Cáncer de mama: todo lo que debes saber

El cáncer de mama ha sido una tumoración muy estudiada a lo largo de los años, debido a su frecuencia. Por fortuna, existen múltiples técnicas que permiten su diagnóstico precoz y abordaje efectivo.
Cáncer de mama: todo lo que debes saber
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 08 septiembre, 2021.

Escrito por Luis Rodolfo Rojas Gonzalez, 08 septiembre, 2021

Última actualización: 08 septiembre, 2021

Las enfermedades oncológicas se encuentran dentro del grupo de patologías más temidas. Una de las neoplasias malignas más frecuentes en las mujeres es el cáncer de mama. Aparece por la proliferación anormal y descontrolada de las células de la glándula mamaria, lo que puede poner en riesgo la vida.

La incidencia de esta enfermedad ha aumentado los últimos años. De hecho, estudios afirman que representa hasta el 25 % de todos los cánceres en las mujeres. Puede afectar a las personas de cualquier edad, incluso a los hombres.

En la actualidad, existen muchas pruebas diagnósticas que permiten identificar el cáncer de forma oportuna. El diagnóstico en los estadios iniciales mejora el pronóstico de forma considerable.

Síntomas del cáncer de mama

Uno de los síntomas más comunes de la enfermedad es la presencia de una tumoración en el seno afectado o en la región axilar. La tumoración suele ser sólida, indolora, inmóvil, con bordes irregulares y con un tamaño variable, dependiendo del estadio en el que se encuentre.

En algunos casos, puede generar cambios en el seno afectado que resultan más evidentes que la tumoración en sí. En este sentido, las mujeres deberán estar atentas ante las siguientes manifestaciones:

  • Cambios en el tamaño o forma de la mama.
  • Aparición de pequeños hoyuelos en la piel del seno, similares a la cáscara de la naranja.
  • Retracción o inversión del pezón.
  • Expulsión de secreciones anormales a través del pezón.
  • Enrojecimiento y descamación del complejo areola-pezón.
  • Ulceración del seno.

Todas estas manifestaciones pueden aparecer en los estadios más avanzados de la enfermedad y en los tipos de cáncer más agresivos. Es de vital importancia buscar asistencia médica ante la presencia de cualquiera de los síntomas descritos.

Tipos de cáncer de mama

La glándula mamaria cuenta con diferentes lobulillos donde se produce la leche materna y con ductos encargados de transportarla hasta el pezón. En términos generales, el cáncer de mama se puede dividir en 2 grupos, de acuerdo a la parte de la glándula que se encuentre afectada. Las principales formas de presentación son el carcinoma ductal y el carcinoma lobulillar.

El carcinoma ductal es aquel que se encuentra en los conductos galactóforos, es decir, en los encargados de transportar la leche materna. Por otro lado, el carcinoma lobulillar aparece cuando se ven afectadas las células de los lobulillos mamarios. Ambos carcinomas se pueden dividir en in situ e invasor.

Múltiples estudios demuestran que el carcinoma ductal invasor es el tipo más frecuente y representa entre el 60 % y el 80 % de todos los casos. Puede ser agresivo y de crecimiento rápido.

Dentro de las formas de presentación del cáncer de mama menos frecuentes destacan las siguientes:

  • Cáncer de seno triple negativo.
  • Cáncer de mama inflamatorio.
  • Enfermedad de Paget.
  • Angiosarcoma.
  • Tumor filoides.
Autoexamen en el cáncer de mama.
Los síntomas incipientes de cáncer de mama no son siempre identificables, lo que puede demorar el diagnóstico.

Causas y factores de riesgo

Por desgracia, aún no se han logrado determinar las causas del cáncer de seno. Se cree que la acción de los estrógenos sobre el tejido mamario puede favorecer la aparición de la tumoración.

Sí se sabe que el cáncer de mama está ligado a una serie de factores de riesgo. Muchos de estos relacionados a un estilo de vida poco saludable, por lo que pueden modificarse.

Otros factores son inmodificables. Uno de los más importantes es la mutación en los genes BRCA 1 y BRCA 2. Estudios demuestran que estas mutaciones se encuentran hasta en el 10 % de todos los casos de cáncer detectados a nivel mundial.

Por su parte, otros factores de riesgo que se deben tener en cuenta son los siguientes:

  • Ser mujer y tener más de 45 años.
  • Poseer obesidad o sobrepeso.
  • Menarquia precoz o menopausia tardía.
  • Recibir terapia de sustitución hormonal durante la menopausia.
  • Consumir bebida alcohólicas.
  • No tener hijos ni amamantar.
  • Tener antecedentes familiares o personales de cáncer de mama.

Diagnóstico del cáncer de mama

El médico deberá realizar un interrogatorio y un examen físico completo con la finalidad de determinar los signos y síntomas de la enfermedad. El especialista también deberá observar el seno afectado y lo palpará en busca de una tumoración anormal.

