Dieta Noom: ¿en qué consiste?

Te vamos a explicar en qué consiste la dieta Noom, un planteamiento basado en el uso de la tecnología que permite estimular la pérdida de peso.
Dieta Noom: ¿en qué consiste?
Saúl Sánchez

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez.

Última actualización: 02 enero, 2022

La dieta Noom supone un nuevo método para perder peso, basado en este caso en el soporte de las nuevas tecnología para generar adherencia. Apuesta por una transformación completa a través de un cambio en los hábitos de vida, consiguiendo así promocionar la práctica de ejercicio físico, un mejor descanso y una reducción de los niveles de estrés.

Este mecanismo se creó en el año 2008 y se pone en marcha a través de un móvil o de una tableta. Los subscriptores reciben de manera periódica los planes de nutrición, así como los objetivos propuestos. Ahora bien, todos los planteamientos están desarrollados por expertos en la materia, lo que asegura su viabilidad y seguridad. No se trata de un tipo de dieta milagro.

¿Cómo se articula la dieta Noom?

Cuando una persona pretende comenzar con la dieta Noom ha de cubrir primero un cuestionario referente a una serie de datos personales. Entre ellos se encuentran el sexo, la edad, la altura, el peso ideal y el peso objetivo. También se realizan cuestiones sobre hábitos diarios, para conocer de este modo la situación inicial de cada paciente. A partir de aquí existe un algoritmo que calcula la energía diaria que se debe administrar.

A pesar de que la aplicación cuenta con una serie de procesos tecnológicos que ayudan a la confección de la pauta, existe también supervisión por parte de profesionales para evitar desajustes o problemas en la adherencia. No solo importa la dieta, sino que se realizarán del mismo modo ciertas encuestas sobre actividad física y situación emocional o conductual, para así poder aplicar un protocolo exitoso.

Se trata de un programa que funciona los primeros 14 días de manera gratuita, aunque para continuar será necesario pagar una suscripción de 6 meses que dará acceso a todos los servicios de la aplicación. Es sencillo de llevar a cabo y puede aplicarse en varios contextos distintos. No obstante, si existe alguna patología previa que condicione la dieta podría no ser adecuado.

La dieta Noom aplica un método de diferenciación de los alimentos bastante intuitivo. Se clasifican los comestibles en rojos, verdes y amarillos según la cantidad de veces que puedan aparecer en la pauta de manera regular. No se etiqueta a los productos como buenos o malos, sino como elementos de consumo habitual o puntual.

Al principio, la dieta Noom apuesta por generar un ligero déficit energético para conseguir promocionar la pérdida de peso. Se desbloquea también un chat grupal en el que se puede contactar con especialistas certificados que ayuden en el proceso, para así resolver dificultades.

Alimentos incluidos en la dieta Noom

La clasificación de alimentos de la dieta Noom
Algo positivo de la dieta Noom es que no califica a los alimentos en buenos o malos, sino en función de la cantidad de veces que pueden ser incorporados.

Una de las características principales de la dieta Noom es que no excluye ningún alimento. Sin embargo, realiza una diferenciación en cuanto a la calidad de los mismos. Así se encuentran los siguientes grupos:

  • Alimentos verdes: son fundamentalmente de origen vegetal, tanto frutas como verduras. También los lácteos desnatados y los cereales integrales entrarían aquí dentro.
  • Alimentos amarillos: su consumo debería ser moderado. Aquí se concentran muchos comestibles frescos de origen animal, como la carne, los pescados, los huevos, las legumbres y los cereales refinados.
  • Alimentos rojos: su ingesta sería circunstancial y puntual. No deben aparecer de forma frecuente o en cantidades elevadas. Ejemplos podrían ser las carnes procesadas, el aceite, las mantequillas de frutos secos, el azúcar, las especias y los productos con alto contenido en grasa.

Beneficios de la dieta Noom

De entre los principales beneficios de la dieta Noom podemos destacar la mejora de la composición corporal, lo que contribuirá a conseguir un mejor estado de salud. La obesidad se considera uno de los principales factores de riesgo para el desarrollo de patologías crónicas y complejas, según un estudio publicado en la revista Metabolism.

