Cómo medir la presión arterial en casa

Para medir la presión arterial en casa se utilizan dispositivos electrónicos especializados. Veamos cómo se hace de la manera correcta para obtener valores similares a los que se logran en un contexto hospitalario.
Cómo medir la presión arterial en casa
Diego Pereira

Revisado y aprobado por Diego Pereira el 22 junio, 2021.

Escrito por Josberth Johan Benitez Colmenares, 15 junio, 2021

Última actualización: 22 junio, 2021

Medir la presión arterial en casa hoy es posible gracias a los dispositivos electrónicos disponibles en el mercado. Los especialistas suelen recomendar hacerlo si existe sospecha de hipertensión, para corroborar la efectividad de un tratamiento o para disminuir las secuelas asociadas con la enfermedad (ataques cerebrovasculares, afecciones cardíacas, enfermedades renales y demás).

A pesar de que su efectividad está documentada, es necesario que las personas estén informadas sobre cómo hacer una medición correcta para resultados más objetivos. Hoy te enseñamos cómo hacerlo, sus ventajas, qué debes evitar y respondemos a tus dudas mas frecuentes en torno a los resultados.

¿Qué es la MDPA y para qué se usa?

Medir la presión arterial en casa es fácil
Las ventajas de medir la tensión arterial en el hogar son múltiples, incluyendo una mejor detección de valores anormales.

MDPA son las siglas que hacen referencia a medición domiciliaria de la presión arterial. Se trata de un método que utilizan los especialistas para que los propios pacientes, con base en sus indicaciones, lleven un control de sus niveles de presión sanguínea. Para ello utilizan un tensiómetro digital, el más usado y moderno en la actualidad.

En contraste con la monitorización ambulatoria de la presión arterial (MAPA), la MDPA se realiza se forma manual. El paciente, solo o en compañía de un tercero, procede a hacer la medición desde casa y lleva un registro a mano de los resultados. La European Society of Hypertensión (ESH) ha identificado las siguiente ventajas de hacer este tipo de control:

  • Proporciona a los especialistas y al paciente múltiples medidas de su presión arterial en diferentes horas, días, semanas o meses.
  • Con su ayuda es posible medir la presión en el entorno habitual del paciente. Esto es, libre del consultorio donde se puede generar la temida hipertensión de bata blanca.
  • Predice mejor el daño a los órganos diana generados por la hipertensión. En parte, porque el seguimiento de los valores es más frecuente.
  • Comparte la mayoría de las características que su contrapunto MAPA (en este caso, el dispositivo mide la presión sanguínea de forma automática).
  • Ayuda a mejorar la comprensión de la enfermedad en los pacientes y fomentar su seguimiento.
  • Se puede aplicar a largo plazo y no es un método muy costoso.

¿Cuál es la manera correcta de medir la presión arterial en casa?

Aunque los tensiómetros digitales que se pueden conseguir en el mercado han mejorado mucho en cuanto a la fiabilidad de las lecturas, aún están condicionados por la mediación de las personas. Es por esto que se pueden presentar errores que llevan a un diagnóstico errado.

La forma correcta para medir la presión arterial en casa, siguiendo las recomendaciones de los Centers for Disease Control and Prevention de los Estados Unidos (CDC), es con base en estas indicaciones:

  • Comida y bebida: no es aconsejable comer o beber 30 minutos antes de medir la presión arterial en casa. Esto puede alterar los valores de la prueba, ya que el sodio, el azúcar, la cafeína y otros agentes tienen un impacto directo sobre la presión sanguínea.
  • Tabaco: de igual manera, debes evitar la ingesta de tabaco entre 30-60 minutos antes de la medición. El cigarrillo aumenta la presión arterial, como han demostrado estudios al respecto. Por tanto, los resultados no serán objetivos.
  • Actividad previa: la presión arterial solo se debe medir cuando tienes al menos 5 minutos sentado en reposo. No se debe proceder estando de pie y si has estado caminando o realizando actividad. Aguarda sentado este tiempo antes de hacer la medición.
  • Posición de las piernas y cuerpo en general: tus piernas deben estar en el suelo sin cruzar. Si lo haces puedes ejercer presión en los vasos sanguíneos y hacer que esta aumente. Mantén la espalda recta, la mirada erguida y trata de relajarte y respirar profundo.
  • Posición del brazo y soporte: tu brazo debe estar a la altura de pecho sobre un soporte (una mesa, por ejemplo), no debe estar estirado de manera vertical, ya sea por encima o por debajo de la altura del corazón. Se ha demostrado que estas variaciones pueden alterar los resultados hasta en un 10 % en el valor obtenido.
  • Posición del brazalete: debe cubrir cerca del 80 % del brazo y estar ajustado en la piel desnuda. Si lo ajustas sobre la camisa el resultado estará viciado.

También se recomienda vaciar la vejiga antes de medir la presión arterial en casa y no hablar durante el proceso. Anota el primer resultado, espera 6o segundos, repite la prueba y luego contrasta los valores. Si la variación es mínima te quedas con ambos. Si es muy grande, espera otros 60 segundos y repite una tercera vez la medición.

