10 beneficios del ajedrez, según la ciencia

El ajedrez tiene destacados beneficios, esto radica en que activa los dos hemisferios cerebrales. Por ello desarrollamos habilidades de razonamiento, así como habilidades creativas. ¡Te contamos más!
10 beneficios del ajedrez, según la ciencia
Laura Ruiz Mitjana

Revisado y aprobado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 13 Mayo, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 19 Mayo, 2021

Última actualización: 21 Mayo, 2021

El ajedrez es una actividad que usualmente se relaciona con un coeficiente intelectual alto, sin embargo se desconocen todos sus beneficios. Pues bien, el ajedrez es un juego que favorece las habilidades y el desarrollo mental, así como el pensamiento científico y matemático rápido.

¿Te has preguntado por qué el estereotipo del jugador de ajedrez es una persona inteligente, rápida y lógica? Bueno, lo que pasa es que este juego te vuelve así. Aunque se requieren ciertas habilidades base, la mayoría de ellas relacionadas con la inteligencia y el pensamiento rápido, se van adquiriendo a través de la práctica.

Lo más destacable es que esas habilidades que desarrollas jugando ajedrez, no solo sirven para enfrentarse al tablero, sino para tu día a día.

De hecho, una investigación señala que el ajedrez está altamente relacionado con las funciones ejecutivas como la anticipación, la elección de objetivos, la planificación, la selección de la conducta, la autorregulación, el autocontrol y el uso de retroalimentación.

¿Qué es el ajedrez y cómo se juega?

El ajedrez es un juego de mesa en el que dos jugadores se enfrentan uno a uno. Cada jugador tiene 16 piezas (8 peones, 2 torres, 2 caballos, 2 alfiles, un rey y una reina), las cuales tienen movimientos específicos y reglas diferentes. Estas se mueven sobre un tablero dividido en 64 cuadros que se alternan entre el blanco y el negro.

Su objetivo es generar una estrategia que permita capturar al rey del oponente. Cuando ese queda sin movimientos y no puede escapar de su destino, se dice “jaque mate” y el juego debe finalizar. El éxito de este juego radica en familiarizarte con el tablero y los movimientos de cada ficha, así como sus efectos en el oponente.

Es justo durante esa estrategia que pones a prueba tu capacidad para pensar rápido, anticiparte a las respuestas de tus jugadas y planificar las próximas. Debes saber que el ajedrez es todo un arte y requiere de mucha práctica para dominarlo por completo. Aún así, no desistas, porque con cada intento fortaleces tus habilidades y mejoras en la rapidez de la toma de decisiones.

Los 10 beneficios del ajedrez, según la ciencia

La práctica del ajedrez, también considerado como un deporte, permite a los jugadores fijar su atención en un objeto o idea. Al mismo tiempo, los invita a generar estrategias o tácticas para alcanzar su objetivo: jaque mate al rey. Todo lo que ocurre en tu mente para lograrlo, activa y ejercita ambos hemisferios cerebrales, como lo han establecido investigaciones.

El hemisferio izquierdo es el que se encarga de lo relacionado con las estrategias y la lógica. Además de aspectos racionales como las matemáticos, el cálculo y el aprendizaje de idiomas. El derecho se encarga de lo emocional y está relacionado con la creatividad, la intuición y el reconocimiento de imágenes.

En el ajedrez utilizarás todas estas capacidades que el cerebro puede brindarte, más aún cuando juegas de forma constante. Como lo dijimos antes, no solo para lograr obtener buenos resultados en el juego, sino para usarlas en otras situaciones cotidianas.

1. Eleva el coeficiente intelectual

Los beneficios del ajedrez incluyen mejorar el cociente intelectual
Un buen cociente intelectual se relaciona con la inteligencia.

Estudios han demostrado que jugar ajedrez de forma continua y sistemática aumenta el coeficiente intelectual, es decir, la medida de la inteligencia. Esto quiere decir, a su vez, que con la práctica del ajedrez cada vez te vuelves más inteligente.

¿Cómo saberlo? Notarás que después de un buen tiempo de jugar ajedrez empiezas a adquirir mayor capacidad para resolver problemas y mejorar tus habilidades lingüísticas y lectoras, entre otras.

