Grasa en la orina: causas y qué hacer

La grasa en la orina se puede detectar a través de pruebas que miden los lípidos en ella. Te enseñamos varias causas y qué hacer en estos casos.
Grasa en la orina: causas y qué hacer
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 08 septiembre, 2022

La grasa en la orina a menudo se caracteriza por una textura aceitosa o por la flotabilidad de esta en contraste con el agua. Estas son las señales indicadoras informales, ya que las pruebas de orina pertinentes son las únicas que pueden confirmar o negar la presencia de grasa en ella. Si has detectado los primeros indicios, te enseñamos algunas posibles causas de la grasa en la orina y qué hacer.

Como no podría ser de otra manera, la grasa de orina puede tener múltiples catalizadores. Reiteramos que las pruebas pertinentes y la evaluación de un profesional son el único medio para diagnosticar sus causas, de modo que la información que damos en breve es solo referencial.

Principales causas de la grasa en la orina

La orina es un indicador general de la salud de una persona. Esto se debe a que muchas alteraciones en el organismo ocasionan cambios directos en su color, olor y textura. A continuación analizamos puntualmente las principales causas de la grasa de la orina, y lo hacemos teniendo como referencia los aportes de los científicos.

1. Cetosis

Recibe el nombre de cetosis el proceso metabólico en el que el cuerpo procesa la grasa para obtener energía. La glucosa es la principal fuente de energía de organismo, pero este también está capacitado para procesar la grasa. Como subproducto de dicho proceso metabólico se producen cetonas, las cuales se pueden detectar en el aliento, la sangre y la orina.

Una cetosis leve no es un problema, pero niveles muy elevados pueden provocar una emergencia. La principal causa de este cambio metabólico es el ejercicio y la dieta. Los regímenes alimenticios con poca participación de carbohidratos y la combinación con ejercicio intenso incentiva dicho cambio metabólico (de hecho, se pierde grasa o peso gracias a él). Otros de sus posibles catalizadores son los siguientes:

  • Trastornos alimentarios (como anorexia y bulimia).
  • Diabetes.
  • Diarrea y vómitos continuos.
  • Embarazo.
  • Algunos desórdenes digestivos.
  • Dependencia al alcohol excesiva.
  • Inanición (ausencia de alimento por periodos prolongados).

La presencia de cetonas en la orina se puede detectar a través de una prueba de orina. Si la alteración de esta se acompaña de náuseas, vómitos, dificultad para respirar, somnolencia y confusión a menudo indicará un complicación moderada o grave.

2. Quiluria

La grasa en la orina en la filarias
La filariasis es una infección parasitaria que, en algunos pacientes, podría derivar en la presencia de grasa en la orina.

También conocida como orina quilosa, es una condición médica que se caracteriza por una orina de apariencia lechosa. Esto se debe a la apariencia de quilo (chyle), un fluido corporal compuesto por grasas emulsionadas, ácidos grasos libres y linfa. Los expertos catalogan a la quiluria en dos tipos: parasitaria y no parasitaria.

Hasta el 95 % de las causas parasitarias se atribuyen a una infección por W. bancrofti. Algunos defectos de nacimiento, las lesiones renales, los problemas genéticos y los tumores se cuentan entre las causas no parasitarias. Más allá de la textura aceitosa, el color lechoso o blanquecino es su principal señal distintiva.

3. Lipiduria

Lipiduria es el término que se utiliza para hacer referencia a los lípidos en la orina. La mayor parte de los casos es una consecuencia del síndrome nefrótico. Dicha condición provoca que los riñones expulsen más proteínas en la orina de lo que deberían. Sus causas son muy diversas, aunque los principales responsables son la glomeruloesclerosis focal y segmentaria y la enfermedad de cambios mínimos.

Como bien apuntan los expertos, el síndrome nefrótico puede derivar complicaciones, entre ellas anemia, crisis hipovolémica, enfermedades cardiovasculares, tromboembolismo, infecciones e insuficiencia renal. Sus síntomas son orina muy espumosa, retención de líquidos, pérdida de apetito y fatiga.

Tratamiento para la grasa en la orina

La grasa en la orina requiere evaluación médica
Si se tienen síntomas de sospecha, es importante acudir al médico para determinar la presencia y causa de la grasa en la orina.

De manera general, la presencia de grasa en la orina debe analizarse según el contexto del paciente para determinar la causa. Las personas deben estar atentas de los siguientes síntomas, los cuales a menudo indican una proceso que amerita atención médica:

  • Dolor al orinar.
  • Dolor abdominal.
  • Somnolencia continua.
  • Fatiga y cansancio.
  • Sangre en la orina.
  • Orina muy concentrada en color y olor.
  • Confusión.
  • Micción muy frecuente.

En todo caso, lo ideal es que te realices una prueba de orina para descartar o confirmar cualquiera de las afecciones señaladas. En función de los resultados, el especialista determinará el mejor tratamiento, o sugerirá algunos cambios en los hábitos diarios. También puede dar palabras de confianza cuando se trata de una consecuencia de hábitos saludables y seguros en tu día a día.

Te podría interesar...
Piel grasa: características y cuidados
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Piel grasa: características y cuidados

La piel grasa es causada por una sobreproducción de sebo por parte de las glándulas sebáceas. Descubre sus características y tratamiento.



  • Park SJ, Shin JI. Complications of nephrotic syndrome [published correction appears in Korean J Pediatr. 2012 Apr;55(4):151]. Korean J Pediatr. 2011;54(8):322-328.
  • Stainer V, Jones P, Juliebø SØ, Beck R, Hawary A. Chyluria: what does the clinician need to know?. Ther Adv Urol. 2020;12:1756287220940899. Published 2020 Jul 16.