Pipas de girasol: beneficios y contraindicaciones

Te vamos a mostrar los nutrientes que aportan las pipas de girasol, así como los posibles beneficios o contraindicaciones derivados de su consumo.
Pipas de girasol: beneficios y contraindicaciones
Saúl Sánchez

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez.

Última actualización: 23 mayo, 2022

Las pipas de girasol son alimentos de alta calidad que se pueden incluir en el contexto de una dieta variada y equilibrada. Eso sí, habrá que comerlas con moderación y teniendo en cuenta una serie de consideraciones que te iremos comentando a continuación. Así les sacarás el máximo partido.

La ingesta de frutos secos y de semillas está de moda. Hablamos de alimentos con una elevada densidad nutricional que ayudan a completar los requerimientos diarios de muchos elementos esenciales, como hierro, calcio, zinc y magnesio. Gracias a ellos se puede mantener un buen estado de salud con el paso del tiempo.

Pipas de girasol, fuente de ácidos grasos

Las pipas de girasol son fuente de lípidos, pero en este caso de grasas de calidad. Destacan sobre todo los ácidos grasos de tipo insaturado, capaces de ayudar a mantener el equilibrio inflamatorio en el medio interno. Eso sí, es importante tener presente que sobre todo abundan en el interior de estos alimentos los de la serie omega 6.

Para garantizar un buen funcionamiento del organismo a medio plazo, es positivo equilibrar la ingesta de lípidos omega 3 y omega 6. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Nutrition.

De este modo se minimizan los procesos inflamatorios y oxidativos, logrando mantener el equilibrio en el medio interno. Por desgracia, la mayor parte de las dietas presenta un porcentaje mucho mayor de las grasas del segundo grupo.

Ahora bien, simplemente hay que optimizar la dieta para lograr satisfacer estos requerimientos a nivel nutricional. Si se incrementa la presencia de pescados azules o de semillas de chía se debería de acercar el consumo de ambos tipos de nutrientes. Sea como fuere, vigilar el perfil lipídico de los comestibles resulta crucial para mantener al organismo funcional.

Las pipas y su aporte proteico

Además de ácidos grasos, las pipas son fuente de proteínas. Hablamos de nutrientes de bajo valor biológico, puesto que no contienen todos los aminoácidos esenciales y no presentan una buena puntuación en cuanto a digestibilidad.

No obstante, resultan muy útiles de cara a satisfacer los requerimientos diarios. Estos se estiman en al menos 0,8 gramos de proteína por kilo de peso en personas sedentarias, según un estudio publicado en Annals of Nutrition & Metabolism.

De hecho, estos valores pueden duplicarse o triplicarse con facilidad en deportistas, debido al alto desgaste a nivel muscular. Por desgracia, ni en los escenarios más conservadores en cuanto a aporte proteico suelen cubrirse los requerimientos, lo que da lugar al desarrollo de problemas relacionados con la funcionalidad de la masa magra con el paso del tiempo.

Entre otras alteraciones, una ingesta insuficiente en cuanto a proteínas puede incrementar el riesgo de sufrir sarcopenia, una patología que cursa con destrucción de la masa muscular y pérdida de fuerza.

Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Nutrition Research. Experimentar este problema durante la edad adulta avanzada se relaciona con una mortalidad por cualquier causa.

Ahora bien, cabe destacar que para evitar alteraciones en la funcionalidad del tejido magro lo fundamental es garantizar el consumo de proteínas de origen animal. Estas se han de complementar con otras vegetales, contribuyendo así a alcanzar los requerimientos estipulados. En el peor de los casos, existe la oportunidad de incluir en la pauta algunos suplementos de proteínas.

Las pipas de girasol son fuente de minerales

Las pipas de girasol tienen varios beneficios
Antes de consumir un alimento con regularidad, conviene conocer a detalle sus principales características desde el punto de vista nutricional.

Dentro del apartado de los micronutrientes debemos hacer especial hincapié en el contenido en magnesio de las pipas de girasol. Hablamos de un elemento esencial que desempeña un papel importante en la fisiología del sueño, pudiendo alterar ciertos parámetros asociados al sistema nervioso central. Es fundamental cubrir los requerimientos diarios para gozar de un buen descanso nocturno.

