Dolor abdominal en el lado derecho

¿Es todo dolor abdominal en el lado derecho un caso de apendicitis? Descubre aquí cuáles son las causas más probables y los síntomas de alerta.
Dolor abdominal en el lado derecho
Sandra Golfetto Miskiewicz

Escrito y verificado por la médico Sandra Golfetto Miskiewicz.

Última actualización: 29 diciembre, 2021

El dolor abdominal es uno de los motivos más frecuentes de consulta a nivel de las emergencias de los centros hospitalarios. Algunos estudios mencionan que corresponde al 5-10 % de todas las causas de consulta en las unidades de emergencia. Pero antes de adentrarnos en el dolor abdominal en el lado derecho, debemos conocer algunas características del dolor que permitirá al médico dilucidar la posible causa.

Generalidades del dolor abdominal

Este síntoma se puede clasificar en agudo y crónico según el tiempo de duración.

  • El dolor abdominal agudo es aquel con causa no traumática de máximo 5 días de duración.
  • El dolor abdominal crónico ha sido definido por la IASP (International Association for the Study of Pain) como ‘dolor abdominal, continuo o intermitente, por más de 3 meses’.

Se trata de un síntoma desafiante para el médico ya que sus causas son múltiples, las características pueden ser variables entre los pacientes, puede no tener una clara relación con una estructura anatómica y, por lo tanto, los tratamientos son diversos.

Según la patología, puede involucrar diferentes especialidades como medicina interna, cirugía, gastroenterología, ginecología, nefrología, urología y cirugía cardiovascular.

Por ello, los médicos realizan una historia clínica, interrogando sobre alergias, antecedentes familiares, uso de drogas y luego un examen físico. Los exámenes de laboratorio, la ecografía y los estudios radiológicos aumentan la certeza del diagnóstico clínico.

Características del dolor

El dolor abdominal en el lado derecho puede tener varias características
Debido a la gran variedad de causas de dolor abdominal, una correcta caracterización de los síntomas es fundamental para el diagnóstico.

El dolor siempre tiene patrones que lo definen, lo cual permite diferenciar las enfermedades que lo pueden estar ocasionando. Se suelen tomar en cuenta las siguientes características:

  • Aparición: brusca o progresiva.
  • Localización: el conocimiento de cuáles son las estructuras anatómicas en cada área abdominal es de gran ayuda.
  • Intensidad: leve, moderado o severo.
  • Características: si el dolor es cólico o punzante, entre otros.
  • Irradiación: por ejemplo, aquel que se origina en la región lumbar hacia la testicular en los hombres y ovarios en mujeres.
  • Atenuantes: si calma o no con analgésicos, mejora en alguna posición específica o posterior al vómito.
  • Desencadenantes: si es provocado por alguna acción específica, como el movimiento.
  • Evolución: si ha ido en aumento, ha disminuido o ha tenido episodios previos.
  • Concomitantes: si ha presentado otros síntomas tales como náuseas, vómitos, fiebre, diarrea, constipación, pérdida de peso, ictericia, sangre en las heces, entre otros.
  • Horario: por ejemplo, si se presenta antes o después de comer y el tiempo de duración (minutos, horas).

Causas del dolor en general

El dolor abdominal no traumático se puede producir debido a un proceso inflamatorio, perforación de un órgano, obstrucción, hemorragia, isquemia (disminución de oxigenación de la sangre) o a un tumor.