Es más, como lo señalan otros estudios, el ajedrez se implementa en las instituciones de educación, porque ayuda a los estudiantes a mejorar, al favorecer su concentración.

2. Mejora el razonamiento matemático

Diferentes estudios han demostrado que el ajedrez mejora el razonamiento matemático, en especial, cuando se practica de forma constante.

De forma puntual, investigadores de la Universidad de Trier, de Alemania, concluyeron que los estudiantes que recibieron más de tres horas de clases de matemáticas semanales dedicadas al ajedrez, tuvieron mejores notas en matemáticas en comparación con aquellos que solo veían una clase a la semana.

3. Estimula la capacidad de análisis y síntesis

Uno de los beneficios más notorios del ajedrez es el aumento de la capacidad de análisis y síntesis. ¡Es evidente! Cuando estás jugando debes analizar muy bien tus jugadas, concentrarse en lo que hay en ese tablero y abstraerte de todo aquello que pueda distraerte.

Hoy en día, cuando la tecnología nos consume, el ajedrez nos ofrece la posibilidad de concentrarnos en algo diferente y tangible. Allí ponemos en práctica y fortalecemos la capacidad de resolver problemas de una forma rápida y contundente.

4. Potencia la creatividad e imaginación

El doctor Robert Ferguson realizó una investigación en la que comprueba que, tras jugar ajedrez durante 32 semanas, se obtienen mejoras significativas en el área creativa. Esto se debe a la capacidad que desarrollamos de poder imaginar jugadas y sus posibles efectos.

Dicho estudio señala que la creatividad es uno de los aspectos principales cuando se tiene un buen dominio del juego de ajedrez, cuya conciencia plena se obtiene cuando logras la categoría de maestro. Es decir, cuando eres un jugador experimentado.

5. Entrena y fortalece la memoria

Otro de los beneficios más importantes que nos obsequia el ajedrez es el entrenamiento y fortalecimiento de la memoria. De hecho, un estudio señala que las actividades mentales esforzadas como el ajedrez ayudan a prevenir y retrasar la aparición de problemas relacionados con el envejecimiento como el alzhéimer y la demencia.

Se precisa que un juego de por lo menos 10 minutos proporciona un impacto positivo en el fortalecimiento de la memoria en las personas mayores de 75 años. La razón es que, al jugar ajedrez de forma constante, se deben recordar las jugadas hechas y sus efectos en busca de ganar. Esto permite estimular varios tipos de memoria, como la visual, la espacial y la asociativa.

6. Aumenta la comprensión lectora

Jugar ajedrez también nos ayuda a ser mejores lectores. Una investigación confirma que los alumnos que participaron en la prueba, mejoraron mucho su capacidad lectora gracias a la práctica de este juego.

Se identificó que hay diferencias muy significativas entre los que juegan y no juegan, en cuanto a su comprensión lectora. Según los científicos hace falta realizar más estudios para identificar cómo es posible que este juego ayude de manera tan significativa a la lectura, sin embargo señalan que es un hecho.

7. Facilita la concentración

Los beneficios del ajedrez incluyen los estudios
Esto es muy útil para el ámbito académico.

Sí, todos los sabemos, pero no podemos dejarla por fuera. La concentración es una habilidad que ponemos en práctica siempre que jugamos ajedrez. Es necesaria para que puedas guiar tus movimientos de una forma asertiva, en busca de ganarle a tu oponente.

Algunos estudios han resaltado que este es un juego muy útil en las escuelas pues lleva a los estudiantes a mantener la concentración en sus clases y obtener, como resultado, mejores notas.

8. Fortalece la capacidad de resolución de problemas

Jugar ajedrez plantea problemas, así es, nos pone frente al problema de mover esta ficha porque descubre aquella o de perder una ficha importante. Antes estos escenarios hay que buscar soluciones, eso es lo que se llama resolución de problemas.

Ante ellos, nos enfrentamos al proceso mental que se presenta cuando debemos resolver otro tipo de problemas en la vida fuera del juego. Es por esto que podemos decir con certeza y respaldados en la ciencia que jugar ajedrez fortalece esta habilidad al ayudarnos a tomar decisiones de forma más ágil.

9. Estimula las habilidades sociales

Jugar ajedrez estimula la inteligencia social de diferentes formas.

