Muy Salud
 

Las 6 enfermedades gastrointestinales más comunes

Las enfermedades gastrointestinales están al alza en la población, pues un estilo de vida estresante y poco saludable puede llegar a traducirse en una patología a nivel intestinal.
Las 6 enfermedades gastrointestinales más comunes
Samuel Antonio Sánchez Amador

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador en 16 Diciembre, 2020.

Última actualización: 16 Diciembre, 2020

No debe sorprendernos que muchas enfermedades gastrointestinales se encuentren al alza, pues la asociación Cancer.net informa que, en los últimos años, la incidencia del cáncer de colon ha aumentado en un 2 % en pacientes menores de 50 años.

Del mismo modo, desde el año 1975 la obesidad se ha triplicado en el mundo, tal y como indica la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el año 2016 el 39 % de las personas adultas de más de 18 años presentaban sobrepeso y el 13 % eran obesas. Esto se traduce en más de 1900 millones de pacientes con algún tipo de trastorno alimenticio.

En la otra cara de la moneda, esta misma entidad nos avisa de que más de 300 millones de personas sufren depresión en el planeta. Gracias a esta cifra, este trastorno psicológico se convierte en la primera causa de discapacidad global y disminuye la calidad de vida de las personas que lo padecen de forma considerable.

¿Por qué hemos presentado estos datos? Te hemos ejemplificado, de forma objetiva, cómo nuestro estilo de vida nos pasa factura. El eje intestino-cerebro no es un mito y, por ello, a veces nuestra salud gástrica representa parte del bienestar físico y mental. Ansiedad, depresión, malos hábitos y otros muchos más factores pueden ser desencadenantes de ciertos problemas digestivos.

Enfermedades gastrointestinales comunes

Una enfermedad gastrointestinal, según la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, se define como un trastorno del tracto gastrointestinal (GI). Este tipo de patologías pueden afectar a una sola porción u órgano —como el esófago o el estómago, por ejemplo— o presentar una sintomatología asociada al sistema completo.

Estas enfermedades afectan a 20 millones de pacientes solo en Estados Unidos de forma anual y son la primera causa de hospitalización en esta región. Su sintomatología es extensa: desde diarrea hasta sangre rectal, pasando por reflujos, distensión abdominal y otros muchos signos.

Desde luego, con estas líneas iniciales te hemos contextualizado la importancia de las enfermedades digestivas en la sociedad general y lo molestas que pueden llegar a resultar a nivel individual. Sin más dilación, nos sumergimos en las 6 enfermedades gastrointestinales más comunes.

1. Dispepsia

La Societat Catalana de Digestología define la dispepsia como cualquier dolor o molestia en la zona alta del abdomen. Afecta hasta el 20-30 % de la población en cualquier momento dado y supone del 2 al 5 % de los motivos de consulta médica a nivel global.

La dispepsia no es una de las enfermedades gastrointestinales en sí misma, sino un signo clínico, pues nos avisa de que algo está fallando en el paciente. En la mayoría de los casos se trata de un evento idiopático, es decir, que no viene justificado por una lesión previa. Aun así, infecciones bacterianas o el consumo de ciertos fármacos pueden causarla.

La fuente ya citada nos avisa de que, a pesar de lo común que es la dispepsia, en algunos casos toca acudir al médico con presteza. Ante los siguientes signos no se debe dudar en pedir ayuda:

  • Vómitos persistentes inexplicables.
  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Vómitos con sangre o presencia de heces negras.
  • Dificultad o dolor al tragar.
  • Dolor en la boca del estómago que aparece al hacer esfuerzo.

Dolor abdominal.
El dolor en el abdomen es uno de los signos más frecuentes de las enfermedades gastrointestinales.

