Síntomas del síndrome del ovario poliquístico

Los síntomas del síndrome de ovarios poliquísticos son muy variados e inespecíficos, por lo que puede que el diagnóstico tarde en hacerse. Descubre sus manifestaciones clínicas más importantes.
Síntomas del síndrome del ovario poliquístico
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira el 17 junio, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 17 junio, 2021

Última actualización: 17 junio, 2021

El síndrome del ovario poliquístico (SOP) es uno de los trastornos más comunes en la mujer. Su origen aún no está del todo claro, pero existe consenso en torno a la idea de que se da como consecuencia de la interacción de diversos factores. Ahora bien, ¿qué se puede decir de los síntomas del síndrome del ovario poliquístico?

El SOP supone un gran reto en la consulta profesional. Aparte de las incógnitas que existen en torno a su origen, no se ha podido precisar del todo cuáles son sus síntomas. Esto es en parte porque muchos de ellos son comunes en otras patologías.

Veamos más sobre esto a continuación para poder entender a qué nos estamos refiriendo.

Síntomas frecuentes

Los síntomas del síndrome del ovario poliquístico incluyen los brotes de acné
La aparición frecuente de acné -generalmente leve- se asocia con el síndrome de ovarios poliquísticos, además de la presencia de abundante grasa en la cara.

La fatiga, el dolor de cabeza, la pérdida de cabello, los brotes de acné y las fluctuaciones en el peso corporal no son síntomas exclusivos de un tipo de afección. Más bien, son comunes en muchos trastornos, incluyendo el síndrome del ovario poliquístico.

No obstante, se ha observado con frecuencia que muchas presentan irregularidades en su ciclo menstrual, cambios en la salud de la piel y el cabello, aumento de peso, y otros. Cabe destacar también que los síntomas tienden a manifestarse en la adolescencia y, a medida que pasa el tiempo, se agudizan.

Irregularidades en el ciclo menstrual

Entre los síntomas del síndrome del ovario poliquístico más comunes se pueden mencionar diversas formas de irregularidad menstrual, tales como:

  • Menorragia: menstruación abundante.
  • Amenorrea: ausencia total de períodos menstruales.
  • Oligomenorrea: falta de períodos menstruales.
  • Períodos anovulatorios (sangrado sin ovulación).

Aumento de peso

Muchas mujeres con SOP experimentan dificultades para adelgazar después de un aumento de peso importante, no solo un par de kilos de más. Este aumento puede llegar a ser difícil de controlar en algunos casos.

Una actualización publicada en la Revista de Formación Continuada de la Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia, indica lo siguiente al respecto:

“Aproximadamente, el 55-73 % de las pacientes adolescentes con SOP asocian sobrepeso u obesidad, y es motivo de preocupación que la incidencia del síndrome está en aumento (asociado a obesidad de predominio central)”.

En la misma actualización también se indica que es frecuente que la obesidad esté asociada con la insulinorresistencia, por lo que puede empeorar los síntomas del síndrome del ovario poliquístico tanto en términos metabólicos como reproductivos.

Acné y otros cambios en la piel

Como se explica en un artículo titulado: Manifestaciones dermatológicas del síndrome de ovario poliquístico, la piel es capaz de reflejar cómo está el estado de salud, y en el caso del síndrome del ovario poliquístico no hay excepción.

Los expertos han podido observar que las mujeres con SOP pueden presentar varios cambios en la piel. Dos de los más destacados vienen a ser el acné y el exceso de grasa en la piel, que a su vez están asociados con los altos niveles de andrógenos.

Sin embargo, no todas las mujeres notan que su piel se vuelve más grasa. Algunas pueden notar todo lo contrario: una piel más seca.

Por otro lado, si los niveles de insulina son muy altos, también podría presentarse oscurecimiento y engrosamiento de la piel en algunas áreas del cuerpo (lo que se conoce como acantosis nigricans), expone el Manual MSD.

Cambios en el cabello

Siguiendo con el artículo anteriormente citado, tenemos que otro de los síntomas del síndrome del ovario poliquístico es el hirsutismo, que también se asocia con frecuencia a la hiperandrogenemia y la insulinorresistencia.

El hirsutismo es el crecimiento excesivo de vello en zonas en las que no debería haber apenas vello en las mujeres, tales como en el rostro (sobre todo en el área del labio superior, barbilla, patillas), el cuello, el tórax, las areolas mamarias, la zona alrededor del ombligo, las ingles, los muslos y la espalda.

Por otro lado, algunas mujeres experimentan caída del cabello en vez de hirsutismo. La caída puede ser más o menos pronunciada, y en muchos casos puede seguir un patrón similar al de la calvicie en hombres.

Otros posibles síntomas

Los síntomas del síndrome del ovario poliquístico incluyen la hipertensión arterial
En algunas mujeres, la presencia del síndrome de ovarios poliquísticos puede relacionarse con el desarrollo de hipertensión arterial en edades tempranas.

Aunque en menor frecuencia que los síntomas ya mencionados, los siguientes también pueden presentarse en las mujeres con síndrome del ovario poliquístico:

Cabe destacar que hay síntomas que están estrechamente relacionados. Por ejemplo, la falta de sueño puede causar el dolor de cabeza y este, a su vez, la irritabilidad, y los cambios de humor.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que este tipo de malestar también se puede dar de manera similar en otros problemas de salud, por lo que no necesariamente indican la presencia del síndrome del ovario poliquístico. De allí el gran reto a la hora de hacer el diagnóstico.

Hay mujeres con síndrome del ovario poliquístico que no presentan ningún síntoma y que obtienen el diagnóstico del SOP tras haberse realizado un chequeo ginecológico rutinario o haber asistido a consulta para resolver alguna duda concreta.

“El síndrome del ovario poliquístico es uno de los motivos de consulta más frecuentes en mujeres adolescentes”

M. T. Muñoz Calvo

Complicaciones

Los síntomas del síndrome del ovario poliquístico varían de un caso a otro. Por ello, no todas las mujeres se ven igualmente afectadas. Aún así, hay un número considerable de casos en los que resulta muy notario el grado de afectación. Esto es por las complicaciones que puede acarrear el SOP.

La apnea del sueño, el síndrome metabólico, los problemas de fertilidad y los trastornos del estado del ánimo son algunas de las posibles complicaciones del síndrome del ovario poliquístico de mayor impacto.

Si estás en edad fértil y consideras que presentas molestias como las mencionadas aquí, y además tienes antecedentes familiares de SOP, sería muy recomendable que te hicieras un chequeo ginecológico. Cuanto antes sepas qué es lo que puede estarte molestando y cómo darle un tratamiento acorde, más pronto podrás sentirte mejor.

Te podría interesar...
Trastorno disfórico premenstrual: ¿en qué consiste?
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Trastorno disfórico premenstrual: ¿en qué consiste?

El trastorno disfórico premenstrual incluye una serie de síntomas físicos y psicológicos días antes de la menstruación. Conoce más sobre él.