Puede resultar relativamente frecuente la suplementación con el mineral para lograr un sueño más reparador, muchas veces en conjunción con la melatonina. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nutrients, el magnesio es sobre todo eficiente en mujeres de cara a mejorar la calidad del sueño, aunque puede tener otras implicaciones importantes en el organismo.

Por ejemplo, se plantea que una ingesta adecuada del mineral ayudaría a garantizar una mejor recuperación muscular tras el ejercicio intenso. A día de hoy todavía faltan evidencias lo suficientemente sólidas para confirmar esta postura.

Sin embargo, lo que sí parece seguro es que un déficit del mismo podría afectar a la fisiología de un modo negativo, limitando las adaptaciones posteriores a la actividad.

Resulta clave satisfacer las necesidades diarias de los micronutrientes esenciales. Estos no se pueden producir en el interior del organismo y dependemos de los alimentos para incluirlos en cantidades suficientes. Si bien la suplementación no siempre logra beneficios, está claro que cubrir los requerimientos evitará más de un problema de salud grave.

La vitamina E, un poderoso antioxidante presente en las pipas

No podemos hablar de los micronutrientes de las pipas sin hacer especial referencia al contenido en vitamina E de estos alimentos. Este nutriente cuenta con una poderosa función antioxidante dentro del organismo, tal y como afirma un estudio publicado en la revista IUBMB Life.

Gracias al nutriente se neutraliza la producción de radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos del organismo.

Dicho mecanismo ha demostrado ser capaz de ayudar a prevenir el desarrollo de muchas patologías crónicas y complejas. Ahora bien, su importancia no termina aquí, ya que también pueden retrasar la aparición de los signos del envejecimiento. Incluso para deportistas son importantes, favoreciendo la recuperación muscular tras el entreno intenso.

En este sentido, cabe destacar que los antioxidantes de mayor calidad se encuentran sobre todo en los alimentos de origen vegetal. Es cierto que podemos encontrar elementos sintetizados de forma endógena, como el glutatión, pero su producción adecuada dependerá también de una correcta ingesta de aminoácidos. Por lo tanto la dieta es clave en todo este proceso.

Incluso cabe la oportunidad de incluir en la pauta algún suplemento de antioxidantes para potenciar los beneficios, aunque esto no está recomendado en todos los casos.

Por ejemplo, en el contexto del deporte de élite un consumo excesivo de dichos compuestos podría bloquear los procesos de señalización celular, reduciendo parcialmente las adaptaciones y perjudicando el rendimiento.

Las contraindicaciones de las pipas de girasol

El consumo de pipas de girasol presenta muchas ventajas y beneficios para la salud. Ahora bien, no está exento de riesgos, sobre todo cuando se plantea de una manera inadecuada. Los principales son los siguientes.

Exceso en el aporte energético

Al estar constituidas fundamentalmente por ácidos grasos, las pipas de girasol son muy energéticas. Consumidas con moderación en el contexto de una dieta equilibrada no provocarán alteraciones, pero si se comen en exceso se podría experimentar un incremento del peso corporal a partir de la acumulación de tejido adiposo subcutáneo. Esto se ha relacionado con un peor estado de salud, según las evidencias más recientes.

No todos los tipos de pipas son igual de saludables

Dolor por consumo de pipas de girasol
Saber escoger el tipo de semilla y la cantidad adecuada para su consumo es importante para evitar problemas digestivos.

En el mercado podemos encontrarnos un sinfín de tipos de pipas de girasol diferentes. Las mejores son aquellas que se comercializan al natural, sin aditivos ni elementos añadidos. No obstante, es frecuente que se presenten con sal, colorantes y incluso sustancias y salsas que puedan variar su sabor final.

En relación al consumo de sal hay que ser cautos. Es cierto que no todas las personas responden igual ante dicho producto, y que es necesario para la vida, pero no se debe ingerir en exceso. De lo contrario podría experimentarse un incremento en los niveles de presión arterial, en ciertos casos.

Del mismo modo, conviene limitar la presencia en la pauta de algunos productos químicos como los aditivos artificiales. En muchos casos estos resultan inocuos para el organismo, pero existen grupos de los mismos que pueden interaccionar de manera negativa con la microbiota, originando así problemas de tipo digestivo.

Si el consumo es excesivo podrían inflamar

Ya hemos comentado la necesidad de mantener un aporte equilibrado entre los ácidos de la serie omega 3 y los de la serie omega 6.