2. Enfermedades diarreicas

La Organización Mundial de la Salud estima que las enfermedades diarreicas son la segunda mayor causa de muerte en infantes menores de cinco años. Esta fuente nos arroja una serie de datos sobrecogedores que te mostramos a continuación:

  • Las enfermedades diarreicas causadas por virus, bacterias, protozoos y otros parásitos causan la muerte de 525 000 infantes de forma anual.
  • En los países de ingresos bajos son la segunda causa de muerte más común; solo superada por las infecciones respiratorias.
  • 1 de cada 10 personas del mundo presenta una enfermedad de transmisión alimentaria (ETA) con síntomas de diarrea en cualquier momento dado.
  • Estos trastornos provocan la pérdida de más de 33 millones de años de vida saludable.
  • Los infantes con diarreas prolongadas pueden presentar un retardo del crecimiento y desarrollo considerables.

Un episodio de diarrea, definido como la realización de tres deposiciones líquidas o más en 24 horas, puede tener efectos devastadores en los niños. Además, también puede causar graves daños en los adultos.

3. Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)

Según la revista El farmacéutico, la pirosis se define como una sensación de quemazón, ardor o fuego que surge en el estómago y puede diseminarse a la garganta y esternón. Este es un síntoma también conocido por la población general como acidez estomacal, que al menos el 40 % de los adultos sufren una vez al mes.

Cuando este síntoma —caracterizado por la subida de los ácidos estomacales hacia el esófago— se repite más de dos veces a la semana es hora de empezar a sospechar de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Es una patología bastante extendida que, según Acta Gastroenterológica Americana, afecta al 10-20 % de la población occidental.

Algunos de los síntomas que la caracterizan son los siguientes:

  • Una sensación de ardor en el pecho que suele darse después de comer y aparecer sobre todo por la noche, cuando el individuo está tumbado.
  • Dolor en el pecho.
  • Dificultad para tragar.
  • Regurgitación de alimentos o líquidos agrios.
  • Sensación de nudo en la garganta.

4. Úlcera péptica

Según fuentes ya citadas, una úlcera péptica se define como una herida o llaga abierta en el revestimiento del estómago o el intestino. Puede ser gástrica o duodenal.

Tal y como indican ciertos estudios, el número de casos nuevos anuales de esta patología es de 0,1-0,3 % de la población general. Por desgracia, las personas infectadas con la bacteria Helicobacter pylori aumentan en seis veces las probabilidades de padecerla, con un riesgo de hasta el 20 % de sufrir úlceras a lo largo de sus vidas.

Más de dos tercios de la población del mundo nos encontramos infectados por esta bacteria, pero casi todos somos asintomáticos. En algunos casos concretos este microorganismo puede llegar a causar una úlcera en el paciente, entre otros cuadros más graves, como el cáncer. Algunos de los signos más comunes de esta patología son los siguientes:

  • Dolor abdominal.
  • Sensación de plenitud y problemas para beber la cantidad habitual de líquido.
  • Vómitos.
  • Heces negras.
  • Fatiga y pérdida de peso.

5. Diverticulosis y diverticulitis

Vamos a tratarlos como una sola entidad, ya que uno es consecuencia del otro. La aparición de unas pequeñas bolsas en el colon o intestino grueso —llamadas divertículos— se denomina diverticulosis y, según el portal Aegastro, afectan hasta al 50 % de la población de más de 50 años.

La mayoría de los pacientes con divertículos no presentan síntomas, pero cuando se inflaman o se infectan dan paso a la diverticulitis, una patología mucho más notoria. Se expresa con dolor abdominal en el lado izquierdo, vómitos, estreñimientos, diarrea, fiebre, cólicos y escalofríos. En estos casos suele ser necesario un tratamiento.

Estilo de vida estresante y enfermedades gastrointestinales.
El estilo de vida juega un rol fundamental en el comportamiento del sistema digestivo.

6. Cáncer de estómago

Si bien es menos común que su compañero, el cáncer colorrectal, la patología oncológica gástrica también se gana un espacio en la lista. Según el portal Cáncer.net, más de 27 000 personas son diagnosticadas anualmente solo en Estados Unidos.

