Tipos de manchas en la cara

La piel es un órgano que puede presentar diversas variaciones en algunas de sus características a lo largo de la vida. Las manchas en la zona del rostro son una de las más comunes.
Tipos de manchas en la cara
Leonardo Biolatto

Revisado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 31 agosto, 2021.

Escrito por Maite Córdova Vena, 31 agosto, 2021

Última actualización: 31 agosto, 2021

La piel del rostro forma parte de la carta de presentación en sociedad. Por esto mismo, muchas personas se esmeran por cuidarla y mantenerla lo más sana posible. Sin embargo, en ocasiones, parecen inevitables ciertos tipos de manchas en la cara.

Las manchas en la cara son zonas en las que el color de la piel es irregular, pudiendo ser más claras o más oscuras que el resto. Esto puede tener diversas causas, como erupciones cutáneas y cambios hormonales.

No todos los tipos de manchas en la cara tienen el mismo origen ni pueden tratarse de la misma manera. Por ello, a continuación haremos un repaso por las más comunes. Si consideras que presentas alguna de ellas, te recomendamos que acudas al dermatólogo.

Melasma

El melasma es uno de los trastornos cutáneos más comunes. Se desarrolla de forma lenta. Típicamente, afecta la zona central del rostro. Produce manchas de color café (que van de un tono claro a uno oscuro).

Se trata de un trastorno crónico y recidivante, más común en mujeres durante y después del embarazo, según indica la evidencia científica. También es común en mujeres que toman pastillas anticonceptivas.

Pecas

Las pecas son otro de los tipos de manchas de la piel más comunes. Suelen ser más frecuentes en personas de tez clara. Se trata de un tipo de lesión benigna, relacionada con la síntesis de los melanocitos.

En general, son manchas de color café (que pueden tener un tono más o menos oscuro), aunque en algunos casos pueden ser negras. No suelen ser mayores de medio centímetro.

Las pecas que están presentes en la piel desde el nacimiento reciben el nombre de nevus congénitos. Las que aparecen durante la infancia, adolescencia o edad adulta reciben el nombre de pecas comunes.

Pecas en una niña.
Las pecas son manchas benignas que no evolucionan a malignidad.

Pitiriasis alba

La pitiriasis alba es un trastorno de la piel crónico. No suele producir síntomas y es más frecuente durante la infancia. Las manchas que produce son de color claro y se localizan sobre todo en el área del rostro. Pero también pueden aparecer en zonas expuestas a la luz solar.

Según indican algunas fuentes, no hay tratamiento específico. Debe diferenciarse del vitíligo, que es un proceso con otras causas.

Fitofotodermatitis

La fitofotodermatitis es una reacción que se produce por el contacto con algunas sustancias vegetales (como el zumo de limón, el perejil, el eneldo y la hierba) y la posterior exposición al sol. Algunos estudios de casos aclaran que las lesiones no aparecen de forma inmediata.

Comienzan horas o incluso días después de la exposición. Esto dificulta el diagnóstico, sobre todo en los niños, pues no tienden a recordar el contacto accidental con los agentes causales.

Lunares o nevos

Los lunares o nevos son manchas que pueden ser de tono café (más o menos claro) o negro. Según los expertos de la Clínica Mayo, aparecen durante la niñez y la adolescencia. La mayoría de las personas los tienen. Se debe revisar si cambian de aspecto o desaparecen con el tiempo.

A diferencia de otros tipos de manchas en la cara, los lunares pueden tener bordes redondeados. Por otra parte, pueden poseer una ligera elevación y solo miden unos pocos milímetros.

Lentigos

Los lentigos son manchas benignas que se asocian con un aumento en el número de melanocitos y la producción de melanina. Van de un tono marrón a negro, tienen bordes bien delimitados y pueden tener distintas localizaciones. Se suelen confundir con pecas.

Los lentigos pueden ser de dos tipos:

  • Simples: que pueden aparecer en cualquier superficie mucocutánea.
  • Solares, actínicos o seniles: se desarrollan en áreas fotoexpuestas, inducidos por las radiaciones ultravioletas (UV).

Cuperosis

Otro de los tipos de manchas en la cara que puede presentar una persona es la cuperosis. Tienen un tono rojizo y se ubican en las mejillas, el dorso de la nariz y el mentón.

Se producen por un aumento de la presión sanguínea a nivel local, por lo que la piel presenta pequeños vasos capilares dilatados. No obstante, también se asocian con cambios hormonales y con la sobreexposición al sol. Además del enrojecimiento, la cuperosis puede causar sequedad y sensibilidad en la piel.

Manchas de acné

Las manchas o marcas de acné (también conocidas como marcas de hiperpigmentación postinflamatorias) son comunes en personas que han tenido acné moderado a severo. Pueden tener un tono rojizo o marrón y son consecuencia de un exceso de melanina.

Se manifiestan después de que la imperfección ha disminuido. Existen distintos tratamientos dermatológicos que ayudan a mitigar o incluso eliminar estas marcas.

Acné severo que mancha la cara.
Las cicatrices por acné se asocian a casos moderados o severos de la patología.

¿Qué hay que tener en cuenta?

La exposición solar excesiva (con o sin protección solar adecuada) puede agravar varios tipos de manchas en la cara. Por ello, se recomienda prudencia con el sol día a día, en cualquier estación y no solo a la hora de ir a la playa o salir al aire libre en verano.

También es preciso evitar aplicarse productos cosméticos de venta libre con propiedades aclarantes o despigmentantes en las zonas oscurecidas sin la autorización de un profesional. Muchas veces, este tipo de aplicaciones no tienen el efecto deseado y solo empeoran (y extienden) las manchas.

Por lo mismo, los remedios caseros como los que se elaboran a partir de zumo de limón, tampoco son recomendables. Hay que tener en cuenta que si bien pueden aclarar la piel, también la irritan y la hacen más fotosensible.

Te podría interesar...
Hiperpigmentación posinflamatoria y acné: ¿cómo se relacionan?
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Hiperpigmentación posinflamatoria y acné: ¿cómo se relacionan?

La hiperpigmentación posinflamatoria es un problema estético al que las personas con acné pueden enfrentarse en mayor o menor medida.