Los tipos de metástasis

No todos los tipos de metástasis son iguales. Veamos sus manifestaciones más frecuentes y las vías por las que se pueden propagar las células malignas.
Los  tipos de metástasis
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 15 septiembre, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 15 septiembre, 2021

Última actualización: 15 septiembre, 2021

El cáncer metastásico es aquel que se desarrolla lejos del proceso inicial de multiplicación de las células malignas. Estas se desprenden de su acogida inicial y viajan a través del cuerpo para formar nuevos tumores. De acuerdo con estas dos características (vía de trasporte y destino final) podemos identificar varios tipos de metástasis.

Es importante recordar que los tumores metastásicos son los mismos que el cáncer primario. Es decir, si una persona con cáncer de colon desarrolla metástasis en el pulmón, no se considera que tiene cáncer de pulmón.

Se denominará, en este caso de ejemplo, cáncer de colon metastásico. Esto aplica para todos los contextos.

Tipos de metástasis por su diseminación

Cuando los especialistas hablan de tipos de metástasis, por lo general hacen referencia al lugar de diseminación secundario de las células malignas. Aunque en teoría se pueden diseminar a cualquier parte del cuerpo, en la práctica algunos sitios son más predilectos que otros.

Los investigadores están de acuerdo con que los lugares más comunes son los huesos, el pulmón, el hígado y el cerebro. A su vez, los ganglios linfáticos suelen representar el primer sitio de acogida tras el viaje de las células.

Metástasis ósea

De acuerdo con el National Cancer Institute, la metástasis ósea es el tipo más frecuente en la mayoría de los procesos de diseminación. Puede ocurrir en casi todos los tipos de cáncer, aunque es más frecuente en los siguientes:

  • Vejiga.
  • Seno.
  • Colon.
  • Riñón.
  • Pulmón.
  • Piel.
  • Próstata.
  • Tiroides.
  • Útero.

La evidencia nos indica que la mayoría de las metástasis óseas no se pueden curar, aunque existen opciones de tratamiento para retrasar su crecimiento. Este proceso de diseminación es más común que el cáncer de huesos primario, en especial en la población adulta.

Se clasifica, a su vez, en tres subtipos:

  • Osteolítico: se caracteriza por la destrucción del hueso normal.
  • Osteoblástico: se distingue por el depósito de nuevo material óseo. También se conoce como metástasis ósea esclerótica.
  • Mixto: en estos casos, el paciente desarrolla ambos procesos.

El dolor en los huesos es su síntoma principal. Aunque depende de las características de cada paciente, en promedio se estima una media de supervivencia de 20 meses.

Huesos que reciben metástasis.
Los huesos son tejidos que reciben con frecuencia diferentes metástasis.

Metástasis hepática

Los estudios al respecto señalan que el 25 % de las metástasis ocurren en el hígado. La mayoría de los casos se generan por cáncer colorrectal, aunque por supuesto, la metástasis hepática también es posible en otros tipos de cánceres primarios.

Al igual que sucede con el caso anterior, los procesos de este tipo son más comunes que los cánceres hepáticos primarios. Esto se debe a que el abundante suministro de sangre en el órgano facilita el viaje de las células una vez empiezan a diseminarse.

Metástasis pulmonar

Según la evidencia, hasta el 20 % de las metástasis reportadas cada año se corresponden con los pulmones. La esperanza de vida media luego de la detección es alrededor de 5 años. Esto depende de las características del tumor y de qué tan avanzado se encuentre al momento del diagnóstico.

Es probable que las personas no perciban síntomas que alerten esta diseminación. Cuando aparecen, y siguiendo a UCLA Health, puedes experimentar lo siguiente:

  • Dolor en la caja torácica.
  • Esputo con sangre.
  • Dificultad para respirar.
  • Tos.

Con frecuencia, la extirpación quirúrgica de los tumores no es viable, ya que la mayoría de las veces existe presencia de células malignas en lugares que no se pueden percibir a través de pruebas por imágenes. La quimioterapia, en este sentido, es la opción más utilizada.