Como lo mencionamos, aumenta el coeficiente intelectual, lo cual resulta muy atractivo al momento de establecer relaciones interpersonales. Lo mismo ocurre con la capacidad de resolver problemas, pues donde muchos ven inconvenientes, tú ves soluciones.

Si tu interés es aprender a jugar ajedrez como todo un profesional, tendrás que rodearte de personas con amplias capacidad intelectuales, tolerancia, paciencia y agilidad, aprendiendo de ellas. Es más, estudios han identificado que el ajedrez disminuye de forma social el índice de delincuencia, las adicciones y otros delitos derivados del ocio.

10. Mejora el estado de ánimo

En el último de los beneficios del ajedrez encontramos su influencia en el estado de ánimo. El estado de satisfacción que te dará el ser bueno en un juego que requiere de tantas habilidades, difícilmente te lo dará otro juego.

Este juego te lleva a pensar y explorar tus capacidades, incluso, algunas que no sabías que tenías. ¿No es esto maravilloso?

Son muchos los beneficios del ajedrez

¿Qué tal te pareció conocer un poco más sobre los beneficios de jugar ajedrez? Motívate a practicarlo y a salir de la rutina con él. Además de distraerte un poco, mejora tu estado de ánimo y te hace más inteligente, entre otros destacados beneficios de orden intelectual, social y emocional.

¡Disfruta identificando tus avances y cómo mejoras en otros aspectos de la vida!

Te podría interesar...
10 claves para mejorar la concentración, según la ciencia
Muy SaludLeerlo en Muy Salud
10 claves para mejorar la concentración, según la ciencia

Sigue estas claves para mejorar la concentración y observa cómo poco a poco se te facilita la realización de tus tareas diarias y exámenes académicos.



  • Parrales, B. C. A., Mora, I. N. M., Jaramillo, W. P. J., & Fajardo, K. V. (2019). Influencia del ajedrez en el desarrollo integral del hombre. Universidad Ciencia y Tecnología, 2(2), 100-108.
  • Aciego, R., García, L., & Betancort, M. (2011). Los beneficios de la práctica del ajedrez en el enriquecimiento intelectual y socioafectivo en escolares. Universidad de La Laguna. Facultad de Psicología. Tenerife, Islas Canarias, España, 15, 551-559.
  • Manzini, F. A., Sameghini, S., Veneziano, M., & Scazzola, M. A. (2015). Jugar ajedrez:¿ ayuda a planificar mejor?. In V Congreso Internacional de Investigación de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de La Plata (La Plata, 2015). Capablanca, J. R., & Ganzo, J. (1970). Fundamentos del ajedrez (No. 1). Ediciones Deportivas, Instituto del Libro.
  • Lorenzo, C. A. F., & Martínez, C. D. R. (2017). El ajedrez y su relación con el desarrollo del cuarto estadio de Piaget. El caso Latinoamericano. Lecturas: Educación Física y Deportes, 21(225).
  • Parrales, B. C. A., Mora, I. N. M., Jaramillo, W. P. J., & Fajardo, K. V. (2019). Influencia del ajedrez en el desarrollo integral del hombre. Universidad Ciencia y Tecnología, 2(2), 100-108.
  • Segovia, F. O. D., Caro, L. C. E., Mendoza, L. M. M., & Bermúdez, I. E. C. (2019). El ajedrez como herramienta pedagógica para el desarrollo de la concentración de los estudiantes. Didasc@ lia: Didáctica y Educación ISSN 2224-2643, 10(2), 195-202.
  • Domínguez, D. E., & Domínguez, D. E. (2018). El ajedrez educativo como innovación. Padres y Maestros/Journal of Parents and Teachers, (373), 56-61.
  • Kovacic, D. M. (2012). Ajedrez en las escuelas. Una buena movida. Psiencia. Revista latinoamericana de ciencia psicológica, 4(1).
  • Kovacic, D. M. (2012). Ajedrez en las escuelas. Una buena movida. Psiencia. Revista latinoamericana de ciencia psicológica, 4(1).
  • Olias, J. M., & Porras, J. M. O. (1998). Desarrollar la inteligencia a través del ajedrez (Vol. 46). Palabra.