Autoestima sexual: ¿en qué consiste?

La autoestima sexual es una extensión de la autoestima general. Te enseñamos qué es y qué cosas hacer para fortalecerla.
Autoestima sexual: ¿en qué consiste?
Laura Ruiz Mitjana

Revisado y aprobado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana.

Última actualización: 03 agosto, 2022

Cuando se piensa en el concepto de la autoestima a menudo se hace en términos muy restrictivos. No se tiene en cuenta la manera en la que esta puede abordar diferentes aspectos de la vida, como por ejemplo el plano sexual. La autoestima sexual es un término que ha cobrado gran popularidad los últimos años, y las aportaciones de los expertos dan cuenta de que su trascendencia se ha omitido durante mucho tiempo.

En términos muy simples, esta hace referencia a la confianza, seguridad y percepción con respecto a la intimidad sexual. No solo alude a la comodidad al momento de tener relaciones sexuales, sino también a la percepción del propio cuerpo, a las ideas de estar desnudo frente a alguien más, a la presión por el rendimiento y otras variables. Te enseñamos qué dicen los especialistas y cómo la puedes fortalecer.

Características de la autoestima sexual

La autoestima es una construcción subjetiva que una persona hace de sí misma. Los pensamientos, las evaluaciones y los sentimientos que alguien se hace a sí mismo varían a lo largo de la vida, ya que están relacionados con la manera en que se interactúa con la realidad. En este caso, la autoestima sexual alude a los pensamientos y las evaluaciones que hacemos en relación con nuestra intimidad sexual.

Como es de esperar, este tipo de autoestima se empieza a formar en conjunto con los pasos que da un adolescente hacia los primeros encuentros sexuales. El primer encuentro no es necesariamente el primer catalizador para su construcción, sino que el proceso inicia mucho antes. Por ejemplo, en las inquietudes, los prejuicios y las ideas que se tienen al respecto.

En general, podemos decir que empieza a moldearse durante la pubertad y atraviesa por diferentes modificaciones de acuerdo con las experiencias íntimas. Varía de acuerdo con estas, de modo que en un momento se puede tener una autoestima alta y en otro una muy baja. Al igual que sucede con la autoestima general, las mujeres suelen manifestar puntuaciones más negativas de esta en contraste con los hombres.

Contrario a lo que se cree, la autoestima no se crea solo a partir de criterios subjetivos. Aunque es verdad que estos tienen un papel protagónico, también los tienen los objetivos. Como veremos en breve, la inseguridad con respecto a la imagen corporal y ciertas condiciones sexuales median en su construcción. Sea como fuere, es un fenómeno muy complejo que puede condicionar las experiencias sexuales.

¿Cómo se construye la autoestima sexual?

La autoestima sexual se construye de varias maneras
Tanto las experiencias o pensamientos positivos como los negativos influyen directamente en el “nivel” de autoestima sexual.

Como bien señalan los expertos, la autoestima sexual y la autoestima global están interrelacionadas. Esto es, tus niveles de autoestima sexual están condicionados por el nivel de autoestima que manifiestas en general. Si este último es bajo, entonces el primero también lo será. Esto demuestra que la autoestima es un concepto global y mucho más complejo de lo que a menudo se piensa.

Un estudio publicado en Journal of Sex Research en 2013 encontró una relación entre el apego ansioso y el apego evitativo y una baja autoestima de este tipo. El apego es un mediador en la calidad y cercanía de las relaciones interpersonales, y también lo es durante la intimidad sexual. Otros investigadores proponen las siguientes variables que inciden en su construcción:

  • Insultos sexuales.
  • Victimización sexual.
  • Encuentros íntimos fallidos.
  • Episodios de autodestrucción en un encuentro sexual.
  • Insultos en general (ya que estos inciden en la autoestima global).

Resulta pertinente mencionar la relación entre ella y la satisfacción corporal. Un estudio publicado en 2018 en Sexologies encontró una conexión positiva entre la satisfacción física y la imagen corporal y la baja autoestima sexual. Téngase en cuenta que ambas construcciones son subjetivas (la satisfacción y la imagen corporal), de manera que se pueden presentar con independencia del peso corporal y otras variables.

También se ha encontrado una relación entre el funcionamiento sexual y este tipo de autoestima. Por esta razón las personas que padecen de algún tipo de disfunción sexual (disfunción eréctil, disfunción orgásmica, eyaculación precoz y demás) son propensas a desarrollar valores negativos de autoestima sexual.

Por último, algunos expertos señalan a la asertividad sexual como otro de los mediadores en su construcción. Se entiende por asertividad sexual la habilidad de expresar de manera certera ideas y pensamientos durante la intimidad. Por ejemplo, expresar objetivamente el nivel de placer, rechazar o aceptar encuentros y detener una práctica cuando no se ajusta a lo que se desea en el momento.