Cabe destacar que no todas las personas responden del mismo modo al tratamiento. Algunas conseguirán iniciar la pérdida de peso gracias al cambio de hábitos. En otros casos, podría ser necesario ajustar las recomendaciones o plantear un programa de ganancia de fuerza más agresivo en un principio que permitiese generar un déficit energético superior.

La dieta Noom consigue aportar una buena cantidad de fitoquímicos procedentes de las plantas con actividad antioxidante. Estos compuestos neutralizan la formación de los radicales libres y su posterior acumulación en los tejidos del organismo. Dicho mecanismo se relaciona con un menor riesgo de enfermar, tal y como evidencia una investigación publicada en la revista Journal of Complementary & Integrative Medicine.

Es clave destacar que este planteamiento dietético reduce la presencia de los alimentos ultraprocesados en las rutinas. Gracias a ello se consumirá una menor cantidad de ácidos grasos de tipo trans. Estos elementos han demostrado incrementar los niveles de inflamación en el interior del cuerpo humano, consiguiendo así promocionar el desarrollo de problemas metabólicos.

Contras de la dieta Noom

La dieta Noom y deportistas
Para los deportistas, puede que la aplicación de la dieta Noom se quede corta en cuanto al suministro de proteínas. Estos macronutrientes son vitales para asegurar al crecimiento muscular.

A pesar de los beneficios comentados, esta pauta tiene una serie de inconvenientes. Se trata de un plan que resultará útil para algunas personas, pero no extensible a todo el mundo. Al fin y al cabo, uno de los principios de la nutrición es la individualización. No solo importa esto a la hora de generar adherencia, sino también en lo que a prevención de patologías se refiere.

Uno de los principales puntos en contra de la dieta Noom tiene que ver con su escaso aporte proteico. Los alimentos con proteínas de alto valor biológico se catalogan en amarillo, cuando lo óptimo es que formen parte de la dieta regular. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Journal of the International Society of Sports Nutrition, es aconsejable que las personas que hacen deporte consuman mas de 1,3 gramos de proteína por kilo de peso al día.

De no alcanzarse estos requerimientos, podría provocarse catabolismo de la masa magra derivado de la práctica de ejercicio aeróbico, lo que se traduce en un menor déficit energético posterior. Además, lo más recomendado a nivel de salud es promocionar la ganancia de fuerza. Para ello se vuelve crucial incrementar el aporte de proteínas, con el objetivo de favorecer las adaptaciones musculares.

La dieta Noom evita el consumo regular de lácteos enteros. Las evidencias actuales se posicionan a favor de este tipo de productos. Si se le retira la grasa, se pierde también una buena cantidad de vitaminas liposolubles, como la A y la D. Esta última se considera determinante a la hora de promocionar un buen estado de salud. Sin embargo, suele ser deficitaria en una gran parte de la población, según un artículo publicado en Reviews in Endocrine & Metabolic Disorders.

La importancia de unos buenos hábitos

Lo que sí tiene a favor la dieta Noom es que promociona los buenos hábitos de vida a nivel general. Mucha gente piensa que para bajar de peso o para mejorar la salud basta con modificar la dieta, y esto no es así. Por ejemplo, si se duerme poco la tasa metabólica basal y el apetito podrían verse condicionados, lo que repercutiría sobre la acumulación de grasa con el paso del tiempo.

De nada servirá plantear una alimentación baja en calorías si no existe un porcentaje mínimo de masa muscular en el cuerpo. En este caso el gasto diario será muy pequeño, por lo que aun con un aporte escaso de nutrientes no se conseguirá estimular la movilización y la oxidación de las grasas. Todavía peor en el caso de que exista resistencia a la insulina.

En contra de lo que se creía de manera tradicional, el trabajo de resistencia no es el mejor para generar cambios positivos en la composición corporal. Hay que articular el planteamiento en torno a la actividad física de fuerza. Siempre garantizando un nivel mínimo de intensidad. Así se conseguirá que el tejido muscular se adapte, creciendo, y que cada vez el cuerpo gaste más energía en reposo.

Como complemento, resulta ideal exponerse a la luz solar de manera frecuente. Es la manera más eficiente de conseguir aumentar los niveles de vitamina D. Este compuesto ha demostrado ayudar a prevenir el desarrollo de múltiples patologías complejas. Desafortunadamente, su aporte por medio de la dieta es insuficiente. Pocos alimentos lo contienen y en cantidades escasas.