Metástasis cerebral

Se estima que entre el 10 % y el 26 % de los pacientes con metástasis desarrollan células cancerígenas en el cerebro. Pueden pasar años para que este tipo de metástasis se desarrolle.

Son más comunes en los pacientes mayores, en especial en aquellos con más de 65 años. No generan síntomas hasta que el crecimiento empieza a entorpecer la funciones cerebrales.

Siguiendo a Johns Hopkins Medicine, en estos contextos manifiestas lo siguiente:

  • Dolores de cabeza.
  • Pérdida de memoria.
  • Convulsiones.
  • Dificultad en el habla.
  • Debilidad en los brazos y piernas.
  • Faltas de coordinación.

La cirugía es una opción viable para estos tipos de metástasis, en especial para reducir o aliviar algunos de los síntomas reseñados. La más utilizada es la craneotomía, aunque existen otras opciones que se ajustan según el caso.

Metástasis a los ganglios linfáticos

Dado que el sistema linfático es una de las vías de transporte que pueden usar las células cancerígenas para diseminarse, estas pueden acabar en los ganglios. Es más común que lo hagan en los ganglios linfáticos cercanos al tumor, ya que estos son los que hacen el mayor trabajo al intentar eliminarlas.

Tipos de metástasis por su vía de transporte

La división de los tipos de metástasis anterior es la más común al momento de determinar la diseminación de un cáncer primario. A su vez, y aunque no forma parte de la división estándar, algunas veces se catalogan de acuerdo con la vía de transporte utilizada para el viaje de las células malignas.

Sistema circulatorio

Esta variante se conoce como propagación hematógena y se puede concretar por las arterias o por las venas. La mayoría de las veces las células mueren durante el proceso, aunque las que llegan a sobrevivir se instalan en un lugar lejano al sitio inicial.

Metástasis por sangre.
Aunque es posible la diseminación de las células malignas por la sangre, resulta más probable que no lo logren.

Sistema linfático

Como ya te hemos advertido, las células también pueden utilizar la diseminación linfática. Con frecuencia, estos casos derivan en tumores en los ganglios linfáticos, aunque también es posible que la metástasis se extienda a otras zonas del cuerpo.

Pared corporal

También se conoce como diseminación trascelómica la que sucede por continuidad de los tejidos. En estos casos, las células malignas viajan a través de los espacios pleurales, subaracnoideos, peritoneales o pericárdicos. Luego de esto, encuentran una zona donde alojarse y empiezan a crecer.

Otros medios de trasporte menos comunes son las vías respiratorias, las urinarias y los conductos biliares.

Los tipos de metástasis se pueden combinar

La diseminación del cáncer no tiene por qué concentrarse solo en un tipo de metástasis. En ocasiones, las células pueden alojarse en más de uno y empezar a multiplicarse. Estos casos, por lo general, no se pueden tratar.

Ten en cuenta que si experimentas algunos de los síntomas reseñados no es señal inequívoca de que estés atravesando una metástasis. El diagnóstico solo lo puede hacer un profesional, de manera que debes apegarte a sus recomendaciones.

Te podría interesar...
Diferencias entre tumor y cáncer
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Diferencias entre tumor y cáncer

Existen diferencias entre tumor y cáncer. Ambos términos no se pueden usar como sinónimos. Te enseñamos 4 distinciones que se usan para distinguirl...



  • Achrol, A. S., Rennert, R. C., Anders, C., Soffietti, R., Ahluwalia, M. S., Nayak, L., ... & Chang, S. D. Brain metastases. Nature Reviews Disease Primers. 2019; 5(1): 1-26.
  • Griscom, J. T., & Wolf, P. S. Liver Metastasis. StatPearls. 2020.
  • Jamil, A., & Kasi, A. Cancer, metastasis to the lung. StatPearls: StatPearls. 2019.
  • Macedo, F., Ladeira, K., Pinho, F., Saraiva, N., Bonito, N., Pinto, L., & Gonçalves, F. Bone metastases: an overview. Oncology reviews. 2017; 11(1).
  • Riihimäki, M., Thomsen, H., Sundquist, K., Sundquist, J., & Hemminki, K. Clinical landscape of cancer metastases. Cancer medicine. 2018; 7(11): 5534-5542.