9 claves para lavarse los dientes de forma correcta

Si quieres tener dientes y encías sanas debes elegir el cepillo correcto, evitar cepillarte con fuerza y tomarte un tiempo mínimo de 2 minutos. Te mostramos otras claves con las que podrás evitar enfermedades periodontales.

Escrito por Daniela Andarcia, 15 Enero, 2021

Última actualización: 15 Enero, 2021

Lavarse los dientes es una tarea que ejecutamos desde que somos niños, por lo que damos por hecho que es una de las actividades que mejor hacemos. Sin embargo, lo cierto es que incurrimos en muchos errores al momento de cepillarnos, desde la elección del instrumento hasta la técnica.

La corrección de todos estos aspectos es imperante si quieres mejorar tu salud bucal. Cepillarse los dientes de forma correcta trasciende el hecho de mover las cerdas; una buena técnica puede librarte de variopintas afecciones de salud. Descubre 9 claves que mejorarán la forma en la que lavas tus dientes.

Consejos para lavarse los dientes de forma adecuada

Los dientes y encías sanas pueden reducir el riesgo de padecer algunas enfermedades periodontales. Para ello, es necesario que te hagas de un equipo adecuado, como hilo dental, crema dental con flúor, enjuague bucal y, por supuesto, un cepillo de dientes.

Este último juega un papel fundamental en la ejecución del cepillado, ya que las dimensiones y cerdas apropiadas te permitirán obtener un buen resultado.

1. Elige el cepillo correcto

Para elegir el cepillo adecuado ten presente las dimensiones de tu boca. Debes asegurarte de adquirir un cepillo que llegue a los lugares más recónditos, como las muelas del juicio. También puedes optar por uno eléctrico o convencional que cumpla con las siguientes características:

  • Las cerdas deben ser suaves para proteger tu esmalte dental.
  • La cabeza del cepillo no debe ser ni muy grande ni pequeña. Se recomienda un cabezal de bordes redondos y que mida de 20 a 25 milímetros de longitud.
  • El mango debe ser flexible. De esta forma, será de gran utilidad para alcanzar algunas zonas difíciles.

En general, estas medidas te ayudarán a desprender con facilidad la placa de tus dientes y encías sin necesidad de causarles daño.

El cepillo debe estar en condiciones para un correcto lavado de los dientes.

2. No frotes los dientes con fuerza

La placa dental suele ser suave y suelta, por lo que no necesita que frotes con dureza los dientes para despegarla. Se debe cepillar con firmeza, como si estuvieras dando un masaje, mas no con fuerza.

La Asociación Dental Americana asegura que usar demasiada fuerza en el cepillado puede llegar a maltratar las encías y deteriorar el tejido adamantino de los dientes, cuya función es protegerlos de agresiones externas.

3. Toma tu tiempo

Los dientes deben lavarse como mínimo dos veces al día. La cepillada de las noches es imprescindible, ya que con ella evitarás incubar bacterias en la boca mientras duermes.

La duración de cada cepillada también es relevante. De acuerdo a la Asociación Dental Americana, deben durar unos 2 minutos. Este tiempo es suficiente para que con la técnica adecuada dejes tus dientes limpios. Puedes hacer uso del temporizador del teléfono para que calcule el tiempo por ti.

4. Sustituye tu cepillo dental cada cierto tiempo

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan reemplazar el cepillo dental cada 3 o 4 meses. No esperes a que empiece a perder las cerdas, ya que no será tan efectivo.

Asimismo, un cambio oportuno evitará el crecimiento de bacterias en el cepillo. Recuerda guardarlo en un lugar ventilado para evitar el crecimiento de moho por humedad.

5. Coordina tus movimientos de cepillado

La técnica de cepillado difiere del bamboleo que muchos llevan a la practica. No se trata de restregar con brusquedad las cerdas sobre los dientes con movimientos indiscriminados. Intenta incorporar a tu rutina la siguiente técnica:

  1. Agarra tu cepillo de dientes formando un ángulo de unos 45 °. Las cerdas deben estar apuntadas hacia la unión de los dientes con las encías.
  2. Mueve tu cepillo de forma circular pasando por cada diente. Recuerda que no debes tallar con fuerza, más bien como si estuvieras dándote un masaje.
  3. Repite este proceso en tu maxilar superior y por las superficies interiores de los dientes.
  4. Procura cepillar de manera correcta tus muelas, sobre todo las de juicio.

