Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Predeterminado del sitio · 12 marzo, 2019
El trastorno obsesivo compulsivo se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones imposibles de evitar para quien las padece.

El trastorno obsesivo compulsivo es una psicopatología que se caracteriza por la presencia de obsesiones (pensamientos intrusivos que provocan ansiedad) y/o compulsiones (conductas dirigidas a aliviar la ansiedad). Ambas condiciones con frecuencia ocurren juntas.

En general, el paciente reconoce lo irracional de estas obsesiones y lo inútil de las compulsiones. No obstante, son incapaces de cambiar su pensamiento y su conducta, lo que les genera más ansiedad. Adicionalmente, muestran una subjetiva falta de control sobre la propia cognición y la conducta.

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Aunque el TOC es solo una categoría de diagnóstico, está compuesta de subtipos distintos:

  • Obsesión relacionada con daño, sexual, agresiva y/o religiosa, con compulsiones de verificar
  • Obsesiones de simetría con compulsiones de arreglar y repetir
  • Obsesiones de contaminación con compulsiones de limpiar
  • Compulsiones de acumular y ahorrar

Las obsesiones como parte del trastorno obsesivo compulsivo

Una obsesión es un pensamiento o imagen intrusivos y repetitivos que provocan ansiedad. La persona es consciente de la irracionalidad de su pensamiento, pero es incapaz de dejar de pensar en él.

toc trastorno obsesivo compulsivo suciedad

Tipos de obsesiones más comunes en niños y adolescentes:

  • Suciedad
  • Enfermedad y muerte para uno mismo o para seres queridos

Tipos de obsesiones más comunes en adultos:

  • Desechos
  • Secreciones corporales
  • Suciedad
  • Gérmenes
  • Contaminación ambiental

Para reducir la ansiedad que generan estas obsesiones se utilizan estrategias como, por ejemplo, cambiar los pensamientos, centrar la atención en algo positivo, caminar, leer, etc. Muchos de nosotros hemos tenido, en alguna ocasión, pensamientos persistentes.

Sin embargo, estas obsesiones son mucho más intensas e intrusivas. Por lo tanto, provocan ansiedad y pueden afectar a la vida diaria.

Las compulsiones como parte del trastorno obsesivo compulsivo

trastorno obsesivo compulsivo

Una compulsión es la necesidad de realizar actos o persistir en actos mentales repetitivamente. Si no se lleva a cabo, o no se hace de forma correcta, aparece la ansiedad. Frecuentemente, las compulsiones están relacionadas con obsesiones, pero no siempre.

Ejemplos de compulsiones leves:

  • Negarse a caminar bajo una escalera
  • Echar sal sobre el hombro de uno
  • Tocar madera
  • Rituales y supersticiones de todo tipo

Las compulsiones más comunes son:

  • Limpieza excesiva o ritualizada
  • Repetición de rituales y conductas de verificación

En el estado compulsivo severo estas conductas se vuelven estereotipadas; si no se hacen de una forma muy concreta o un número determinado de veces se produce un alto nivel de ansiedad.

Causas del trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Las causas del trastorno obsesivo compulsivo están rodeadas de especulaciones. De esta manera, se sugiere que el TOC es un trastorno en el cual influyen múltiples causas biopsicosociales

Causas biológicas del TOC

Las causas biológicas se basan en datos relacionados con la estructura cerebral, estudios genéticos y anormalidades bioquímicas. La neuroimagen revela que las personas con TOC muestran una creciente actividad metabólica en el lóbulo frontal de hemisferio izquierdo. El TOC sugiere una desregulación en el circuito caudal-frontal orbital.

¿Esto qué significa? La corteza frontal orbital se encarga de enviar una alerta al resto del cerebro cuando algo no funciona. Cuando está hiperactiva envía una señal de que algo está mal. Las conexiones que se producen con el núcleo caudal y la corteza producen una sensación aún más intensa de que algo está muy mal.

Este mensaje se retransmite desde el tálamo al núcleo caudal, que normalmente posibilita que los impulsos poderosos pasen. En el TOC esta capacidad es muy débil, y los pensamientos perturbadores se fugan.

Descubre: Autoestima: la percepción del yo

Causas psicológicas del TOC

Existen dos teorías psicológicas que explican los síntomas del trastorno obsesivo compulsivo.

