus haga copias de sí mismo y permiten que tu organismo produzca más células CD4+.

La cantidad de copias de VIH en tu cuerpo se denomina carga viral. A menor carga viral, menores complicaciones. El objetivo de todo tratamiento es reducir la carga viral a niveles indetectables con las pruebas diagnósticas.

Efectos secundarios del tratamiento del VIH

Aunque no todos los pacientes los experimentan, en algunos contextos el tratamiento del VIH puede provocar efectos secundarios. Los más comunes son los siguientes:

  • Diarrea.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareos.
  • Dificultad para dormir.
  • Sensación de sequedad en la boca.
  • Fatiga.
  • Erupciones.

Por lo general estos solo se manifiestan bajo una intensidad leve, aunque en caso de que desarrolles episodios crónicos puedes optar por el uso de medicamentos para controlarlos. Si persisten puedes hablar con el especialista para considerar cambiar los fármacos que utilizas en la terapia principal.

Apoyo psicológico como terapia del VIH

El tratamiento del VIH incluye el apoyo psicológico
La terapia mental puede convertirse en un apoyo imprescindible para las personas afectadas, en especial los primeros meses después del diagnóstico.

Hasta hace un par de años la terapia psicológica no formaba parte del tratamiento principal del VIH. Hoy los investigadores están de acuerdo en que el apoyo psicosocial no solo contribuye a consolidar la adherencia a los fármacos, sino también a evitar las sensaciones que se desarrollan luego del diagnóstico: depresión, ansiedad, angustia y demás.

Por esta razón, también deberías considerar buscar apoyo psicosocial para hacer frente a la enfermedad. Esto lo puedes hacer en dos sentidos.

En primer lugar, asistir a terapias individuales, con tu pareja o familia de la mano de un profesional de la psicología. En segundo lugar, buscar grupos de apoyo para compartir experiencias, sentimientos, percepciones y pronósticos con otros pacientes diagnosticados.

Como es natural, esto lo debes hacer solo cuando te sientas preparado para ello. Es posible que primero prefieras las terapias individuales con el especialista, en parte para asimilar el diagnóstico y sus repercusiones.

Con el tiempo, puedes abrirte más y empezar a compartir con otras personas que están o han estado en la misma etapa de asimilación en la que te encuentras. No descuides, por tanto, la terapia emocional.

Preguntas y respuestas frecuentes sobre el tratamiento del VIH

Para responder a las dudas que no has podido despejar en los apartados anteriores te presentamos la siguiente sección de preguntas. Presta atención a las respuestas y no dudes en ponerlas en práctica:

¿Cuándo debe iniciar el tratamiento del VIH?

Lo antes posible. Existe un consenso entre los investigadores de que, si se inicia un tratamiento durante las etapas iniciales de la infección, los pronósticos son significativamente mayores. En parte por eso se incentiva un diagnóstico temprano en los grupos de riesgo.

¿Qué cambios en mi estilo de vida debo hacer como complemento a la terapia?

Dado que el cuerpo es más sensible a las infecciones, deberías iniciar un cambio del estilo de vida a uno más saludable. Dejar de fumar o beber en exceso, hacer ejercicio, implementar una alimentación saludable, evitar el uso de drogas recreativas y reducir los niveles de estrés forma parte conjunta de la terapia principal. De igual modo, deberías vacunarte para las enfermedades endémicas de tu región.

¿Puedo contagiar a mi pareja con VIH si me adhiero al tratamiento?

Si te adhieres al tratamiento antirretroviral tu carga viral se reducirá. Los especialistas determinarán esto porque, al momento de hacer las pruebas pertinentes, no podrán detectar rastros del virus. Esto no significa que te hayas curado, solo que el porcentaje de las copias del virus es tan bajo que no puede ser detectado por los exámenes diagnósticos.

Tal y como nos indica el National Institute of Allergy and Infectious Diseases, cuando esto sucede no puedes trasmitir el virus a tu pareja a través del sexo. Para esto debes alcanzar pruebas indetectables de carga duradera, lo cual significa que no se han detectado rastros de la infección en seis meses continuos (nuevamente, ahí está; pero en concentraciones bajas).

A pesar de esto, deberías usar preservativos y otros métodos anticonceptivos durante los encuentros sexuales. Recuerda que aún te puedes contagiar de otras ETS.

¿Qué hago si mi tratamiento no funciona?

Si el tratamiento no logra reducir la carga viral es probable que presentes una resistencia a los medicamentos. Esto no es tan infrecuente y lo mejor de todo es que tiene solución. El especialista optará por utilizar otra combinación de fármacos e iniciará una nueva terapia.

¿Qué pasa si olvido tomar los medicamentos?

Es muy importante que te adhieras al tratamiento del VIH bajo la frecuencia sugerida por el especialista. Si mantienes una ingesta intermitente la carga viral aumentará de nuevo, elevando así las probabilidades de contagiar el virus y desarrollar complicaciones relacionadas. No lo pases por alto, te arriesgas a desarrollar resistencia a los medicamentos, desarrollar sida y contagiar a tu pareja.

Te podría interesar...
Diagnóstico del VIH
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Diagnóstico del VIH

El diagnóstico del VIH consiste en pruebas de laboratorio que detectan con gran eficacia la infección. Descubre cuáles son y por qué hacerlas.



  • Cihlar, T., & Fordyce, M. Current status and prospects of HIV treatment. Current opinion in virology. 2016; 18: 50-56.
  • Gonzalez, J. S., Penedo, F. J., Antoni, M. H., Durán, R. E., McPherson-Baker, S., Ironson, G., ... & Schneiderman, N. Social support, positive states of mind, and HIV treatment adherence in men and women living with HIV/AIDS. Health Psychology. 2004; 23(4): 413.
  • HIV/AIDS treatment and care: clinical protocols for the WHO European Region. World Health Organization. Regional Office for Europe. 2007.
  • Rathbun, R. C., Lockhart, S. M., & Stephens, J. R. Current HIV treatment guidelines-an overview. Current pharmaceutical design. 2006; 12(9): 1045-1063.