¿Cómo limpiar la cara? 15 pasos

En general, se recomienda limpiar el rostro dos veces al día. Te mostramos qué necesitarás para hacerlo y cómo limpiar tu cara de forma correcta.

Escrito por Daniela Andarcia, 24 Febrero, 2021

Última actualización: 24 Febrero, 2021

Sin importar si usas maquillaje o no, es imperativo limpiar a diario tu cara; dos veces al día es lo recomendado, una por la noche y otra por la mañana. Con esta rutina librarás a tu piel de impurezas, grasa, polvo y maquillaje que puedan estar obstruyendo los poros del rostro.

Un cutis limpio es el lienzo necesario para aplicar algún tratamiento específico que mejore la apariencia de esa zona, tales como sérums, hidratantes, tónicos o medicamentos dermatológicos. Además, un rostro limpio hará que tu maquillaje resulte prolijo.

Pero ¿sabes cómo limpiarte la cara de forma correcta? Sí, lavarse la cara va más allá de ser una rutina simple de agua y frotar jabón. Descubre la forma en la que debes higienizar tu rostro, para obtener una piel limpia y radiante.

Hazte con un kit de limpieza para el rostro

Antes de comenzar a limpiar tu cara, hay una serie de productos que necesitarás tener a la mano:

  • Jabón suave formulado para tu tipo de piel, ya sea grasa, seca o sensible. Se recomienda el uso de jabones líquidos por razones higiénicas, pues los de barra son más propensos a albergar bacterias.
  • Limpiador de aceite, este es necesario para hacer una doble limpieza. Además, se ha demostrado que puede causar menos irritación y sequedad en la piel que el limpiador normal. Por su parte, también se recomienda usar aceite de coco, ricino u otro de origen natural.
  • Agua micelar, esta es efectiva para desmaquillarte por su contenido de moléculas de micelas, e incluso si no te maquillas, este producto te ayudará a librarte del polvo o cualquier otro agente externo.
  • Motas de algodón, hisopos, toallas de papel o en su defecto un pañito de fibras suaves destinado solo para secarte la cara.
  • Sacacomedón, para ser usado en caso de ser necesario. Este tipo de herramienta debe higienizarse de forma meticulosa, ya que tiende a acumular bacterias, lo que puede ser contraproducente.
  • Cepillo facial sónico, existe evidencia científica que certifica que su uso, en especial si eres de piel grasa, puede mejorar afecciones como el acné y el daño cutáneo causado por una sobreexposición a la luz y la contaminación.
  • Vaporera facial, la puedes usar con agua de manzanilla y está demostrado que permite aumentar la permeabilidad del rostro, debido a que logra absorber mejor los productos tópicos.
  • Mascarillas que cubran las necesidades específicas de tu piel.
  • Crema hidratante, exfoliante, tónico o sérum facial. Un estudio sugirió que este último puede mejorar la sequedad de la piel mejor de lo que lo haría una crema humectante.
  • Un espejo, y si es para maquillaje mejor, ya que cuenta con aumento.

El agua micelar forma parte fundamental de un adecuado lavado facial.

15 pasos para limpiar tu cara de la manera correcta

El cómo se limpia el rostro es tan relevante como la cantidad de veces que debes realizar este procedimiento. En conjunto, establecen la diferencia entre un cutis lozano y uno con acné. Descubre cómo hacer una limpieza cutánea eficaz.

Rutina de noche

La doble limpieza es recomendable para la noche, ya que durante el día tu rostro se expone a diferentes factores ambientales. Y existe la posibilidad de que te maquilles para ir al trabajo o a clases, por lo que necesitas ese plus para garantizar que tu cutis quede impoluto.

De igual forma, intenta extraerte los puntos negros durante la noche, para evitar que salgas a la calle con algunas áreas de la cara inflamadas o irritadas.