A pesar de todo, el diagnóstico definitivo del cáncer de mama se obtiene después de la realización de una prueba de imagen y una biopsia. La imagen más utilizada para la detección de la enfermedad es la mamografía. La misma emplea rayos X a bajas dosis para obtener una imagen del tejido mamario y estudiar la tumoración.

Otras pruebas de imagen que pueden resultar de utilidad son la ecografía mamaria y la tomografía computarizada. Una vez se determina la presencia de una tumoración con señales de malignidad, el especialista indicará la realización de una biopsia. Este procedimiento consiste en la extracción de la lesión o una muestra de ella con la finalidad de estudiarla bajo el microscopio.

Las biopsias ofrecen información más detallada sobre la enfermedad y el estadio en el que se encuentra. De esta manera, la realización de la misma es fundamental para decidir la terapéutica.

Tratamiento

La principal opción terapéutica para combatir el cáncer de mama es un procedimiento quirúrgico que implica la extirpación de la glándula mamaria. El procedimiento en cuestión se conoce como mastectomía y puede ser radical o parcial. En la mastectomía radical se eliminará toda la glándula, mientras que en la parcial se extirpa solo el tejido afectado y una porción circundante.

Algunos tipos de cáncer de mama pueden diseminarse a través de los ganglios linfáticos, por lo que se realiza el estudio del ganglio centinela durante la operación. Se analiza el ganglio donde drena la zona afectada en busca de metástasis. Dicho estudio es muy confiable e investigaciones demuestran que tiene una precisión del 98 %.

Por otro lado, el uso de quimioterapia y radioterapia también puede ser de utilidad en el tratamiento de la afección. Ambos procedimientos reducen el tamaño del tumor antes de la realización de una mastectomía. Además, sirven en los estadios más avanzados.

Existen otras técnicas terapéuticas para el cáncer de seno entre las que destacan la terapia dirigida, la inmunoterapia y la terapia hormonal. No obstante, la aplicación de las mismas dependerá de las características particulares del tumor.

Quimioterapia para cáncer de mama.
La quimioterapia suele ser un complemento de la cirugía, al igual que la radioterapia para el cáncer de seno.

Prevención del cáncer de mama

Por desgracia, no existe un método 100 % efectivo que permita prevenir el cáncer de mama. No obstante, se puede reducir su probabilidad de aparición. Es importante recordar que la enfermedad está asociada a múltiples factores de riesgo, dependientes del estilo de vida.

Se recomienda llevar un estilo de vida saludable, con una dieta balanceada y realizar algún tipo de actividad física. También es posible seguir las siguientes recomendaciones:

  • Bajar de peso.
  • Disminuir el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Dejar de fumar.
  • No recibir terapia de sustitución hormonal después de la menopausia.
  • Tener hijos y amamantar.

Por otro lado, también se recomienda que las mujeres se realicen una autoexploración de mama todos los meses. La misma permitirá detectar alguna tumoración anormal de forma temprana. Se debe hacer entre 5 y 7 días después de la menstruación.

Una enfermedad que suele tener buen pronóstico

El cáncer de mama es una patología oncológica padecida por millones de personas alrededor del mundo. Tiene un buen pronóstico cuando se diagnostica en sus etapas iniciales. La mayoría de las personas pueden curarse totalmente si el tumor es pequeño.

Por otro lado, el diagnóstico en las etapas avanzadas está asociado con una expectativa de vida baja, sobre todo si existe metástasis a órganos lejanos. En este sentido, es fundamental consultar al médico de forma inmediata ante la presencia de cualquier anormalidad en los senos.

Te podría interesar...
¿Cómo puedo prevenir el cáncer de mama?
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
¿Cómo puedo prevenir el cáncer de mama?

Prevenir el cáncer de mama es una de las preocupaciones actuales de la medicina, ya que esta enfermedad es muy prevalente en el mundo.



  • Soto Flores W. Cáncer de mama. Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica. 2015; 71(617): 799-802.
  • Weigelt B, Geyer FC, Reis-Filho JS. Histological types of breast cancer: how special are they? Mol Oncol. 2010;4(3):192-208.
  • Sun YS, Zhao Z, Yang ZN, Xu F et al. Risk Factors and Preventions of Breast Cancer. Int J Biol Sci. 2017;13(11):1387-1397.
  • McDonald ES, Clark AS, Tchou J, Zhang P et al. Clinical Diagnosis and Management of Breast Cancer. J Nucl Med. 2016;57 Suppl 1:9S-16S.
  • Coughlin SS. Epidemiology of Breast Cancer in Women. Adv Exp Med Biol. 2019;1152:9-29.
  • Thorat MA, Balasubramanian R. Breast cancer prevention in high-risk women. Best Pract Res Clin Obstet Gynaecol. 2020;65:18-31.