Los efectos del envejecimiento en dientes y encías

¿Sabes de qué manera los dientes y las encías se recienten con la edad? Veámoslo de la mano de los expertos.
Los efectos del envejecimiento en dientes y encías
Diego Pereira

Revisado y aprobado por el médico Diego Pereira.

Última actualización: 10 julio, 2022

El envejecimiento se relaciona con cambios en casi todos los sistemas del cuerpo, los tejidos, las células y los órganos. El proceso es natural y en general no se puede prevenir, aunque algunos hábitos en el día a día contribuyen a reducir su impacto. Hoy repasamos los efectos del envejecimiento en los dientes y las encías.

Ciertamente, cuando pensamos en el envejecimiento es inevitable no pensar en los efectos que tiene en la salud bucodental. Las consecuencias se pueden potenciar por la presencia de enfermedades y la ingesta de algunos medicamentos, aunque incluso ante la ausencia de estos son frecuentes. Analizamos los efectos del envejecimiento en dientes y encías de acuerdo con los científicos.

¿Cuáles son los efectos del envejecimiento en dientes y encías?

La boca seca, los cambios en la percepción del gusto, el sabor metálico en la boca y los problemas para tragar alimentos y bebidas son complicaciones frecuentes durante el envejecimiento. Como bien nos recuerda Harvard Health Publishing, el bienestar de la boca envejecida está relacionado con la salud del resto del cuerpo.

Es por esta razón que la presencia de enfermedades subyacentes aumenta la probabilidad de desarrollar complicaciones. Por ejemplo, la diabetes, las enfermedades cardíacas y los problemas respiratorios pueden alentar los efectos naturales del envejecimiento en dientes y encías.

Todas estas son afecciones que empeoran típicamente en la vejez, de modo que su prevalencia es alta. Veamos algunas de las complicaciones más frecuentes.

1. Enfermedad periodontal

Los expertos han encontrado que el envejecimiento aumenta la prevalencia de la enfermedad periodontal. También conocida como enfermedad de las encías o periodontitis, se trata de una condición inflamatoria de desarrollo crónico que destruye el aparato de soporte dental. La mayoría de las veces es una complicación derivada de la gingivitis.

Se caracteriza por la formación de bolsillos profundos en el tejido periodontal. Allí se pueden alojar microorganismos anaerobios, entre los cuales destacan Eikenella corrodens, Aggregatibacter actinomycetemcomitans y Porphyromonas gingivalis.

Como consecuencia de sus procesos metabólicos desencadenan una reacción inflamatoria que afecta al ligamento periodontal, las encías y el hueso alveolar.

La enfermedad periodontal no suele presentar síntomas visibles hasta que alcanza sus etapas crónicas. En este punto las personas manifiestan lo siguiente:

  • Mal aliento (halitosis).
  • Mal sabor en la boca.
  • Encogimiento de las encías.
  • Aflojamiento de los dientes.
  • Encías de color oscuro o brillantes.
  • Dolor al masticar.
  • Espacios entre los dientes.
  • Pus entre los dientes y las encías.

De igual manera, pueden surgir complicaciones paralelas. La más común en la pérdida de los dientes. En determinadas condiciones, las bacterias que desencadenan el proceso inflamatorio pueden entrar en el torrente sanguíneo a través del tejido de las encías. Cuando lo hacen surgen infecciones en otras parte del cuerpo.

2. Caries dental

Los efectos del envejecimiento en dientes pueden provocar caries
Cuando las caries dentales se presentan durante un tiempo considerable, es más probable la aparición de complicaciones locales.

Los investigadores sugieren que la prevalencia de caries a partir de los 60 años en todo el mundo es de 49 %. Supera por mucho la prevalencia en la población infantil, de manera que la caries dental es uno de los efectos del envejecimiento en dientes más comunes. Las caries son una de las principales causas de pérdida de dientes en la población mayor.

Se trata de una enfermedad infecciosa crónica que resulta de la metabolización de los azúcares de las bacterias cariogénicas adheridas a los dientes. Como consecuencia se produce ácido que con el tiempo desmineraliza la estructura dental. Los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Sensibilidad en los dientes.
  • Dolor en las muelas.
  • Agujeros u hoyos presentes en las piezas dentales.
  • Manchas de color marrón o negro en la superficie de los dientes.
  • Dolor al morder los alimentos.