Tipos de dolor abdominal

Según el origen, podemos clasificar el dolor abdominal en los siguientes grupos:

  • Dolor visceral, causado por afectación de los órganos. Generalmente es de tipo cólico (la intensidad varía como si fueran ondas: intenso, mejora, luego vuelve a aumentar), se puede acompañar de náuseas, vómitos o diarrea; palidez cutánea y sudoración (si el dolor es muy intenso). Suele ser un dolor difuso o poco específico.
  • Dolor parietal/somático, por afectación del peritoneo. Es punzante, aumenta con el movimiento, la respiración o la tos. Puede estar localizado o generalizado.
  • Dolor referido, es aquel que aparece distante al órgano que está causando el dolor. En el caso del abdomen, es un dolor que proviene de otro órgano de diferente localización, por ejemplo, un infarto cardíaco. Se debe a que la inervación de los dos sitios, origen y sensación del dolor, son similares y tienen un origen embrionario común. Es un dolor sordo y la sensación dolorosa se percibe en la superficie del cuerpo.

División imaginaria del abdomen

Para el estudio del abdomen se trazan unas líneas imaginarias que lo dividen en cuadrantes que se mencionan a continuación (de arriba hacia abajo):

  • Lado derecho del abdomen: cuadrante superior, lumbar y cuadrante inferior.
  • Lado izquierdo del abdomen: cuadrante superior, lumbar y cuadrante inferior.
  • Ambas regiones comparten una región cercana a la línea media del cuerpo, que comprende el epigastrio, la región periumbilical y la región suprapúbica.

Dolor abdominal en el lado derecho

Conocer la ubicación de los órganos que se encuentran en cada región del abdomen es de gran ayuda para realizar un posible diagnóstico.

A grandes rasgos, en el lado derecho del abdomen, de arriba hacia abajo, están las costillas inferiores, la porción inferior de pulmón derecho, el hígado, la vesícula biliar, el riñón y ureter derechos, el duodeno, el intestino grueso y delgado, el apéndice, los ovarios y las trompas (en la mujer), el músculo psoas, la columna vertebral, la región inguinal y la aorta.

Enfermedades que pueden causar dolor abdominal en el lado derecho según la localización anatómica

  • Cuadrante superior derecho:
    • Pulmonar: neumonía, embolismo.
    • Biliar: cólico biliar, colecistitis, colangitis.
    • Hepático: hepatitis, absceso hepático.
    • Gastrointestinal: duodenitis, úlcera duodenal, apendicitis retrocecal.
    • Páncreas: pancreatitis.
    • Renal: cólico renal, pielonefritis, nefrolitiasis.
  • Lumbar derecho:
    • Vascular: aneurisma aórtico abdominal, disección aórtica, isquemia mesentérica.
    • Renal: cólico renal, pielonefritis, nefrolitiasis.
    • Otras: absceso del psoas.
  • Cuadrante inferior derecho:
    • Apendicitis, obstrucción cecal, ileítis, diverticulitis, constipación, colitis ulcerativa.
    • Ginecológico: embarazo ectópico, enfermedad inflamatoria pélvica, patología tubo-ovárica, endometriosis.
    • Urinario: nefrolitiasis, infección del tracto urinario.
    • Otras: hernia inguinal derecha, absceso del músculo psoas, linfadenitis mesentérica, torsión testicular.

En las áreas más cercanas a la línea media del cuerpo encontramos las siguientes causas:

  • Epigastrio:
    • Cardíaco: infarto del miocardio.
    • Gastrointestinal: gastritis, apendicitis temprana, hernia epigástrica.
    • Otras: las patologías biliares, del páncreas y vasculares mencionadas.
  • Periumbilical:
    • Vascular: aneurisma aórtico abdominal.
    • Gastrointestinal: apendicitis temprana, obstrucción intestinal, gastroenteritis.
  • Región suprapúbica:
    • Retención urinaria, cistitis.
    • Otras: gastrointestinales, ginecológicas, hernia.

¿Cuál es la frecuencia de las causas de dolor abdominal?

En un estudio reportado en 2016, realizado en Italia, en los departamentos de emergencia locales de adultos observaron que el motivo de consulta de dolor abdominal agudo más frecuente fue el dolor abdominal inespecífico (32 %) en todas las edades y ambos sexos.

