Cómo prevenir las cicatrices por acné

Si hay algo que resulta casi tan molesto como los propios granos o espinillas, son las cicatrices que quedan luego en la piel. Te contamos cómo prevenirlas a continuación.
Cómo prevenir las cicatrices por acné
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 18 junio, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 18 junio, 2021

Última actualización: 18 junio, 2021

Cuando sufrimos cualquier tipo de acné, no solo nos resulta muy angustiante el tipo de lesiones que afectan la piel (espinillas, comedones, pápulas, pústulas), sino también las posibles secuelas, es decir, las cicatrices. ¿Se pueden prevenir?

Con frecuencia, el deseo por tener una piel que luzca lo mejor posible, hace que tomemos medidas que no son las más adecuadas. Así lo confirma un estudio publicado en el año 2013 sobre el cuidado de la piel en pacientes con acné.

Nos apretamos las espinillas, nos exfoliamos (con exfoliantes caseros), nos aplicamos a ciegas diversos productos de venta libre (sin saber si son los más acordes para nuestro caso), nos maquillamos con una buena capa para cubrir todo y, casi siempre, volvemos a intentar exprimir los granos y las espinillas.

Es cierto que resulta incómodo lucir una o varias lesiones en la piel, pero más incómodo puede ser tener una piel llena de cicatrices. En este sentido, hay que considerar que el acné suele ser un problema temporal y las cicatrices no.

Causas de las cicatrices por acné

De acuerdo con un artículo publicado en la revista Dermatology Research and Practice, las cicatrices por acné se enmarcan en el contexto de la cicatrización de las heridas. Este es uno de los procesos biológicos más complejos, en el que intervienen múltiples factores y se suceden varias etapas:

  1. Inflamación.
  2. Formación de tejido de granulación.
  3. Remodelación de la matriz.

Las cicatrices por acné pueden producirse como resultado de los daños sufridos por la piel durante la curación del acné activo. Las lesiones inflamatorias pueden dar lugar a cicatrices permanentes. La gravedad de las mismas dependen del momento en que se comience a tratar la afección.

Cicatrices en piel con acné.
Las cicatrices por el acné aparecen cuando se ejecutan terapéuticas que no son las adecuadas para el caso clínico.

Tipos de cicatrices

Continuando con lo expuesto en el estudio ya citado, tenemos que las cicatrices se originan en el lugar de la lesión tisular y pueden ser atróficas (también conocidas como deprimidas) o hipertróficas (conocidas como queloides).

Las atróficas o deprimidas son las más comunes y se forman por la pérdida de colágeno. Suelen localizarse en el área del rostro, aunque pueden afectar otras partes, sobre todo en la zona superior del cuerpo. Se subclasifican en relación a su amplitud, su profundidad y su forma (picahielo, rolling y boxcar).

Las hipertróficas y queloides pueden aparecer como consecuencia del acné o tratamientos para otras cicatrices. Además, se manifiestan tiempo después (3 meses) de las lesiones iniciales. También se localizan con frecuencia en el rostro, aunque no son inusuales en el cuello, la mandíbula, los hombros, el tórax y la espalda.

Prevención de las cicatrices por acné

Aunque es cierto que no es posible prevenir las cicatrices por acné al 100 %, dada la cantidad de factores que inciden en su aparición, nunca está de más aplicar las medidas de prevención que vamos a desarrollar a continuación.

1. Tratar el acné de forma precoz

Cuando el acné se comienza a manifestar, lo ideal sería consultar con un dermatólogo e iniciar un tratamiento lo antes posible. Esto no solo permite prevenir que el problema se agrave con el tiempo y queden cicatrices, sino que también contribuirá a conservar la piel lo más sana posible y con buen aspecto.

2. Reducir la inflamación

Manipular los granos y las espinillas cuando están hinchadas eleva considerablemente el riesgo de que nos queden cicatrices por acné. Por ello, antes que intentar reventar cualquier grano inflamado, lo más adecuado es reducir la inflamación. Para ello podemos recurrir a las compresas de hielo.

Las compresas de hielo siempre se han de aplicar envueltas en una gasa o en un paño de tela fina para que el frío no queme la piel.

3. Evitar tocarse y manipular las lesiones

Aunque es cierto que puede resultar muy difícil, lo ideal sería no prestarles atención a las lesiones hasta contar con un tratamiento dermatológico adecuado. Cuanto más las toquemos e intentemos hacerlas desaparecer, mayores probabilidades habrá de que el problema empeore.

Pellizcarse la piel no solo causa más inflamación, sino que propaga la infección. A la larga, el tiempo de curación se prolonga.

4. No arrancarse las costras

Al igual que en otros tipos de lesiones, hay que dejar que las costras se caigan por sí solas. Tocarlas e intentar arrancarlas antes de lo previsto hará que queden cicatrices con mayor facilidad.

Cicatrices en el rostro con acné.
Arrancarse costras o manipular las lesiones sin un tratamiento dermatológico de base empeora la evolución.

En caso de que desconozcamos (o no estemos seguros) sobre cuál es nuestro tipo de piel, lo más adecuado será acudir al especialista para que nos aclare las dudas. Cuanto mejor conozcamos nuestro tipo de piel y lo que necesita, mejor podremos cuidarla.

En definitiva, prevenir las cicatrices por acné es una de las medidas más inteligentes que podemos tomar en pro de la salud de la piel. No solo porque evitará que quede más marcada, sino porque hará que el abordaje terapéutico de las secuelas no sea tan complicado.

Ponte en contacto con el dermatólogo si tienes dudas sobre cuál es tu tipo de piel, si presentas acné y deseas tratarlo adecuadamente. Cuanto antes lo hagas, mejor lucirá tu piel después del tratamiento que te indiquen y más cómodo te sentirás con tu apariencia.

Te podría interesar...
Causas más comunes del acné en adultos
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Causas más comunes del acné en adultos

El acné no es solo cosa de adolescentes. ¿Conoces cuáles son las causas más comunes del acné en adultos? Descúbrelas a continuación.