Tratamiento para el cáncer de mama

Existen muchas modalidades de tratamiento para esta enfermedad. Además de la quimioterapia y la cirugía, hay otros métodos efectivos capaces de mejorar la calidad de vida. Te los contamos a continuación.
Tratamiento para el cáncer de mama
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 07 junio, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 03 junio, 2021

Última actualización: 07 junio, 2021

El tratamiento para el cáncer de mama se determina en consideración de varios criterios. El más importante, según nos indica la evidencia, es el subtipo al cual pertenece; aunque también se puede tener en cuenta su estadio de desarrollo y la disponibilidad y preferencia de los pacientes.

En todo caso, lo importante es que los diagnosticados con la enfermedad tienen varias opciones de tratamiento.

Los estudios han mejorado los métodos para hacer frente a esta condición, un resultado positivo en el aumento del pronóstico tras su diagnóstico. Aun así, el proceso se ve condicionado por la rapidez con la que se detecte en sus etapas iniciales. Por ello la importancia de un seguimiento entre quienes forman parte de los grupos de riesgo.

Cirugía para el cáncer de mama

El tratamiento para el cáncer de mama incluye la cirugía
La cirugía puede realizarse sola o en combinación con otras terapias.

La evidencia nos indica que la cirugía es unos de los tratamientos para el cáncer de mama más efectivos que disponen los especialistas. Se suele utilizar en las etapas I y II, de manera que es la opción más viable cuando se detecta la enfermedad en sus primeros procesos de desarrollo. Existen muchos tipos de cirugías para el cáncer de seno, entre las principales destacamos las siguientes:

  • Tumorectomía: se conoce también como cirugía de conservación de mama, ya que se basa en la extracción directa del tumor maligno en compañía de su tejido circundante. En todos los casos se acompaña de radioterapia para eliminar por completo los posibles tejidos cancerosos residuales.
  • Mastectomía: a diferencia de la cirugía anterior, en este caso se extirpa la totalidad del tejido del seno. Hoy existen alternativas destinadas a preservar la forma de la mama, como la mastectomía con conservación de piel o la mastectomía con conservación de pezón. En algunos casos se debe hacer una cirugía total, con extirpación de piel, pezón y areola.

Como bien nos recuerda la American Cancer Society, la elección del tipo de mastectomía depende de las características de cada tumor, su tamaño y localización. Estos son los procedimientos más comunes, aunque en ocasiones se pueden complementar con los siguientes:

  • Biopsia de ganglios centinelas: en principio se hace para determinar si la enfermedad se ha extendido a esta zona. El National Cancer Institute apunta de que estos son los primeros contagiados por la diseminación del tumor. De encontrar tejido sano, es poco probable que esté presente en otros, como los de la axila.
  • Disección de los ganglios linfáticos axilares: cuando se encuentra tejido maligno en los ganglios centinelas, el médico generalmente realiza una cirugía de los ganglios linfáticos de las axilas.

Aunque solo se haya diagnosticado tejido canceroso en un seno, algunas veces se puede realizar una mastectomía profiláctica contralateral. Esto es, la extirpación de ambas mamas.

Por lo general, se hace solo en pacientes con altos factores de riesgo; como por ejemplo antecedentes familiares o que se haya encontrado una predisposición genética durante una biopsia anterior.

Tratamiento de radioterapia para el cáncer de mama

Los estudios han reportado la eficacia de la radioterapia en el tratamiento para el cáncer de mama, con un amplio margen de efectividad cuando se desarrolla en etapas precoces de la enfermedad. Aunque sí existen complicaciones derivadas de su aplicación, en realidad la evidencia sugiere que los beneficios de las terapias modernas superan los riesgos.

Consiste en sesiones en las que se aplican rayos X de alta frecuencia que destruyen los tejidos mamarios afectados. Se puede usar sin importar qué tan avanzada esté la enfermedad. Existen muchos tipos, los más usados en esta variante son los siguientes:

  • Radioterapia externa: es la más común de todas. Normalmente se desarrolla en sesiones de 6 a 7 semanas, aunque su variante hipofraccionada puede acortar el tiempo a solo 4 semanas. El proceso es similar, que no idéntico, a una radiografía. Se puede aplicar a todo el seno o solo a una parte de él (llamada irradiación parcial acelerada).
  • Braquiterapia: también conocida como radiación interna, consiste en colocar un dispositivo dentro del seno que emite radiación. Las hay de dos tipos: intracavitaria (la más común) e intersticial. Es más frecuente luego de una cirugía de conservación de seno y el tamaño y la localización condicionan los resultados a obtener.

Erupciones, quemaduras y fatiga son algunos de los efectos adversos del tratamiento para el cáncer de mama con radioterapia. En raros casos provoca complicaciones mas graves, aunque el médico debe tener en cuenta posibles patologías previas antes de su aplicación (en especial en los pulmones o el corazón).

Tratamiento de quimioterapia para el cáncer de mama

Los tratamiento para el cáncer de mama incluyen la quimioterapia
A pesar de su efectividad, la quimioterapia también se asocia con varios efectos adversos.

Se conoce como quimioterapia al tratamiento con base en medicamentos orales o inyectados para hacer frente a la enfermedad. Se administra en varias sesiones, en las cuales se consideran las características y el grado de avance del tumor maligno.

Debido a que ataca a todas las células de crecimiento rápido, el uso de este tratamiento conlleva a varios efectos secundarios. Entre aquellos que se presentan a corto plazo destacamos los siguientes:

  • Pérdida del cabello.
  • Fatiga.
  • Estreñimiento y diarrea.
  • Pérdida del apetito.
  • Vómitos y náuseas.
  • Infecciones colaterales (por el compromiso del sistema imunitario).
  • Daños en las redes nerviosas.
  • Llagas en la boca.