La dieta Noom no es un buen planteamiento para todo el mundo

A pesar de que muchas personas podrían beneficiarse de la dieta Noom y conseguir buenos resultados a nivel de salud y composición corporal, no se trata de un método infalible. Por ejemplo, no es válido para personas que se encuentran bajo pautas de medicación, puesto que no se suelen contemplar las interacciones fármaco-alimento, lo que podría dar lugar a problemas.

Los pacientes con enfermedades complejas como el hipotiroidismo puede que no experimenten grandes mejorías a partir de este planteamiento. En este contexto, lo primordial será la individualización, consiguiendo así ejecutar los procesos que provoquen mejores resultados en cada uno de ellos. El ejercicio de fuerza suele ser la base, pero algunos pacientes responden mejor a tratamientos más restrictivos, como la dieta cetogénica.

Tampoco los deportistas se beneficiarán de la dieta Noom. En este caso los requerimientos energéticos y nutricionales suelen estar elevados. Será preciso vigilar el aporte de ciertas sustancias, así como introducir suplementos en las rutinas con el objetivo de incrementar el rendimiento físico. La dieta Noom no contempla este último punto, lo que podría afectar al desempeño del atleta.

De todos modos, muchos de los principios aplicados en este planteamiento sí que pueden servir para casi todo el mundo. Por ejemplo, dormir al menos 7 horas diarias se considera esencial para cualquiera, sobre todo cuando existen altos niveles de actividad física. También será crucial evitar situaciones de estrés mantenidas en el tiempo, pues esto influirá sobre los niveles de inflamación en el medio interno.

La dieta Noom, un recurso basado en la tecnología

La dieta Noom supone un avance en lo que a utilización de la tecnología para mejora de la salud se refiere. Consigue proponer una serie de buenos hábitos de vida para conseguir optimizar la composición corporal y reducir el riesgo de enfermar a medio y a largo plazo. Además, puede resultar motivadora, lo que asegurará una mayor adherencia al tratamiento.

No olvides que la pauta de alimentación debe ser lo más individualizada posible. Existen ciertas consideraciones generales que pueden ser válidas para casi todo el mundo, pero a partir de aquí lo que determinará el éxito será la capacidad de analizar el contexto y de adaptarse al mismo. De momento, esto no pueden hacerlo las máquinas con precisión. Se necesita de intervención humana.

Te podría interesar...
Alimentos afrodisíacos: ¿existen realmente?
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Alimentos afrodisíacos: ¿existen realmente?

Los alimentos afrodisíacos son aquellos con capacidad para elevar el deseo sexual o para mejorar las relaciones íntimas.



  • Koliaki C, Liatis S, Kokkinos A. Obesity and cardiovascular disease: revisiting an old relationship. Metabolism. 2019;92:98-107. doi:10.1016/j.metabol.2018.10.011
  • Hegazy AM, El-Sayed EM, Ibrahim KS, Abdel-Azeem AS. Dietary antioxidant for disease prevention corroborated by the Nrf2 pathway. J Complement Integr Med. 2019;16(3):/j/jcim.2019.16.issue-3/jcim-2018-0161/jcim-2018-0161.xml. Published 2019 Feb 5. doi:10.1515/jcim-2018-0161
  • Islam MA, Amin MN, Siddiqui SA, Hossain MP, Sultana F, Kabir MR. Trans fatty acids and lipid profile: A serious risk factor to cardiovascular disease, cancer and diabetes. Diabetes Metab Syndr. 2019;13(2):1643-1647. doi:10.1016/j.dsx.2019.03.033
  • Jäger R, Kerksick CM, Campbell BI, et al. International Society of Sports Nutrition Position Stand: protein and exercise. J Int Soc Sports Nutr. 2017;14:20. Published 2017 Jun 20. doi:10.1186/s12970-017-0177-8
  • Holick MF. The vitamin D deficiency pandemic: Approaches for diagnosis, treatment and prevention. Rev Endocr Metab Disord. 2017;18(2):153-165. doi:10.1007/s11154-017-9424-1
  • Zittermann A, Pilz S. Vitamin D and Cardiovascular Disease: An Update. Anticancer Res. 2019;39(9):4627-4635. doi:10.21873/anticanres.13643