Otitis

Por defecto del sitio · 25 agosto, 2019
La otitis suele ser más común en etapas del crecimiento de los niños, pero en Europa se suele asociar con la llegada de la primavera.

La otitis es una inflamación del oído causada, generalmente, por una infección bacteriana o vírica. El tipo más común de esta afección es la conocida como otitis media. No obstante, existen otros tipos, como la otitis externa.

La otitis suele ser más común en etapas del crecimiento de los niños, pero en Europa se suele asociar con la llegada de la primavera. Sin embargo, en otras latitudes su aparición suele estar vinculada con otros procesos infecciosos más severos como la meningitis y la encefalitis.

Clasificación

Se pueden diferenciar dos tipos principales de otitis:

  • Otitis media.
  • Otitis externa.

Otitis media

La otitis media cursa con la presencia de líquido llamado exudado, con o sin pus. Es el producto de una inflamación en la cavidad del oído medio, que se localiza justo detrás del tímpano.

Se produce cuando la trompa de Eustaquio, que es el canal que conecta la parte media del oído con la garganta, se obstruye por diferentes motivos. La función de esta trompa es drenar el líquido que se produce en el oído medio, por lo que, si se obstruye, se puede acumular este líquido y producirse una infección.

Es uno de los problemas auditivos más frecuentes en la infancia y una de las principales consultas al pediatra. Se calcula que, a la edad de cinco años, más del 90 % de los niños habrá sufrido un episodio de otitis media aguda y el 30 % desarrollará seis o más recurrencias hasta los 7 años. A partir de esta edad, la incidencia disminuye significativamente.

La otitis puede ser de origen viral o bacteriano y la presencia de esta infección durante varios meses puede llegar a producir la pérdida de la audición en los pacientes.

Causas y síntomas

La causa más importante de la otitis media es la disfunción tubárica o el mal funcionamiento de la trompa de Eustaquio. Se puede obstruir por diferentes causas, entre ellas:

anginas

Como hemos visto, la infección puede ser tanto vírica como bacteriana. Además, otras posibles causas son:

  • Resfriados.
  • Humo del tabaco y otros irritantes.
  • Exceso de moco y saliva que se produce en la dentición, en el caso de los bebés.

Por otro lado, en cuanto a los síntomas de la otitis media, los principales son:

  • Dolor en el oído u otalgia.
  • Supuración u otorrea.
  • Fiebre.
  • Malestar general.
  • Irritabilidad.

Tratamiento

El tratamiento de otitis media se basa en la administración de fármacos para aliviar el dolor, como el paracetamol o el ibuprofeno. Si no se produce respuesta, se puede realizar una timpanocentesis, es decir, la extracción del líquido acumulado detrás del tímpano.

En el caso de la que infección sea bacteriana, se recetarán los antibióticos necesarios. Sin embargo, la otitis media aguda se suele curar por sí sola. En los casos crónicos, el médico puede recomendar la colocación de tubos de timpanostomía en el tímpano, para que la trompa de Eustaquio pueda drenar bien los líquidos.

Medicamentos

Quizá te interese: Las interacciones de fármacos más comunes

Otitis externa

También se conoce como otitis del nadador. Consiste en la irritación dolorosa del oído externo. En esta condición, la piel del conducto auditivo sufre una infección o se inflama.

Es una enfermedad frecuente en niños que pasan mucho tiempo nadando o jugando en el agua, pero que también puede darse en las personas que exponen sus oídos a mucha humedad durante un largo periodo de tiempo.

Leer también: Deporte

Causas

Cuando el agua o la humedad penetran en el oído, pueden disolver la cera que protege al oído. La piel del conducto auditivo es mucho más sensible a infecciones. Por esta razón, esta otitis es más habitual en áreas tropicales húmedas, ya que allí el clima húmedo es propicio para el crecimiento de los microorganismos.

Además, el uso de bastoncillo también puede causar esta patología. La piel del conducto auditivo es bastante delicada y frágil, por lo que un bastoncillo puede, sin demasiada dificultad, romper la piel y permitir que la humedad cause una infección.

Síntomas

La otitis externa produce los síntomas cuando la infección se acentúa. Dentro de la sintomatología que produce esta enfermedad, podemos observar en los pacientes algunos de los siguientes síntomas:

  • Dolores e inflamación en la zona afectada.
  • Secreción purulenta con mal olor.
  • Picor y pérdida auditiva en casos exponenciales. En estos casos, es importante que el paciente acuda al médico, ya que la otitis puede desembocar en una infección crónica.

Tratamiento

La otitis media es fácil de tratar. Se cura sin ningún problema, siempre y cuando se respete y se siga el tratamiento recomendado.

La base del mismo es la administración de gotas para los oídos con antibióticos, corticoides o antifúngicos. Además, el médico también puede prescribir antibióticos orales, dependiendo del grado de infección. Así mismo, los fármacos corticoides también son eficaces para tratar este la inflamación y el picor.

Todos estos fármacos se suelen administrar junto a un tratamiento coadyuvante basado en fármacos AINEs como el ibuprofeno y el paracetamol, con el fin de aliviar el dolor.

  • Gurney, T. A., & Murr, A. H. (2008). Otitis media. In Emergency Management of Infectious Diseases. https://doi.org/10.1017/CBO9780511547454.006
  • Gurney, T. A., & Murr, A. H. (2008). Otitis externa. In Emergency Management of Infectious Diseases. https://doi.org/10.1017/CBO9780511547454.007
  • García Vera, C. (2013). Otitis media aguda. Pediatría Atención Primaria. https://doi.org/10.4321/s1139-76322013000300006
  • Harmes, K. M., Blackwood, R. A., Burrows, H. L., Cooke, J. M., Van Harrison, R., & Passamani, P. P. (2013). Otitis media: Diagnosis and treatment. American Family Physician. https://doi.org/10.1288/00005537-189912000-00020