  1. Desmaquilla tu rostro con una mota de algodón y agua micelar, también puedes usar aceite de coco, muy bueno para derretir el rímel o pestañina a prueba de agua. Solo debes agregar el aceite con ayuda de tus dedos limpios, sobre tus pestañas, y frotar de forma suave por unos 2 minutos.
  2. Ahora, procede a limpiar el rostro incluyendo los ojos, con el disco de algodón humedecido de forma generosa con el agua micelar. Repite el procedimiento si lo consideras necesario, para luego someterlo a la doble limpieza.
  3. Primera limpieza: vierte limpiador de aceite sobre tus manos limpias, mezclándolo con un chorrito de agua, y aplícalo sobre tu rostro haciendo frotes circulares por 2 minutos. Este tipo de limpiador es recomendable para deshacerte de cualquier residuo de maquillaje que te haya podido quedar.
  4. No olvides el cuello, y el contorno del rostro muy cerca del cuero cabelludo, en esa área se tiende a acumular grasa y maquillaje. Retira el jabón con agua tibia, esta es ideal para ayudarte a eliminar la suciedad, ten presente que debe ser tibia y no caliente, ya que la última tiende a resecar la piel.
  5. Usa el espejo, inspecciona tu rostro en busca de puntos negros o espinillas que puedas extraer con el sacacomedón. Podrías usar la vaporera facial con agua de manzanilla, para ablandar la zona y que los puntos negros salgan con facilidad. Por su parte, la manzanilla es un conocido antiinflamatorio.
  6. Segunda limpieza: en este punto debes usar un limpiador suave, aplicarlo sobre tus manos o en un cepillo facial sónico, para luego masajear tu cara con movimientos circulares. Aclara tu rostro con suficiente agua para retirar todo el jabón. Procede a secar con pequeños toques, solo para retirar el exceso de agua.
  7. Este paso es opcional, pero es muy recomendable y se trata de la aplicación de una mascarilla que puedes comprar o preparar en casa. Tienes variopintas opciones, como hidratantes o relajantes. Tu solo busca la que se ajuste a tu necesidad.
  8. Al retirar la mascarilla, aplica un tónico o sérum facial, deja que este se seque sobre tu piel. Puedes usar agua de rosas, agua micelar, un sérum de ácido hialurónico o de vitamina C, por ejemplo.
  9. Por último, hidrata tu rostro y el contorno de tus ojos, este paso no por ser el último deja de ser importante. ¡No lo omitas! Escoge según tu tipo de piel, el hidrante de la marca de tu preferencia.

La piel del contorno de los ojos es más delicada que la del resto de la cara. Por ello, se recomienda usar una crema especial para hidratar esa área y aplicarla a toques.

Con el tiempo, lavarse la cara dos veces al día se convierte en una costumbre fácil de seguir.

Rutina de día

Algunas personas dan por hecho que la rutina de limpieza del rostro de noche, ha de ser la misma que la del día. Pero esto no es del todo cierto, ya que al limpiar tu cara por la mañana hay algunos pasos que se deben omitir, mientras se deben agregar otros, como el bloqueador solar.

  1. Con una mota de algodón impregnada con agua micelar, procede a retirar las posibles impurezas que de forma natural tu cuerpo haya generado durante la noche.
  2. Luego, procede a lavarlo con jabón suave y abundante agua templada o tibia. Recuerda masajear tu rostro con movimientos circulares.
  3. Puedes aplicar un poco de crema exfoliante, centra tus movimientos en la zona T, la barbilla y las mejillas. Ten presente que no debes exfoliar tu piel más de tres veces a la semana, e intenta que no sean días seguidos. Retira con abundante agua.
  4. Procede a secar de a toques, dejando un poco de humedad en la piel.
  5. En este punto puedes o no, colocar una mascarilla. Sin embargo, por la premura que trae la mañana, algunas personas dejan este paso para la noche.
  6. Aplica el tónico o sérum de tu preferencia, permite que este se seque en tu cara.
  7. Ahora, usa el hidratante para humectar tu rostro y la piel alrededor de tus ojos. Ten presentes las recomendaciones dadas.
  8. Distribuye de manera uniforme por tu rostro, incluyendo el cuello, el bloqueador solar. Se sugiere que uses como medida una cuchara de té. Este paso es imperativo, así vayas a quedarte en casa, ya que la luz del celular, la bombillas, el televisor y la tablet tienden a manchar la piel.