Preguntas y respuesta de medir la presión arterial en casa

Como puedes ver, medir la presión arterial desde casa no es complicado. Eso sí, debes seguir las indicaciones al pie de la letra para influir lo menos posible en los resultados. Para terminar de orientarte en las variables del proceso respondemos algunas dudas comunes de la MDPA:

¿Cómo interpreto los datos?

Medir la presión arterial en casa es beneficioso
El hecho de familiarizarse con los valores normales de tensión arterial es imprescindible.

Sin importar la marca o el modelo del tensiómetro digital que tengas, este te dará los datos en dos rangos numéricos. El primero, el más alto, se corresponde con la presión sistólica. El segundo, el más bajo, con la presión diastólica. Siguiendo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la presión sanguínea normal oscila entre 120/80 mmHg.

Es probable que los resultados no sean idénticos a estos, aunque cuanto más próximos sean más saludable es para el organismo. De acuerdo con la American Heart Association (AHA) se considera un cuadro hipertensivo cuando los valores son iguales o superiores a 130/90 mmHg. Por contra, existe hipotensión cuando los resultados son iguales o inferiores a 90/60 mmHg.

¿Con qué frecuencia lo debo hacer?

La frecuencia la determina el especialista con base en sus hipótesis. Es común que se haga dos veces al día: a primera hora por la mañana y al caer la tarde. Es muy importante que hagas la medición siempre a la misma hora, así se lleva un control organizado de los valores.

El especialista por lo general recomendará que las pruebas se extiendan a lo largo de una semana. Si se está evaluando la tolerancia a un medicamento o se necesitan resultados más firmes, se pueden mantener por dos o más. En todo caso, consulta con tu médico sobre qué hora y durante cuánto tiempo debes hacer la MDPA.

¿Puedo usar cualquier tensiómetro?

Hace un momento mencionamos sobre las mejoras en los dispositivos para medir la presión arterial en casa. A pesar de esto, la American Heart Association (AHA) no recomienda los dispositivos de muñeca para hacer las pruebas. Estos pueden arrojar valores erróneos, aun cuando se opten por los más modernos.

Trata de usar un modelo de brazalete, de preferencia uno indicado para el tamaño de tu brazo. A su vez, trata que la marca o el modelo esté avalado por un organismo para tu región.

Los aprobados por American Medical Association (AMS) los puedes consultar aquí. Una lista de tensiómetros digitales avalados por la European Society of Hypertension (ESH), la International Society of Hypertension (ISH) y la World Hypertension League (WHL) es accesible a través del siguiente enlace.

¿Qué hago con los resultados?

Cada medición te arrojará los valores de presión sanguínea para el momento. Estos los debes registrar atentamente para compartirlos con tu especialista. Los CDC ponen a disposición el siguiente modelo de registro para que las personas puedan organizar de forma dinámica los resultados. Puedes usar este o imitar uno por tu cuenta.

En todo caso, lo importante es que lleves un control de los mismos para luego compartir con el especialista, quien en tal caso hará el diagnóstico de hipertensión arterial.

Esto lo puedes hacer presencialmente en su consultorio o de forma telemática. Estudios recomiendan este último para evitar el desplazamiento del paciente y para hacer modificaciones de la prueba desde la distancia (frecuencia, horario y cambios de fármacos antihipertensivos).

La evidencia no hace más que respaldar el uso de la monitorización domiciliaria de la presión arterial. Es una herramienta segura, fácil y permanente de mantener bajo control posibles desequilibrios.

Dado que es más efectiva si se hace con la medición de un experto, procura compartir los resultados y dudas con un profesional de la medicina. Hazlo, en especial, si los resultados están por encima o por debajo del estándar recomendado.

It might interest you...
Vivir con hipertensión
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Vivir con hipertensión

Vivir con hipertensión implica modificar algunos hábitos y seguir el tratamiento indicado por el especialista. Conoce qué hacer y qué no.



  • Alenta, H. P., García, P. A., & del Rey, R. H. Tabaco, presión arterial y riesgo cardiovascular. Hipertensión y Riesgo Vascular. 2003; 20(5): 226-233.
  • Cappuccio, F. P., Kerry, S. M., Forbes, L., & Donald, A. (2004). Blood pressure control by home monitoring: meta-analysis of randomised trials. Bmj. 2004; 329(7458): 145.
  • George, J., & MacDonald, T. Home blood pressure monitoring. European Cardiology Review. 2015; 10(2): 95.
  • Parati, G., Stergiou, G. S., Asmar, R., Bilo, G., De Leeuw, P., Imai, Y., ... & Mancia, G. E. S. H. European Society of Hypertension practice guidelines for home blood pressure monitoring. Journal of human hypertension. 2010; 24(12): 779-785.
  • Yarows, S. A., Julius, S., & Pickering, T. G. Home blood pressure monitoring. Archives of Internal Medicine. 2000; 160(9): 1251-1257.