En los pacientes menores de 65 años, era más frecuente la consulta por cólico renal (35 %, principalmente en hombres) y apendicitis (5 %). Las infecciones urinarias eran más frecuentes en mujeres. Los mayores de 65 años, consultaban principalmente por cólico renal (21 %), cólico biliar/colecistitis (13 %), diverticulitis (7 %) y dolor oncológico (4 %).

Por otro lado, en un metaanálisis (revisión de 14 estudios médicos) publicado en el año 2014, se reportó que en la consulta médica general, el 3 % de los pacientes consultaban por dolor abdominal.

De estos, en una tercera parte de los casos no se pudo especificar la causa. Las más comúnmente diagnosticadas fueron gastroenteritis (7-19 %), colon irritable (3-13 %), causas urológicas (5 %) y gastritis (5 %). El 10 % de los pacientes presentó dolor agudo de emergencia tales como apendicitis (2 %), diverticulitis (3 %), dolor biliar/pancreático (4 %) o neoplásico (1 %), que ameritaron tratamiento inmediato.

Simulación de dolor abdominal

Muchas enfermedades tienen presentaciones atípicas que incluyen náuseas, vómitos y dolor abdominal, lo que conduce a diagnósticos errados y tratamientos inadecuados. Los síntomas atípicos pueden variar de acuerdo a las características de cada paciente, especialmente si son personas de mayor edad, mujeres o diabéticos.

Antes de asignar el diagnóstico de dolor abdominal inespecífico, deben considerarse también las causas no gastrointestinales, las cuales son múltiples. Las patologías que simulan al dolor abdominal son condiciones que presentan este síntoma pero cuya causa no es una anormalidad gastrointestinal. Los médicos siempre los deben incluir dentro de sus diagnósticos diferenciales para evitar omitir patologías de riesgo para el paciente.

Algunos ejemplos de presentaciones atípicas de dolor abdominal

  • Siempre se debe tomar en cuenta que al presentarse el dolor en epigastrio en un paciente diabético, hay que descartar un infarto del miocardio de cara inferior, por lo que se debe realizar un electrocardiograma y enzimas cardíacas. Esto se debe a que la inervación sensorial es compartida entre órganos de diferentes sistemas, en este caso, entre el corazón y el tracto gastrointestinal.
  • Los pacientes con cetoacidosis diabética, pueden referir dolor en epigastrio, que generalmente desaparece al mejorar la cetoacidosis, habiendo descartado la posibilidad de una pancreatitis.
  • El dolor en el cuadrante inferior derecho en gente joven, sugiere una patología llamada adenitis mesentérica, la cual es causada por una infección bacteriana (Streptococcus sp.). Sin embargo, puede confundirse con un cuadro de apendicitis.
  • Un tipo de crisis por anemia drepanocítica o falciforme, generalmente simula un abdomen agudo, y se debe a microinfartos a nivel intestinal.
  • La porfiria intermitente aguda se puede presentar como dolor cólico severo en epigastrio, vómitos, constipación y cambio del color de orina amarillo a rojo oscuro al exponerse a la luz.

COVID-19 y dolor abdominal

El dolor abdominal en el lado derecho y los síntomas gastrointestinales
Los pacientes con COVID-19 también pueden manifestar diversos síntomas gastrointestinales, aunque es algo que depende de la variante involucrada.

Según un reciente estudio sobre COVID-19, los síntomas gastrointestinales están presentes en 10 % de los pacientes. Estos síntomas incluyen diarrea (10 %), vómitos (8 %) y dolor abdominal (7 %), además de fiebre, fatiga y tos seca.

En una revisión de 15 artículos médicos publicados procedentes de China y Europa, se encontró que el dolor abdominal era más común en pacientes más severamente enfermos de COVID-19 (23 %).

Se ha planteado que los síntomas gastrointestinales sirven de factor pronóstico del grado de severidad de COVID-19 en aquellos pacientes que no presentan síntomas respiratorios, ya que la infección modifica la microbiota intestinal (flora intestinal normal) y favorece el desarrollo de gérmenes oportunistas, aumentando la inflamación en el intestino.