6. No olvides la línea de la encía y la lengua

La línea de la encía aloja bacterias, así que una forma efectiva para limpiar esa zona es llevar a cabo la inclinación de los 45 ° del cepillo. Ten presente que las cerdas deben ser suaves para que puedan contar con la flexibilidad necesaria para limpiar.

La lengua forma parte de la boca y del proceso de alimentación, ya que entre otras cosas hidrata los alimentos. Por esta razón, no debes dejar de limpiarla. Arrastra las cerdas del cepillo hasta la punta de la lengua. Luego, enjuaga con abundante agua.

7. Espera unos minutos después de comer

Según la Clínica Mayo, la recomendación es cepillarse luego de transcurridos 30 minutos (como mínimo) de comer o ingerir alguna bebida. En caso de que no puedas esperar ese tiempo, evita cepillarte inmediatamente después de comer. En este lapso tus dientes y la boca activan los ácidos que permiten procesar los alimentos.

Por ello, si además le sumas el dentífrico, es seguro que termines erosionando tus dientes. Se sugiere enjuagar con abundante agua fresca tu boca antes de iniciar el cepillado, para librarte del ácido.

8. Para un mejor acabado, usa enjuague e hilo dental

Si bien es cierto que el cepillo de dientes es la herramienta de preferencia para cepillarse, estos tienen limitantes. Para ello es necesario el uso de hilo dental, ideal para eliminar bacterias, sarro y restos de comida interdentales.

Hay quienes los usan luego de cepillarse y otros antes. En realidad, el orden no importa mucho; lo relevante es que lo uses a diario. El enjuague bucal también ayuda a limpiar las zonas que el cepillo no puede cubrir. Existe evidencia científica de que los enjuagues con clorhexidina permiten controlar la gingivitis y la placa.

El hilo dental es un complemento para la limpieza bucal, junto con el enjuague.

9. Evita iniciar el cepillado dental por el mismo lugar

Esto se debe a que el sector que se cepilla primero recibe mejor trato que las últimas zonas que se higienizan. En ese sentido, intenta variar el punto de partida y asegúrate de que tus dientes reciban el mismo trato de forma paulatina.

¿Cómo lavarse los dientes de forma correcta?

Si tenemos que resumir los consejos para el lavado correcto de los dientes, diríamos lo siguiente:

  • Elige el cepillo dental apropiado de acuerdo al tamaño de tu boca. Si tienes alguna duda, consulta al dentista.
  • Frotar con fuerza los dientes no te ayudará a dejarlos limpios. Por el contrario, puede lastimar la encía y debilitar la estructura.
  • Incorpora a tu rutina el uso del hilo dental y dentífrico. Además, cepillarse una vez al día no es suficiente. La Asociación Dental Americana recomienda lavarse los dientes dos veces al día por un tiempo mínimo de 2 minutos.
  • No olvides reemplazar tu cepillo de manera periódica. No esperes a que empiece a decolorarse y perder sus cerdas.
  • Limpia tu cepillo con un poco de dentífrico y agua antes y luego de cada cepillado. Sacúdelo en una toalla para quitar el exceso de agua y procede a guardarlo en un lugar ventilado y limpio.
Te podría interesar...
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
12 consejos para combatir el mal aliento

La halitosis es causada, casi siempre, por una pobre higiene dental. Descubre, entonces, 12 consejos para combatir el mal aliento.




Graduada en Gestión del Talento Humano por el Colegio Universitario José Lorenzo Pérez Rodríguez (Venezuela) en 2011. Redactora profesional con más de 5 años de experiencia. Ha trabajado como creadora de contenidos para diversos medios digitales enfocados en temáticas variadas. En los últimos años, ha colaborado en páginas web especializadas en salud, nutrición y entrenamiento. Cuenta con una amplia experiencia en SEO y creación, edición y maquetado de contenido en WordPress. Ha realizado cursos de marketing en Instagram y otras redes sociales en las que ha colaborado como gestora y administradora. Del mismo modo, se ha desempeñado en el diseño y manejo de contenido interactivo e-Learning en plataformas como H5P y Moodle para cursos de idiomas.