Tenesmo rectal: síntomas, causas y tratamiento

El tenesmo rectal es una manifestación clínica de múltiples enfermedades gastrointestinales. Por desgracia, la misma suele causar vergüenza en quien la padece, además el tratamiento es complejo y depende de su etiología.
Tenesmo rectal: síntomas, causas y tratamiento
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 16 julio, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 16 julio, 2021

Última actualización: 16 julio, 2021

Los síntomas gastrointestinales suelen causar gran malestar en la población mundial. La mayoría de estas manifestaciones son el resultado de procesos inflamatorios, autoinmunes, infecciosos, vasculares y hormonales. ¿Te interesa conocer los síntomas, causas y tratamiento del tenesmo rectal? A continuación te contamos.

El tenesmo rectal es un termino médico que hace referencia a la urgencia por defecar aún después de haber evacuado. Estudios estiman que esta afección está presente en más del 50 % de las personas con enfermedad inflamatoria intestinal. No obstante, su origen es muy variado, por lo que se requiere de varias pruebas de laboratorio y de imagen para su correcta identificación.

Síntomas de tenesmo rectal

El tenesmo rectal presenta varios síntomas asociados
Como las causas del tenesmo rectal son tan variadas, los síntomas también lo son. El dolor rectal, los cólicos abdominales y el sangrado pueden ser frecuentes.

En la mayoría de los pacientes, el tenesmo rectal se manifiesta como una sensación de evacuación incompleta que suele permanecer durante todo el día. La necesidad de defecar está asociada a la percepción de ocupación rectal, incluso después de ir al baño, lo que promueve a un mayor esfuerzo de pujo al ir al baño. De igual forma, es común presentar los siguientes síntomas:

  • Dolor rectal.
  • Cólicos en la parte baja del abdomen.
  • Distención abdominal.
  • Flatulencias y eructos.
  • Evacuación dolorosa.
  • Salida de flujo rectal.
  • Sangrado rectal.

En los pacientes con enfermedades intestinales crónicas, el tenesmo rectal se presenta de forma intermitente o continua y puede perdurar durante toda la vida si no es tratado de forma adecuada. De igual forma, esta sensación de evacuación incompleta se asocia a múltiples complicaciones a largo plazo como las hemorroides y el prolapso rectal.

Causas de tenesmo rectal

Las patologías inflamatorias intestinales como la colitis ulcerativa y la enfermedad de Crohn son las causas más comunes del tenesmo rectal. Por otro lado, esta afección puede ser resultado de trastornos funcionales y estructurales o de alteraciones en la motilidad (contracciones musculares) del tracto gastrointestinal.

Algunas investigaciones afirman que la sobreestimulación de los nervios somáticos y autónomos ubicados en el intestino es responsable del inicio de las contracciones intestinales. Este fenómeno sería responsable de crear la percepción de ocupación rectal y originar la urgencia por defecar. Dentro de las principales patologías que causan tenesmo rectal destacan las siguientes:

  • Enfermedad celíaca.
  • Abscesos anorrectales.
  • Cáncer colorrectal.
  • Gastroenteritis.
  • Síndrome del intestino irritable.
  • Proctitis.
  • Diverticulitis.
  • Colitis infecciosa o ulcerativa.
  • Hemorroides prolapsadas.

Diagnóstico

La manifestación de tenesmo rectal suele ser un síntoma de alarma de alguna patología intestinal subyacente. La identificación del mismo se basa en el interrogatorio promovido por el profesional de salud, considerando los hábitos intestinales y los problemas que aquejan a la persona.

Una vez definida la presencia de tenesmo rectal, el médico tratante iniciará un abordaje detallado para detectar la enfermedad intestinal de base, la cual será la responsable de promover dicha afección rectal. En este sentido, el examen físico, las pruebas de laboratorio y los estudios de imagen constituyen las principales herramientas de diagnóstico.

Examen físico

El diagnóstico del tenesmo rectal
Luego de una correcta entrevista entre el médico y el paciente, puede que se proceda a la realización de un tacto rectal dentro de los elementos del examen físico.

La exploración física permite al especialista detectar signos asociados al tenesmo rectal que puedan dar mayor orientación clínica. Por lo general, el médico realiza la palpación, percusión y auscultación del abdomen un busca de anormalidades intestinales. De igual forma, la evaluación de la región perianal facilita la identificación de lesiones, inflamación o dolor el área.

Por otro lado, durante la valoración del recto se puede proceder a la realización de un examen digital rectal (DRE). El mismo consiste en la introducción de un dedo enguantado y previamente lubricado dentro del recto a través del orificio anal.

Esta prueba permite explorar no solo las características de la glándula prostática, sino además detectar la presencia de hemorroides, sangre, infecciones y masas anormales.

Pruebas de laboratorio

Las análisis de laboratorio son indicados por el médico con el objetivo de tener un panorama más amplio del estado de salud del paciente. Los mismos complementan al examen clínico y permiten guiar el diagnóstico, así como detectar posibles afecciones mortales para la persona afectada.