Todo lo anterior es útil para comprender que este tipo de autoestima se moldea desde diferentes frentes. Bebe en principio de la autoestima global, pero también median otras factores en el proceso. Variables objetivas y subjetivas juegan un papel importante, razón por la cual es un constructo multifactorial. Al igual que sucede con la autoestima general hay muchas formas en las que se puede fortalecer.

¿Cómo mejorar la autoestima sexual?

Hay muchas formas de fortalecer tu autoestima sexual. Como ya hemos visto, esta es proporcional a la autoestima general, de manera que las estrategias también pasan por abordar a ella en el proceso. Te dejamos con algunas ideas que te pueden ser de gran ayuda.

1. Identifica tus competencias

La autoestima se crea a través de juicios y valoraciones personales. Te proponemos hacer esto, pero en esta ocasión para identificar tus competencias, habilidades y destrezas. Es probable que sean más de las que piensas, solo que hasta el momento has optado por darles la espalda. Este será tu punto de partida para fortalecer la idea que tienes de ti mismo.

2. Elimina los prejuicios

Los prejuicios existen en diferentes facetas de la vida, pero nuestros lectores darán cuenta que son particularmente comunes en relación con el sexo. Las películas para adultos, la publicidad, la presión social y la comparación condicionan ideas erróneas con respecto a la intimidad sexual. Valorar los prejuicios que se tienen sobre ello y dejarlos a un lado es un gran paso para fortalecer la autoestima sexual.

3. Aprende a aceptar los cumplidos

La autoestima sexual y aceptar los cumplidos
Debido a que la autoestima sexual y la global se relacionan, aceptar e interiorizar todo tipo de cumplidos es fundamental para mejorar.

Quienes tienes una autoestima particularmente baja son reacios a aceptar cumplidos de los demás. No te cierres a ellos, en especial cuando provienen de personas que sabes que te estiman. Los cumplidos destacan los aspectos positivos que los demás ven en ti, y son una ventana para descubrir que estos son el foco de atención de los demás (y no lo son las ideas negativas que crees que destacan en ti).

4. No seas tan autocrítico

Las autocríticas siempre son bienvenidas, el problema radica cuando alguien se expone todo el tiempo a ellas. La autocrítica con frecuencia se entiende como la valoración de los aspectos negativos, y se omite por completo que también lo es de los positivos. Un exceso de autocrítica no hace más que resaltar solo tus valores negativos, y sepulta de forma permanente las cosas buenas que puedes dar en materia de intimidad sexual.

5. Apela por afirmaciones positivas

Como respuesta a lo anterior, puedes centrarte en las cosas positivas, y utilizar aquellas que encuentras en un método de reafirmación. Un evaluación te permitirá encontrar aspectos positivos en materia de intimidad sexual, ya que en la práctica no todo son sombras. Es muy importante que tengas como referencia las cosas positivas, así aumentas tu autoconfianza.

Por supuesto, también puedes considerar visitar a un profesional. Ciertas condiciones fisiológicas pueden interponerse en tu satisfacción sexual, también pueden hacerlo algunos estados psicológicos. Recurrir a profesionales de la medicina y la psicología es una estrategia para fortalecer tu autoestima sexual. No dejes de hacerlo, en especial si tienes en cuenta que la salud sexual es uno de los mediadores principales del bienestar.

Te podría interesar...
4 tipos de disfunción sexual
Muy Salud
Leerlo en Muy Salud
4 tipos de disfunción sexual

¿Sabías que existen varios tipos de disfunción sexual? Entra y descubre las clasificaciones más utilizadas para describirlas.



  • Brassard, A., Dupuy, E., Bergeron, S., & Shaver, P. R. Attachment insecurities and women's sexual function and satisfaction: The mediating roles of sexual self-esteem, sexual anxiety, and sexual assertiveness. The Journal of Sex Research. 2015; 52(1): 110-119.
  • Hannier, S., Baltus, A., & De Sutter, P. The role of physical satisfaction in women's sexual self-esteem. Sexologies. 2018; 27(4): e85-e95.
  • Mayers, K. S., Heller, D. K., & Heller, J. A. Damaged sexual self-esteem: A kind of disability. Sexuality and Disability. 2003; 21(4): 269-282.
  • Ménard, A. D., & Offman, A. The interrelationships between sexual self-esteem, sexual assertiveness and sexual satisfaction. Canadian Journal of Human Sexuality. 2009: 18.
  • Oattes, M. K., & Offman, A. Global self-esteem and sexual self-esteem as predictors of sexual communication in intimate relationships. Canadian Journal of Human Sexuality. 2007; 16.
  • Peixoto, M. M., Amarelo-Pires, I., Pimentel Biscaia, M. S., & Machado, P. P. Sexual self-esteem, sexual functioning and sexual satisfaction in Portuguese heterosexual university students. Psychology & Sexuality. 2018; 9(4): 305-316.