¿Qué recordar de cómo limpiar tu cara de la manera correcta?

  • Elige bien los productos para limpiar tu cara, en función de si tu piel es grasa, mixta, sensible o seca.
  • La doble limpieza facial nocturna ayudará a que tu piel quede libre de impurezas, de este modo podrá oxigenarse y regenerarse durante el sueño. Además, de esta forma tu piel aprovechará las propiedades de los productos que te vayas aplicar.
  • En caso de acudir a una estética para una limpieza facial, no debes sustituir tu régimen diario de limpieza del rostro en casa.
  • Recuerda higienizar de forma correcta el sacacomedón, la vaporera facial y el cepillo facial sónico, para evitar la posible incubación de gérmenes.
  • Puedes usar toallas de tela fina o algodón para secar tu cara, pero por razones higiénicas se recomienda el uso de toallas de papel para usar y tirar, que no sean perfumadas.
  • Recuerda secar tu piel a toques, evita frotar ya que esto puede irritar la piel, tampoco debes dejar que se seque sola, esto puede generarte resequedad.
Te podría interesar...
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
Guía para una piel hidratada

Sin importar la edad que tengas, tu piel necesita cuidados para funcionar correctamente. Descubre nuestra guía para una piel hidratada.



  • Chen, W., He, M., Xie, L., & Li, L. (2020). The optimal cleansing method for the removal of sunscreen:Water, cleanser or cleansing oil?. Journal of cosmetic dermatology, 19(1), 180–184. https://doi.org/10.1111/jocd.12995
  • Walters, R. M., Mao, G., Gunn, E. T., & Hornby, S. (2012). Cleansing formulations that respect skin barrier integrity. Dermatology research and practice, 2012, 495917. https://doi.org/10.1155/2012/495917
  • Gold, M., Ablon, G., Andriessen, A., Goldberg, D., Hooper, D., & Mandy, S. (2019). Facial cleansing with a sonic brush-A review of the literature and current recommendations. Journal of cosmetic dermatology, 18(3), 686–691. https://doi.org/10.1111/jocd.12906
  • Lee, J. W., Gadiraju, P., Park, J. H., Allen, M. G., & Prausnitz, M. R. (2011). Microsecond thermal ablation of skin for transdermal drug delivery. Journal of controlled release : official journal of the Controlled Release Society, 154(1), 58–68. https://doi.org/10.1016/j.jconrel.2011.05.003
  • Werschler, W. P., Trookman, N. S., Rizer, R. L., Ho, E. T., & Mehta, R. (2011). Enhanced efficacy of a facial hydrating serum in subjects with normal or self-perceived dry skin. The Journal of clinical and aesthetic dermatology, 4(2), 51–55.
  • Bhaskaran, N., Shukla, S., Srivastava, J. K., & Gupta, S. (2010). Chamomile: an anti-inflammatory agent inhibits inducible nitric oxide synthase expression by blocking RelA/p65 activity. International journal of molecular medicine, 26(6), 935–940. https://doi.org/10.3892/ijmm_00000545

Graduada en Gestión del Talento Humano por el Colegio Universitario José Lorenzo Pérez Rodríguez (Venezuela) en 2011. Redactora profesional con más de 5 años de experiencia. Ha trabajado como creadora de contenidos para diversos medios digitales enfocados en temáticas variadas. En los últimos años, ha colaborado en páginas web especializadas en salud, nutrición y entrenamiento. Cuenta con una amplia experiencia en SEO y creación, edición y maquetado de contenido en WordPress. Ha realizado cursos de marketing en Instagram y otras redes sociales en las que ha colaborado como gestora y administradora. Del mismo modo, se ha desempeñado en el diseño y manejo de contenido interactivo e-Learning en plataformas como H5P y Moodle para cursos de idiomas.