Dentro de las pruebas de laboratorio empleadas en la valoración de los pacientes con tenesmo rectal están las siguientes:

  • Análisis de sangre: el conteo de los glóbulos rojos, las plaquetas y los glóbulos blancos facilitan la detección de infecciones por virus, bacterias o parásitos, así como la identificación de trastornos anémicos. Estudios afirman que la velocidad de sedimentación globular (VSG) y la proteína C reactiva (PCR) son útiles en el diagnóstico y seguimiento de las patologías inflamatorias intestinales.
  • Pruebas fecales: los análisis de las muestras fecales ofrecen detalles sobre la consistencia y el contenido de las heces. Además, permiten detectar la presencia de sangre en las heces. Por su parte, los coprocultivos permiten identificar a microorganismos patógenos responsables de la sintomatología.
  • Detección de enfermedades de transmisión sexual (ETS): sirven para diagnosticar infecciones trasmitidas por contacto sexual anal, como la sífilis y la gonorrea. Las mismas podrían ser la causa de las lesiones rectales que producen el tenesmo rectal.
  • Antígeno carcinoembrionario (CEA): es un indicador de crecimiento tumoral empleado en el diagnóstico de cáncer de colon y recto.

Estudios de imagen

Los métodos imagenológicos permiten explorar la anatomía del tracto gastrointestinal en busca de anomalías estructurales. Por lo general, el especialista en gastroenterología es quien realiza los procedimientos endoscópicos luego del estudio clínico. Dentro de las pruebas de imagen más utilizadas se encuentran las siguientes:

  • Radiografía de bario: es una forma de radiografía abdominal en la que se utiliza un enema de bario como contraste para destacar masas, tumores, lesiones y perforaciones en la vía digestiva.
  • Colonoscopia: se introduce por el orificio anal una sonda flexible con cámara para explorar la totalidad del intestino grueso.
  • Proctosigmoidoscopia: es método endoscópico similar a la colonoscopia que se limita al recto y al colon sigmoide.
  • Tomografía computarizada abdominal: en algunos pacientes se realiza este estudio para lograr cortes más detallados de la anatomía del tracto digestivo. La misma permite visualizar crecimientos anormales que no pueden identificarse con otras pruebas poco invasivas.

Tratamiento

El abordaje terapéutico de la patología intestinal subyacente permite aliviar la sintomatología del tenesmo rectal. Los tratamientos varían de acuerdo a la etología de la afección y a las complicaciones o efectos secundarios asociados. Dentro de las principales formas terapéuticas para las entidades causantes se encuentran las siguientes:

  • Dieta rica en fibra y libre de gluten.
  • Medicamentos ablandadores de heces y laxantes.
  • Antidiarreicos y antiespasmódicos.
  • Fármacos opioides en caso de dolor intenso como un síntoma de cáncer de colon.
  • Corticoides e inmunosupresores.
  • Antibióticos y antiparasitarios.
  • Ligadura, escleroterapia y hemorroidectomía.

¿Cuándo buscar atención médica?

El tenesmo rectal es una afección que suele avergonzar a la persona y obstaculizar el tratamiento oportuno. No obstante, los profesionales de la salud están capacitados para atender el problema y proveer la mejor asistencia terapéutica.

Ante la urgencia por defecar con sensación de ocupación rectal se debe buscar ayuda médica lo antes posible, sobre todo si se experimenta sangrado, fiebre, vómitos y pérdida de peso.

Te podría interesar...
Las 6 enfermedades gastrointestinales más comunes
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Las 6 enfermedades gastrointestinales más comunes

Las enfermedades gastrointestinales se pueden presentar de múltiples formas en las personas. El dolor abdominal es un síntoma común.



  • Petryszyn P, Paradowski L. Stool patterns and symptoms of disordered anorectal function in patients with inflammatory bowel diseases. Advances in Clinical and Experimental Medicine. 2018; 27(6): 813-818.
  • Quigley E. Disorders of the pelvic floor and anal sphincters; a gastroenterologist’s perspective. Revista Médica Clínica Las Condes. 2013; 24(2): 293-298.
  • Añez M, Fuenmayor M, Romero G. Enfermedad Inflamatoria Intestinal: Rectocolitis Úlcerosa Idiopática y Enfermedad de Crohn. Gen. 2012; 66( 3 ): 197-206.
  • Rocabruna Pedroso R. Enfermedad diverticular del colon: diagnóstico y tratamiento. Rev Cubana Cir. 2009; 48( 2 ).
  • Ní Laoire Á, Fettes L, Murtagh FE. A systematic review of the effectiveness of palliative interventions to treat rectal tenesmus in cancer. Palliat Med. 2017;31(10):975-981.
  • Mueller K, Karimuddin AA, Metcalf C, Woo A, Lefresne S. Management of Malignant Rectal Pain and Tenesmus: A Systematic Review. J Palliat Med. 2020;23(7):964-971.