Teoría psicodinámica

Según la teoría psicodinámica las conductas obsesivo compulsivas son intentos de rechazar los impulsos anales, sádicos, anales-libidinosos y genitales. Otros mecanismos de defensa psicoanalíticos se consideran prominentes en las conductas obsesivo compulsivas. Por ejemplo:

  • La anulación escalcelar: o expiar los impulsos prohibidos realizando actividades repetitivas. Por ejemplo, lavarse las manos pude significarse limpiarse de pensamientos inconscientes. Pero debido a que el conflicto original no ha desaparecido es necesario repetir el acto de expiación una y otra vez.
  • La formación reactiva: al negar los problemas provenientes de la fase psicosexual anal. Como, por ejemplo, el impulso del desorden, los pacientes tienden a limpiar y ordenar de forma excesiva.
  • Aislamiento: permite separar el pensamiento o la acción del efecto. Utilizan la indiderencia, la intelectualización y el desapego para disminuir la ansiedad producida por los pensamientos agresivos y sexuales.

Teoría cognitiva-conductual

trastorno alimenticio psicológico terapeuta psicoterapeuta

Esta teoría defiende que las conductas obsesivo compulsivas aparecen porque reducen la ansiedad. Un pensamiento o una acción que distraen, se produce con más frecuencia si reducen la ansiedad. Los pacientes con TOC no confían en su memoria y juicio.

Hacen intentos inútiles para comprobar si realizaron la conducta o lo hicieron correctamente. Es la propia incertidumbre la que provoca los rituales. Los individuos con TOC necesitan una evidencia que socave su confianza.

Dos características cognoscitivas de los individuos con trastorno obsesivo compulsivo:

  • Prejuicio de probabilidad: es la creencia de que tener un pensamiento eleva la probabilidad de que ocurra la acción
  • Prejuicio moral: es la creencia de que tener un pensamiento inmoral es tan malo como la propia conducta.

Quizá te interese: Trastornos de la memoria: características principales

Tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo (TOC)

Existen dos tipos de tratamientos para el TOC: biológico y conductual.

Tratamiento biológico para el TOC

Los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (ISRS) son antidepresivos recomendados para el tratamiento del TOC al tener pocos efectos secundarios. Su nivel de efectividad se sitúa entre el 60 y el 80% de las personas con TOC. No obstante, se producen recaídas muy frecuentes cuando no se toma el tratamiento.

Tratamiento conductual del TOC

El tratamiento de referencia para el TOC es la exposición con prevención de respuesta:

La terapia de exposición incluye:

  • Exposición continua, real o imaginada a una situación que provoca miedo o ansiedad. Esto puede hacerse de dos formas: a través de la presentación inmediata del estímulo más atemorizante o realizando una exposición más gradual.

La terapia de prevención de la respuesta implica:

  • No permitir que el individuo con TOC lleve a cabo la conducta compulsiva.
  • Habituarse a la respuesta de ansiedad que genera el no llevar a cabo la compulsión.

Pasos de la terapia de exposición con prevención de la respuesta:

  1. Educación acerca del TOC. Racionalización de la exposición y evitación de la respuesta.
  2. Desarrollar una jerarquía de exposición.
  3. Exposición a situaciones atemorizantes hasta que la ansiedad disminuya.
  4. Prevenir la realización de rituales compulsivos.

Trastorno obsesivo compulsivo (TOC): conclusiones

trastorno mental obsesivo compulsivo

No es posible aplicar un modelo único debido a que los trastornos obsesivo compulsivos se desarrollan en unos individuos, y en otros no. La característica genética se activa únicamente ante ciertos estímulos ambientales, pero no es posible determinar cuántos rasgos se manifiestan de esta manera.

Los trastornos como el TOC reflejan la interacción de numerosos genes, estructurales cerebral y neurotransmisores diferentes. Es poco probable encontrar una explicación sencilla para el TOC.

Por lo tanto, es necesario considerar, además, las dimensiones psicológicas y sociales para hallar la respuesta acerca de por qué algunas personas son más propensas a desarrollar un TOC.

  • American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 5th Edition: DSM-5. Washington D.C.: American Psychiatric Association .
  • Belloch, A., Sandín, B., & Ramos, F. (2008). Manual de psicopatología. Madrid: Mc Graw Hill.
  • Caballo, V. E., Salazar, I. C., & Carrobles, J. A. I. (2014). Manual de psicopatología y trastornos psicológicos. Pirámide.
  • Peña-Herrera, B. (2018) Psicopatología General. Samborondón: Universidad Espíritu Santo – Ecuador
  • Vallejo Pareja, M. Á. (2001). Tratamientos psicológicos eficaces para el trastorno obsesivo compulsivo. Psicothema13(3).