Cuando no se tratan pueden provocar abscesos dentales, inflamación en las encías, pérdida de dientes y problemas para masticar. Pueden surgir como consecuencia de la enfermedad periodontal.

3. Infecciones en la boca

Las infecciones bucales pueden terminar por afectar los senos paranasales. Los especialistas catalogan a estas condiciones como una complicación frecuente en los adultos mayores. Aunque las hay de muchos tipos, una de las más comunes es la candidiasis oral.

Se estima que hasta el 47 % de los pacientes ancianos la desarrolla, y muchas veces pasa desapercibida. Las síntomas característicos son los siguientes:

  • Manchas blancas en el interior de las mejillas, la lengua y el paladar.
  • Pérdida del gusto.
  • Sensación de boca algodonada.
  • Dolor al comer o beber.
  • Enrojecimiento y dolor en las áreas afectadas.

La ingesta de algunos medicamentos y enfermedades como diabetes pueden hacer de esta una complicación recurrente. Si no se trata se puede derivar al esófago y, en sistemas inmunitario debilitados, a otras partes del cuerpo.

4. Reducción del esmalte dental

Por último, otro de los efectos del envejecimiento en dientes y encías más comunes es la reducción del esmalte dental. En promedio, la reducción del esmalte debido a desencadenantes naturales empieza en torno a los 50 años y se agudiza después de los 60.

Para entonces las capas de esmalte son un tercio en cuanto a grosor en contraste con la población joven. Origina decoloración, sensibilidad y dolor al masticar.

Cómo proteger los dientes del envejecimiento natural

Los efectos del envejecimiento en dientes dependen de los cuidados diarios
Los cuidados diarios como el cepillado después de cada comida son fundamentales para prevenir enfermedades bucodentales.

Los hábitos de vida predicen el impacto del envejecimiento en la salud. De esta manera, existen muchas formas de proteger los dientes de sus efectos:

  • Reduce o evita la ingesta de tabaco y alcohol.
  • Reduce la ingesta de café a lo largo del día.
  • Cepíllate al menos 3 veces al día durante un promedio de 2 minutos.
  • Evita la ingesta de alimentos muy duros, muy fríos y muy calientes.
  • Utiliza hilo dental todos los días.
  • Reduce o evita la ingesta de bebidas carbonatadas.
  • Asiste al menos una vez al año a la consulta con el dentista.
  • Limita el consumo de alimentos muy dulces.
  • Bebe abundante agua a lo largo del día.
  • Mantén controladas las enfermedades subyacentes.

Cuidar tus dientes del envejecimiento no es una tarea difícil, solo debes asimilar ciertos hábitos como parte de tu rutina diaria. En caso de que detectes los síntomas de las complicaciones reseñadas no dudes en buscar ayuda profesional. Actuar a tiempo es imprescindible para reducir el deterioro de tu bienestar y la presencia de afecciones relacionadas.

Te podría interesar...
7 causas de los dientes manchados
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
7 causas de los dientes manchados

La sociedad no tiene reparo en juzgar el color de las piezas dentales. Conoce 7 causas de los dientes manchados y qué hacer al respecto.



  • Chan AKY, Tamrakar M, Jiang CM, Lo ECM, Leung KCM, Chu CH. A Systematic Review on Caries Status of Older Adults. Int J Environ Res Public Health. 2021;18(20):10662.
  • Chan AKY, Tamrakar M, Jiang CM, Lo ECM, Leung KCM, Chu CH. Common Medical and Dental Problems of Older Adults: A Narrative Review. Geriatrics (Basel). 2021;6(3):76.
  • Clark D, Kotronia E, Ramsay SE. Frailty, aging, and periodontal disease: Basic biologic considerations. Periodontol 2000. 2021;87(1):143-156.
  • Laurent M, Gogly B, Tahmasebi F, Paillaud E. Les candidoses oropharyngées des personnes âgées [Oropharyngeal candidiasis in elderly patients]. Geriatr Psychol Neuropsychiatr Vieil. 2011 Mar;9(1):21-8. French.