¿Qué es la hiperlactancia?

La hiperlactancia es la producción excesiva de leche materna. Te indicamos sus características, causas y qué puedes hacer al respecto.
¿Qué es la hiperlactancia?
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 07 mayo, 2022

La hiperlactancia, la hiperlactación, el suministro excesivo de leche materna o el síndrome de hiperlactancia, es una condición tan compleja como desconocida. En el lenguaje popular se suele denominar como abundancia de leche o sobreproducción de leche, aunque en los contextos médicos se prefiere el uso de hiperlactancia. Este último término no está exento de inconvenientes, algo que veremos en las próximas líneas.

No existe una definición precisa de este síndrome, ya que lo pueden padecer tanto hombres como mujeres y existen desencadenantes fisiológicos internos o medioambientales. Tal y como advierten los expertos, a menudo deriva en el síndrome de hiperlactación infantil; es decir, un cuadro clínico en el que el aumento del flujo y de la cantidad de leche afecta directamente la salud del bebé.

Características de la hiperlactancia

Se conoce con el nombre de hiperlactancia a la producción de leche materna por encima de las necesidades del bebé. Debido a esto, la leche puede salir del pezón de la madre con demasiada rapidez y presión, lo que dificulta que el infante se alimente adecuadamente. Los investigadores utilizan además este término médico en los siguientes contextos:

  • Prolongación de la lactancia más allá del periodo normal.
  • Producción de leche en mujeres no lactantes.
  • Producción de leche en hombres.

Sin embargo, suele ser más adecuado categorizar las últimas dos condiciones bajo el término de galactorrea, una condición compleja por sí misma.

La hiperlactancia puede ocurrirle a cualquier mujer
La definición de la hiperlactancia es simplemente concebida como un aumento de producción de la leche materna. Si bien no suele tener repercusiones, es importante identificar la causa.

En las mujeres sanas que están lactando, lo que debería pasar es que disminuye la producción de la leche debido a la lactancia fisiológica y a la acumulación excesiva de leche en los ductos de la glándula mamaria (galactostasis).

Por una variedad de factores que analizaremos en breve, en las mujeres con hiperlactancia este mecanismo automático se revierte. Como consecuencia, la madre experimentará los siguientes síntomas de la hiperlactancia:

  • Fugas de leche entre las tomas.
  • Fuga copiosa del seno opuesto durante el amamantamiento.
  • Sensación constante de saciedad.
  • Dolor en las mamas.
  • Dolor al amamantar.

El síndrome también puede provocar mastitis, abscesos mamarios y obstrucción de los conductos. Como ya señalamos al comienzo, también puede generar el síndrome de hiperlactancia infantil. En estos casos, la sobreproducción afecta al bebé de la siguiente manera:

  • Atragantamiento o balbuceos durante al amamantamiento (por la presión y el flujo de leche).
  • Evacuaciones intestinales explosivas.
  • Cólicos más frecuentes de lo habitual.
  • Problemas para mantener la succión.
  • Aumento de peso.
  • Ansiedad justo antes de iniciar el amamantamiento.

La elevada producción de leche tiene repercusiones negativas tanto para la madre como para su bebé. Es un síndrome que se ha normalizado en muchos sentidos, o en el que también se ignoran las consecuencias.

Causas de la hiperlactancia

La hiperlactancia puede deberse a alteraciones en la glándula mamaria
Algunas alteraciones anatómicas o funcionales de las glándulas mamarias podrían favorecer la aparición de hiperlactancia.

No se conocen las causas de la hiperlactancia, aunque todo parece indicar que se produce por una confluencia de factores. En general, no todas las mujeres producen la misma cantidad de leche durante la lactancia: unas producen más y otras menos.

Los desequilibrios hormonales (incluyendo a la prolactina), la presencia de enfermedades subyacentes, los tumores pituitarios y las alteraciones en las glándulas mamarias pueden estar detrás del síndrome. Los investigadores señalan además que algunos patrones de amamantamiento pueden derivar en sobreproducción en mujeres que ya de por sí generaban mucha leche.

Por ejemplo, la sobrealimentación y la extracción de leche sin una necesidad fáctica pueden enviar señales al organismo para que produzca más. En ocasiones no se puede encontrar la razón por la cual se manifiesta el síndrome, de manera que sus causas permanecerán como idiopáticas.

Tratamiento para la producción excesiva de leche materna

Dado que la sobreproducción puede tener causas que se pueden tratar o controlar, lo recomendable es consultar con un profesional. Es posible determinar a través de una serie de evaluaciones cuál es el posible desencadenante y qué se puede hacer para afrontarlo. También es recomendable consultar con una puericultora o una consejera de apoyo en lactancia.

Al margen de esto existe una serie de hábitos que la madre puede incluir durante el amamantamiento. Por ejemplo, extraer un poco de leche justo antes de iniciar (en ningún caso después). Esto permitirá aliviar la presión y reducirá el flujo y la velocidad con la cual el bebé accederá a la leche. También se puede probar con la alimentación en bloques; esto es, amamantar al bebé solo con un pecho durante un horario prolongado.

Otra técnica que se puede usar es alimentar al bebé un poco antes de que esté hambriento, así la succión que hará al pezón será más suave. Esto ayudará a regular un poco el flujo de leche, también a su producción. Se puede probar además con protectores de pezones y otros artículos similares, así como con diferentes posiciones para reducir el flujo.

La sobreproducción de leche puede considerarse por muchas madres como una bendición, pero como hemos observado ocasiona más problemas que beneficios. La ayuda de diferentes especialistas puede ayudar a contrarrestar y sobrellevar el síndrome, de manera que nunca se debe cerrar las puertas a ellos con el ánimo de mejorar su bienestar personal y el del bebé.

Te podría interesar...
Lactancia: beneficios y consejos
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Lactancia: beneficios y consejos

El término lactancia hace referencia al hecho de alimentarse a través de la leche del seno de la madre. Se recomienda la lactancia en los 6 primero...



  • Livingstone, V. Too much of a good thing. Maternal and infant hyperlactation syndromes. Canadian Family Physician. 1996; 42, 89.
  • Smillie, C. M., Campbell, S. H., & Iwinski, S. Hyperlactation: how left-brained ‘rules’ for breastfeeding can wreak havoc with a natural process. Newborn and Infant Nursing Reviews. 2005; 5(1): 49-58.
  • van Veldhuizen-Staas, C. G. Overabundant milk supply: an alternative way to intervene by full drainage and block feeding. International Breastfeeding Journal. 2007; 2(1): 1-5