De lo contrario, se podría experimentar un incremento de los niveles de inflamación en el organismo, aumentando la incidencia de muchas patologías crónicas y complejas. Para evitar esto habrá que optimizar la dieta, teniendo también cuidado con el consumo de pipas de girasol.

Pueden provocar atragantamiento

Aunque este no es un problema demasiado frecuente en la población adulta, sí lo es entre los más pequeños. No conviene ofrecer pipas de girasol a los niños que todavía no han desarrollado un cierto nivel de eficiencia en el control motor o en el proceso de masticación y deglución. De este modo se reduce el riesgo de atragantamientos, algo que podría poner en riesgo su vida.

Cuidado con consumir pipas mientras se realiza otra actividad

Comer pipas de girasol en cantidades moderadas y controladas no resulta nocivo para la salud a medio plazo. Ahora bien, será determinante evitar la ingesta de este tipo de alimentos mientras se realiza cualquier otra actividad, algo que puede hacer que perdamos la noción de la dosis ingerida.

No pasará nada porque esto suceda de manera puntual, pero como norma general las pipas deberían de formar parte de una comida bien estructurada.

Por ejemplo, se pueden comprar ya peladas y añadir a algún lácteo fermentado, como el yogur. Así se consigue incrementar la densidad nutricional del alimento, convirtiéndolo en un elemento idóneo para favorecer la recuperación muscular tras una actividad física intensa.

Pipas de girasol, alimentos beneficiosos

Las pipas de girasol son beneficiosas para la salud. Eso sí, has de tener en cuenta las consideraciones que hemos expuesto de cara a maximizar los efectos positivos y minimizar los riesgos asociados a su ingesta. Recuerda que uno de los puntos clave de cara a incrementar la calidad de la dieta es la variedad, así como el equilibrio a nivel energético.

Ten siempre presente que para mantener un buen estado de salud no solo basta con cuidar la alimentación. Es preciso promocionar una serie de hábitos adecuados en conjunto. De entre ellos podemos destacar la exposición regular a la luz solar, la práctica de ejercicio físico de manera regular y un buen descanso nocturno. En el caso de que tengas dudas al respecto, lo mejor es consultar con un profesional.

Te podría interesar...
¿Qué es el NutriScore?
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
¿Qué es el NutriScore?

El NutriScore constituye un sistema de categorización y etiquetado de alimentos por medio de una escala de colores de rojo a verde.



  • Shetty, S. S., Kumari N, S., & Shetty, P. K. (2020). ω-6/ω-3 fatty acid ratio as an essential predictive biomarker in the management of type 2 diabetes mellitus. Nutrition (Burbank, Los Angeles County, Calif.)79-80, 110968. https://doi.org/10.1016/j.nut.2020.110968.
  • Richter, M., Baerlocher, K., Bauer, J. M., Elmadfa, I., Heseker, H., Leschik-Bonnet, E., Stangl, G., Volkert, D., Stehle, P., & on behalf of the German Nutrition Society (DGE) (2019). Revised Reference Values for the Intake of Protein. Annals of nutrition & metabolism74(3), 242–250. https://doi.org/10.1159/000499374.
  • Naseeb, M. A., & Volpe, S. L. (2017). Protein and exercise in the prevention of sarcopenia and aging. Nutrition research (New York, N.Y.)40, 1–20. https://doi.org/10.1016/j.nutres.2017.01.001.
  • Cao, Y., Zhen, S., Taylor, A. W., Appleton, S., Atlantis, E., & Shi, Z. (2018). Magnesium Intake and Sleep Disorder Symptoms: Findings from the Jiangsu Nutrition Study of Chinese Adults at Five-Year Follow-Up. Nutrients10(10), 1354. https://doi.org/10.3390/nu10101354.
  • Miyazawa, T., Burdeos, G. C., Itaya, M., Nakagawa, K., & Miyazawa, T. (2019). Vitamin E: Regulatory Redox Interactions. IUBMB life71(4), 430–441. https://doi.org/10.1002/iub.2008.
  • Koliaki, C., Liatis, S., & Kokkinos, A. (2019). Obesity and cardiovascular disease: revisiting an old relationship. Metabolism: clinical and experimental92, 98–107. https://doi.org/10.1016/j.metabol.2018.10.011.