¿Qué es la profecía autocumplida?

¿Algunas vez has predicho un desenlace y el resultado ha seguido la línea de tus expectativas? Te enseñamos qué es la profecía autocumplida y por qué es importante que lo sepas.
¿Qué es la profecía autocumplida?
Laura Ruiz Mitjana

Revisado y aprobado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana.

Última actualización: 17 junio, 2022

La profecía autocumplida, también conocida como SFP por sus siglas en inglés, es uno de los fenómenos más interesantes de la psicología social. Está mediado por mecanismos muy complejos, de modo que su análisis demanda rigurosidad. Puede tener consecuencias positivas o negativas, un elemento que casi nunca se tiene en cuenta al momento de abordarla.

La Asociación Americana de Psicología (APA) define a la profecía autocumplida como ‘una creencia o expectativa que ayuda a lograr su propia realización’. El fenómeno es más común de lo que se piensa, así que casi todas las personas lo experimentan varias veces al año. De acuerdo con el contexto se puede denominar también performatividad barnesiana, inducción de arranque o efecto de Edipo.

Características de la profecía autocumplida

La profecía autocumplida a menudo se cita en relación con el efecto de expectativa, el efecto placebo, la amenaza del estereotipo y el efecto Pigmalión. En esencia, todos estos fenómenos no son más que una manifestación del primero.

Las profecías autocumplidas aluden a predicciones, esperanzas, suposiciones o expectativas que generan una serie de actitudes y comportamientos que hacen que estas se vuelvan realidad.

Se describió por primera vez en 1948 de la mano de Robert K. Merton. Merton la describió como ‘una definición falsa de la situación que evoca un nuevo comportamiento que hace que la concepción falsa se haga realidad’. Hoy su definición es más amplia, ya que no siempre está ligada a sucesos falsos o que acarrean desenlaces negativos para la persona.

Un ejemplo de profecía autocumplida ocurre cuando una persona cree que le irá mal en una entrevista de trabajo y, efectivamente, esta no sale del todo bien. También cuando piensa que reprobará un examen (y lo reprueba), cuando cree que no es merecedor de afecto (y no lo recibe) o cuando piensa que será rechazado al proponer una cita a alguien (y efectivamente así sucede).

Las expectativas o las creencias condicionan hasta tal punto a la persona que lo predisponen física y mentalmente para que el resultado se ajuste a dichas expectativas y creencias. No es algo que se limita solo a personas condicionadas en creer en fenómenos sobrenaturales, que carecen de educación o que son ingenuas. Se manifiesta en todas las personas y en todos los contextos.

Por ejemplo, los investigadores alertan que las profecías autocumplidas son un serio problema en las unidades de cuidados intensivos. Las pronósticos e incluso los diagnósticos errados de un médico pueden condicionar la realidad hasta tal punto que tienen repercusiones directas en la salud del paciente. Hasta cierto punto es un fenómeno inevitable, uno que todas las personas experimentan varias veces en su vida.

Tipos de profecías autocumplidas

La profecía autocumplida en quienes creen en astrología
Las personas con fuertes creencias en la astrología suelen experimentar profecías autocumplidas con mayor frecuencia.

A grandes rasgos se definen dos tipos de profecías autocumplidas: las que se impone la propia persona y las que asimila por la imposición de los demás. Ambas se traducen en resultados idénticos, aunque para llegar a estos recorren caminos diferentes. Veamos en qué consisten y algunos ejemplos:

  • Profecías autoimpuestas: sucede cuando una persona diseña sus propias creencias, vaticinios y expectativas con respecto a algo. Es la más común de todas, y se materializa en diferentes contextos. A menudo se desencadena por experiencias previas. Por ejemplo, si una persona tuvo una mala (o buena) experiencia al hablar en público tendrá una profecía autoimpuesta en relación con hablar en público en el futuro.
  • Profecías impuestas por los demás: ocurre cuando una persona asimila creencias, vaticinios y expectativas de alguien externo. El mejor ejemplo lo encontramos en los adivinos, aquellos que leen las cartas o el horóscopo. Quienes se acercan a estos pueden asimilar dichas profecías hasta tal punto que fuerzan acciones para que se hagan realidad.

Ambos tipos comparten la idea de que se parte de una premisa falsa, sin respaldo o carente de fundamento. A pesar de ello, la persona digiere esta como si fuese real; lo que la lleva a orientar sus comportamientos y actitudes en esta dirección. La sugestión entonces juega un papel protagónico en el desarrollo de la profecía autocumplida.

¿Puedes evitar creer en una profecía autocumplida?

La profecía autocumplida tiene varias explicaciones
Saber hacer introspección con base en hechos tangibles y comprobables es un paso para evitar caer en la profecía autocumplida.

Los investigadores han encontrado que las profecías autocumplidas tienden a disiparse o en todo a caso a estabilizarse con el tiempo. Esto contradice la creencias populares; esto es, el que incrementen debido a que han acertado en repetidas ocasiones en el pasado. Aunque las consecuencias pueden ser positivas, lo ideal es que se evite asimilar acríticamente este tipo de fenómenos.

Ya hemos comentado los efectos adversos que puede tener en el área de la medicina, pero lo cierto es que estos se sienten en todos los aspectos de la vida de una persona. Esta puede vivir omitiendo la experiencia con la realidad, sus propias capacidades, atributos, conocimientos o fortalezas. También puede tener repercusiones en los demás, como por ejemplo en las expectativas de un profesor hacia sus alumnos.

Reducir el impacto de este tipo de creencias contribuye a que las personas recobren el control de su vida. Puede ser útil es ciertos contextos, en especial en aquellos en los que se esperan resultados positivos. Pese a ello, puede forzar una reacción que no tiene cabida en la realidad.

Creer que un tratamiento homeopático puede curar una enfermedad es quizá el mejor ejemplo. El resultado es positivo, pero este no guarda relación con la efectividad y los hechos.

Por todo esto, las personas deben asumir un postura crítica ante las cosas buenas y malas que se esperan frente a algo. Se deben apegar a la realidad, a los hechos tangibles que puede ver y estudiar. Conviene además que se asimile el pensamiento introspectivo; esto es, el análisis interno de las propias capacidades, sentimientos, actitudes y aptitudes.

Solo hace falta una evaluación rápida de muchas creencias para dar cuenta que su fundamento es muy débil. Se debe dar prioridad al conocimiento científico, el cual puede ser probado o refutado una y otra vez con resultados similares. Todos estos consejos son útiles para reducir el impacto de una profecía autocumplida, aunque nunca se estará del todo blindado frente a ellas.

Te podría interesar...
Efecto placebo: ¿qué es y cómo funciona?
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
Efecto placebo: ¿qué es y cómo funciona?

El efecto placebo es un fenómeno a través del cual una persona deposita unas expectativas en un tratamiento y a raíz de ello mejora.



  • Merton, R. K. The self-fulfilling prophecy. The antioch review. 1948; 8(2), 193-210.
  • Smith, A. E., Jussim, L., & Eccles, J. Do self-fulfilling prophecies accumulate, dissipate, or remain stable over time?. Journal of Personality and Social Psychology. 1999; 77(3): 548.
  • Wilkinson, D. The self-fulfilling prophecy in intensive care. Theoretical medicine and bioethics. 2009; 30(6): 401-410.