Por desgracia, la tasa de supervivencia cinco años después de la detección de este tipo de cáncer solo alcanza el 31 %. Esto se debe a que, en la mayoría de los casos, los tumores malignos se identifican una vez ya se han diseminado a otras partes del cuerpo.

Los síntomas generales del cáncer de estómago se pueden resumir en los siguientes:

  • Poco apetito.
  • Pérdida de peso no intencionada.
  • Dolor abdominal y malestar impreciso, generalmente por encima del ombligo.
  • Nauseas y vómitos.
  • Sangre en las heces.

Enfermedades gastrointestinales ligadas al estilo de vida

Como hemos podido observar en estas líneas, las enfermedades gastrointestinales son múltiples y se pueden manifestar de muchas formas, desde la pérdida de peso no intencionada hasta la aparición repentina de heces sangrantes. Ante cualquiera de estos signos clínicos, acudir con presteza a un especialista se hace esencial.

Si bien hemos hecho un recorrido por algunas de las enfermedades gastrointestinales más comunes, nos hemos dejado otras muchas en el tintero: celiaquía, enfermedad de Crohn y colon irritable, por ejemplo.

Algunas de estas patologías son de causas desconocidas o en parte hereditarias, pero otras se pueden evitar con un estilo de vida saludable. Recuerda que tu bienestar físico y emocional están ligados y que con una buena rutina alimentaria, ejercicio continuado y dejando atrás adicciones, reduces el riesgo de sufrirlas.

Las mejores frutas para combatir el estreñimiento

Las mejores frutas para combatir el estreñimiento

Te presentamos cuáles son las mejores frutas para combatir el estreñimiento y en qué momento del día consumirlas. ¡Descúbrelas!



  • Obesidad, OMS. Recogido a 19 de noviembre en https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight
  • Cáncer colorrectal: factores de riesgo y prevención, cancer.net. Recogido a 19 de noviembre en https://www.cancer.net/es/tipos-de-c%C3%A1ncer/c%C3%A1ncer-colorrectal/factores-de-riesgo-y-prevenci%C3%B3n
  • Enfermedades digestivas, medlineplus.gov. Recogido a 19 de noviembre en https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007447.htm
  • Dispepsia, societat catalana de digestología. Recogido a 19 de noviembre en http://www.scdigestologia.org/docs/patologies/es/dispepsia_es.pdf
  • Enfermedades diarréicas, OMS. Recogido a 19 de noviembre en https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/diarrhoeal-disease
  • Pirosis, elfarmacéutico revista. Recogido a 19 de noviembre en http://elfarmaceutico.es/index.php/cursos/item/6624-pirosis
  • Epidemiología y factores predisponentes de la úlcera gastroduodenal, Elsevier. Recogido a 19 de noviembre en https://www.elsevier.es/index.php?p=revista&pRevista=pdf-simple&pii=70000606
  • Enfermedad diverticular del colon, aegastro.es. Recogido a 19 de noviembre en https://www.aegastro.es/sites/default/files/archivos/ayudas-practicas/38_Enfermedad_diverticular.pdf
  • Cáncer de estómago: estadísticas, Cancer.net. Recogido a 19 de noviembre en https://www.cancer.net/es/tipos-de-c%C3%A1ncer/c%C3%A1ncer-de-est%C3%B3mago/estad%C3%ADsticas#:~:text=Se%20estima%20que%20este%20a%C3%B1o,mayor%20frecuencia%20en%20personas%20mayores.

Graduado en Biología por la Universidad de Alcalá de Henares (2018). Máster en Zoología en la Universidad Complutense de Madrid (2019). A lo largo de su carrera estudiantil, se ha especializado en áreas de parasitología, epidemiología, microbiología y otras ramas que convergen entre la ciencia experimental y la medicina.

Formó parte de un equipo de investigación del departamento de Biología Evolutiva del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) durante dos años, durante los cuales obtuvo conocimiento específico acerca de ADN, heredabilidad y otras cuestiones genéticas.

A día de hoy, se dedica a tiempo completo a la divulgación científica, redactando para portales de índole médica, psicológica y epidemiológica.