Signos de alarma ante un dolor abdominal

Los siguientes signos nos orientan a asistir de inmediato al hospital:

  • Dolor abdominal muy intenso o que no cede a corto plazo aún con analgésicos comunes.
  • Signos de shock: palidez cutánea acentuada, sudoración acentuada, taquicardia, tensión arterial baja (la tensión arterial normal es 120/80 mmHg).
  • Signos de peritonitis: dolor difuso abdominal constante que aumenta al presionar o golpear el abdomen suavemente.

Patologías con dolor abdominal que representan un peligro para la vida del paciente

  • Infarto del miocardio de cara diafragmática.
  • Ruptura de aneurisma de aorta abdominal.
  • Isquemia mesentérica (obstrucción de la irrigación intestinal).
  • Obstrucción intestinal.
  • Apendicitis.
  • Perforación gástrica o intestinal.
  • Embarazo ectópico.
  • Pancreatitis aguda.

Entonces, ¿qué hacer si estamos frente a un dolor abdominal en el lado derecho?

Un adecuado interrogatorio, examen físico, exámenes de laboratorio, radiológicos y ecografía, según sea el caso, permiten al médico tomar la conducta más adecuada. Un diagnóstico temprano y certero conlleva a mejores resultados.

En aquellos pacientes cuyos síntomas son leves y no hay sospecha de que sea un caso de emergencia, se les indica tratamiento ambulatorio y se les da seguimiento por consulta de acuerdo a la patología que presenta.

Un síntoma que debe tenerse muy en cuenta

Aunque en la mayoría de los casos el dolor abdominal en el lado derecho puede no ser una emergencia, siempre se debe plantear la posibilidad de que la causa que la origina sea seria y pueda comprometer la vida del paciente.

Te podría interesar...
Gastroenteritis viral (gripe de estómago): síntomas, causas y tratamiento
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Gastroenteritis viral (gripe de estómago): síntomas, causas y tratamiento

La gastroenteritis viral es una enfermedad infecciosa que suele asociarse con malas condiciones de higiene y puede afectar a niños y adultos.



  • Govender I, Rangiah S, Bongongo T, Mahuma P. A primary care approach to abdominal pain in adults. S Afr Fam Pract. 2021; 63(1), a5280. https://doi.org/10.4102/safp. v63i1.5280
  • William  Rougham et al. Comorbid chronic pain and depression: shared risk factors differential antidepressant effectiveness. Front. Psychiatry 12:643609. DOI: 10.3389/fpsyt.2021.643609
  • Gans SL, Pols MA, Stoker J, Boermeester MA. Guideline for the Diagnostic Pathway in Patients with Acute Abdominal Pain. Dig Surg 2015;32:23–31. DOI: 10.1159/000371583
  • Cervellin G et al. Epidemiology and outcomes of acute abdominal pain in a large urban Emergency Department: retrospective analysis of 5,340 cases. Ann Transl Med. 2016; 4(19):362
  • Viniola A et al. Studies of the symptom abdominal pain—a systematic review and meta-analysis. Family Practice. 2014; 31(5): 517–529
  • Murali N, Morkkos S. Abdominal Pain Mimics. Emerg Med Clin N Am. 2021; 39(4):839–850. DOI: https://doi.org/10.1016/j.emc.2021.07.003
  • Mendieta  MD et al. Covid-19 gastrointestinal: otra cara del problema (Gastrointestinal COVID-19: Another side of the problema). Archivos Venezolanos de Farmacologia y Terapeutica. 2021; 40(6): 2610-7988. DOI: http://doi.org/10.5281/zenodo.5557672AVTF
  • Schmulson M, Dávalos M.F., Berumen J. Alerta: los síntomas gastrointestinales podrían ser una manifestación de la COVID-19. Revista de Gastroenterología de México. 2020;85(3):282---287