También se sabe que la quimioterapia puede generar problemas cognitivos aun cuando se aplique en dosis estándar. Los más importantes son inconvenientes para mantener la concentración y alteraciones de la memoria. Estos se complementan con secuelas a largo plazo como:

  • Desarrollo de trastornos psicológicos (como estrés o depresión).
  • Daño cardíaco.
  • Reducción de la densidad ósea (lo que puede derivar en osteoporosis).
  • Infertilidad (tanto en hombres como mujeres).

La presencia o no de estos elementos varía en cada paciente y las características de la enfermedad. Es importante que antes de iniciar el tratamiento de quimioterapia se esté al tanto de ellos y de otras secuelas que pueden surgir en el proceso.

Terapia hormonal para el cáncer de seno

Algunos tipos de cáncer, como por ejemplo el cáncer de receptor de estrógenos positivo o el cáncer de receptor de progesterona positivo, son particularmente sensibles a las hormonas.

Debido a esto, el médico puede utilizar una terapia de bloqueo hormonal, de ayuda para detener el crecimiento o evitar que este se desarrolle de nuevo (cuando la terapia se aplica luego de una cirugía).

Se utiliza de manera personalizada, dependiendo de si la mujer ha superado o no la menopausia. Entre sus efectos colaterales destacamos la sudoración nocturna y los sofocos, aunque también se puede presentar sequedad vaginal. Los dos más utilizados son los siguientes:

  • Moduladores selectivos de los receptores de estrógenos (conocidos como SERM).
  • Inhibidores de la aromatasa (conocidos como IA).

En ocasiones también se puede utilizar una terapia de supresión ovárica que se realiza bien de forma quirúrgica o con inyecciones de medicamentos.

Terapia dirigida contra el cáncer de mama

Es un proceso más novedoso que genera menos efectos adversos que otros tratamientos para el cáncer de mama. Los estudios asocian su uso con resultados prometedores, aunque por lo general se aplican en conjunto con otras terapias.

Como su nombre lo indica se basan en atacar de manera específica anomalías de las células cancerosas. Por ejemplo, es común que se utilicen para detener el factor 2 de crecimiento epidérmico humano, una proteína que produce de manera anormal las células malignas. Para ello se utilizan medicamentos micromoleculares o anticuerpos monoclonales.

El Nacional Cancer Institute nos recuerda que los efectos adversos de su aplicación son fatiga, diarrea y presión arterial alta, entre otros.

Consejos finales

Aunque no forma parte del tratamiento para el cáncer de mama, se debe tener en cuenta que la cirugía de reconstrucción mamaria es una opción para quienes se han tenido que someter a una mastectomía. Se puede hacer en paralelo con esta intervención o de manera posterior y utiliza implantes para lograr una mejor apariencia de los senos.

Debido a que la evidencia sugiere una relación entre la enfermedad y la depresión, también es conveniente que se incluya acompañamiento psicológico luego de que se ha realizado el diagnóstico.

Es frecuente que la salud mental se descuide al atravesar estos procesos, aunque la mediación de un profesional puede mejorar la calidad de vida y la asimilación del cáncer como realidad.

Te podría interesar...
3 pruebas ginecológicas imprescindibles
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
3 pruebas ginecológicas imprescindibles

A continuación hablaremos sobre 3 pruebas ginecológicas que son imprescindibles en el estudio del aparato genital y reproductivo.



  • Ahles, T. A., & Saykin, A. Cognitive effects of standard-dose chemotherapy in patients with cancer. Cancer investigation. 2001; 19(8): 812-820.
  • Den Hollander, P., Savage, M. I., & Brown, P. H. Targeted therapy for breast cancer prevention. Frontiers in oncology. 2013; 3, 250.
  • Maughan, K. L., Lutterbie, M. A., & Ham, P. Treatment of breast cancer. American family physician. 2010; 81(11): 1339-1346.
  • Moulder, S., & Hortobagyi, G. N. Advances in the treatment of breast cancer. Clinical Pharmacology & Therapeutics. 2008; 83(1): 26-36.
  • Sánchez, C., Bustos, M., Camus, M., Álvarez, M., Goñi, I., & León, A. ¿Es curable el cáncer de mama en etapa precoz?: Resultados del tratamiento combinado con cirugía, radioterapia y quimioterapia. Revista médica de Chile. 2007; 135(4): 427-435.
  • Senkus-Konefka, E., & Jassem, J. Complications of breast-cancer radiotherapy. Clinical Oncology. 2006; 18(3): 229-235.
  • Somerset, W., Stout, S. C., Miller, A. H., & Musselman, D. Breast cancer and depression. Oncology (Williston Park, NY). 2004; 18(8): 1021-34.
  • Schrader, M., Heicappell, R., Müller, M., Straub, B., & Miller, K. Impact of chemotherapy on male fertility. Oncology Research and Treatment. 2001; 24(4): 326-330.
  • Taylor, C., Correa, C., Duane, F. K., Aznar, M. C., Anderson, S. J., Bergh, J., ... & Early Breast Cancer Trialists’ Collaborative Group. Estimating the risks of breast cancer radiotherapy: evidence from modern radiation doses to the lungs and heart and from previous randomized trials. Journal of Clinical Oncology. 2017; 35(15): 1641.
  • Waks, A. G., & Winer, E. P. Breast cancer treatment: a review. Jama. 2019; 321(3): 288-300.